LANGUAJE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

miércoles, 29 de junio de 2016

Brochetas de salmón con salsa curry

Hoy vamos a preparar unas ricas brochetas de salmón, maceradas con curry y jengibre que están buenísimas. Como veréis son muy fáciles de preparar, pues lo único que tenemos que hacer, es dejar el salmón macerar un rato y cocinarlo a la plancha, calcular la cantidad de especias, dependiendo de la cantidad de salmos que vayáis a preparar. Yo lo he preparado en brochetas y sin piel, pero perfectamente podéis macerarlo en rodajas con la piel. Espero que os guste y os animéis a prepararlo, pues las especias le dan un sabor muy bueno, lo podéis acompañar de una ensalada o unas poquitas verduras, yo para variar me lo he comido con un buen puñado de patatas fritas.


INGREDIENTES:
- Salmón  (1 lomo sin espina)
- 3 o 4 Cucharadas aceite de oliva
- Curry  (2 cucharadas soperas)
- Jengibre molido (1 cucharadita de las de café)
- Perejil o cilantro fresco
- Sal
- Pimienta molida

PREPARACIÓN:
      Al comprar nuestro salmón le podemos decir a nuestro pescadero, que nos quite la espina y la piel, esto nos ahorrara tiempo en la cocina, a mí solo me han quitado la espina, así que lo primero que he tenido que hacer es quitar la piel al salmón con ayuda de un cuchillo, si vemos que tiene el salmón alguna espina, se la quitamos con ayuda de unas pinzas. A continuación partimos nuestro salmón en tacos de 4 o 5 cm aproximadamente y lo salpimentamos un poquito.


      Seguidamente ponemos en un bol donde nos quepa el salmón, las 3 o 4 cucharadas de aceite de oliva, las 2 cucharadas de curry, la cucharadita de jengibre y un poquito de perejil fresco picadito.


      A continuación mezclamos todos los ingredientes hasta que veamos que están todos bien integrados, formando una mezcla homogénea. Seguidamente añadimos al bol los tacos de salmón, los mezclamos un poquito con la mezcla que hemos preparado anteriormente (teniendo cuidado para que no rompamos los tacos de salmón), y dejamos macerando en el frigorífico unos 40 minutos aproximadamente.


      Pasado este tiempo sacamos del frigorífico el bol donde tenemos el salmón macerando y vamos insertando los tacos de salmón en las brochetas, poniendo en cada brocheta unos 4 o 5 tacos.


      Seguidamente encendemos nuestra plancha o sartén donde entren nuestras brochetas y sin añadir aceite, las vamos cocinando unos 2 o 3 minutos por cada lado, tener en cuenta que el pescado no hay que pasarlo mucho.


      Una vez listas las llevamos enseguida a la mesa y las comemos calentitas. 

lunes, 20 de junio de 2016

Palotes de limón y leche condensada

La receta de hoy son unos ricos palotes de leche condensada y limón, que están buenísimos y son todo un vicio. La receta es de nuestra amiga y compañera Merchi que tiene un blog magnifico (http://consaboracanela.blogspot.com.es/) el cual os recomiendo que echéis un vistazo, pues está lleno de recetas magnificas. Como veréis la receta es sencilla pero el resultado es magnífico, por lo cual os recomiendo que los preparéis. 


INGREDIENTES:
- 400 g Harina
- 1 Bote de leche condensada (400 g)
- 2 Yemas de huevo
- 5 Cucharadas de zumo de limón
- Ralladura de un limón
- 10 g Levadura química (tipo royal)
- Un pellizco de sal
- Azúcar
- Aceite de oliva (suave)

PREPARACIÓN:
     Lo primero que hacemos es rallar el limón solo la parte amarilla, una vez rallado exprimimos el zumo del limón y lo reservamos. A continuación en un bol amplio ponemos los 400 g de leche condensada, las 2 yemas de huevo, las 5 cucharadas de zumo de limón, la ralladura del limón y el pelín de sal.


     Con ayuda de unas varillas mezclamos hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.


      Seguidamente añadimos al bol 300 g de harina (reservando los 100 restantes para más adelante), y los 10 g de levadura química. Con ayuda de una cuchara de madera vamos mezclando hasta conseguir que la harina se integre bien con el resto de ingredientes. 


      Seguidamente añadimos al bol los 100 g de harina restantes y trabajamos bien con la cuchara de madera y con las manos bien limpias, hasta conseguir una masa ligera y elástica. 


      Una vez que esta la masa lista la tapamos con un paño limpio y dejamos reposar 30 minutos.


      Pasado este tiempo espolvoreamos un poquito de harina en nuestra mesa de trabajo o encimera, vamos cogiendo porciones de masa y ayudándonos de las manos bien limpias, vamos formando tiras redondas de aproximadamente 1 o 2 cm de grosor y 40 cm de largo, seguimos haciendo tiras hasta acabar con la masa. A continuación con ayuda de un cuchillo vamos cortando las tiras del tamaño que queramos nuestros palotes.


