LANGUAJE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

domingo, 24 de abril de 2016

Bizcocho de crema de whisky (Baileys)



La receta de hoy es un delicioso, rico y esponjoso bizcocho de crema de whisky que esta de muerte. Como veréis es muy fácil de preparar y lo único que tenemos que hacer, es mezclar todos los ingredientes, siguiendo un orden. La mantequilla como os digo en la receta, la tenemos que sacar antes del frigorífico, para que este blanda a la hora de preparar el bizcocho y los huevos añadimos uno y mezclamos, añadimos otro y seguimos mezclando, así hasta añadir los cuatro huevos. También podemos utilizar margarina en lugar de mantequilla. Bueno no me enrollo mas pues creo que está muy claro, así que vamos con la receta, que espero que os guste tanto como a mí y os animéis a prepararlo.


INGREDIENTES:
- 375 g Harina
- 200 ml Crema de whisky (Baileys, Ruavieja, etc.)
- 250 g Mantequilla en pomada
- 250 g Azúcar
- 1 Sobre levadura química (tipo royal)
- 4 Huevos
- Pizca de sal
- Azúcar glas

PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es preparar todos los ingredientes para tenerlos a mano, esto hará que ahorremos tiempo en hacer nuestro bizcocho, recordar que la mantequilla, tiene que estar a temperatura ambiente (blanda), por eso conviene sacarla antes de la nevera. Seguidamente encendemos nuestro horno, por arriba y por abajo a 180º, para que se vaya precalentando. A continuación ponemos en un bol amplio, los 250 g de mantequilla en pomada (blanda) y los 250 g de azúcar, con ayuda de unas varillas (si son eléctricas mejor), mezclamos bien, hasta conseguir una crema blanquecina y espumosa.


      Seguidamente vamos añadiendo a la mezcla los huevos uno a uno y mezclamos, es decir añadimos un huevo y mezclamos, así hasta añadir los cuatro huevos.


      A continuación mezclamos los 375 g de harina y el sobre de levadura, y lo añadimos al bol junto con la pizca de sal,  mezclando todos los ingredientes con ayuda de una cuchara, hasta que veamos que está todo bien integrado.


      Seguidamente añadimos a bol los 200 ml de crema de whisky (bailéis, ruavieja, etc.), y seguimos mezclando hasta conseguir que la crema de whisky se integre bien, formando una crema suave y sin grumos.


   A continuación engrasamos con un poquito de mantequilla nuestro molde, y le espolvoreamos un poquito de harina, para evitar que se nos pegue el bizcocho, una vez engrasado el molde, vertemos en él la masa que hemos preparado, y metemos en el horno que ya estará precalentado a 180º, por arriba y por abajo, durante aproximadamente 40 o 50 minutos, dependiendo de cada horno, pues como se suele decir, cada horno es un mundo y no todos calientan igual, de todas formas, estamos un poquito pendientes  y pinchamos con una aguja de punto y cuando veamos que sale limpia, estará listo nuestro bizcocho.


      Pasado este tiempo sacamos del horno, dejándolo en el molde aproximadamente 12 minutos, hasta que se enfrié un poquito. Pasado ese tiempo desmoldamos y cuando este completamente frio, le espolvoreamos, por toda la superficie azúcar glas.


      Con esto tenemos listo nuestro delicioso bizcocho de crema de whisky. 


 !uuuaaaaauuu que rico que esta!

miércoles, 20 de abril de 2016

Pastel de queso

Hoy vamos a preparar un rico y suave pastel de queso, con una base de galletas que esta buenísimo y no es nada empalagoso. La receta de este pastel me la ha pasado nuestra amiga Ana Varela, para compartirla con todos vosotros. Como veréis es muy fácil de preparar, prácticamente se trata de mezclar todos los ingredientes, siguiendo los pasos indicados y llevar al fuego sin que llegue a hervir. Además los ingredientes que lleva este delicioso pastel, normalmente se suelen tener en casa. Con esto solo me queda dar las gracias a Ana Varela por compartir con todos nosotros, este buen pastel o tarta de queso y galletas. 


INGREDIENTES:
- 200 g Queso de untar (tipo philadelphia)
- 200 g Azúcar
- 500 ml Nata (35%)
- 200 ml Leche
- 1 Sobre gelatina neutra (10 g)
- Galletas
- Caramelo liquido

PREPARACIÓN:
      Empezamos nuestra receta, preparando todos los ingredientes, para tenerlos a mano, esto hará que ahorremos tiempo a la hora de preparar la receta. Seguidamente ponemos en un cuenco o bol, los 200 ml de leche  y le añadimos el sobre de gelatina neutra, con ayuda de unas varillas o tenedor, mezclamos bien para que se disuelva la gelatina.


