LANGUAJE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

miércoles, 21 de marzo de 2018

Torrijas rellenas de crema de naranja


Hoy pensando ya en la proximidad de la Semana Santa, vamos a preparar unas ricas torrijas. Estas torrijas parecen un poco complicadas de preparar, pero si la seguimos  paso a paso es una receta facilísima sin ninguna complicación. Espero que os animéis a prepararlas veréis que están deliciosas y son muy originales.


INGREDIENTES:
      - 6 Rebanadas de pan de molde
      - 1/4 litro de Leche
      - La cáscara de una naranja
      - 1/2 Palito de canela
      - 25 gr. de Azúcar
      - 2 Huevos para rebozar
      - Aceite de Oliva suave para freír
      - Azúcar para rebozar
      - Pizca de canela molida
PARA LA CREMA DE NARANJA:
      1/4 Litro de zumo de naranja
      - 25 gr. de Maicena
      - 30 gr. de Azúcar
      - 1 Huevo

PREPARACIÓN:
    Ponemos en un cazo la leche, el palito de canela, el azúcar y la cascara de naranja, llevamos al fuego y dejamos hervir un par de minutos, pasado este tiempo rtetiramos del fuego y dejamos enfriar.


      Mientras se enfría podemos ir batiendo los huevos, para rebozar las torrijas. Cuando tengamos la leche fría, le quitamos el palito de canela y la cáscara de naranja. Remojamos las rebanadas de pan en la leche fría, las ponemos sobre un trozo de papel de aluminio, prensándolas con la espátula.


      Enrollamos las rebanadas al molde de caña, ayudándonos del papel de aluminio. Cuando tengamos todas enrolladas, ponemos una sartén al fuego con abundante aceite (a fuego medio), pasamos cada rebanada envuelta en el canutillo, por el huevo batido.

      Freimos cuando tengamos el aceite caliente, dejamos hasta que estén doradas. Las vamos dejando escurrir en papel de cocina hasta que estén frías. Mientras se enfrían vamos a preparar la crema de naranja. En un cazo calentamos el zumo y el azúcar a fuego no muy fuerte.


        Mientras tanto batimos el huevo con la maicena, sin que nos queden grumos. 



      Seguidamente añadimos el huevo con la maicena al zumo y con ayuda de las varillas no dejamos de remover.



      Nada más que veamos que va a empezar a hervir retiramos del fuego y dejamos enfriar un poquito.



      Mientras tanto vamos quitando las cañas o moldes a las rebanadas y las rebozamos en azúcar mezclada con un poquito de canela molida.


       Si disponemos de manga pastelera  ponemos dentro la crema, y rellenamos las torrijas, si no tenemos las rellenamos con ayuda de una cucharilla, teniendo cuidado de no romper las torrijas. Solo nos queda emplatar y saborear.


domingo, 4 de marzo de 2018

Galletas en blanco y negro


Hoy vamos a preparar unas deliciosas galletas de chocolate que están muy buenas y son muy sencillas de preparar. La receta es del blog de nuestra amiga Nieves (comidoporservido), un blog que os recomiendo que visitéis, pues está lleno de recetas estupendas, muy ricas y muy bien explicadas, todas y cada una de ellas. Espero que os gusten estas galletas y os animéis a prepararlas, son ideales para cualquier ocasión, cumpleaños, desayuno, merienda, etc. aparte de todo esto se conservan muy bien. Si las preparáis lo que tenéis que tener en cuenta es no hornearlas demasiado, por lo demás veréis que quedan muy bonitas y al saborearlas, son crujientes por fuera pero muy blanditas por dentro.


INGREDIENTES:

- 250 g Chocolate negro
- 55 g Mantequilla a temperatura ambiente
- 100 g de Azúcar
- 2 huevos
- 200 g de harina
- 1 Cucharadita de café de levadura de repostería
- 1 Pizca de sal
- 1 Sobre de azúcar vainillado
- Azúcar glass para rebozarlas

PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es fundir el chocolate al baño maría (El baño maría consiste en introducir un recipiente con los ingredientes a cocinar dentro de otro recipiente mayor que contiene agua, éste se lleva al fuego y es el agua el hilo conductor que dará calor indirecto al contenido del recipiente de menor tamaño, cocinándolo de forma homogénea), para ello ponemos en un cazo o cacerola un poco de agua, la llevamos al fuego y una vez que este caliente el agua, ponemos en un cazo, bol etc. más pequeño que donde tenemos el agua, los 250 g de chocolate, fundiéndolo con el calor que le dé del agua que tenemos calentando en el otro cazo.


      Una vez fundido el chocolate, retiramos del fuego y añadimos los 55 g de mantequilla, dándole vueltas hasta que se funda con el chocolate y quede bien mezclado y reservamos.


      A continuación ponemos en un bol los 2 huevos, los 100 g de azúcar y el sobre de azúcar avainillado, con ayuda de unas varillas batimos bien hasta que los huevos doblen su volumen y tengan un color blanquecino.


      Seguidamente añadimos al bol donde tenemos los huevos mezclados con el azúcar, la mezcla de chocolate con la mantequilla que hemos fundido anteriormente, mezclando todo bien con ayuda de un tenedor o una espátula de silicona.


     A continuación añadimos a esta mezcla los 200 g de harina, la pizca de sal y la cucharadita de levadura, tamizándolo todo con ayuda de un colador. Mezclamos todo, pero sin trabajar demasiado, solo hasta que estén todos los ingredientes unidos, una vez mezclado tapamos el bol con un poco de film transparente, metemos en el frigorífico  y dejamos reposar, una hora aproximadamente.


      Un poco antes de sacar la masa del frigorífico, encendemos el horno a 180º, por arriba y por abajo para que se vaya precalentando. Seguidamente cubrimos nuestra bandeja de horno con papel sulfurizado (papel de hornear), sacamos la masa del frigorífico y con las manos bien limpias vamos formando bolitas no muy grandes, según vamos formando las bolitas, las vamos rebozando en azúcar glass, dejándolas bien cubiertas de azúcar y las vamos dejando en la bandeja del horno, que hemos cubierto anteriormente con el papel de hornear. 


      A continuación metemos la bandeja en el horno, que ya estará precalentado y dejamos hornear, durante 10 minutos aproximadamente, hasta que se craquelen, pasado este tiempo sacamos del horno y las dejamos enfriar. Estas galletas quedan crujientes por fuera y blanditas por dentro, tener cuidado al hornearlas, pues si nos pasamos quedaran un poco secas por dentro.


Ahora solo falta llevar a la mesa y disfrutar de estas deliciosas galletas.