LANGUAJE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

miércoles, 24 de mayo de 2017

III Brindis Solidario Bodegas Protos

La entrada de hoy es para comentaros que el pasado día 23 de mayo, hemos tenido el honor de ser invitados por Bodegas Protos al III Brindis Solidario. Este brindis solidario es una iniciativa que busca apoyar la labor que las organizaciones están realizando en España. Con este acto de solidaridad, Bodegas Protos nos demuestra que además de ser conocida internacionalmente por sus extraordinarios y famosos vinos, contribuye con entidades no lucrativas que están desarrollando en España, un proyecto solidario de interés general en España y que aporte un beneficio para la sociedad.


      La fundación  ganadora de este tercer Brindis Solidario ha sido para la fundación Andrés Marcio que ha conseguido 14.384 votos realizados a través de las redes sociales. La ceremonia tuvo lugar, en la Fundación Pons de Madrid, situada en la calle Serrano nº 138, donde la directiva de Bodegas Protos, encabezada por su presidente D. Edmundo Bayón, su director general D. Carlos Villar y por su director de comunicación D. Fernando Villalba, entregó a Beatriz Olona, presidenta de la Fundación Andrés Marcio, un cheque por importe de 10.000 euros.



      La Fundación Andrés Marcio, niños contra la lamiopatía, es una organización sin ánimo de lucro con sede en España aunque con carácter internacional, cuyo objetivo es encontrar una cura definitiva de las lamiopatías que afectan al músculo. La fundación destinará los 10.000 euros donados por Bodegas Protos a desarrollar el proyecto Predicción de arritmias cardíacas y muerte súbita en niños afectos de laminopatía, con implantación del LINQ de MEDTRONIC”. El proyecto está dirigido por la Dra. Georgia Sarquella Brugada en el Hospital San Joan de Deu de Barcelona y su objetivo es la investigación de la laminopatía congénita, una enfermedad degenerativa y extraordinariamente rara que afecta a niños produciéndoles una gran debilidad muscular, insuficiencia respiratoria y una grave afectación cardíaca.


      El acto estuvo presentado por la famosa presentadora y actriz Anne Igarciburu y, conto con el apoyo de varias caras conocidas como Carmen Lomana, Arantxa de Benito, Cristina Tárrega, Nuria Tomás, Graciela Alvarez, el torero Miguel Abellán, Lobo Carrasco, Fernando Ramos, Juan Carlos Rivero, José Joaquin Brotons, Mario Monforte, etc.








      Con esto creemos que todos podemos ayudar, de una forma u otra a este tipo de organizaciones, que lo único que intentan es ayudar a los demás. Las fundaciones u ONG se involucran para hacer más fácil todos estos procesos, para investigar las denominadas “enfermedades raras”.






      Brindis Solidario es una acción de Responsabilidad social Corporativa de Bodegas Protos que reconoce la labor que realizan las entidades no lucrativas en nuestro país.




 TOMEMOS EJEMPLO ENTRE TODOS PODEMOS CONSEGUIRLO

lunes, 15 de mayo de 2017

Alitas de pollo al horno con especias y limón

La receta de hoy son unas ricas alitas de pollo al horno, especiadas con un majado de ajo, limón y hierbas provenzales. La hierbas provenzales las podéis cambiar, por un poquito de romero y tomillo, eso depende de los gustos de cada uno. Las alitas las podemos hacer enteras o partidas, por la parte donde doblan. Yo las he partido porque las hemos tomado como aperitivo. Como veréis la receta es facilísima, solo se trata de hornear las alitas, y pintarlas con el majado que le preparamos. Tener cuidado a la hora de salar las alitas, pues el majado también lleva un poquito de sal, aunque podéis suprimir el salar las alitas y con la sal del majado es suficiente.



INGREDIENTES:
- 1 K de Alitas de pollo
- 100 ml Aceite de oliva
- 3 Ajos
- El zumo de un limón
- Hierbas provenzales
- Pimienta molida
- Sal

PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es encender el horno por arriba y por abajo a 190, para que se vaya precalentando. A continuación limpiamos nuestras alitas, de las plumas o plumillas que pudieran tener, acto seguido las lavamos y las secamos con un papel de cocina, y salpimentamos un poquito.


