LANGUAJE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

domingo, 1 de marzo de 2015

Torrijas de vino blanco

A un mes vista de la Semana Santa vamos a preparar unas ricas torrijas de vino blanco muy fáciles y ricas. El pan que yo he utilizado es el que venden preparado para torrijas, pero perfectamente podemos utilizar, una barra de pan del día anterior. Como veréis simplemente se trata de empapar el pan con el vino, rebozarlo en huevo y freírlo. Yo el vino que he utilizado es un vino blanco normal, pero también podemos utilizar un vino de mayor calidad. También podemos utilizar otros ingredientes que nos gusten, para darles un sabor distinto. Yo si buscáis en el blog, las tengo de leche, de vino moscatel, de horchata, de anís, rellenas de crema pastelera, de crema de naranja, de leche y vino, etc. Por esos os animo a que  preparéis este dulce, utilizando los ingredientes que más os guste, para darle el sabor deseado. 


INGREDIENTES:
      - 750 ml Vino blanco
      - 1 Barra de pan de torrijas
      - 3 Huevos
      - 6 Cucharadas de azúcar (colmadas)
      - ½ Cucharada de canela molida
      - Aceite de girasol (para freírlas)
      - Canela y azúcar para espolvorear
ALMIBAR:
      - 250 ml vino moscatel
      - 150 g Azúcar
      - 2 Cucharadas de miel
  
PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es partir nuestra barra de pan, en rebanadas de 1 cm de grosor y las vamos depositando en una fuente. Seguidamente ponemos en un cazo los 750 ml de vino blanco, las 6 cucharadas de azúcar y la ½ cucharada de canela molida. Llevamos el cazo al fuego y calentamos dándole vueltas, hasta que el azúcar este completamente disuelta.


      Una vez que este disuelta el azúcar retiramos del fuego y con ayuda de una cuchara vamos bañando nuestras torrijas, por ambos lados (es decir cuando las mojemos por una cara, le damos la vuelta a las rebanadas con cuidado de no romperlas y las mojamos por la otra cara).


      Seguidamente ponemos abundante aceite de girasol en una sartén y la llevamos al fuego, mientras se calienta el aceite con ayuda de un tenedor batimos los huevos en un plato.


      Una vez que el aceite este caliente, vamos a pasar a freír nuestras torrijas, para ello las rebozamos con cuidado en el huevo batido, las añadimos a la sartén y freímos por ambos lados, con cuidado de no que quemarnos al darle la vuelta y no romperlas. Según las vamos friendo las vamos depositando, sobre papel de cocina, para que suelten el exceso de aceite que pudieran tener, repetimos esta operación, hasta tener todas fritas.


      Seguidamente ponemos en un cazo los 250 ml de vino moscatel, los 150 g de azúcar y las 2 cucharadas de miel, llevamos al fuego y cocemos hasta formar un jarabe, unos 4 o 5 minutos. Seguidamente ponemos nuestras torrijas en la fuente o recipiente donde las vallamos a dejar, y las bañamos con el almíbar o jarabe de vino moscatel.


      Para finalizar mezclamos un poquito de azúcar y canela (a gusto de cada uno),  y se la espolvoreamos por arriba. Con esto solo nos queda servir y disfrutar de estas ricas torrijas de vino blanco.


sábado, 21 de febrero de 2015

Rabillo de ternera

La receta de hoy es un rico rabillo de ternera, que es como el redondo pero más jugoso que este. A la hora de comprarlo decirle a vuestro, carnicero habitual que lo ate o lo ponga en una malla, con esto ahorraremos tiempo a la hora de prepararlo. También podemos mecharla, es decir ponerle en el interior unas tiritas de tocino, beicon, jamón etc. Para hacer esta receta vamos a utilizar la olla exprés, en caso de no tener olla exprés el tiempo de cocción es superior, pero se puede hacer igual. Esta es una receta ideal para tener hecha con anterioridad, a falta solo de calentar y servir, acompañada de unas patatas fritas o simplemente con su salsa.


INGREDIENTES:
      - 1 Pieza de rabillo de ternera de 1 ¼  k
      - 2 Cebollas
      - 3 Ajos
      - 500 g Zanahorias
      - 200 ml Vino blanco (un vaso)
      - 100 ml Coñac (1/2 vaso)
      - 50 ml Tomate frito
      - 1 Hoja de laurel
      - Aceite de oliva
      - Sal
      - Pimienta
      - Harina
      - Agua o caldo de carne

  
PREPARACIÓN:
   Empezamos nuestra receta quitándole al rabillo, el exceso de grasa si la tuviera. Seguidamente salpimentamos el rabillo y lo metemos en una malla o lo atamos con un poco de cordón de cocina (la malla no la puede dar nuestro carnicero), esto lo hacemos para que la carne no se habrá.


