LANGUAJE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

domingo, 23 de noviembre de 2014

Carrillera de ternera con chocolate

La receta de hoy es una carrillera de ternera, con chocolate y vino tinto, que tiene un sabor delicioso. Yo he utilizado la carrillera de ternera, pero también puede ser de cerdo. Este tipo de carne esta mu rica y jugosa, aunque hay personas que nos les gusta. El tiempo de cocción es más bien largo, aunque también depende del tamaño de los trozos. Como os comento en la receta tenemos que estar un poco pendientes, y darle vueltas de vez en cuando, para que el chocolate, no se nos pegue en el fondo de la cacerola y se queme. En cuanto a su elaboración veréis que es muy sencilla y el resultado es una carne muy sabrosa, con una salsa espesa y un sabor exquisito. La Carrillera (denominada también carrillada) es un corte de carne de cerdo y ternera, procedente de los músculos maseteros, que  corresponde a las partes grasas que se encuentran a ambos lados de la cara.


INGREDIENTES:
      - 1,5 k Carrillera de ternera
      - 750 ml Vino tinto (yo rioja de crianza)
      - 40 g Chocolate (70% cacao)
      - 1 Cebolla
      - 2 Zanahorias
      - 1 Puerro
      - 1 Ramita de apio
      - 2 Ajos
      - 1 Hoja de laurel
      - Aceite de oliva
      - Sal
      - Pimienta molida
      - Poquito de harina
  
PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es lavar bien nuestra carrillera, con abundante agua, una vez lavada la dejamos escurrir bien en un colador.


      Una vez que haya escurrido, el siguiente paso es sellar la carrillera, para ello ponemos un poco de aceite en una sartén y la llevamos al fuego, salamos un poquito nuestra carrillera, la enharinamos y la vamos, friendo un poquito, por todos los lados, sacudiendo el exceso de harina (no es necesario freírlas mucho solo un poquito, lo que se conoce como sellar la carne). Según la vamos sellando la dejamos en una fuente para más adelante.


      Seguidamente pasamos a pelar y picar las verduras, la cebolla, el puerro, la rama de apio, las zanahorias y los ajos.


      Seguidamente ponemos un poco de aceite en la cacerola donde vallamos a preparar la carrillera, la llevamos al fuego añadimos las verduras salamos un poquito y rehogamos, unos 8 minutos a fuego no muy alto, dándole vueltas de vez en cuando con una cuchara de madera. 


      Una vez que las verduras estén sofritas, añadimos a la cacerola la carrillera que hemos sellado anteriormente, mezclando todo con las verduras. Acto seguido añadimos la hoja de laurel y un poquito de pimienta molida, mezclando todo de nuevo.


      A continuación añadimos los 750 ml de vino tinto (recordar que contra mejor sea el vino, mejor sabor tendrá la carrillera), damos unas vueltas y bajamos el fuego a menos de la mitad de potencia de vuestra vitroceramica o cocina de gas, la mía es de 7 puntos y la he guisado en el 2. Seguidamente añadimos los 35 g de chocolate negro, dándole vueltas a continuación para que se funda y se mezcle con el vino.  Tapamos nuestra cacerola y dejamos cocer, con el fuego muy suave, por lo menos una hora y media, hasta que la carne este tierna. Cada poco tiempo dar unas vueltas con la cuchara de madera, para evitar que el chocolate se vaya al fondo de la cacerola y se nos pegue, repetir esta operación, hasta que la carne este lista.


      Pasado este tiempo probamos la salsa, rectificamos de sal si fuera necesario y servimos. 

domingo, 16 de noviembre de 2014

Champiñón en vinagre

Hoy vamos a preparar unos champiñones en vinagre, la forma de prepararlos es facilísima, igual que si fueran boquerones en vinagre. A la hora de comprar los champiñones, tenemos que procurar que se vean sanos, limpios y frescos. Un consejo a seguir para todas las setas u hongos es que  no se pueden dejar bajo el grifo, pues son como una esponja que absorben mucha agua, y esto alteraría su sabor. También los podemos limpiar con un paño o esponja humedecidos. Espero que os guste este aperitivo pues está muy rico y es muy fácil de preparar.