    A continuación forramos la bandeja del horno, con un papel sulfurizado (papel de hornear) y repartimos sobre la bandeja las alitas. Metemos la bandeja en el horno que ya estará caliente, durante aproximadamente 30 minutos, dependiendo de cada horno, aunque lo mejor es estar pendientes y tenerlas, horneando hasta que estén a nuestro gusto, a mitad de cocción les damos la vuelta.


      Mientras se hacen nuestras alitas vamos a preparar el majado, para ello pelamos los tres ajos, quitándoles el germen central y los ponemos en el mortero, añadimos también un poquito de sal y las hierbas provenzales. Con ayuda de la maza del mortero hacemos un majado.


      A continuación añadimos al mortero los 100 ml de aceite de oliva y el zumo de limón, mezclando todo muy bien, hasta que nos quede una mezcla homogénea.


      Una vez que las alitas están horneadas a nuestro gusto, sacamos la bandeja del horno y con ayuda de una brocha de silicona, pintamos las alitas con el majado que hemos preparado anteriormente. Volvemos a meter la bandeja en el horno, durante aproximadamente 3 o 4 minutos más, pasado este tiempo las sacamos del horno.


       Con esto solo nos falta poner en la fuente o plato, donde las vayamos a servir y listas para llevar a la mesa.

miércoles, 3 de mayo de 2017

Trenza de beicon, mostaza y queso

Hoy os dejo una rica, fácil y sabrosa trenza de hojaldre, rellena de beicon mostaza y queso, que está muy rica. Yo he utilizado el hojaldre con forma rectangular, pero si es redondo se puede preparar igualmente. Recordar que si el hojaldre es congelado, sacarlo del congelador, por lo menos un par de horas antes de preparar nuestra receta.  En este tipo de recetas, el relleno lo podéis cambiar dependiendo de vuestros gustos, cambiando el tipo de queso, etc. Comentaros que esta trenza es ideal para picotear, y la podemos comer caliente o incluso fría.



INGREDIENTES:
- 1 Lámina de hojaldre
- Lonchas de beicon ahumado
- Queso rallado (cuatro quesos)
- Mostaza
- 1 Huevo
- Ajonjolí o Sésamo

PREPARACIÓN:
      Empezamos nuestra receta encendiendo el horno, por arriba y por abajo a 190º, para que se vaya precalentando. Seguidamente abrimos nuestra lámina de hojaldre, dejándola sobre el papel donde viene envuelta, pues nos sirve para hornearla más adelante. Una vez abierta ponemos en la parte central del hojaldre,  un poco de mostaza extendiéndola un poco.


      Seguidamente sobre la mostaza, ponemos unas lonchas de beicon cubriendo la mostaza y sobre el beicon, ponemos el queso rallado cuatro quesos.


      Seguidamente cortamos ambos lados del hojaldre, en tiras un poco oblicuas, para poder ir formando la trenza. A continuación vamos trenzando el hojaldre, para ello vamos alternando, una tira de cada lado, hasta que lleguemos al final, para que nos quede bonita y presentable, lo ideal es que se crucen una tira con otra.


      A continuación con cuidado, ponemos nuestra trenza en la bandeja del horno, batimos un poquito el huevo, y con ayuda de una brocha de silicona, pintamos nuestra trenza. Una vez pintada la trenza con el huevo, le espolvoreamos por toda la superficie, con el ajonjolí o sésamo.


      Acto seguido metemos en el horno que ya estará precalentado a 190º, por arriba y por abajo, durante aproximadamente 25 minutos, dependiendo de cada horno, pues como se suele decir, cada horno es un mundo y no todos calientan igual. De todas formas estamos un poco pendientes, cuando veamos que se dora un poquito, sacamos del horno.


      Dejamos enfriar un poquito y la ponemos en la bandeja, fuente o plato donde la vayamos a servir. Con esto solo nos queda disfrutar de esta rica trenza de beicon, queso y mostaza. 

sábado, 29 de abril de 2017

Muslitos de codorniz encebollados con cerveza

La receta de hoy son unos ricos muslitos de codorniz muy fácil y rápida de preparar. La codorniz es una carne que se caracteriza por su bajo contenido graso y es rica en proteínas de alto valor biológico y baja en calorías. Guisada con la cebolla por la cebolla, le aporta minerales, vitaminas y sustancias antioxidantes, beneficiosas para la salud. Yo he comprado los muslitos ya limpios y sin plumón, pero tener en cuenta que si este no es vuestro caso, hay que limpiarlos bien  de los restos de plumas, que pudieran tener. Con estos mismos ingredientes podemos sustituir los muslitos de codorniz, por alitas o muslitos de pollo. Espero que os guste y os animéis a prepararlos.