      A continuación ponemos en un cazo, los 200 g de queso de untar, los 200 g de azúcar  y los 500 ml de nata, con ayuda de unas varillas mezclamos bien todos los ingredientes. 


      Seguidamente añadimos al cazo los 200 ml de leche, que tenemos con la gelatina disuelta, acto seguido llevamos el cazo al fuego y sin parar de remover con las varillas, para que no se nos pegue y se disuelva el queso y el azúcar, dejamos en el fuego hasta que estén todos los ingredientes disueltos, pero con la precaución de retirar del fuego antes de que hierva (no tiene que hervir, pues entonces la gelatina no hará su labor).


      Seguidamente untamos el fondo de nuestro molde, con caramelo líquido y vertemos en él la mezcla que hemos preparado.


     A continuación cubrimos toda la superficie con una capa de galletas, metemos en el frigorífico y dejamos enfriar como mínimo 10 o 12 horas, para que la gelatina haga su trabajo, aunque lo ideal es dejarla de un día para otro.


      Pasado este tiempo sacamos nuestro pastel del frigorífico, le pasamos al molde un cuchillo por los lados, ponemos la bandeja donde vallamos a desmoldar nuestro pastel y le damos la vuelta, para que las galletas queden en la parte de abajo y el caramelo por arriba.


      Con esto solo nos queda llevar a la mesa y disfrutar de este rico, suave y delicioso pastel de queso. 

domingo, 17 de abril de 2016

Bombones Merci

La entrada de hoy es para comentaros he recibido de la empresa Chocolates MERCI, una caja de bombones variados, creados por sus maestros chocolateros, deciros que los bombones MERCI tienen un sabor delicioso. Comentaros que con motivo del próximo Día de la Madre MERCI, quiere homenajear a todas las madres, pudiendo personalizar la caja de bombones, con una fotografía y una frase dedicada a nuestras madres. Para ello solo tenemos que entrar en la página de chocolates MERCI (www.merciporserasi.es/creatumerci) seguir los pasos que nos indica la página web, y en un par de minutos, tenemos personalizada, nuestra caja de bombones, haciendo de estos deliciosos bombones,  un regalo único y personalizado para el Día de la Madre.  Yo como veréis en la fotografía he personalizado mi caja de bombones MERCI, con una fotografía y una frase dedicada a mi madre. 




Comentaros que os animo para que entréis en la página de chocolates MERCI (http://www.merciporserasi.es/promomercimama), y que participéis en una promoción que chocolates MERCI ha puesto en marcha, con motivo de Día de la Madre. Se trata de crear el MERCI mas grande del mundo dedicado a todas las madres, con fotografías de Madres, hijas e hijos con el fin de agradecerles, todo el amor, cariño y paciencia que siempre han tenido con todos nosotros. Comentaros que chocolates MERCI sortea entre todos los participantes, 20 cestas especiales para el Día de la Madre y 30 Smartbox Restaurantes para ti, para compartir una comida con tu madre. Deciros que por participar en este sorteo, no es necesario que compremos nada, ni compromertenos a nada, pues solo se trata de homenajear a nuestras madres haciendo el MERCI más grande del mundo (http://www.merciporserasi.es/promomercimama). Aparte de eso comentaros que estos bombones están deliciosos, y con unos sabores buenísimos y una variedad muy amplia.


¡DELICIOSOS!

domingo, 10 de abril de 2016

Faláfel con salsa de yogur

La receta que os dejo hoy se la tenemos que agradecer a nuestra querida amiga Adela, que ha tenido la amabilidad de pasármela, para poder compartirla con todos vosotros, la receta es un sabroso y rico faláfel. El faláfel (árabe: فلافل falāfil: hebreo) es una croqueta de garbanzos o haba, que es muy popular en todo Oriente medio. Su elaboración puede cambiar dependiendo de cada país, su origen es algún lugar de subcontinente indio.  Actualmente es muy conocido en el mundo occidental debido a la gran cantidad de restaurantes de cocina árabe, esta receta de faláfel es muy sabrosa y fácil de hacer. Se suele servir como entrante o cómo bocadillo en pan de pita caliente. Bueno no me enrollo mas solo volver a dar las gracias a nuestra amiga Adela, por hacernos llegar la receta.


