LANGUAJE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

jueves, 29 de agosto de 2013

Ensalada César

Hoy vamos a preparar una buena y apetecible ensalada César, que espero que os guste. Como os pongo en la receta podemos utilizar un poco de mayonesa, añadiéndole las anchoas, mostaza, limón y pimienta, ahorrándonos tener que prepararla y que se nos corte. La Ensalada César es una ensalada de lechuga romana, trocitos de pan tostado aliñados (llamados picatostes). El inventor de esta ensalada fue el cocinero Alex Cardini la ensalada lleva el nombre del dueño del restaurante llamado César Cardini. La ensalada es muy popular, siendo posible encontrarla en muchos restaurantes de todo el mundo. Existen muchas versiones de esta famosa ensalada. Yo con esta receta solo pretendo daros una idea y que cada uno la prepare a su gusto, con pollo, beicon, aceitunas, jamón etc.


INGREDIENTES:
      - Lechuga (mejor tipo romana)
      - 200 g Pechuga de pollo (cocida, asada, etc.)
      - 150 g Queso semicurado
      - 125 ml Aceite de oliva (suave)
      - Pan tostado (picatostes)
      - 2 Yemas de huevo
      - 10 Anchoas
      - 1 Ajo
      - 1 Cucharada de zumo de limón
      - ½ Cucharada de mostaza
      - Pimienta blanca molida
      - Sal
  
PREPARACIÓN:
       Lo primero que hacemos es picar y lavar nuestra lechuga, desechando las hojas que estén mal. Cuando la hayamos lavado, la dejamos en agua para que las hojas se pongan tersas.


       Seguidamente ponemos en el vaso de la batidora, las 2 yemas de huevo y el diente de ajo, quitándole el germen central. Con ayuda de la batidora empezamos ha batir el huevo y vamos añadiendo  los 125 ml de aceite en un hilo, poco a poco, cuando veamos que va espesando, hacemos movimientos suaves, ascendentes y descendentes hasta que este lista nuestra mayonesa (este paso lo podemos suprimir si utilizamos mayonesa ya preparada).


       A continuación añadimos al vaso, 6 anchoas reservando las 4 restantes, la media cucharada de mostaza, la cucharada de limón y un poquito de pimienta blanca, triturando todo con ayuda de la batidora. Una vez triturado todo, probamos el punto de sal y si queremos podemos añadirle, un poquito mas de mostaza, depende de el gusto de cada uno, metemos el vaso en el frigorífico, hasta la hora de utilizarla.


       Seguidamente picamos en juliana la pechuga de pollo, el pan tostado en cuadraditos y el queso en taquitos pequeños.


       A continuación escurrimos bien nuestra lechuga y la depositamos en la ensaladera o fuente. Seguidamente añadimos por encima de la lechuga, la salsa que tenemos reservada en el frigorífico, el pan tostado (picatostes), la pechuga de pollo partida (en mi caso restos de pollo asado), el queso en taquitos y por ultimo las cuatro anchoas restantes partidas en dos.


      Con esto solo nos queda disfrutar de esta rica ensalada.


sábado, 24 de agosto de 2013

Helado de nubes (pitufo)

Hoy os dejo un rico y colorido helado de nubes, muy fácil de preparar, sin necesidad de heladera. Yo le he puesto un poco de colorante alimenticio, de color azul, porque las nubes que he utilizado, no tenían un color vivo, mas bien eran blancas. Pero como os digo no hace falta y si las nubes que utilizáis, son de color rojo, azul, verde, etc. os quedara un helado muy rico y colorido. Animo y poneros manos a la obra, a preparar este sencillo helado.



INGREDIENTES:
      - 200 ml Nata (para montar)
      - 150 ml Leche
      - 175 g Nubes
      - Colorante azul (opcional)

PREPARACIÓN:
      Empezamos nuestra receta poniendo en un cazo  los 150 ml de leche, ponemos el cazo con la leche en el fuego no muy alto, y añadimos los 175 g de nubes, removiendo continuamente hasta que se disuelvan, las nubes en la leche. Una vez disueltas por completo, retiramos del fuego y dejamos enfriar.
 
      A continuación, montamos nuestra nata, con ayuda de unas varillas o una batidora de varillas, un truco para que se nos monte mejor, es que nuestra nata este bien fría.
 
