LANGUAJE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

domingo, 22 de mayo de 2016

Tortas de cuchara

La receta de hoy son unas tortas típicas de la repostería o cocina Aragonesa, que se preparan con pocos ingredientes y muy básicos. El nombre de tortas de cuchara o cucharada es porque antiguamente, todas las medidas de los ingredientes se hacían contando cucharadas. Nosotros lo único que vamos a medir con la cuchara, será la cantidad de masa que lleva cada torta. Como veréis es una receta de los más sencilla de preparar, pues lo único que tenemos que hacer, es mezclar todos los ingredientes y hornearlas, por eso espero que os gusten y os animéis a prepararlas.


INGREDIENTES:
- 300 g Harina
- 150 g Azúcar
- 200 ml Aceite de girasol
- 50 ml Leche
- 50 ml Anís
- 4 Huevos
- 1 sobre levadura química (tipo royal)
- Pizca de sal

PREPARACIÓN:
     Lo primero que hacemos es preparar todos los ingredientes para tenerlos a mano, pesándolos y midiendo las cantidades, esto nos ahorrara tiempo en la cocina. Una vez que tenemos todos los ingredientes listos, encendemos el horno por arriba y por abajo a 200º, para que se vaya precalentando.


      A continuación en un bol amplio ponemos todos los ingredientes es decir, los 4 huevos, los 150 g de azúcar, los 50 ml de leche, los 200 ml de aceite, los 50 ml de anís, el sobre de levadura, la pizca de sal y los 300 g de harina.


     Seguidamente con ayuda de una batidora o unas varillas, mezclamos bien todos los ingredientes, hasta conseguir una crema sin grumos.


     A continuación forramos nuestra bandeja de horno, con papel sulfurizado (papel de hornear), también podéis hacer como yo, dividir el papel en cuadrados, eso depende de vosotros, como mejor os venga. Seguidamente con ayuda de una cuchara sopera, añadimos una cucharada colmada en cada cuadrado, tener en cuenta de dejar separación entre una y otra porque  crecen y se nos juntarían unas con otras.


     Seguidamente metemos en el horno que ya estará precalentado a 200º, durante aproximadamente 12 15 minutos, dependiendo de cada horno, de todas formas estamos un poquito pendientes y cuando veamos, que han subido y estén un poquito doraditas, las sacamos del horno.


     Con esto solo nos queda dejar que se enfríen un poquito y las tenemos listas para consumir. Con estas cantidades a mi me han salido unas 18 tortas poco más o menos.


      Son ideales para tomarlas en el desayuno con un buen café o vaso de leche. 

domingo, 15 de mayo de 2016

Merluza a la gallega

Hoy vamos a preparar un plato  típico de la cocina gallega, cuyo principal ingrediente es la merluza blanca. La preparación de la merluza a la gallega no puede ser más sencilla, se cuece en agua más bien salada, acompañada de patatas cocidas y en algunas ocasiones se les añade almejas. Esta merluza suele ir acompañada de lo que se conoce como ajada, que simplemente es, simplemente unos ajos fritos, con un poco de pimentón y caldo de cocer las patatas y el pescado. Un truco para que nuestra merluza nos salga de maravilla, es cocer las patatas en agua convenientemente salada. La merluza a la gallega es un clásico en los platos de los restaurantes españoles, por lo buenos que es y por su sencillez.


INGREDIENTES:
- 1,5 k Merluza
- 3 o 4 Patatas medianas
- 1 Cebolla
- 8 Ajos
- 1 Hoja laurel
- 5 Granos pimienta
- 1 Cucharada de pimentón
- Aceite de oliva
- Chorrito vinagre (unos 15 ml)
- Sal

PREPARACIÓN:
     Lo primero que hacemos es lavar y limpiar bien nuestra merluza, que la tendremos cortada en rodajas gruesas (esto no lo puede partir nuestro pescadero a la hora de comprarla).  Seguidamente ponemos en una cacerola amplia abundante agua fría, la hoja de laurel, la cebolla pelada y partida en dos, los 5 granos de pimienta, un chorrito de aceite, un poco de sal (os recomiendo que si tenéis utilicéis sal gorda), que este el agua más bien sabrosilla.


