LANGUAJE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

sábado, 4 de abril de 2020

Bayonesa


En primer lugar y más importante desde cocinaconpaco deseamos  que os encontréis tanto vosotros como toda la familia muy bien. #YOMEQUEDOENMICOCINA (cocinando)

Hoy vamos una a preparar un dulce llamado Bayonesa, como veréis se necesitan muy pocos ingredientes y prácticamente en menos de 20 o 25 minutos está lista. La bayonesa es un dulce elaborado con hojaldre  relleno de cabello de ángel. Se sirve en porciones de forma rectangular que pueden oscilar entre unos 10 a 20 cm de tamaño. Es frecuente ver este tipo de dulce en las pastelerías. En algunas zonas es también conocido como "cortadillo de cidra".   El exterior se suele recubrir con azúcar o en algunas ocasiones con almíbar. Suele comerse servido solo, o acompañado de café o leche. Se trata de un postre habitual de desayunos y meriendas.



INGREDIENTES:

      - 1 Lámina de hojaldre (mejor rectangular)
      - 1 Bote de cabello de Ángel
      - 1 Huevo
      - Canela molida (opcional)
      - Azúcar
     
PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es encender nuestro horno  a 190º por arriba y por abajo, para que se vaya precalentando. A continuación abrimos nuestra lámina de hojaldre y la estiramos un poquito con ayuda de un rodillo de cocina, si no disponemos de rodillo podemos utilizar una botella (no es necesario estirarla mucho). A continuación la dividimos en dos partes iguales, dejándolas sobre el propio papel donde viene envuelta, ya que este nos sirve para meterla en el horno.


     Seguidamente añadimos el cabello de ángel en una de las partes, extendiéndolo con ayuda de una espátula o el reverso de una cuchara, procurando dejar en los bordes un centímetro y medio sin cubrir, si hemos optado por ponerle canela molida se la espolvoreamos encima del cabello de ángel. Seguidamente ponemos encima la otra parte del hojaldre y con ayuda de las manos bien limpias, vamos sellado los bordes de nuestra bayonesa, como si fuéramos haciendo una trenza.


      A continuación ponemos nuestra bayonesa en la bandeja de horno, que nos resultara fácil tirando un poco del papel, de esta forma no se nos romperá. Seguidamente con ayuda de un cuchillo le damos unos cortes en oblicuo en ambos sentidos, y la pinchamos con un tenedor como se muestra en la imagen.


      Seguidamente batimos un poco el huevo y con ayuda de una brocha de cocina, pintamos toda nuestra bayonesa. Acto seguido le espolvoreamos generosamente toda la superficie con azúcar. 


     La metemos en el horno, que ya estará precalentado a 190º por arriba y por abajo, dejando hornear aproximadamente 15 o 20 minutos. De todas formas como cada horno es un mundo y no todos calientan igual, por eso pasado los primeros 10/12 minutos, estamos un poquito pendientes y cuando veamos que esta doradita, la sacamos del horno y dejamos enfriar antes de servir. 

¡CUIDAROS MUCHO!

domingo, 29 de marzo de 2020

Bizcocho de yogur y manzana


En primer lugar y más importante es que os encontréis tanto vosotros como toda la familia muy bien.   


Hoy vamos a preparar un típico y rico bizcocho de yogur, pero añadiéndole unas manzanas para que resulte más jugoso al paladar, aparte de que este tipo de fruta asada le aporta mucho sabor y una textura muy suave.  Yo como os pongo en la receta he utilizado manzanas Golden, pero podéis utilizar otro tipo de manzana que os guste más. Al ponerle el azúcar por toda la superficie, veréis en las fotografías que se forma una capa muy fina y crujiente. Si no disponéis de varillas eléctricas lo podemos batir con unas simples varillas manuales.


