LANGUAJE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 29 de junio de 2015

Alitas de pollo a la cerveza con verduras

Hoy vamos a preparar unas ricas alitas de pollo, con verduras y cerveza. Yo he utilizado alitas, pero podemos hacer la receta con pollo, muslitos, etc. Además en esta receta, podemos añadir alguna verdura más que nos guste, o suprimir alguna, dependiendo de nuestros gustos, o de los ingredientes que tengamos en casa. Si no disponemos de caldo, podemos utilizar una pastilla o incluso un poquito de agua. Lo que quiero que veáis es que la receta es muy fácil, le pongáis imaginación haciendo los cambios que queráis, pues solo se trata de sofreír, todos los ingredientes y dejarlos cocer un poquito con la cerveza y el caldo. 


INGREDIENTES:
      - 1 k y ¼ Alitas
      - 350 ml de cerveza (un bote aproximadamente))
      - 3 Zanahorias
      - 1 Cebolla
      - 4 Ajos     
      - 1 Rama de apio
      - 1 Bote de Champiñón en conserva (150 g)
      - 1 Pimiento verde
      - ½ Pimiento rojo
      - ½ Cucharada de harina
      - 1 H0ja de laurel
      - Pizca de tomillo
      - Caldo de verduras o ave (600 ml aproximadamente)
      - Aceite de oliva
      - Pimienta molida
      - Sal

PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es limpiar bien nuestras alitas de plumillas que pudieran tener, para ello nos podemos ayudar de un soplete de cocina, si disponemos de él.  Una vez que tengamos limpias nuestras alitas, ponemos un chorrito de aceite de oliva en una cacerola amplia, y la llevamos al fuego. Cuando el aceite este caliente añadimos las alitas, que previamente hemos salado un poquito y las sofreímos a fuego medio, dándole vueltas de vez en cuando, una vez sofritas o selladas las sacamos de la cacerola y las reservamos en un plato o fuente, reservando el aceite donde las hemos sofrito.


      A continuación pelamos, lavamos y picamos nuestras verduras, el pimiento verde, el pimiento rojo y la cebolla en juliana.


      Las zanahorias en rodajas, los ajos en láminas y el apio en tiritas.


      Seguidamente en el aceite que hemos reservado de sofreír las alitas (si fuera necesario añadimos un poquito más de aceite), lo llevamos al fuego y sofreímos todas las verduras, unos 10 minutos aproximadamente, a fuego medio dándole vueltas de vez en cuando, con una cuchara de madera, hasta que las verduras estén pochaditas.


      Una vez que las verduras estén sofritas añadimos a la cacerola, las alitas de pollo que teníamos reservadas, dándole un par de vueltas con las verduras. A continuación añadimos los 150 g de champiñones, damos un par de vueltas y añadimos la ½ cucharada de harina, volviendo a dar un par de vueltas, con la cuchara de madera.


      Seguidamente salpimentamos un poquito, añadimos el bote de cerveza, la hoja de laurel y la cucharadita de tomillo, mezclamos todo y dejamos en el fuego, aproximadamente 4 minutos, hasta que se evapore el alcohol de la cerveza.


      A continuación añadimos el caldo de verduras o de ave, hasta cubrir las alitas, damos unas vueltas, tapamos la cacerola y dejamos cocer a fuego medio, unos 20  o 25 minutos, si fuera necesario añadimos un poquito más de caldo. Pasado este tiempo comprobamos el punto de sal, rectificando si fuera necesario y listas para llevar a la mesa.


      Espero que os guste y os animéis a prepararlas, mejor de un día para otro.


jueves, 25 de junio de 2015

Brócoli a la velouté con jamón y queso

Esta receta es la primera vez que la hago y no sabía si la iba a poner en el blog, porque la he realizado con ingredientes que tenía por casa y, la verdad, el resultado es mejor de lo esperado, por lo cual os animo a que la hagáis en casa. La velouté es una bechamel, pero en vez de leche se utiliza caldo de verduras.