     A continuación llevamos la cacerola al fuego, añadimos a la cacerola la cabeza de la merluza y dejamos en el fuego hasta que hierva un par de minutos. Mientras se cuece el agua vamos pelando nuestras patatas, y las partimos en rodajas de aproximadamente 1 o 1,5 cm de grosor. Una vez que el agua haya empezado a hervir, retiramos la cabeza de la merluza y añadimos las patatas, que hemos partido en rodajas, dejándolas cocer a fuego suave, unos 10 minutos dependiendo del grosor que las hayamos partido, vamos probando que estén en su punto, procurando que no se partan.


      Mientras se cuecen las patatas vamos a preparar la ajada, para ello pelamos nuestros ajos y los partimos en láminas. Seguidamente ponemos un poquito de aceite en una sartén, la llevamos al fuego y añadimos los ajos y sofreímos un poco, hasta que se doren, teniendo cuidado de que no se quemen, pues entonces para que no amarguen. Una vez que los ajos están doraditos, retiramos un poco la sartén del fuego y añadimos la cucharada de pimentón (retiramos la sartén del fuego para añadir el pimentón, porque este se quema enseguida). Acto seguido añadimos el vinagre damos unas vueltas y añadimos un cazo del caldo, donde tenemos cociendo las patatas, dejándolo en el fuego muy bajito para que mantenerlo caliente. 


     Una vez que las patatas estén cocidas, añadimos a la cacerola la merluza, que previamente hemos salado un poquito y dejamos cocer todo junto, unos 4 o 5 minutos más, lo necesario para que el pescado se cueza.


     Pasado este tiempo sacamos la merluza y las patatas de la cacerola, que estén escurridas, con mucho cuidado para que no se rompan, poniéndolas en una fuente o plato, procurando poner las patatas en la parte de abajo. Seguidamente añadimos por encima la ajada, repartiéndola por toda la superficie.


      Con esto solo nos falta llevar a la mesa y disfrutar de este sencillo, pero delicioso plato de pescado. 

domingo, 8 de mayo de 2016

Castagnole (dulce típico Italiano)

Hoy vamos a preparar un dulce típico de la cocina Italiana, muy rico y sencillo de preparar. Este dulce (castagnole) se suele preparar en carnaval y es muy parecido a la masa de las rosquillas, pero con forma de bolas, con lo cual se comen de un bocado, así que daros cuenta del peligro que tienen. La receta como veréis es muy sencilla y el resultado es fantástico, siendo un vicio que os va a encantar, lo malo es encontrar el momento de parar. Espero que la receta os guste y os animéis a prepararlos, son ideales, para ponerlos en una pequeña fiesta, o hacer un regalo original.


INGREDIENTES:
- 300 g Harina
- 50 ml Anís
- 75 g Mantequilla en pomada o derretida
- 60 g Azúcar
- 12 Levadura química (tipo royal)
- 2 Huevos
- La ralladura de un limón
- Pizca de sal
- Azúcar para rebozar
- Aceite de oliva suave para freír o de girasol

PREPARACIÓN:
      Empezamos nuestra receta preparando todos los ingredientes para tenerlos a mano, esto hará que ahorremos tiempo a la hora de hacer nuestros castagnoles, recordar que la mantequilla, tiene que estar a temperatura ambiente (blanda), por eso conviene sacarla antes de la nevera.


      Lo primero que hacemos es poner en un bol los 2 huevos y con ayuda de unas varillas o tenedor, los batimos.


      Una vez batidos añadimos al bol, los 75 g de mantequilla derretida, los 60 g de azúcar, los 50 ml de anís y por último la ralladura del limón.


      Seguidamente con ayuda de las varillas o tenedor, mezclamos todos los ingredientes muy bien.


    A continuación con ayuda de un colador, tamizamos los 300 g de harina los 12 g de levadura química y la pizca de sal, añadiéndolo al bol.


     Seguidamente mezclamos un poco y terminamos amasando, hasta obtener una masa suave y que no se pegue en las manos, podemos terminar el amasado sobre la mesa de trabajo, un poquito enharinada.


      Seguidamente con la masa vamos formando bolas de unos 10 g aproximadamente, procurando que nos queden todas del mismo tamaño (para que no se nos pegue la masa en las manos, podemos untarnos las manos con unas gotas de aceite).