      Seguidamente ponemos abundante aceite en una sartén y la llevamos al fuego, una vez que el aceite este caliente vamos friendo nuestros palotes por todos los lados, el aceite lo mantenemos a temperatura media alta, para que nuestros palotes se hagan por dentro pero que no se quemen por fuera. Según los vamos friendo los sacamos en un plato o fuente que tendremos con papel de cocina, para que suelten el exceso de aceite, a continuación vamos pasando nuestros palotes por azúcar.


      Con esto solo nos falta degustar estos ricos palotes de leche condensada y limón. Ojo tener cuidado con ellos pues son un peligro, porque si comes uno ya no paras.  

martes, 14 de junio de 2016

Guiso o estofado de morcillo

Hoy vamos a preparar un rico guiso de morcillo muy fácil de preparar y que esta buenísimo. Yo he utilizado carne de morcillo porque me parece que tiene una textura, más suave y gelatinosa, pero perfectamente podéis utilizar otro tipo de carne de ternera, espaldilla, etc. pero como os digo creo que el morcillo sale más tierno. El morcillo es una parte del ganado que está en las patas, justo por encima de la rodilla. Es una carne dura, musculosa y gelatinosa, no apta para filetes pero si para guisos, sobre todo porque deja mucho sabor al caldo. Cortado con el hueso se conoce como “ossobuco”. Espero que os guste y os animéis a preparar este rico guiso. 


INGREDIENTES para 4 personas:
- 1 k Morcillo
- 250 g Champiñón
- 3 Zanahorias
- 2 Puerros
- 2 Tomates (no muy grandes)
- 1 Rama de apio
- ½ Pimiento verde
- ½ Pimiento rojo
- 3 Ajos
- 1 Hoja de laurel
- 100 ml Coñac
- Aceite de oliva
- Pimienta molida
- Sal
- Pizca de azúcar
- Caldo de verduras o agua

PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es partir nuestro morcillo en trozos, aunque este trabajo lo podemos ahorrar si a la hora de comprarlo, le decimos a nuestro carnicero que lo parta él, una vez partido lo salpimentamos un poquito.


     Seguidamente ponemos un poquito de aceite en una cacerola, la llevamos al fuego y cuando este el aceite caliente, añadimos el morcillo partido y lo sofreímos un poquito, solamente para sellarlo. Una vez sellado sacamos de la cacerola y lo reservamos para más adelante, el aceite de la cacerola también lo reservamos.


      A continuación pelamos lavamos y picamos las verduras es decir, las tres zanahorias, la rama de apio, los dos puerros, el medio pimiento rojo, el medio pimiento verde y los tres ajos.


     Seguidamente en la misma cacerola donde hemos sellado el morcillo, le añadimos un poquito más de aceite si fuera necesario y la llevamos al fuego, añadimos a la cacerola las verduras que hemos picado, salamos un poquito y las pochamos a fuego medio, durante aproximadamente 8 minutos, dándole vueltas de vez en cuando hasta que esté bien pochadita. Mientras se pocha nuestra verdura rallamos los dos tomates.


      Cuando las verduras estén en su punto añadimos a la cacerola los dos tomates rallados y una pizca de azúcar, para quitarle la acidez, sofriendo todo junto otros 3 o 4 minutos. Pasado este tiempo añadimos a la cacerola el morcillo que teníamos reservado, dándole unas vueltas junto a las verduras.


      Seguidamente añadimos a la cacerola los 100 ml de coñac y dejamos cocinar todo junto, hasta que reduzca un poco y el alcohol se haya evaporado. A continuación añadimos el caldo de verduras o el agua, hasta cubrir toda la carne, ponemos la hoja de laurel y dejamos cocer a fuego suave, durante aproximadamente una hora y media, podemos tapar un poquito la cacerola para aprovechar todo el vapor y condensación de la cocción, de vez en cuando le echamos un ojo y le damos unas vueltas con suavidad, si fuera necesario le añadimos un poquito más de agua o caldo.


      Mientras se guisa nuestra carne lavamos los 250 g de champiñón, sin tenerlos mucho tiempo en el agua, los secamos con un paño de cocina y los partimos en cuartos. Ponemos un poquito de aceite en una sartén la llevamos al fuego y sofreímos un poquito el champiñón (no es necesario sofreírlo mucho), una vez sofrito sacamos de la sartén y reservamos.


      Una vez que nuestra carne este tierna comprobamos el punto de sal, rectificando si fuera necesario, añadimos los champiñones a la cacerola y dejamos cocer todo junto unos 5 minutos más.