INGREDIENTES:
- 300 g Garbanzos (crudos)
- 1 Cebolla
- 3 Ajos
- 1 Ramillete de Perejil fresco
- 1 Ramillete de Cilantro fresco
- 1 y ½ Cucharada de pasta tahina (pasta de sésamo)
- Levadura química tipo Royal (½ Sobre)
-  Guindilla molida (½ cucharadita de las de café)
- Sal
- Pimienta molida
- Aceite de oliva suave para freír
PARA LA SALSA DE YOGUR
- 1 Yogur natural
- 2 Pepinillos en vinagre
- 2 Cucharadas de aceite de oliva
- El zumo de medio limón
- Sal

PREPARACION:
      Lo primero que hacemos es poner nuestros garbanzos en remojo al menos 24 horas, si podemos dejarlos 48 horas mejor, cambiándoles el agua una o dos veces, mejor ponerlos en remojo con el agua templada, esto ayuda a su hidratación. Pasado este tiempo y una vez hidratados los garbanzos, los ponemos a escurrir y los pelamos con los dedos quitándoles la piel (también podemos hacer la receta con la piel, pero queda mucho más suave si la quitamos).


      Seguidamente ponemos en el vaso de la batidora o robot los garbanzos, triturándolos un poco, no es necesario que nos quede muy fina la masa, tiene que quedar una textura como si fuera arena.


      A continuación pelamos y picamos la cebolla, el perejil y el cilantro y los ajos quitándoles el germen central.


      Seguidamente añadimos al vaso de la batidora donde tenemos la crema de garbanzos, el cilantro y el perejil picado, los ajos, la cebolla y la cucharada y media de pasta tahina (pasta de sésamo).


      Un poquito de pimienta molida, sal, la media cucharadita de guindilla molida y el medio sobre de levadura química, es decir el resto de ingredientes.


      Seguidamente con ayuda de la batidora, trituramos un poco todos los ingredientes. Una vez triturado todo lo sacamos del vaso de la batidora, dejando la pasta reposar al menos una hora en el frigorífico o un lugar fresco, tapado con un film transparente, esto hará que la levadura actué, para que nos queden mas esponjosas.


     Mientras reposa nuestra masa faláfel vamos preparando la salsa de yogur, para ello picamos finamente los 2 pepinillos en vinagre, acto seguido ponemos en un cuenco o bol el yogur natural, añadimos los pepinillos picados, un poquito de sal, las dos cucharadas de aceite y el zumo del medio limón, mezclando todo con una cuchara o tenedor, con esto tenemos lista la salsa de yogur.


      Seguidamente ponemos abundante aceite en una sartén y la llevamos al fuego, una vez que esté caliente vamos formando bolas con la pasta, aplastándolas un poquito para darles la forma definitiva, nos quedara como unas mini hamburguesas (podemos humedecernos las manos para que no se nos pegue), también podemos dejarlas con forma de bola. Según vamos formando las hamburguesitas las vamos friendo en el aceite, dándole la vuelta para freírlas por ambos lados. Según las vamos friendo las sacamos en un plato, cubierto con papel de cocina para que escurra el exceso de aceite.


      Cuando las tengamos fritas solo nos queda,  llevar a la mesa, acompañadas de la salsa de yogur y disfrutar de este rico manjar.


                                                             ¡Que aproveche!

domingo, 3 de abril de 2016

Ensalada de mango tomate y pimiento verde

La receta de hoy se lo tenemos que agradecer, a nuestra querida amiga Marisol Pombo Rey, que a través de Ana Varela Rey me la ha hecho llegar, para compartirla con todos vosotros. Comentaros que es una ensalada con una combinación de sabores muy bueno, lo de ponerle albahaca es opcional, pero le da un toque muy bueno, incluso si no tenéis albahaca fresca, le podéis añadir un poco de albahaca seca, de la que nos venden en la zona de las especies. Como os digo en la receta cuando partimos el mango, reservamos un poquito, que partimos en cuadraditos y se lo añadimos a la vinagreta. La cantidad de vinagreta, depende de la cantidad de ensalada que vayamos a preparar. Con esto solo me queda dar las gracias a nuestra amiga Marisol Pombo Rey por esta buena receta.


INGREDIENTES:
- 2 Tomates
- 1 Mango (maduro)
- 1 Pimiento verde
- 5 o 6 Cucharadas de vinagre de vino blanco
- 2 o 3 Cucharadas de aceite de oliva
- Pizca de curry molido (1/2 cucharadita de las de café)
- Sal
- Pimienta molida
- Unas hojas de albahaca fresca (cortadas muy finitas)

PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es preparar nuestra vinagreta o aliño, para que vaya reposando y se mezclen bien los sabores. Para ello ponemos en un bol el vinagre, un poquito de sal, pimienta molida y el curry molido, con ayuda de un tenedor o una cuchara mezclamos un poco, a continuación vamos añadiendo en un hilo el aceite, siguiendo batiendo para que se mezcle bien con el vinagre con el resto de ingredientes, veremos que se pone un poco blanquecina la vinagreta.