      Seguidamente echamos al cazo donde tenemos las nubes disueltas con la leche, unas gotas de colorante azul, mezclando todo hasta alcanzar el color deseado. Esto es opcional, pudiendo echar cualquier otro color o no echar nada de colorante.
 
      Seguidamente ponemos en un bol la leche con las nubes disueltas y añadimos la nata montada, mezclando (no remover) con ayuda de una espátula de silicona, todos los ingredientes, con movimientos envolventes, para evitar que la nata se nos baje lo menos posible.
 
      Una vez que lo tengamos mezclado lo metemos en el congelador, cuando haya pasado una hora aproximadamente, sacamos del congelador, mezclando de nuevo para evitar que se cristalice y nos quede cremoso. Esta operación la realizamos un par de veces, hasta que veamos que nuestro helado, tiene una textura cremosa. Dejamos en el congelador hasta la hora de servir.
 
¡Este helado hará las delicias de los más pequeñ@s de la casa!

domingo, 18 de agosto de 2013

Granizado de limón

Hoy aprovechando que nuestros amigos Manolo y Mariana, que han estado pasando unos días de descanso en Santiago de la Rivera (Murcia), nos han traído unos limones, vamos ha preparar un rico granizado de limón. Como veréis la receta es muy fácil y solo vamos a utilizar, limones, azúcar y agua. Este granizado no tiene nada que envidiar al que nos podemos tomar en las heladerías.
 
 
INGREDIENTES para 3 y ½ l:
- 10 Limones
- 600 g Azúcar
- 3 l Agua
 
PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es lavar bien 3 de los 10 limones y rallamos la piel procurando que solo sea la parte amarilla, reservando los limones una vez rallados para exprimirlos con el resto mas adelante. Seguidamente ponemos en una cacerola los 3 litros de agua, los 600 g de azúcar y la ralladura de los tres limones. La ponemos en el fuego y dejamos hervir unos 6 minutos a fuego medio, dándole vueltas de vez en cuando para que se disuelva bien el azúcar. Pasado este tiempo retiramos del fuego y dejamos enfriar en la cacerola.
 
 
      Mientras tanto vamos a exprimir los 10 limones con ayuda del exprimidor. La cantidad de zumo que tenemos que extraer de los limones, es aproximadamente 700 ml. Seguidamente una vez se haya enfriado el agua con el azúcar y la ralladura de limón, añadimos a la cacerola el zumo de los limones que hemos exprimido y mezclamos bien. Seguidamente  lo colamos y vertemos en uno o varios tupper. Seguidamente lo metemos en el congelador, cuando haya pasado 1 o 2 horas sacamos del congelador, mezclamos un poco y lo volvemos a meter otra vez en el congelador, hasta la hora de servir, que lo sacaremos unos minutos antes para que se descongele un poco.
 
 
      Yo como veréis en la fotografía  he utilizado varios tupper, calculando el numero de granizados que vamos ha servir cada vez, así no es necesario que cuando vayamos a tomar un par de ellos descongelar todo.
 
¡Fresquito y muy rico!

martes, 13 de agosto de 2013

Flan de café

Hoy vamos a preparar un rico flan de café, utilizando unas yemas que me sobraron el otro día, cuando prepare la leche merengada. Como veréis es muy simple, pero no por ello menos esquisto. El sabor que tiene es muy bueno y tiene una textura formidable. Si no os gusta el café lo podéis suprimir sin ningún problema, se trata de aprovechar las yemas que nos han sobrado.
  

INGREDIENTES:
      - 4 Yemas de huevo
      - 275 ml Leche (entera)
      - 70 g Azúcar
      - 1 Cucharada de café soluble instantáneo (un sobre)
      - Caramelo liquido
  
PREPARACIÓN:
       Lo primero que hacemos es encender nuestro horno a 190º, por la parte inferior, para que se vaya precalentando. Como lo vamos a preparar al baño maría, metemos en la parte inferior del horno una fuente que aguante el calor, con agua para que se vaya calentando. Seguidamente ponemos en un cazo los 275 ml de leche y la calentamos (esta operación también la podemos hacer en el microondas). Una vez caliente añadimos la cucharada de café soluble y la disolvemos en la leche, dejando enfriar un poquito.


      A continuación ponemos en un bol,  las 4 yemas de huevos y los 70 g de azúcar. Con ayuda de unas varillas o un tenedor, batimos un poco. A continuación vertemos sobre las yemas, la leche con el café que ya estará tibia, mezclando todo un poco.