      A continuación ponemos abundante aceite en una sartén y la llevamos al fuego, una vez caliente el aceite vamos friendo nuestras bolitas, hasta que estén un poquito doradas, las vamos sacando de la sartén y las ponemos sobre papel de cocina, para que suelten el exceso de aceite.


      Por último ponemos en un bol o plato azúcar y vamos rebozando nuestras bolas, con esto solo nos falta servir y disfrutar de este típico dulce Italiano.


      Las podemos conservar en una lata cerrada, aunque creo que no será necesario pues son un vicio.  

domingo, 24 de abril de 2016

Bizcocho de crema de whisky (Baileys)



La receta de hoy es un delicioso, rico y esponjoso bizcocho de crema de whisky que esta de muerte. Como veréis es muy fácil de preparar y lo único que tenemos que hacer, es mezclar todos los ingredientes, siguiendo un orden. La mantequilla como os digo en la receta, la tenemos que sacar antes del frigorífico, para que este blanda a la hora de preparar el bizcocho y los huevos añadimos uno y mezclamos, añadimos otro y seguimos mezclando, así hasta añadir los cuatro huevos. También podemos utilizar margarina en lugar de mantequilla. Bueno no me enrollo mas pues creo que está muy claro, así que vamos con la receta, que espero que os guste tanto como a mí y os animéis a prepararlo.


INGREDIENTES:
- 375 g Harina
- 200 ml Crema de whisky (Baileys, Ruavieja, etc.)
- 250 g Mantequilla en pomada
- 250 g Azúcar
- 1 Sobre levadura química (tipo royal)
- 4 Huevos
- Pizca de sal
- Azúcar glas

PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es preparar todos los ingredientes para tenerlos a mano, esto hará que ahorremos tiempo en hacer nuestro bizcocho, recordar que la mantequilla, tiene que estar a temperatura ambiente (blanda), por eso conviene sacarla antes de la nevera. Seguidamente encendemos nuestro horno, por arriba y por abajo a 180º, para que se vaya precalentando. A continuación ponemos en un bol amplio, los 250 g de mantequilla en pomada (blanda) y los 250 g de azúcar, con ayuda de unas varillas (si son eléctricas mejor), mezclamos bien, hasta conseguir una crema blanquecina y espumosa.


      Seguidamente vamos añadiendo a la mezcla los huevos uno a uno y mezclamos, es decir añadimos un huevo y mezclamos, así hasta añadir los cuatro huevos.


      A continuación mezclamos los 375 g de harina y el sobre de levadura, y lo añadimos al bol junto con la pizca de sal,  mezclando todos los ingredientes con ayuda de una cuchara, hasta que veamos que está todo bien integrado.


      Seguidamente añadimos a bol los 200 ml de crema de whisky (bailéis, ruavieja, etc.), y seguimos mezclando hasta conseguir que la crema de whisky se integre bien, formando una crema suave y sin grumos.


   A continuación engrasamos con un poquito de mantequilla nuestro molde, y le espolvoreamos un poquito de harina, para evitar que se nos pegue el bizcocho, una vez engrasado el molde, vertemos en él la masa que hemos preparado, y metemos en el horno que ya estará precalentado a 180º, por arriba y por abajo, durante aproximadamente 40 o 50 minutos, dependiendo de cada horno, pues como se suele decir, cada horno es un mundo y no todos calientan igual, de todas formas, estamos un poquito pendientes  y pinchamos con una aguja de punto y cuando veamos que sale limpia, estará listo nuestro bizcocho.


      Pasado este tiempo sacamos del horno, dejándolo en el molde aproximadamente 12 minutos, hasta que se enfrié un poquito. Pasado ese tiempo desmoldamos y cuando este completamente frio, le espolvoreamos, por toda la superficie azúcar glas.


      Con esto tenemos listo nuestro delicioso bizcocho de crema de whisky. 


 !uuuaaaaauuu que rico que esta!

miércoles, 20 de abril de 2016

Pastel de queso

Hoy vamos a preparar un rico y suave pastel de queso, con una base de galletas que esta buenísimo y no es nada empalagoso. La receta de este pastel me la ha pasado nuestra amiga Ana Varela, para compartirla con todos vosotros. Como veréis es muy fácil de preparar, prácticamente se trata de mezclar todos los ingredientes, siguiendo los pasos indicados y llevar al fuego sin que llegue a hervir. Además los ingredientes que lleva este delicioso pastel, normalmente se suelen tener en casa. Con esto solo me queda dar las gracias a Ana Varela por compartir con todos nosotros, este buen pastel o tarta de queso y galletas. 