INGREDIENTES para 4 personas:
        - 1 k o 1 k 1/2 de Brócoli
        - 2 Pimientos de piquillo
        - 2 Dientes de ajo
        - 2 o 3 Lonchas de jamón serrano
        - 1 l. Caldo de verduras
        - Queso rallado para gratinar (yo he utilizado 4 quesos)
        - 2 o 3 Cucharadas de harina
        - Sal
        - Pimienta molida (al gusto)
        - 1/2 Cucharadita de nuez moscada
        - 3 o 4 Cucharadas de aceite de oliva



PREPARACIÓN:
        Trocear el brócoli y lavar. A continuación, ponemos en una olla con agua y un poco de sal, incorporamos el brócoli y cocemos unos 10 minutos. No conviene cocer más tiempo, pues se terminará de hacer en el horno.


        Mientras se cuece el brócoli vamos a preparar nuestra velouté. En una sartén echamos el aceite de oliva, los 2 dientes de ajo bien picaditos y los 2 pimientos de piquillo bien picados. Cuando se haya dorado un poco, incorporamos la harina y dejamos freír.


        A continuación, vamos añadiendo el caldo de verduras, la pimienta molida, la nuez moscada y la sal. Cocinamos sin parar de remover y añadiendo caldo poco a poco, hasta conseguir una voluté suave.


        El caldo de verduras lo puedes hacer con lo que tengas en casa, por ejemplo, cebolla, apio, zanahoria, ajo, etc. Si no tenemos estos ingredientes por casa, podemos hacerlo con una pastilla de caldo, aunque yo recomiendo que lo hagáis vosotros.
        Una vez que hemos preparado la voluté y cocido el brócoli, colocamos éste en una fuente para horno, echamos por encima la voluté.


        Partimos las lonchas de jamón serrano en tiras y las colocamos también en la fuente, espolvoreamos el queso para gratinar y tapamos con un poco de papel de aluminio.


        Una vez se ha precalentado el horno, metemos la fuente en el horno a 200º durante 10 o 15 minutos. Unos 2 o 3 minutos antes de sacarlo del horno retiramos el papel de aluminio y dejamos gratinar. Sacamos del horno y listo para comer. Espero que os guste púes está buenísimo, y aunque os parezca complicado es facilísimo de hacer.



OPCIONAL:
        Se puede realizar con coliflor, en vez de brócoli.

domingo, 21 de junio de 2015

Delicia de queso azul y jamón

Esta receta me la comento un amigo y si te gusta el queso no dejes de hacerla, quedaras encantado y estoy seguro que repetirás. Nos llevara prepararla como máximo 10 minutos.

INGREDIENTES: 
        - 2 Rebanadas de pan de molde sin corteza
        - 6 o 8 Lonchas Jamón de york (lo necesario para cubrir plato y pan)
        - 2 o 3 Cucharadas de queso azul
        - 2 Cucharadas de mayonesa
        - 2 Lonchas queso (tipo tranchetes)
        - Caramelo líquido



PREPARACIÓN:
        En un recipiente que  se pueda meter en el microondas, cubrimos la base con caramelo líquido.

 

        Seguidamente se pone el jamón de york de forma que cubra todo el fondo del recipiente y sobre por los lados, si en necesario pondremos una loncha montada un poco sobre otra, ya que  después con esto cubriremos el pastel.


        A continuación sobre el jamón de york  se coloca una rebanada de pan de molde. En un cuenco ponemos el queso azul, metemos un poquito en el microondas para derretirlo, sacamos y mezclamos con la mayonesa.


        Untamos con esta mezcla el pan que hemos puesto en el recipiente. 


        A continuación ponemos encima las lonchas de queso.


        Ponemos la otra rebanada de pan y cubrimos con el jamón de york, que nos salía por los lados del recipiente.


        Ya sólo nos queda meter en el microondas unos 5 o 6 minutos a potencia media, (como sabéis no todos los microondas calientan igual, no descuidarse) pasado este tiempo desmoldamos y listo para comer.