      Seguidamente cubrimos el fondo de nuestro molde con caramelo liquido, podemos utilizar un solo molde como he hecho yo, o varios de tamaño mas pequeño, lo que si tenemos que tener en cuenta es que sea acto para horno. A continuación echamos la mezcla que hemos preparado en el molde. Seguidamente metemos en la fuente con agua que tenemos en el horno para que se haga al baño maría (Consiste en la cocción de un alimento dentro de un cazo, molde, etc. que a su vez está dentro de un recipiente con agua para que el alimento se cocine por medio del agua caliente y no por el calor del horno directamente), durante aproximadamente 40 minutos.


      De todas formas comprobamos si esta listo, introduciendo la punta de un cuchillo o un palillo y si al sacarlo esta sale   limpia, es que nuestro flan esta listo. Sacamos del horno y dejamos enfriar, una vez frio metemos en el frigorífico para que tome un poquito mas de consistencia y lo podamos desmoldar sin ningún problema.

domingo, 11 de agosto de 2013

Helado de leche merengada

Hoy os dejo un rico helado de leche merengada, muy bueno y apetecible, sobre todo con estos calores. Como veréis no necesitamos heladora, pero lo que si tenemos que hacer, como os comento en la receta, es sacarlo varias veces del congelador, moviéndolo para que no se cristalice y quede cremoso. Con las yemas que nos han sobrado he preparado un flan, que en la próxima entrada os pondré. Si la preparáis seguro que os encanta.



INGREDIENTES:
- 1 l Leche entera
- 300 g Azúcar
- 4 Claras de huevo
- 1 Palito o rama de canela
- La cáscara de un limón
- Canela molida (para decorar)


PREPARACIÓN:

      Empezamos nuestra receta poniendo en un cazo la cáscara de limón bien lavada, el palo de canela, 250 g de azuzar (reservando los 50 g restantes) y el litro de leche. Lo llevamos al fuego hasta que cueza. Una vez que empiece a hervir bajamos el fuego y sin parar de remover, dejamos cocer unos 5 minutos aproximadamente.
      Pasado este tiempo retiramos del fuego y dejamos enfriar, sin quitar la canela y la cáscara de limón, para que según se va enfriando, vaya soltando todo el aroma. Cuando se haya enfriado bien, colamos la leche y reservamos.
      Seguidamente ponemos en un bol las cuatro claras de huevo, junto con los 50 g de azúcar que nos queda, con ayuda de una batidora de varillas o unas varillas, montamos las claras hasta formar un merengue.
      A continuación añadimos el merengue a la leche que tenemos aromatizada, mezclando cuidadosamente con unas varillas, hasta que se unan todos los ingredientes.
      Seguidamente metemos la mezcla en el congelador, sacándola cada hora y mezclando de nuevo con un tenedor o varillas. Esta operación la repetimos varias veces, esto lo hacemos para que no se cristalice la leche merengada y nos quede cremosa. Una vez cremosa dejamos en el congelador hasta la hora de servir.
      Sacar del congelador 15 minutos antes de servir. Para servir la ponemos en una copa o vaso, espolvoreándole un poco de canela molida. También  podemos tomarla bien fría, de tal forma que parte de la bebida esté parcialmente congelada y con una textura muy similar a la nieve.

¡Muy rica, fresquita y apetecible! 

miércoles, 7 de agosto de 2013

Dorada a la sal

Hoy vamos ha preparar una rica dorada a la sal, como veréis es un plato muy sencillo de preparar, una de las mejores cosas de este exquisito plato, es que te queda una carne muy jugosa. Como veréis en la receta los ingredientes que necesitamos son mínimos (doradas y sal). La dorada  es un pez muy consumido dentro de la gastronomía española. Su nombre común viene de la franja dorada característica que se encuentra entre sus dos ojos. Es una especie costera típica de la pesca deportiva. Para preparar esta receta podemos utilizar doradas o lubinas.




INGREDIENTES:
- 2 Doradas (una dorada por persona de unos 300 g)
- 2 k Sal gorda
- ½ Vaso de agua

PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es encender el horno a 200º para que se nos vaya precalentando. Seguidamente lavamos y secamos nuestras doradas, a la hora de comprarlas le decimos a nuestro pescadero habitual, que las prepare para hacerlas a la sal, quitándole las aletas y los interiores. Hay personas que prefieren prepararlas sin limpiar, pero yo personalmente prefiero que estén  bien limpias.