      Pasado este tiempo retiramos del fuego y tenemos listo para degustar, este delicioso guiso de morcillo que está muy bueno, si lo preparáis de un día para otro la carne estará aun mejor, pues habrá cogido todos los sabores. 

jueves, 9 de junio de 2016

Bizcocho de coco con harina integral

La receta de hoy es un rico y fácil bizcocho de coco, ideal para tomarlo en el desayuno o para una rica merienda. La harina que yo he utilizado ha sido harina integral, pero podemos utilizar harina normal sin ningún problema, el resultado será igual de bueno. Yo como veréis le he fundido un poquito de chocolate, para decorarlo y al mismo tiempo, combina muy bien con el coco, dándole un sabor mucho más sabroso. La preparación como veréis no tiene ningún problema, solo se trata de mezclar los ingredientes, siguiendo un orden y hornear, por lo cual espero que os guste y os animéis a prepararlo.


INGREDIENTES:
- 1 Yogur de coco o natural
- 4 Huevos
- 125 g Azúcar
- 125 g Harina integral
- 125 g Coco rallado
- 125 ml Aceite de girasol
- 1 Sobre levadura química (tipo royal)
- 50 g Chocolate
- 40 g Nata

PREPARACIÓN:
      Empezamos nuestra receta pesando y midiendo todos los ingredientes para tenerlos a mano, esto hará que ahorremos tiempo en la cocina, también encendemos el horno por arriba y por abajo a 180º, para que se vaya precalentando. Seguidamente en un bol amplio ponemos los 4 huevos y los 125 g de azúcar, con ayuda de unas varillas mezclamos bien hasta conseguir una mezcla blanquecina y espumosa.


      A continuación añadimos al bol el yogur y los 125 ml de aceite de girasol y seguimos mezclando, hasta que tengamos una crema homogénea.


      Seguidamente mezclamos en un cuenco los 125 g de harina integral, los 125 de coco rallado y el sobre de levadura.


      Una vez mezclado añadimos esta mezcla a la crema que hemos preparado anteriormente, mezclando todo junto hasta conseguir una crema o masa ligera, homogénea y sin grumos.


      A continuación engrasamos nuestro molde con un poquito de mantequilla o margarina, y le espolvoreamos un poquito de harina, para evitar que nuestro bizcocho se pegue y lo podamos desmoldar sin ningún problema. Seguidamente vertemos nuestra masa en el molde y metemos en el horno, que ya estará precalentado a 180º, por arriba y por abajo, durante aproximadamente 25 o 30 minutos, dependiendo de cada horno, pues como se suele decir cada horno es un mundo y no calientan todos igual, de todas formas estamos un poquito pendientes y cuando veamos que se ha dorado un poquito y ha subido, pinchamos con una aguja de punto o un palillo y cuando esta salga limpia, estará listo nuestro bizcocho. Pasado este tiempo sacamos del horno y dejamos enfriar un poquito antes de desmoldarlo.


      Mientras tanto ponemos en un bol o cuenco, los 50 g de chocolate y los 40 g de nata, metemos en el microondas unos 15 segundos y fundimos el chocolate con la nata, dándole vueltas para que se mezcle bien. Seguidamente vertemos este chocolate sobre nuestro bizcocho que ya estará frio, también le podemos echar por encima del chocolate, un poquito de coco rallado para decorar.


      Con esto solo falta coger el cuchillo y empezar a devorar este rico y sencillo bizcocho de coco. 

miércoles, 1 de junio de 2016

Pastel de berenjena caramelizada

Hoy vamos a preparar un rico pastel o tarta salada de berenjena caramelizada que está muy bueno y es ideal para tenerlo hecho con antelación, pues como digo en la receta se puede consumir, tanto frio como caliente. La receta como veréis es muy sencilla y  no tiene ninguna complicación. El jamón que yo he utilizado lo he comprado ya partido en taquitos y el queso es tipo emmetal que tenia por casa, pero si os gusta otro podéis utilizarlo sin ningún problema. La receta esta sacada de una revista que tenia por casa. El sabor y la textura de esta tarta o pastel salado es muy bueno, por lo cual os recomiendo y animo a que preparéis esta rica receta. 


INGREDIENTES:
- 1 Lamina de masa brisa o masa quebrada refrigerada
- 2 Berenjenas medianas
- 2 Cebollas
- 100 g Jamón serrano en taquitos
- 150 g Queso tierno
- 4 Huevos
- 200 ml Nata 33% materia grasa
- 40 g Azúcar
- Aceite de oliva
- Sal
- Pimienta molida

PREPARACIÓN:
     Lo primero que hacemos es pelar y picar las cebollas, una vez picadas ponemos un poquito de aceite en una sartén, la llevamos al fuego y añadimos la cebolla, sofriéndola o pochando a fuego no muy alto, durante aproximadamente 6 o 7 minutos.