INGREDIENTES:
- 200 g Queso de untar (tipo philadelphia)
- 200 g Azúcar
- 500 ml Nata (35%)
- 200 ml Leche
- 1 Sobre gelatina neutra (10 g)
- Galletas
- Caramelo liquido

PREPARACIÓN:
      Empezamos nuestra receta, preparando todos los ingredientes, para tenerlos a mano, esto hará que ahorremos tiempo a la hora de preparar la receta. Seguidamente ponemos en un cuenco o bol, los 200 ml de leche  y le añadimos el sobre de gelatina neutra, con ayuda de unas varillas o tenedor, mezclamos bien para que se disuelva la gelatina.


      A continuación ponemos en un cazo, los 200 g de queso de untar, los 200 g de azúcar  y los 500 ml de nata, con ayuda de unas varillas mezclamos bien todos los ingredientes. 


      Seguidamente añadimos al cazo los 200 ml de leche, que tenemos con la gelatina disuelta, acto seguido llevamos el cazo al fuego y sin parar de remover con las varillas, para que no se nos pegue y se disuelva el queso y el azúcar, dejamos en el fuego hasta que estén todos los ingredientes disueltos, pero con la precaución de retirar del fuego antes de que hierva (no tiene que hervir, pues entonces la gelatina no hará su labor).


      Seguidamente untamos el fondo de nuestro molde, con caramelo líquido y vertemos en él la mezcla que hemos preparado.


     A continuación cubrimos toda la superficie con una capa de galletas, metemos en el frigorífico y dejamos enfriar como mínimo 10 o 12 horas, para que la gelatina haga su trabajo, aunque lo ideal es dejarla de un día para otro.


      Pasado este tiempo sacamos nuestro pastel del frigorífico, le pasamos al molde un cuchillo por los lados, ponemos la bandeja donde vallamos a desmoldar nuestro pastel y le damos la vuelta, para que las galletas queden en la parte de abajo y el caramelo por arriba.


      Con esto solo nos queda llevar a la mesa y disfrutar de este rico, suave y delicioso pastel de queso. 

domingo, 17 de abril de 2016

Bombones Merci

La entrada de hoy es para comentaros he recibido de la empresa Chocolates MERCI, una caja de bombones variados, creados por sus maestros chocolateros, deciros que los bombones MERCI tienen un sabor delicioso. Comentaros que con motivo del próximo Día de la Madre MERCI, quiere homenajear a todas las madres, pudiendo personalizar la caja de bombones, con una fotografía y una frase dedicada a nuestras madres. Para ello solo tenemos que entrar en la página de chocolates MERCI (www.merciporserasi.es/creatumerci) seguir los pasos que nos indica la página web, y en un par de minutos, tenemos personalizada, nuestra caja de bombones, haciendo de estos deliciosos bombones,  un regalo único y personalizado para el Día de la Madre.  Yo como veréis en la fotografía he personalizado mi caja de bombones MERCI, con una fotografía y una frase dedicada a mi madre. 




Comentaros que os animo para que entréis en la página de chocolates MERCI (http://www.merciporserasi.es/promomercimama), y que participéis en una promoción que chocolates MERCI ha puesto en marcha, con motivo de Día de la Madre. Se trata de crear el MERCI mas grande del mundo dedicado a todas las madres, con fotografías de Madres, hijas e hijos con el fin de agradecerles, todo el amor, cariño y paciencia que siempre han tenido con todos nosotros. Comentaros que chocolates MERCI sortea entre todos los participantes, 20 cestas especiales para el Día de la Madre y 30 Smartbox Restaurantes para ti, para compartir una comida con tu madre. Deciros que por participar en este sorteo, no es necesario que compremos nada, ni compromertenos a nada, pues solo se trata de homenajear a nuestras madres haciendo el MERCI más grande del mundo (http://www.merciporserasi.es/promomercimama). Aparte de eso comentaros que estos bombones están deliciosos, y con unos sabores buenísimos y una variedad muy amplia.


¡DELICIOSOS!