      Seguidamente lavamos nuestros tomates y los partimos en rodajas, si son muy grandes las rodajas las partimos en dos o tres trozos cada una. A continuación lavamos nuestro pimiento verde, le quitamos todas las semillas y las partes blancas que tiene en el interior, con ayuda de un cuchillo lo partimos en juliana muy fina. Seguidamente pelamos nuestro mango le quitamos el hueso y lo partimos en rodajas finas y al igual que el tomate si son muy grades las dividimos.


      Del mango dejamos un poquito y lo partimos en cuadraditos pequeños y se lo añadimos al bol donde tenemos la vinagreta, mezclando todo bien.


      A continuación ponemos en la fuente o plato donde vayamos a servir nuestra ensalada, el tomate, el mango y las tiritas de pimiento,  mezclando un poquito para que este repartido.


      A continuación picamos finamente las hojas de albahaca y las espolvoreamos por encima de la ensalada. Seguidamente regamos uniformemente con nuestra vinagreta, toda la ensalada.


      Con esto solo queda llevar a la mesa y disfrutar de esta sabrosa y colorida ensalada, que tiene un sabor delicioso.  

martes, 29 de marzo de 2016

Solomillo de cerdo a la naranja

Hoy vamos a preparar unos ricos solomillos de cerdo ibérico, con una salsa muy rica dulce y cítrica que le va de maravilla, para este tipo de carne. Como veréis en la receta lo primero que he hecho ha sido preparar los ingredientes que vamos a utilizar (hacer el zumo, rallar la naranja y disolver la maicena en el agua), con esto nos ahorramos mucho tiempo y tenemos lista nuestra receta en 25 o 30 minutos como máximo. Comentaros que de esta forma queda una carne muy rica y jugosa, con un sabor delicioso. El solomillo es una pieza de carne procedente de la parte lumbar, alojado entre las costillas inferiores y la columna vertebral, más concretamente, encima de los riñones y debajo del lomo bajo, de ahí el nombre de so-lomillo. Se entiende por solomillo la pieza correspondiente al vacuno o al porcino, pues en otros animales el músculo es tan pequeño que no se despieza separadamente. El solomillo se considera en la cocina una pieza selecta de carne que se prepara de muy diversas formas.


INGREDIENTES:
- 2 Solomillos de cerdo (mejor ibérico)
- 1 Naranja grande (el zumo y la ralladura de la piel)
- 50 ml Coñac o ron negrita
- 2 Cucharadas de azúcar moreno (sopera)
- 2 Cucharadas de soja (sopera)
- 1 Cucharada de maicena (de las de postre)
- 150 ml de agua
- Aceite de oliva
- Sal
- Pimienta molida

PREPARACIÓN:
      Empezamos nuestra receta lavando muy bien nuestra naranja, una vez lavada rallamos la piel y reservamos, a continuación exprimimos el zumo y lo reservamos. A continuación ponemos en un vaso los 150 ml de agua, añadimos la cucharadita de maicena y la disolvemos en el agua, con ayuda de una cucharilla o tenedor y reservamos también.


      Seguidamente partimos nuestros solomillos en medallones, de aproximadamente 1,5 cm, una vez partido lo salpimentamos un poquito, sin abusar mucho de la sal, pues la receta lleva soja que es un poco sabrosa.


     A continuación ponemos un poquito de aceite en una sartén, la llevamos al fuego y doramos un poco los medallones de solomillo, por ambos lados, dejándolos al gusto de cada uno, aunque no hay que pasarlos mucho, para que queden jugosos por dentro, una vez dorados los sacamos de la sartén y reservamos.


     A continuación en la misma sartén que hemos dorado los solomillos, la ponemos en el fuego no muy alto y añadimos las dos cucharadas de azúcar morena, los 50 ml de coñac o ron y la ralladura de la naranja, que teníamos reservada anteriormente, dejando en el fuego suave, un par de minutos aproximadamente, hasta que se evapore un poco el alcohol, dándole vueltas con una cuchara de madera, para que no se nos pegue.


      Seguidamente añadimos a la sartén el zumo de la naranja, las 2 cucharadas de soja y los 150 ml de agua con la maicena que teníamos disuelta, damos unas vueltas para que se mezcle todo bien.


      A continuación añadimos los medallones de solomillo, cubriéndolos con la salsa dejando cocer unos 4 o 5 minutos, para que la carne coja bien el sabor de la salsa. Pasado este tiempo comprobamos el punto de sal y si fuera necesario rectificamos.


      Con esto solo queda servir y disfrutar del sabor tan rico de este solomillo, lo podemos acompañar de unas patatas fritas, regadas con un poco de la salsa.