LANGUAJE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

martes, 24 de marzo de 2015

Alcachofas

Hoy aprovechando que estamos en temporada de alcachofas, vamos a preparar unas sencillas, pero ricas alcachofas. A la hora de comprar las alcachofas, la mejor manera de comprobar que son frescas es apretar la zona donde está el rabito y acercarla al oído. Si al presionarlas cruje quiere decir que están frescas, pero si por el contrario el dedo se hunde con facilidad, es porque están fofas, también nos fijaremos si tienen muchas manchas oscuras en esta zona, estas se deben descartar, porque lo más seguro es que ya no están en condiciones. A este plato como suelo decir, dependiendo de nuestra imaginación o gusto, le podemos añadir, unas gambas, almejas, etc. de cualquier forma está muy bueno.   Yo les he puesto para acompañar un poquito de jamón tostado en el microondas.


INGREDIENTES para 4 personas:
      - 2 k Alcachofas
      - 250 ml Vino blanco
      - 1 Cebolla
      - 5 Ajos
      - 1 Cucharada de harina
      - 1 Limón
      - Perejil fresco
      - Caldo de cocer las alcachofas
      - Sal
      - Aceite de oliva
  
PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es partir nuestro limón en gajos (con piel y todo), ponemos abundante agua en una cacerola y añadimos el limón que hemos partido en gajos, estrujándolo un poco. Esta agua con el limón la vamos a utilizar, para poner las alcachofas y evitar que se nos oxiden o se pongan negras. A continuación cortamos un poco del tallo y el resto lo pelamos un poco, sin comerse el corazón.  Seguidamente limpiamos nuestras alcachofas, quitándole todas las hojas verdes, por lo menos dos capas de hojas, hasta que veamos que las hojas son tiernas, si fuera necesario quitamos mas capas. Las partimos por la mitad y le cortamos un poquito las puntas. Según las vamos pelando las ponemos en la cacerola que tenemos con el agua y el limón, para que no se nos pongan negras.


     A continuación ponemos en una cacerola de acero inoxidable nuestras alcachofas, añadimos agua suficiente, hasta que las cubra, añadimos un poco de sal y una ramita de perejil, llevamos al fuego y cocemos unos 20 minutos, hasta que estén tiernas. Para evitar que cuando estén cociendo  floten en la superficie y se oscurezcan, las cubrimos con una tapadera o plato mas pequeño, para que las alcachofas no pierdan el contacto con el agua. Una vez cocidas las sacamos del agua de la cocción, reservando un poco del agua donde las hemos cocido.


    Seguidamente pelamos y picamos finamente, nuestra cebolla y los ajos. Ponemos un poquito de aceite en una cacerola, llevamos al fuego y añadimos la cebolla y el ajo que hemos picado, salamos y sofreímos a fuego medio, dándole vueltas con una cuchara de madera.


       Una vez sofrita la cebolla y el ajo, añadimos a la cacerola la cucharada de harina, dándole un par de vueltas con la cuchara, para que se sofría un pelín y mate el sabor de la harina cruda. A continuación añadimos los 250 ml de vino blanco y dejamos cocer un poquito para que se evapore el alcohol.


      Seguidamente añadimos nuestras alcachofas, damos unas vueltas y añadimos un poco del caldo de la cocción que teníamos reservado, comprobamos el punto de sal rectificando si fuera necesario y dejamos cocer unos 8 o 10 minutos.


      Pasado este tiempo retiramos las alcachofas del fuego, picamos un poquito de perejil fresco y se lo añadimos a las alcachofas.


      Yo les he puesto para acompañar un poquito de jamón tostado en el microondas.


Con esto solo nos queda servir, llevar a la mesa y disfrutar de este rico plato. 

20 comentarios:

  1. Que ricas¡¡¡ me encantan las alcachofas pero en casa nunca las hago porque solo me gustan a mi, besos

    ResponderEliminar
  2. Me han encantado tus alcachofas y ademas es un plato que me gusta bastante y suelo hacerlo a menudo.
    besos

    ResponderEliminar
  3. Paco, que ricas alcachofas has preparado, hay que aprovechar la temporada que dura muy poco.

    ResponderEliminar
  4. Que buenas, yo las limpio y las escurro bien, las salo y las paso por harina y las frio en la freidora, y a comer!!!!!, estan que resucitan.🍻

    ResponderEliminar
  5. Te ha quedado maravilloso este plato Paco!! yo no se cocinarlas y no me llevo bien con ellas, pero además por aqui no hay costumbre de cocinarlas y eso también hace mucho jeje esta diferencia que tenemos algún día la superaré seguro....Bess

    ResponderEliminar
  6. Oinsssss Paco......te puedes imaginar que tomo buena nota de ésta, es muy sencilla y otra forma de comerlas cocidas con un poco más de aderezo y sin que ponernos demasiados kilos......ya tú sabes, la operación bikini está en marcha......

    ResponderEliminar
  7. un plato sano y delicioso. tiene una pinta genial!!
    Un beso,
    http://elbauldelasdelicias.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  8. Me encantan estas alcachofas,deben estar super ricas,me encantan,vaya pinta que tienen.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Muy ricas!!!!Gracias por compartir.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  10. Jo Paco, con lo que me gustan las alcachofas, estas deben estar de rechupete. No sabia el truquillo que nos has puesto. Yo siempre las compro en un payes recien cortadas ya que el Prat es una de los pueblos donde sus alcachofas tienen fama.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Yo no soy muy de alcachofas, pero reconozco que te ha quedado un plato que seguramente a los amantes de la alcachofa lo dejaría rebañado :)

    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  12. Que rico platito de alcachofas nos traes Paco, para chuparse los dedos.

    ResponderEliminar
  13. Los platos con verduras de temporada son los mejores ¡un sabor delicioso por muy poco dinero!

    ¡Besos mil!
    http://losdulcessecretosdecuca.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  14. Un plato delicioso y muy sano, la pinta es extraordinaria y ya acompañado de jamocito que más pedirle?? Besotessssss

    ResponderEliminar
  15. Hola Paco se las voy tener qe hacer a mi marido ya que le encantan y estas las veo muy ricas, bsss

    ResponderEliminar
  16. Riquísimas!! y deliciosas con ese toque final del crujiente de jamón. Me han encantado Paco, las tengo que preparar a tu manera. Deliciosas!!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Me encantan las alcachofas de todas formas, incluso me las como cocidas y rociadas con unas gotas de aceite.
    Pero las tuyas, éstas que acabas de hacer, son para nota ¡ya me estoy imaginando lo buenísimas que tienen que estar!
    Cariños y buen fin de semana.
    kasioles

    ResponderEliminar
  18. Son una delicia y en esta receta tiene que estar impresionantes. Un abrazo y buena Semana Santa, Clara.

    ResponderEliminar
  19. Que ricas y sana es esta receta amigo Paco..Pensé que ya tendrias alguna receta de torrijas pero no las veo,,Repasaré otra vez

    Te deseo un feliz Fin de semana amigo
    Con cariño Victoria

    ResponderEliminar
  20. Me quedo con tus trucos, está muy saberlos para cuando vaya a comprar alcachofas. Hoy las comeremos en casa, pero no de esta manera. Aunque me quedo con la receta, porque como me cuesta comerlas un poco siempre busco formas distintas de cocinarlas y esta me ha gustado

    Espero que disfrutes estos días!! Abrazos!!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar vuestros comentarios, siempre es agradable recibirlos, Si tenéis alguna duda, sugerencia o consejo no dudéis en mandarme un correo electrónico a una de las siguientes direcciones: cocinaconpaco@gmail.com o chipaco1958@gmail.com