      A continuación enharinamos un poco el rabillo, ponemos un poco de aceite en una sartén, llevamos al fuego y lo sellamos por todos los lados. Una vez sellado retiramos del fuego y reservamos, el aceite lo dejamos para sofreír las verduras. 


     Seguidamente pelamos y picamos las cebollas, los ajos y las zanahorias. A continuación ponemos en la olla exprés donde lo vallamos a cocinar, el aceite que hemos utilizado para sellarlo y un poquito más si fuera necesario, añadimos a la olla la cebolla, los ajos y las zanahorias, sofriendo todo unos 8 minutos, dándole vueltas de vez en cuando.


      Una vez sofritas las verduras añadimos los 200 ml de vino blanco y los 100 ml de coñac, damos unas vueltas y dejamos que hierva un par de minutos, para que se evapore un poco el alcohol. A continuación añadimos a la olla los 50 ml de tomate frito, la hoja de laurel y el rabillo.


      Seguidamente añadimos agua o caldo, hasta que prácticamente cubra la carne (también podemos añadirle una pastilla avecren) y añadimos un poquito de sal. A continuación tapamos la olla exprés y dejamos media hora, contando desde que empieza a salir el vapor.


     Pasado este tiempo retiramos del fuego y dejamos enfriar antes de abrir la olla, una vez fría abrimos y sacamos el rabillo y le quitamos la malla, con ayuda de un cuchillo lo partimos en lonchas finas. Seguidamente con la batidora trituramos la salsa, una vez triturada comprobamos el punto de sal y si fuera necesario rectificamos. Si vemos que la salsa no tiene la consistencia deseada, la ponemos en el fuego y dejamos hervir un poco más, para que reduzca y espese, también podemos añadirle una cucharada de pan rallado.


      Con esto ya solo nos queda servir y degustar esta rica carne, acompañada de salsa por encima. Si necesitamos calentar la carne lo hacemos con la salsa.


viernes, 13 de febrero de 2015

Tarta Ferrero Rocher

Hoy vamos a preparar una fácil y rica tarta, utilizando unos bombones de Ferrero Rocher. Esta receta si miráis en internet, está en munchos blogs y no sé exactamente quién es el autor. La tarta como veréis no necesita horno y es ideal para cualquier celebración, sobre todo si somos amantes de estos bombones. Los bombones consisten en cuatro capas, la primera contando de afuera hacia adentro, es chocolate con avellanas picadas, la segunda es una esfera de barquillo, la tercera es una crema de avellanas y la cuarta es una avellana entera. 


INGREDIENTES:
      - 500 ml Nata (33 o 35 % materia grasa)
      - 200 ml Leche
      - 100 g Azúcar
      - 15 Bombones (Ferrero Rocher)
      - 1 Sobre preparado para flan (para 1 litro)
      - 100 g Galletas (María, digestive, etc.)
      - 80 g Mantequilla

  
PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es preparar todos los ingredientes para tenerlos a mano y de esta forma nos ahorraremos tiempo. A continuación trituramos nuestras galletas con ayuda de un rodillo, picadora, termomix, etc.  Seguidamente ponemos en un bol los 100 g de mantequilla y metemos en el microondas un poquito para que se funda (para esta operación tenemos que estar un poco pendientes, pues funde muy rápidamente). A continuación añadimos la mantequilla fundida a las galletas trituradas y formamos una pasta o masa, si fuera necesario le añadimos un chorrito de leche.


      Seguidamente con la masa de galletas cubrimos uniformemente, la base de un molde desmontable, presionándola un poquito con el reverso de una cuchara o las manos bien limpias, metemos el molde en el frigorífico y reservamos.


      Seguidamente ponemos los 15 bombones en el vaso de la batidora y los trituramos bien.


      A continuación ponemos en un cazo los 500 ml de nata, la mitad de la leche (100 ml), y los 100 g de azúcar, llevamos al fuego removemos y dejamos hasta que empiece a hervir. 


      Mientras tanto en los 100 ml de leche que nos quedan, ponemos el preparado de flan, removiendo con ayuda de un tenedor o unas varillas hasta que se disuelva.


      Cuando empiece a hervir el cazo con la nata que tenemos en el fuego, añadimos los bombones triturados y mezclamos bien con unas varillas. A continuación añadimos al cazo, el preparado del flan que hemos disuelto en la leche, removiendo constantemente hasta que vuelva a hervir.


      Retiramos el cazo del fuego y seguimos removiendo durante aproximadamente un minuto. Seguidamente ponemos de nuevo el cazo en el fuego no muy alto, sin dejar de remover con la varillas, hasta que vuelva a hervir, dejamos que hierva 30 segundos, sin dejar de remover, pasado este tiempo retiramos del fuego.