INGREDIENTES:
      - 1 Yogur natural
      - 3 Vasos del yogur de harina
      - 2 Vasos del yogur de azúcar
      - 1 Vaso del yogur de aceite de girasol
      - 4 Huevos de la L
      - 2 Manzanas (Golden)
      - 1 Sobre levadura química (Tipo Royal)
      -  Ralladura de la piel de un limón
      - Azúcar
     
PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es encender nuestro horno  a 180º por arriba y por abajo, para que se vaya precalentando. A continuación forramos el fondo de nuestro molde con papel sulfurizado (papel de hornear, el molde mejor desmontable), engrasamos con un poquito de mantequilla o margarina y le espolvoreamos con un poquito de harina y reservamos. 


      Seguidamente ponemos en un bol amplio el yogur natural,  y después con el vaso del mismo yogur vamos echando las cantidades indicadas es decir dos medidas de azúcar, una medida de aceite de girasol y los cuatro huevos.


   Añadimos también la ralladura de la piel del limón (el limón le limpiamos antes de rallarlo) y el sobre de levadura química. Con ayuda de unas varillas (mejor eléctricas) batimos todo muy bien hasta que se unan todos los ingredientes.


      Seguidamente con ayuda de un colador vamos tamizando la harina y la agregamos al bol poco a poco sin dejar de batir, hasta que consigamos una mezcla homogénea y sin grumos.


      A continuación lavamos las manzanas  las descorazonamos, las pelamos y las cortamos en gajos más bien finos.


      Seguidamente en el molde que habíamos engrasado previamente, vertemos parte de la masa del bizcocho, y vamos colocando la mitad de los gajos de manzana, después añadimos otro poco de la masa, otra de gajos de manzana y finalmente vertemos el resto de la masa. Seguidamente le espolvoreamos por arriba abundante azúcar, para cuando lo horneemos forme una capa fina y crujiente.


      A continuación metemos en el horno que ya estará precalentado a 180º, por arriba y por abajo, durante aproximadamente 30 o 35 minutos, esto como suelo decir depende de cada horno pues no todos calientan igual, de todas formas los bizcochos siempre hay que pincharlos antes de sacarlos del horno, para saber si el interior está bien hecho o no, lo que podemos usar una aguja de punto, un palillo o la punta de un cuchillo, y si sale limpio es porque por dentro ya lo tienes listo. Si por el contrario ves que sale manchado con restos de masa, debes dejarlo un poco más. Pasado este tiempo sacamos del horno y dejamos enfriar un poco antes de desmoldarlo.


      Una vez templado desmoldamos y lo tenemos listo para saborear.


¡POR FAVOR CUIDAROS MUCHO!

martes, 11 de febrero de 2020

Espinacas con bechamel y corona de pan gratinado


Hoy vamos a preparar una rica receta de espinacas y bechamel muy sabrosa, rica y fácil de preparar esta receta admite muchos cambios dependiendo de nuestros gustos. Yo como veréis he aromatizado el pan con una mantequilla de ajo, pero si no os gusta podéis hacer la mantequilla, con unas anchoas, de hiervas, etc. como más os guste, incluso poner solo el pan con un hilo de aceite y el queso. También podéis ponerle a la bechamel unos piñones. Como veis yo he utilizado un recipiente redondo para hacer una especie de corona con el pan, pero perfectamente puede tener otra forma. Yo he utilizado espinacas Baby porque me parecen más tiernas y ya vienen perfectamente limpias y lavadas, pero también podéis utilizar espinacas que venden en manojos, de cualquier forma esta receta está muy buena.