INGREDIENTES:
      - 200 g Champiñón
      - 1 Vaso de vinagre
      - 2 Ajos
      - Perejil fresco
      - Aceite de oliva
      - Sal
  
PREPARACIÓN:
      Empezamos nuestra receta cortando un poco la parte terrosa que tiene en el tallo, es decir la parte que ha estado en contacto con la tierra, para ello nos ayudamos de un cuchillo. Seguidamente los lavamos bajo un chorro de agua fría sin sumergirlos, para evitar que absorban el agua, secándolos a continuación con un poco papel de cocina. Hay algunos que vienen muy limpios y no es necesario, lavarlos con agua. A continuación con ayuda de un cuchillo los partimos en láminas finas.


      Seguidamente ponemos en un bol o tupper el vinagre  y un poco de sal, removiendo un poco para que la sal se disuelva (si el vinagre es muy fuerte añadimos también u poquito de agua). A continuación añadimos el champiñón, metemos el tupper en el frigorífico y lo dejamos en vinagre unas 20 o 24 horas.


      Pasado este tiempo sacamos el champiñón del vinagre y lo ponemos a escurrir en un colador. Cuando haya escurrido lo vamos colocando en una fuente o plato.


      Seguidamente picamos finamente los dos ajos y el perejil, añadiéndolo uniformemente por encima del champiñón. A continuación vertemos por encima un buen chorro de aceite de oliva.


      Con esto tenemos listos nuestros champiñones en vinagre, para llevar a la mesa. 


lunes, 10 de noviembre de 2014

Pizza de tomate y queso de cabra

La receta de hoy es una sencilla y rica pizza de tomate y queso de cabra, que como veréis es muy rápida de preparar. Yo he utilizado una masa fresca de pizza que nos ahorra tiempo, a la hora de prepararla. Si queréis podéis quitar o añadir algún ingrediente, sin ningún problema, pues en general este tipo de recetas, admite muchas variaciones, dependiendo de los gustos de cada uno o de los ingredientes que dispongamos en ese momento. Es ideal para una buena merienda o cena.


INGREDIENTES:
      - 1 Lámina de masa de pizza
      - 2 Tomates medianos
      - 250 g Rulo de queso de cabra
      - 125 g Queso mozzarella
      - 1 Huevo
      - 8 Aceitunas negras
      - 8 Aceitunas verdes (sabor anchoas)
      - Orégano
      - tomate frito
      - Sal

  
PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es encender el horno a 190º, por arriba y por abajo, para que se vaya precalentando. Seguidamente abrimos nuestra masa de  pizza, poniéndola en la bandeja de horno, utilizando el papel donde viene envuelta. A continuación ponemos en cima de la masa un poco de tomate frito, extendiéndolo por toda la superficie, con ayuda de una brocha de silicona o el reverso de una cuchara. Una vez extendido el tomate frito, le espolvoreamos un poquito de orégano.


      Seguidamente lavamos y secamos nuestros tomates, partiéndolos en rodajas finas. Una vez partidos repartimos  las rodajas sobre la lámina de la pizza, cubriendo toda la superficie. A continuación salamos un poquito el tomate y le espolvoreamos un poquito de orégano.


      A continuación partimos nuestro queso de cabra en rodajas y lo ponemos encima de las rodajas de tomate. Seguidamente desmenuzamos un poco el queso mozzarella y lo repartimos por toda la superficie, y volvemos a espolvorear por toda la superficie un poquito de orégano.


      Seguidamente partimos las aceitunas verdes y negras por la mitad, repartiéndolas por toda la superficie de la pizza. A continuación, cogemos el huevo lo cascamos y lo ponemos en el centro de la pizza, salándolo un poquito.


      A continuación metemos nuestra pizza en el horno, que ya estará precalentado a 190º, durante aproximadamente 20 o 25 minutos, dependiendo de cada horno, de todas formas estamos un poco pendientes y cuando veamos que la masa se dora un poquito, y el queso esta fundido nuestra pizza estará lista. Una vez orneada nuestra pizza sacamos del horno, la ponemos en un plato grande o fuente, llevamos a la mesa y lista para degustar.