      Seguidamente sacamos el molde con la base de galletas del frigorífico y vertemos en él la mezcla que hemos preparado, para ello nos ayudamos de un cucharon o el reverso de una cuchara, para evitar que se nos rompa la base de galletas, si la echamos directamente sobre esta. Dejamos reposar a temperatura ambiente un mínimo de 15 minutos, pasado este tiempo metemos en el frigorífico, por lo menos 5 horas, hasta que cuaje, aunque lo ideal es dejarla hasta el día siguiente.


      Una vez cuajada desmoldamos con cuidado y decoramos a gusto de cada uno, podemos utilizar bombones, virutas de chocolate blanco, etc.


      Con esto solo nos queda servir y degustar el rico sabor a Ferrero Rocher de esta tarta.  

jueves, 5 de febrero de 2015

Tarta o quake de café y chocolate

La receta de hoy es una fresca, suave y rica tarta o quake de café y chocolate, que prepare para celebrar el cumpleaños de mi esposa Amparo. Comentaros que está muy buena y lo que es mejor aun se prepara en muy poco tiempo y con pocos ingredientes, por lo cual os animo a prepararla. Particularmente a mi familia le gusto mucho.


INGREDIENTES:
      - 250 ml Café
      - 300 g Queso de untar (tipo philadelphia)
      - 6 Cucharadas azúcar moreno
      - 7 Hojas de gelatina
Para la cobertura:
      - 100 g Chocolate
      - 100 ml Moscatel
      - 3 Hojas de gelatina

  
PREPARACIÓN:
     Lo primero que hacemos es poner las 7 hojas de gelatina en agua fría para que se hidraten, las tenemos en agua por lo menos 10 minutos.


      Seguidamente ponemos en un bol amplio, las 6 cucharadas de azúcar moren, los 300 ml g de queso de untar, los 250 ml de café (caliente) y las 7 hojas de gelatina bien escurridas.


      Con ayuda de unas varillas mezclamos todos los ingredientes muy bien, hasta que el queso y la gelatina estén disueltas (si vemos que nos queda algún grumo podemos calentarlo un poquito en el microondas, sin que llegue a hervir para que se disuelva mejor, pero creo que no es necesario).


      A continuación forramos la base de un molde desmontable, con papel sulfurizado (papel de hornear) y vertemos en él la mezcla que acabamos de hacer. Metemos en el frigorífico al menos 3 horas, hasta que la gelatina haga su efecto y se endurezca la tarta.


      Pasado este tiempo vamos a preparar la cobertura de nuestra tarta, para ello ponemos a hidratar las 3 hojas de gelatina en agua fría, por lo menos 10 minutos. Seguidamente ponemos un cazo al baño maría (el baño maría consiste en colocar un recipiente dentro de otro recipiente de tamaño mayor que contiene agua), llevamos al fuego y añadimos los 100 g de chocolate y  los 100 ml de moscatel,  dándole vueltas hasta que el chocolate este completamente fundido. Una vez que este fundido el chocolate, añadimos al cazo las 3 hojas de gelatina, bien escurridas removiendo bien hasta que se disuelvan, retiramos el cazo del baño maría y dejamos enfriar un poco.


      Una vez que se haya enfriado un poco, añadimos esta mezcla a nuestra tarta o quake de café, despacio y con cuidado, podemos ayudarnos de un cucharon, espátula, etc. para que el chocolate no caiga de golpe. Volvemos a meter de nuevo en el frigorífico, hasta que la gelatina haga su efecto y cuaje el chocolate. Una vez cuajada sacamos del frigorífico y desmoldamos con cuidado.


      Adornamos a gusto de cada uno, con chocolate blanco, frutos secos, etc. Yo la he adornado para felicitar a mi esposa por su cumpleaños.


lunes, 2 de febrero de 2015

Crema fácil de calabaza

Hoy vamos a preparar una crema de calabaza muy rica y sobre todo fácil de preparar. Prácticamente se trata de pelar, partir, cocer y triturar todos los ingredientes. Este tipo de platos es muy sano e ideal para estos días de frio que tenemos, espero que os guste y os animéis a prepararla.


INGREDIENTES:
      - 800 g Calabaza
      - 2 Patatas (200 g)
      - 2 Zanahorias
      - 1 Cebolla
      - 6 Quesitos
      - Pimienta molida
      - Aceite de oliva
      - Sal

  
PREPARACIÓN:
    Empezamos nuestra receta pelando, lavando y picando las patatas, las zanahorias, la cebolla y la calabaza, con esta ultima tendremos que tener cuidado, pues la piel o cascara es muy dura.


      Seguidamente ponemos en una cacerola un poco de aceite de oliva, llevamos al fuego y añadimos, todos los ingredientes que hemos picado, es decir la calabaza, cebolla, zanahorias y patatas, sofreímos unos 8 minutos, dándole vueltas de vez en cuando con una cuchara, hasta que tome un poco de color.


