09/02/2024

Solomillo de Cerdo con salsa de Miel y Mostaza

   Hoy vamos a preparar una receta muy rica, fácil, rápida de preparar y con pocos ingredientes, como podréis observar. Se trata de unos solomillos de cerdo con una salsa, podríamos decir agridulce y que tiene un sabor delicioso. En los ingredientes como podréis ver he puesto caldo de pollo (ave), yo como podréis apreciar en las imágenes no tenía caldo de pollo y he utilizado, agua con una pastilla de caldo, que sinceramente queda muy bien. La receta como siempre os digo la podéis modificar a vuestro gusto, yo he utilizado mostaza normal, si os gusta muy fuerte podéis añadir más mostaza, o utilizar mostaza tipo Dijon que tiene un sabor mucho más fuerte. Espero que la receta os guste y os animéis a prepararla, me podéis enviar un mensaje a (cocinaconpaco@gmail.com) o poner un comentario en la entrada, para contarme que os ha parecido.


INGREDIENTES:

            - Para 3 personas:

- 2 Solomillos de cerdo (mejor si son Ibéricos)

- 1 Cebolla

- 3 Dientes de ajo

- 250 ml. Caldo de pollo o agua con una pastilla de caldo

- 200 ml. Vino Blanco

- 1 Cucharada y media de mostaza

- 1 Cucharada de miel

- Sal

- Pimienta molida


PREPARACIÓN:

    Lo primero que hacemos es limpiar la grasa de nuestros solomillos, aunque normalmente es una pieza de carne, que no suele tener mucha grasa. Una vez que les hemos quitado la grasa, los partimos en medallones (rodajas) de unos 2/3 centímetros de grosor. A continuación, ponemos 3 o 4 cucharadas de aceite en una sarten, la llevamos al fuego y cuando este caliente, ponemos los medallones de solomillo y los sellamos por ambos lados, simplemente que se doren un pelín, para que mantengan su jugo.

    Una vez sellados los sacamos de la sarten los depositamos en un plato o fuente, salpimentamos un poco y reservamos (el aceite de la sarten no lo tiramos).

    Seguidamente picamos nuestra cebolla y los 3 ajos, una vez picado sofreímos, añadiéndole un poquito de sal a fuego medio, dándole vueltas de vez en cuando, para que no se queme, en el mismo aceite donde hemos sellado los solomillos, si fuese necesario añadimos un pelín más de aceite.

    Una vez que hemos sofrito la cebolla y el ajo, añadimos a la sarten los 200 ml de vino blanco, dejando que empiece a hervir, cuando veamos que hierve, añadimos el caldo de pollo o como mi caso agua y una pastilla de caldo, dejando que hierva 2 o 3 minutos.

    Pasado este tiempo añadimos la mostaza, damos unas vueltas que se mezcle todo y retiramos del fuego. A continuación, lo ponemos en el vaso de la batidora y con ayuda de esta trituramos todo muy bien.

    Seguidamente, ponemos la salsa en la sarten y añadimos la cucharada de miel, damos unas vueltas para que se mezcle todo. Una vez mezclado, añadimos los medallones de solomillo, que habíamos reservado, con los jugos que hayan podido soltar, dejamos cocer todo junto unos 4 o 5 minutos, probamos el punto de sal de nuestra salsa y modificamos si fuera necesario.

    Retiramos del fuego emplatamos y tenemos listos nuestros solomillos en salsa para disfrutar de ellos.


¡A DISFRUTAR!

3 comentarios:

  1. Buenos días Paco, este solomillo ha de estar delicioso y que rica su salsa.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta este contraste de sabores dulce y salado que tan bien quedan con la carne de cerdo. Un plato delicioso para no parar de mojar pan.

    ResponderEliminar
  3. Hacía siglos que no pasaba por tu cocina, pero tus platos siguen siendo igual de maravillosos que siempre, qué maravilla!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar vuestros comentarios, siempre es agradable recibirlos. Si tenéis alguna duda, sugerencia o consejo no dudéis en enviarme un correo electrónico a cocinaconpaco@gmail.com

Galletas perrunillas