        Podemos poner todos los pisos que  queramos, pero teniendo en cuenta que la última es de pan.  

lunes, 15 de junio de 2015

Pizza provolone

Esta receta es una de las primeras que publique en el blog, me parece muy facilita con pocos ingredientes, siendo ideal para tomarla en una merienda o cena, por eso la vuelvo a publicar, por si alguno de vosotros no la habéis visto. El provolone  es un queso italiano originario del sur del país, donde se sigue produciendo en piezas de 10 a 15 cm. con diversas formas. Esta receta la puede preparar cualquiera y generalmente gusta a todo el mundo. Podemos preparar nosotros la masa pero no merece la pena, las del carrefour son ideales para esta receta.


INGRDIENTES:
      - Queso provolone
      - Masa para pizza 
      - Orégano

PREPARACÓN:
      Empezamos precalentado el horno a 210º, seguidamente ponemos la masa de pizza  en un molde apto para el horno y del tamaño aproximado del queso provolone.


      Colocamos el queso encima de la masa y espolvoreamos con orégano.

      Solo nos queda meterlo en el horno, a 210º durante aproximadamente unos 15 minutos, hasta que veamos que la masa esta doradita y el queso fundido, para comerlo vamos pellizcando la masa que sobresale del molde, untándola en el queso fundido. Se puede añadir al meter en el horno tomate, champiñón o cualquier otro ingrediente que nos guste. Comer calentito recien sacado del horno.

Espero que os guste tanto como a mi.

miércoles, 10 de junio de 2015

Espaguetis gratinados con bechamel de bacalao

Hoy vamos a preparar un rico plato de espaguetis gratinados con una bechamel de bacalao. Como veremos en la receta solo se trata de preparar una bechamel no muy espesa, con el bacalao y el pimiento y gratinar todo en el horno. Yo he utilizado espaguetis, pero podemos hacer la receta con otro tipo de pasta, macarrones, espirales, etc. También podemos añadir o quitar ingredientes, dependiendo de los gustos de cada uno. Este plato una cosa buena que tiene, es que lo podemos tener todo preparado, incluso de un día para otro y gratinar en el momento que lo vallamos a servir.


INGREDIENTES Para 4 personas:
      - 400 g Espaguetis
      - 250 g Bacalao (desalado)
      - 700 ml Leche
      - 1 Cebolla     
      - 2 Pimientos de piquillo
      - 2 Cucharadas rasas de harina
      - 1 Cucharadita de las de café de mostaza (tipo Dijon)
      - 4 Palitos de cangrejo
      - Queso rallado para gratinar (4 quesos)
      - Pizca nuez moscada
      - Pimienta molida
      - Aceite de oliva
      - Sal

PREPARACIÓN:
     Empezamos nuestra receta cociendo los 400 g de espaguetis, para ello ponemos abundante agua en una cacerola, la llevamos al fuego. Cuando el agua empiece a hervir, salamos un poquito y añadimos la pasta, cocemos siguiendo las instrucciones que  suele poner en el embase, de todas formas la dejamos, como se suele decir al dente, porque cuando lo gratinemos se terminara de hacer. Una vez cocida la pasta la retiramos del fuego, la enfriamos con agua fría para que no se pase y la ponemos a escurrir.


      Seguidamente picamos la cebolla en trocitos pequeños, picamos los 2 pimientos de piquillo, desmenuzamos el bacalao y partimos los palitos de cangrejo en tiritas.


      A continuación ponemos en una sartén o cacerola un chorrito de aceite, llevamos al fuego añadimos la cebolla sofriéndola a fuego medio, durante aproximadamente 8 minutos, dándole vueltas de vez en cuando, con una cuchara de madera, hasta que este transparente. Una vez que este la cebolla sofrita, añadimos las 2 cucharadas rasas de harina y sofreímos un poquito junto con la cebolla, sin que se nos queme la harina, solo un par de vueltas para que se le vaya el sabor.


      Seguidamente añadimos parte de la leche, dándole unas vueltas para que se mezcle con la harina y no tengamos grumos. A continuación añadimos la pizca de nuez moscada, un poquito de pimienta molida y mezclamos.