      Seguidamente cuando veamos que se a pochado un poquito, añadimos agua, hasta cubrir todos los ingredientes. Salpimentamos un poco y dejamos cocer unos 20 o 25 minutos, hasta que veamos que todos los ingredientes están blandos (el tiempo de cocción depende del tamaño en que hayamos partido los ingredientes).


      A continuación ponemos en el vaso de la batidora, y trituramos todo muy bien, añadiendo un poco de caldo de la cocción, para dejarlo con la textura deseada. Seguidamente volvemos a poner en la cacerola la crema triturada, llevamos al fuego no muy alto y añadimos los quesitos, dándole vueltas hasta que se deshagan. Una vez desechos comprobamos el punto de sal y si fuera necesario añadimos también un poco del caldo de la cocción, para dejarla con la textura deseada.


      Con esto tenemos lista nuestra crema de calabaza. Servimos bien caliente con un chorrito de soja.


lunes, 26 de enero de 2015

Fabada Asturiana

La receta de hoy es una exquisita fabada Asturiana, que como veréis es muy sencilla de preparar y con pocos ingredientes. La clave para que la fabada sea buena, es comprar unas fabes de calidad y cocerla a fuego lento. El chorizo, morcilla, panceta y lacón, se conoce como compango y lo podemos comprar ya empaquetado en nuestra charcutería, pero recordar que sea bueno. Tener en cuenta a la hora de preparar la fabada, dejar las fabes en remojo unas 12 horas y el lacón y tocino si es salado, ponerlo también en remojo, pero en recipientes diferentes. La cocción recordar que una vez que empiece a hervir, tendremos que bajar el fuego y dejarlas cocer a fuego lento, añadiéndole 3 veces agua fría para asustarlas. También comentaros que no les deis vueltas con la cuchara, si necesitamos moverlas, lo haremos moviendo la cacerola en círculos. Yo he preparado esta fabada con motivo del cumpleaños de mi cuñado, que nos juntamos toda la familia, por eso en las fotografías veréis más cantidad de fabes y compango. 


INGREDIENTES para 4 personas:
      - 500 g Fabes
      - 2 Chorizos Asturianos
      - 2 Morcillas Asturianas
      - 200 g Panceta curada
      - 100 g Lacón
      - 1 y ½ Cucharada de pimentón
      - Aceite de oliva
      - Sal

  
PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos la noche anterior es poner nuestras fabes en remojo, tienen que estar al menos 12 horas. Para ello ponemos abundante agua en un recipiente, añadimos las fabes y las dejamos toda la noche en agua. Si el tocino, lacón o panceta que vamos a utilizar es salado, tendremos que tenerlo en agua, unas 6 horas, para que suelte la sal.


     Seguidamente ponemos en una cacerola (preferiblemente que sea baja y ancha), los chorizos,lacón y el tocino o panceta, las morcillas las reservamos, pues si la añadimos ahora es fácil que se rompa la tripa y se deshaga. A continuación añadimos las fabes escurridas del agua, donde las hemos tenido en remojo. Lo de poner el chorizo y la panceta abajo, es para que durante la cocción no golpeen mucho las fabes y las rompan. Seguidamente cubrimos con agua fría un par de dedos por encima de las fabes.


      Llevamos al fuego alto y añadimos un buen chorro de aceite de oliva y una cucharada y media de pimentón (lo echamos en crudo pues si hacemos un refrito el pimentón nos queda muy crudo o pasado y si lo hacemos al final nos saben las fabes a pimentón). Durante la cocción vamos desespumando nuestra fabada.


      Una vez que empiece a hervir bajamos el fuego y dejamos que hierva a fuego lento unas 2:30 horas. Durante la cocción les añadimos por lo menos 3 veces un poco de agua fría, para romper la cocción y evitar que se despellejen las fabes, a esto se le llama asustar a las fabes. De todas formas veremos que ellas solas nos van pidiendo, cuando necesitan un poco de agua.


     Pasada 1:30 horas de cocción, añadimos las morcillas y dejamos que sigan cociendo, a fuego lento. Cuando falte una media hora para que estén listas las fabes, probamos el punto de sal y si fuera necesario le añadimos sal. Antes no le hemos puesto sal, pues la panceta y el lacón suelen soltar sal, por eso es mejor ponérsela al final.


     Una vez que estén lista la fabada retiramos del fuego, y esperamos para comerlas al menos 4 horas, lo ideal sería prepararlas de un día para otro, aunque parezca un poco exagerado.


      Cuando vallamos a servir acompañamos cada plato de fabes, con un trozo de chorizo, panceta, lacón y morcilla, que previamente hemos sacado de la cacerola y partido en trozos.


Este plato es todo un manjar.