INGREDIENTES:
- 500 g Muslitos de codorniz
- 1 Cebolla (grande)
- 2 Ajos
- 1 Bote de Cerveza
- Hierbas aromáticas (orégano, tomillo, romero, etc.)
- Aceite de oliva
- Sal
- Pimienta molida

PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es limpiar bien nuestros muslitos de codorniz, de los restos de plumas que pudieran tener, yo me he saltado este paso pues ya los he comprado limpios envasados al vacío. Seguidamente salpimentamos nuestros muslitos, les ponemos un chorrito de aceite de oliva, y los aromatizamos con unas hierbas aromáticas (orégano, tomillo, romero, etc.), también podemos ponerles unas hierbas provenzales, damos unas vueltas y dejamos reposar un poquito. A continuación pelamos y picamos en juliana nuestra cebolla, también pelamos y picamos los dos dientes de ajos.


      Seguidamente ponemos en una sartén o cacerola un chorrito de aceite de oliva, llevamos al fuego y añadimos la cebolla y el ajo que hemos picado, salamos un poquito dejando sofreír o pochar a fuego medio, hasta que la cebolla este transparente y tierna, para que no se nos queme le vamos dando vueltas de vez en cuando. Una vez que la cebolla y el ajo este sofrito añadimos a la sartén los muslitos de codorniz, dorándolos junto a la cebolla pero sin que se nos quemen, tendremos que estar dándole vueltas continuamente, para evitar que la cebolla se queme.


      Una vez que se han dorado un poquito, añadimos a la sartén el bote de cerveza, dejando cocer todo a fuego medio unos 30 minutos, hasta que veamos que los muslitos están tiernos. Si vemos que se consume todo el líquido, podemos añadirle un poquito de agua.


      Pasado este tiempo comprobamos el punto de sal y si fuera necesario rectificamos. Con esto retiramos del fuego y listos para servir. 

martes, 25 de abril de 2017

Arroz con leche asturiano

Hoy vamos a preparar un postre muy rico y típico de la cocina asturiana, se trata del arroz con leche, esta receta se prepara prácticamente en todo el mundo, pero como en Asturias en ningún sitio. Uno de los trucos si se le puede llamar truco, es que tenemos que cocer el arroz con leche, a fuego muy bajo, dándole vueltas casi continuamente con una cuchara de madera, insistiendo en el fondo, para que no se pegue pues si se nos pega se estropea la receta. Como digo en la receta la cascara del limón, tiene que ser solo lo amarillo, pues la parte blanca amarga. Yo para servirlo le he quemado un poco de azúcar, con un soplete, pero también lo podéis servir, espolvoreándole un poquito de canela, dependiendo de vuestros gustos, o de si disponéis de soplete de cocina.



INGREDIENTES:
- 1.5 l Leche entera
- 125 g Arroz
- 150 g Azúcar
- 30 g Mantequilla
- 200 ml Agua
- 20 ml Anís dulce
- 1 Palo de canela
- cascara de un limón
- Pizca de sal

PREPARACIÓN:
      Empezamos nuestra receta, preparando todos los ingredientes para tenerlos a mano, esto hará que ahorremos tiempo en la cocina, esto nos sirve para cualquier receta que vayamos a preparar.


      Seguidamente ponemos en un cazo el 1.5 l de leche entera, el palo de canela, la corteza del limón (solo la parte amarilla) y la pizca de sal. Llevamos el cazo al fuego y dejamos cocer unos 12 minutos, a fuego medio bajo, pasado este tiempo retiramos del fuego y reservamos. 


      A continuación aclaramos un poquito con agua fría los 125 g de arroz y lo ponemos en una cacerola, añadimos los 200 ml de agua (solo que cubra el arroz), lo llevamos al fuego y dejamos cocer a fuego medio bajo hasta que se evapore el agua.


      Seguidamente una vez que el agua se haya consumido el agua, añadimos la mitad de la leche que hemos cocido anteriormente con la canela y el limón, dejando cocer a fuego bajo, dándole vueltas de vez en cuando para que no se pegue.