INGREDIENTES:

      - 600 g Espinacas (Baby limpias)
      - 100 g Jamón en taquitos
      - 700 ml Leche (aproximadamente)
      - 60 g Harina
      - 1 Cebolla
      - 2 Ajos
      - 1 Baguette
      -  Queso rallado (4 Quesos)
      - 50 g Mantequilla
      - 1 Perejil fresco
      - Pizca de Nuez moscada
      - Pimienta molida
      - Sal
      - Aceite de oliva
     
PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es poner dos cucharadas de aceite de oliva en una sartén y rehogar las espinacas un par de minutos, veremos que aunque nos parezca mucho con el calor enseguida se reducen. Pasado este tiempo retiramos del fuego y las reservamos. A continuación vamos a preparar una bechamel, para ello pelamos y picamos muy finamente la cebolla, ponemos un poco aceite en una sartén  añadimos la cebolla y la pochamos a fuego medio/bajo aproximadamente 8 minutos.


     Seguidamente añadimos a la sartén los 100 g de jamón en taquitos y le damos un par de vueltas, junto a la cebolla, añadimos a la sartén la harina damos unas vueltas, sin que se nos queme, simplemente tostarla un poquito para quitarle el sabor a crudo. A continuación vamos añadiendo la leche poco a poco sin parar de darle vueltas para hacer la bechamel.


     Salpimentamos y aromatizamos con un poco de nuez moscada y cocemos sin parar de darle vueltas hasta que veamos que ha espesado.


     Seguidamente añadimos a nuestra bechamel las espinacas que teníamos reservadas, removiendo para que se mezclen con la bechamel. Acto seguido vertemos la bechamel con las espinacas en un recipiente acto para el horno, yo he utilizado una fuente de pírex redonda, que queda muy bien para esta receta.


      A continuación pelamos los  ajos  y los ponemos en un mortero junto con el perejil fresco, machacando bien hasta hacer un majado, una vez que lo hemos machacado bien añadimos al mortero la mantequilla y mezclamos bien.


     Seguidamente cortamos la baguette en rodajas de aproximadamente 1,5 cm de grosor. Una vez que hemos partido las rodajas de pan, las vamos untando con la mantequilla de ajo que hemos preparado, y las vamos colocando encima de la bechamel de espinacas, justo al borde, tocando las paredes del recipiente ligeramente acaballadas, es decir montándolas un poquito una sobre otra, como vemos en las fotografías.


      A continuación ponemos por encima del pan, abundante queso rallado para que cuando gratinemos se forme una costra.


      Metemos nuestra fuente en el horno que previamente tenemos precalentado a unos 250º, solo por la parte de arriba, para gratinar, hasta que el queso se funda y tenga un color doradito. Pasado este tiempo sacamos del horno y servimos. 


martes, 28 de enero de 2020

Guiso de garbanzos, calabaza y espinacas


La receta de hoy es un guiso de garbanzos, calabaza y espinacas ideal para este tiempo que tenemos ahora. La receta la he visto en una revista de cocina y como veréis es muy sencillo de preparar y en poco más de 30 minutos lo podemos tener hecho. El sabor de la calabaza con las espinacas, los garbanzos y las especias es muy rico. Si nos gusta que el caldo este un poco trabado (espeso) podemos  machacar un puñado de garbanzos o calabaza y zanahoria. Si no disponéis de caldo de verduras lo podéis hacer, cociendo una cebolla, rama de apio, perejil, ajo, zanahoria, etc., es un caldo muy sencillo y que lo hacemos con ingredientes que siempre disponemos de ellos. Bueno solo espero que os guste tanto como a mí y os animéis a prepararlo.


INGREDIENTES:

      - 400 g Garbanzos (cocidos)
      - 500 g Calabaza
      - 300 g Espinacas
      - 3 Zanahorias
      - 2 Ajos
      - 50 ml tomate frito
      - 1 Cucharadita de comino molido (de las de café)
      - 1 Cucharadita de curry molido (de las de café)
      - Sal
      - Aceite de oliva
      - Pimienta molida
      - Caldo de verduras
     
     
PREPARACIÓN:
      Empezamos nuestra receta pelando y partiendo en cuadraditos las tres zanahorias, repetimos esta misma operación con la calabaza y los ajos (ojo al pelar la calabaza tener cuidado pues esta tiene la piel muy dura y podríamos cortarnos).