      Seguidamente añadimos los pimientos de piquillo y el bacalao desmenuzado. Seguimos dándole vueltas, vamos añadiéndole el resto de la leche y la cucharada de mostaza, salamos un poquito, dejando en el fuego no muy alto, sin dejar de darle vueltas, hasta formar una bechamel suave, aproximadamente 10 o 12 minutos, una vez  lista retiramos del fuego. 


      Seguidamente ponemos nuestros espaguetis bien escurridos en una fuente, acta para el horno, vertiéndole por encima la bechamel que hemos preparado, si fuera necesario le damos unas vueltas, para que se mezclen bien con la bechamel.


      Seguidamente le añadimos por encima el queso rallado y los palitos de cangrejo que hemos picado anteriormente.


      A continuación metemos en el horno, que previamente tenemos precalentado a 200º, por arriba y por abajo, durante aproximadamente 10 o 12 minutos, de todas formas como cada horno es un mundo, dejamos en el horno hasta que el queso se haya gratinado. Pasado este tiempo, sacamos del horno y los tenemos listos para llevar a la mesa.


Espero que os guste.

lunes, 1 de junio de 2015

Galletas de cerveza

Hoy vamos a preparar unas ricas galletas de cerveza, muy fáciles de preparar, pero al mismo tiempo muy ricas. Como veréis los ingredientes que vamos a utilizar, normalmente los tenemos en casa, con lo cual nos ahorramos el tener que salir a comprar. Yo le he puesto cerveza normal, pero creo que podéis utilizar, cualquier tipo de cerveza, incluso de la que viene con limón. La receta la he visto en internet, y en varios blogs de cocina, por lo cual no me atrevo a decir quién es el autor.


INGREDIENTES:
      - 325 g Harina
      - 200 g Mantequilla (a temperatura ambiente)
      - 100 ml Cerveza     
      - 50 g Azúcar
      - 1 Huevo (solo la Yema)
      - Pizca de sal
      - 30 g Azúcar para espolvorear

PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es encender el horno a 190º, por arriba y por abajo para que se vaya precalentando. Seguidamente preparamos todos los ingredientes, para tenerlos a mano, esto nos ahorrara tiempo, a la hora de preparar nuestras galletas (esta regla sirve para cualquier receta que vayamos a preparar). Seguidamente ponemos en un bol la yema de huevo y los 50 g de azúcar, con ayuda de unas varillas o un tenedor, mezclamos bien hasta conseguir una crema blanquecina.


      A continuación añadimos al bol, la mantequilla que estará a temperatura ambiente, y mezclamos de nuevo bien.



      Seguidamente añadimos la pizca de sal y los 100 ml de cerveza, volviendo de nuevo a mezclar todo.


      Una vez que este todo bien mezclado vamos añadiendo los 350 g de harina, pero poco a poco, en 3 o 4 veces.


      Seguimos mezclando cada vez que pongamos harina, hasta que se integre bien, cuando veamos que ya no podemos mezclar con el tenedor o las varillas utilizamos las manos, formando una bola con la masa.


      A continuación enharinamos un poquito la mesa de trabajo o encimera bien limpia, y con ayuda de un rodillo o una botella, estiramos nuestra masa, sin dejarla muy fina. Seguidamente con ayuda de un cortapastas, vaso, cuchillo o molde, vamos cortando las galletas.


    A continuación forramos nuestra bandeja de horno con papel sulfurizado (papel de hornear), y vamos depositando nuestras galletas, una vez que las tengamos en la bandeja de horno, les espolvoreamos por la superficie azúcar, ser generosos con el azúcar que le ponemos por arriba.


      Seguidamente metemos la bandeja en el horno, que ya estará precalentado, a 190º, durante aproximadamente 20 minutos, hasta que veamos que toman un pelín de color. Una vez horneadas sacamos del horno y dejamos enfriar, las podemos conservar en una lata metálica.


    Espero que os gusten, son ideales para tomarlas en el desayuno o la merienda, acompañadas de un cafetito.