      Mientras se pocha nuestra cebolla partimos en taquitos los 100 g de jamón y los 150 g de queso y reservamos.


      Una vez que la cebolla este transparente y haya tomado un pelín de color, añadimos a la sartén los 100 g de jamón en taquitos y sofreímos junto a la cebolla, un par de minutos dándole vueltas con una cuchara de madera. Pasado este tiempo añadimos a la sartén los 40 g de azúcar y continuamos con la cocción hasta que se caramelice, dándole vueltas de vez en cuando, para que el azúcar no se queme, calcular que en 2 o 3 minutos estará listo.


     Seguidamente lavamos muy bien nuestras berenjenas, las secamos con un paño limpio o papel de cocina y las partimos en tacos de aproximadamente 1 o 1,5 cm. Una vez partida la añadimos a la sartén, salamos un poquito y pochamos todo junto unos 8 o 10 minutos a fuego medio, dándole vueltas de vez en cuando.


      A continuación encendemos nuestro horno a 180º, por arriba y por abajo, para que se vaya precalentando. Seguidamente en un bol amplio, ponemos los 4 huevos y con ayuda de unas varillas o un tenedor los batimos, añadimos a continuación los 200 ml de nata, salpimentamos un poquito batimos todo junto y reservamos.


     A continuación engrasamos nuestro molde de paredes bajas, con un poquito de mantequilla o margarina y le espolvoreamos un poquito de harina, para evitar que nuestra masa se nos pegue cuando la horneemos. Seguidamente extendemos nuestra masa y cubrimos con ella el molde que acabamos de engrasar. A continuación con ayuda de un tenedor, pinchamos el fondo de la masa. Seguidamente repartimos por todo el fondo de la masa los 150 g de queso tierno.


      A continuación añadimos por encima el sofrito que hemos preparado, anteriormente con la cebolla, jamón, azúcar y berenjena, vertemos por encima la mezcla del huevo con la nata, metemos en el horno que ya estará precalentado a 180º, durante aproximadamente 35 o 40 minutos, dependiendo de cada horno, de todas formas estamos un poco pendientes y cuando veamos que la superficie está un poco dorada y si pinchamos con una aguja o la punta de un cuchillo y esta sale limpia, es el momento de sacar nuestro pastel del horno.


      Sacamos del horno con cuidado de no quemarnos, dejamos templar un poquito y desmoldamos en el plato o fuete donde lo vayamos a servir.


      Este pastel de berenjena lo podemos comer caliente o frio como mas nos guste.

jueves, 26 de mayo de 2016

II Brindis Solidario (Bodegas Protos)

      La entrada de hoy es para comentaros que el pasado miércoles día 25 de mayo, tuvimos el honor de ser invitados a la II edición de Brindis Solidario, donde se hizo entrega por parte de Bodegas Protos, de una donación de 10.000 euros a la ONG “Alianza española de familias de Von Hippel Lindau” una de las denominadas enfermedades raras.


      Esta iniciativa apoya acciones solidarias de interés general, realizadas por Entidades No Lucrativas, que aporten un beneficio para la sociedad española. La entrega del cheque  se llevo a cabo por el presidente de Bodegas Protos D. Edmundo Bayón y por el director general D. Carlos Villar.


      A esta segunda edición se han presentado 150 candidaturas, y tras 2 meses de votación en Facebook, donde se registraron 135.000 votos la “Alianza española de familias de Von Hippel Lindau” fue la entidad que más votos recibió. El acto se celebro  en la Fundación Pons, situada en la calle de Serrano 138 de Madrid.


Al acto asistieron muchas caras conocidas de la sociedad española (el cantante Juan Peña, la ex modelo Paquita Torres, la estilista y relaciones públicas Natalia Álvarez, el también relaciones públicas Curi Gallardo, Quique Calleja, etc.).


      El evento fue presentado por la conocida periodista Beatriz Cortaza.


      Cristina Arnaldo, representante de la Alianza Española de familias de la Alianza Española de familias de Von Hippel-Lindau emocionó a los asistentes con sus palabras al expresar en primera persona lo que supone esta enfermedad que afecta a una de cada 3.000 personas y que provoca la formación de tumores en zonas del cuerpo que contienen un gran número de vasos sanguíneos, como es el caso de los ojos, solo el escuchar de lo que es capaz esta enfermedad, te pone los pelos de punta.


      Ojala mas empresas y organismos tomaran la misma iniciativa que Bodegas Protos apoyando económicamente estas ONG. Aquí os dejo alguna fotografía del evento que como os he comentado anteriormente tuvo lugar en la Fundación Pons.








      El evento termino degustando unos excelentes vinos Protos, acompañado de unos buenos aperitivos. 


@Bodegas­_Protos @AlianzaVHL @FUNDACIONPONS @Icomagencia @beacorta
#BrindisSolidario #VonHippelLindau #Protos #BodegasPr