Espero que os haya gustado y os animéis a prepararla. 

jueves, 6 de noviembre de 2014

Cupcakes o Magdalenas de naranja

Hoy vamos a preparar unos ricos cupcakes o magdalenas de naranja, muy fáciles pero al mismo tiempo muy ricas. Yo les he puesto sobre y medio de levadura, pero también podemos utilizar, harina de la que nos venden que viene la levadura incorporada. Las naranjas son muy ricas en vitamina C, y el consumo de naranjas, nos garantiza las necesidades de esta vitamina. Una naranja mediana diaria, nos garantiza el 65 % de la dosis diaria, para un adulto que es de mg. Espero que os gusten y os animéis a preparararlos, pues como veréis son muy sencillos, prácticamente es mezclar todos los ingredientes y hornearlos.


INGREDIENTES:
      - 250 g Harina
      - 200 g Azúcar
      - 120 ml Aceite de girasol
      - 100 ml Leche
      - 190 ml Zumo de naranja (natural)
      - 3 Huevos
      - 1 Sobre y medio de levadura (tipo royal)
      - 2 Cucharadas de ralladura de naranja
Para el almíbar:
      - 50 ml Agua
      - 50 g Azúcar
      - Un chorrito de licor de naranja (opcional)
      - 1 Cucharadita  (de las de café) de ralladura de naranja

  
PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es medir y pesar todos los ingredientes, para tenerlos listos, de esta forma ahorramos tiempo a la hora de hacer la receta.


      Seguidamente encendemos el horno a 150 º por arriba y por abajo, para que se vaya precalentando. A continuación en un bol amplio, ponemos los 3 huevos y los 200 g de azúcar, con ayuda de unas varillas o una batidora de varillas, mezclamos bien hasta que nos quede una mezcla blanquecina.


      Seguidamente añadimos al bol, los 100 ml de leche, los 120 ml de aceite de girasol, los 190 ml de zumo de naranja y las 2 cucharadas de ralladura de naranja, con ayuda de las varillas mezclamos todos los ingredientes.


      Seguidamente mezclamos los 250 g de harina con el sobre y medio de levadura, y con ayuda de un colador la tamizamos, añadiéndola poco a poco al bol, mezclándola poco a poco, para que se integre bien con el resto de ingredientes, y no queden grumos.


      Una vez que tengamos nuestra masa lista vamos rellenando nuestros moldes, no llenar hasta arriba, con 2/3 partes es suficiente, pues cuando las horneemos, la masa crece y se saldría de los moldes. Seguidamente metemos en el horno, que ya estará precalentado a 150 º por arriba y por abajo, durante aproximadamente 20 minutos, dependiendo de cada horno. 


      De todas formas pasado este tiempo, podemos pincharlas con un palillo y si este sale limpio, estarán list0s nuestros cupcakes o magdalenas. Mientras se hornean nuestras magdalenas, vamos a preparar el almíbar, para ello ponemos en un cazo, los 50 ml de agua y los 50 g de azúcar, llevamos al fuego no muy alto dándole vueltas para que se disuelva el azúcar, cuando empiece a hervir y el azúcar se haya disuelto, retiramos del fuego y le añadimos el chorrito de licor de naranja y la cucharadita de ralladura de naranja. 


      Seguidamente una vez que tengamos horneados nuestros cupcakes o magdalenas, las sacamos del horno y nada mas sacarlas, con ayuda de una brocha de silicona, las pincelamos con el almíbar que hemos preparado.


      Con esto estarán listas para saborear y degustar su exquisito sabor a naranja.

miércoles, 29 de octubre de 2014

Quiche de coliflor

La receta de hoy es una rica quiche de coliflor, muy fácil de preparar y muy sabrosa. Este tipo de platos lo podemos tener hecho con antelación y comerlo frio. Como veréis la receta solo necesita 250 g de coliflor, lo que podemos hacer si hemos comprado una coliflor entera, es con la que nos sobre preparar una crema, freírla, hacerla con bechamel, etc. como mas nos guste. Yo he preparado una crema que en breve publicare. También recomiendo que el molde que utilicéis, sea desmoldable si tenéis, pues nos será más fácil de desmoldar. Comentaros que la coliflor es una de las hortalizas más ricas en vitamina C y en invierno es cuando mejor suele estar. 