      El resto de la leche la dejamos en el cazo, con la canela y la cascara de limón, incorporándola poco a poco, a medida que se va evaporando, con cuidado de que no nos caiga en el arroz ningún trocito del palo de la canela.


      El tiempo de cocción es aproximadamente de una a una hora y media, a fuego bajo. Pasado este tiempo y cuando veamos que la mayoría de la leche se ha consumido, pero la mezcla sigue estando un poco liquida (tener en cuenta que cuando el arroz se enfrié, espesara un poco), añadimos los 150 g de azúcar, los 20 ml de anís dulce y los 30 g de mantequilla, dándole unas vueltas y dejando cocer todo junto 2 o 3 minutos.


      A continuación retiramos del fuego y lo ponemos en el bol, vasos o recipiente donde lo vayamos a servir.


      A la hora de servir el arroz con leche, le ponemos azúcar por la superficie y con ayuda de un soplete de cocina, quemamos el azúcar.


      Con esto solo falta llevar a la mesa y disfrutar de este delicioso arroz con leche. 

martes, 18 de abril de 2017

Tarta fría de limón

La receta de hoy es una rica y fresca tarta de limón muy suave y fácil de preparar. Como veréis no tiene ninguna complicación, pues prácticamente solo se trata de mezclar los ingredientes, siguiendo unos pasos. Este tipo de tarta además de no necesitar horno, no es nada empalagosas y son muy apetecibles, resultando un postre ideal. Yo recomendaría el prepararla de un día para otro y servirla bien fría. Como os pongo en la receta a la hora de forrar el molde, podemos dar un pelín de mantequilla, por las paredes para que el papel no se desprenda, siendo más fácil a la hora de verter en el la mezcla. Bueno espero que os guste y os animéis a prepararla, pues la verdad es que está muy buena.



INGREDIENTES:
- 500 ml Leche evaporada
- 125 ml Zumo de limón
- 250 ml Agua mineral
- 150 g Azúcar
- 2 Sobres de gelatina de limón
- 12 o 14 Bizcochos de soletilla
- Caramelo liquido

PREPARACIÓN:
      Empezamos nuestra receta, preparando todos los ingredientes para tenerlos a mano, esto hará que ahorremos tiempo en la cocina. Seguidamente forramos la base y las paredes, de un molde desmontable, con papel de hornear o papel sulfurizado, el molde que yo he utilizado es de 26 cm (para evitar que el papel se caiga de las paredes, le untamos a la pared del molde un poquito de mantequilla), y ponemos abundante caramelo liquido en el fondo del molde.


      A continuación vamos poniendo los bizcochos de soletilla, sobre el caramelo líquido, hasta cubrir bien todo el fondo, sin dejar huecos y reservamos.


      Seguidamente en un cazo ponemos los 250 ml de agua mineral, los 125 ml de zumo de limón y los 150 g de azúcar, llevamos el cazo al fuego y removemos, con ayuda de un tenedor para que se disuelva el azúcar. Cuando veamos que está el azúcar disuelto y está a punto de hervir, retiramos el cazo del fuego.


      Seguidamente añadimos los dos sobres de gelatina de limón al cazo, y removemos muy bien con ayuda de un tenedor o varillas, para que se disuelva la gelatina. Una vez disuelta la gelatina, dejamos enfriar a temperatura ambiente.


      Mientras se enfría la gelatina y con ayuda de una batidora eléctrica de varillas o un robot, batimos la leche evaporada que la tendremos bien fría, para que coja aire y nos quede muy espumosa, como si fuera una especie de nata suave.


      Seguidamente cuando la gelatina este a temperatura ambiente y sin dejar de batir, vamos añadiéndola, poco a poco a la leche evaporada, hasta que se integre bien.


     A continuación vertemos nuestra mezcla en el molde que hemos reservado anteriormente, alisando un poco la superficie, con ayuda de una espátula de silicona o reverso de una cuchara, para que nos quede una superficie lisa y uniforme. Seguidamente metemos nuestra tarta en la nevera, un mínimo de  4 horas hasta que cuaje un poco.


      Pasado este tiempo sacamos del frigorífico nuestra tarta y desmoldamos, quitándole el papel, acto seguido decoramos a gusto de cada uno, podemos utilizar para decorar, rodajas de limón, hojas de menta, rosetones de nata montada, etc.


      Una vez decorada reservamos en el frigorífico, hasta la hora de servir.