      A continuación ponemos un poquito de aceite en una cacerola  la llevamos al fuego, cuando el aceite este caliente añadimos las zanahorias y la calabaza picada, sofriendo todo a fuego medio aproximadamente 12 minutos dándole vueltas de vez en cuando. Pasado este tiempo añadimos los ajos picados  salpimentamos y le damos un par de vueltas.


      A continuación añadimos los garbanzos cocidos (previamente lavados y escurridos), la cucharadita de curry y la de comino y el tomate frito, damos unas vueltas para que se mezcle todo bien.


      Acto seguido añadimos el caldo de verduras hasta cubrir los ingredientes, dejando cocer unos 15 minutos a fuego medio. Pasado este tiempo añadimos al guiso las hojas de espinacas dejando cocer todo junto otros 5 minutos más, hasta que la calabaza esté tierna.


      A continuación comprobamos el punto de sal, rectificando si fuera necesario. Con esto solo falta llevar a la mesa y servir bien caliente.

lunes, 9 de diciembre de 2019

Merluza en salsa de gambón o langostinos


Hoy vamos a preparar merluza en salsa de gambón o langostinos, es una receta muy rica, fácil y rápida de preparar. Como veréis en la receta yo le he añadido unas almejas, pero no es necesario ponerlas. También podemos sustituir la merluza por pescadilla de buena calidad. Este es un plato marinero muy fácil y agradecido, donde se plasma los sabores del mar, pescado y marisco. Comer pescado y marisco es una buena manera de cuidarnos, pues el porcentaje de grasa es menor que el de la carne, siendo ideal para almuerzos o cenas repletas de sabor y texturas muy interesantes. Comentaros que es un plato ideal para cuando tenemos visita y queremos sorprender a nuestros invitados, sin tener que estar todo el día en la cocina, pensando que preparamos.


INGREDIENTES para 4 personas:

      - Merluza (una o dos rodajas por persona depende del tamaño)
      - ½ Kilo de gambón o langostinos
      - ¼ de Almejas (opcional)
      - 1 Ramillete de perejil fresco
      - 3 Ajos
      - 200 ml Vino Blanco
      - ½ Cucharada de harina
      - Aceite de oliva
      - Sal
      - Agua o caldo de pescado
     
     
PREPARACIÓN:
      Empezamos nuestra receta limpiando muy bien nuestra merluza una vez limpia la reservamos, acto seguido pelamos los gambones  reservando las cabezas. Una vez que hemos limpiado los gambones pelamos y picamos los 3 ajos, también picamos finamente el perejil fresco.


      A continuación ponemos un poco de aceite de oliva en una cacerola o sartén la llevamos al fuego, cuando el aceite este caliente añadimos los ajos y el perejil picados, damos un par de vueltas y antes de que se dore añadimos a la sartén las cabezas de los gambones que hemos reservado anteriormente, y sofreímos todo junto. Según vamos sofriendo aplastamos con la cuchara las cabezas de los gambones para que están suelten todo el jugo.


      Una vez que hemos sofrito las cabezas de los gambones retiramos estas de la sartén y añadimos la ½ cucharada de harina, damos unas vueltas para quitarle el sabor de crudo, pero con cuidado de que no se nos queme.


     Seguidamente añadimos los 200 ml de vino blanco y un poco de agua, salamos un poquito y dejamos que reduzca un poco a fuego medio.


      A continuación salamos un poquito la merluza y la añadimos a la sartén, dejando cocinar uno o dos minutos por cada lado, dependiendo del grosor.


      Seguidamente añadimos las almejas si hemos optado por ponerlas y los gambones o langostinos, dejando cocinar dos o tres de minutos o hasta que veamos que las almejas están abiertas o los langostinos o gambones, han cambiado de color.


      Comprobamos el punto de sal de la salsa y rectificamos si fuera necesario. Con esto solo nos queda llevar a la mesa y disfrutar de este rico plato de pescado.