INGREDIENTES:
      - 250 g Coliflor
      - 250 g Requesón
      - 200 ml Nata liquida
      - 75 g Jamón de york
      - 2 Huevos grandes (si son pequeños 3)
      - 1 Lámina de masa quebrada
      - 1 Cebolla (grande)
      - 1 Puerro pequeño
      - 30 g Mantequilla
      - Sal
      - Pimienta
      - Aceite (para engrasar el molde)

  
PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es limpiar nuestra coliflor, quitándole las hojas que trae y la partimos en ramilletes, una vez partida la lavamos bajo el grifo. Seguidamente ponemos abundante agua en una cacerola y le añadimos un chorrito de leche (lo de la leche es para que no suelte tanto olor al cocerla y nos quede más blanca) y un poquito de sal. Ponemos al fuego y una vez que rompa a hervir añadimos la coliflor y cocemos unos 12 o 15 minutos, dependiendo del tamaño que hayamos partido los ramilletes. Una vez cocida retiramos del fuego y la refrescamos un poco con agua fría, para que con el calor no siga cociendo y la dejamos que escurra bien el agua.


      Seguidamente pelamos y picamos finamente la cebolla, ponemos los 30 g de mantequilla en una sartén, llevamos al fuego y derretimos a fuego bajo, añadimos la cebolla picadita y sofreímos hasta que cambie un poco de color, aproximadamente 7 u 8 minutos, dándole vueltas de vez en cuando, con una cuchara de madera. Mientras se pocha nuestra cebolla le quitamos una o dos capas al puerro, y lo lavamos un poco, una vez lavado lo secamos quitándole la parte verde y lo partimos finamente.


      A continuación cuando veamos que le falta poco a nuestra cebolla le añadimos el puerro picado, y le damos unas vueltas.


      Seguidamente en un bol ponemos los 250 g de requesón y con ayuda de un tenedor lo machacamos un poco.


      Seguidamente añadimos al bol los 2 huevos, los 200 ml de nata y salpimentamos al gusto, con ayuda del tenedor mezclamos bien todos los ingredientes.


       A continuación partimos el jamón de york en trocitos y lo añadimos al bol, mezclando todo.


      Seguidamente añadimos esta mezcla a la sartén donde tenemos pochando la cebolla y el puerro, removiendo bien para que se mezcle con la cebolla.


      A continuación partimos los 250 g de coliflor en ramilletes pequeños y lo añadimos a la sartén, subimos un poco el fuego y dejamos cocinar todo junto unos 3 minutos.


      Mientras tanto engrasamos nuestro molde con un poquito de aceite y ponemos en el nuestra lamina de masa quebrada. Seguidamente vertemos uniformemente en el molde la mezcla que tenemos en la sartén. Metemos en el horno, que previamente tenemos precalentado a 190º, por arriba y por abajo, durante aproximadamente 45 minutos, como suelo decir depende de cada horno. De todas formas estamos un poco pendientes y cuando veamos que está un poco doradito, pinchamos con una aguja o la punta de un cuchillo y si vemos que sale limpia, estará listo nuestro quiche.


      Pasado este tiempo sacamos de horno con cuidado de no quemarnos y dejamos enfriar un poquito.


lunes, 27 de octubre de 2014

Pastelería la Holandesa

Hoy no dejo ninguna receta, solo quería comentaros que aprovechando que he estado pasando unos días en Jerez de la frontera, Cádiz, Arcos de la frontera, Sanlúcar de Barrameda, etc., he visitado a mi amigo y seguidor Juan Luis Neira (Juanlu). Comentaros que Juanlu es un gran maestro pastelero, que trabaja en la confitería pastelería La Holandesa en Jerez de la Frontera. Esta pastelería se encuentra en la barriada de Barbadillo en la calle Camino de Albadalejo nº 109. La Holandesa es una pastelería artesana, que prepara tartas para eventos, postres personalizados, buffet de dulces y salados, pan de leña, aperitivos, catering a domicilio, etc. Si tenéis la ocasión de visitar Jerez de la Frontera, os recomiendo pasar por la pastelería y degustar alguno de sus extraordinarios productos. Con esta entrada quiero agradecer a Juan Luis Neira, la atención que ha tenido con nosotros, porque aunque la visita ha sido muy corta, me ha servido para conocer a Juan y darme cuenta de que aparte de ser un gran pastelero, es también una bellísima persona. Agradecer a su jefe lo amable que ha sido con nosotros.







      Espero volver pronto por Jerez y disponer de más tiempo, para charlar un rato con Juanlu.