      Seguidamente ponemos en un bol u cualquier otro recipiente la sal, humedeciéndola un poco con un chorro de agua (medio vaso aproximadamente). Si queremos podemos echar alguna hierva aromática a la sal, romero, tomillo, orégano, etc. pero esto es opcional, dependiendo de nuestros gustos, yo la prefiero sin nada. Una vez que tengamos humedecida la sal, cubrimos con esta la base de una fuente o bandeja acta para el horno, formando como se suele decir una cama de sal.


      A continuación ponemos sobre la cama de sal nuestras doradas, cubriéndolas a continuación con el resto de la sal, apretándola un poquito para que nos quede compacta. Seguidamente metemos la bandeja en el horno, que previamente tenemos precalentado unos 35 minutos aproximadamente, veremos que la sal se rompe un poquito, pero con este tiempo de horneado estarán perfectas.


      Seguidamente sacamos de horno nuestras doradas y con ayuda de los cubiertos o la maza del mortero, vamos dando golpes con cuidado rompiendo la costra de sal. Cuando tengamos rota la costra de sal, sacamos con cuidado el pescado con ayuda de una espátula. A continuación solo nos queda retirar la piel, cabeza y las espinas, nos daremos cuenta que salen con mucha facilidad.


      Emplatamos y acompañamos con un poco de ensalada, mayonesa o ali olí, de cualquier forma están buenísimas. 

domingo, 4 de agosto de 2013

Buñuelos de bacalao

Hoy vamos a preparar unos exquisitos, ricos y fáciles buñuelos de bacalao. Este plato es ideal para picotear. Como veréis la receta es muy sencilla y muy fácil de preparar, con muy pocos ingredientes. Lo único que tenemos que tener en cuenta es tener, nuestro bacalao, desalado con anterioridad y a la hora de desmigarlo, quitarle bien todas las espinas, por lo demás podemos tener listo nuestro plato en 20 minutos. A mi personalmente me encanta el bacalao, por eso os recomiendo que preparéis estos deliciosos buñuelos.
 
 
INGREDIENTES:
      - 150 g Bacalao 
      - 100 g Harina
      - 100 ml de leche
      - 1 Huevo
      - 1 Ajo picado (más bien grande)
      - 2 Cucharadas de pan rallado 
      - 1 Cucharada de perejil picado 
      - 1 Cucharadita de levadura (tipo royal)
      - 2 Cucharadas de aceite de oliva
      - Aceite de oliva (para freír)
 
PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es tener nuestro bacalao, por lo menos  24 horas antes en agua para desalarlo, cambiándole el agua cada 6 u 8 horas. El tiempo que lo tenemos que tener en agua depende del grosor del bacalao. Una vez que tengamos el bacalao desalado, le retiramos la piel y lo desmenuzamos, procurando que no se nos quede ninguna espina. A continuación picamos finamente el diente de ajo y el perejil, reservando para más adelante.
 
 
      Seguidamente en un bol o recipiente, ponemos los 100 g de harina y la cucharadita de levadura, mezclando los dos ingredientes. Seguidamente añadimos al bol el huevo un poquito batido, los 100 ml de leche y las 2 cucharadas de aceite de oliva.
 
 
      Mezclamos bien hasta que nos quede una crema lisa y sin grumos.
 
 
      A continuación añadimos el ajo picadito, el perejil picado y las dos cucharadas de pan rallado., mezclando bien todos los ingredientes. Por ultimo añadimos el bacalao desmenuzado y volvemos a mezclar todo.
 
 
      Seguidamente ponemos en una sartén abundante aceite de oliva y lo llevamos al fuego. Una vez que este caliente (no humeante) el aceite vamos añadiendo con ayuda de una cucharilla, pequeñas porciones de la mezcla que hemos preparado, friéndolas por ambos lados hasta que se doren un poquito. Según las vamos friendo las vamos depositando en un plato, cubierto con papel de cocina, para que escurra el exceso de aceite.
 
 
      Podemos acompañar nuestros buñuelos con salsa bayonesa, o una salsa de yogur. La salsa de yogur la podemos hacer mezclando en un bol, un yogur natural, un chorrito de zumo de limón, un pelín de aceite de oliva, sal, pimienta y un poquito de mostaza o curry, dependiendo de los gustos de cada uno. Una cosa que también le va muy bien son unas gotas de tabasco.
 
 
      Espero que os gusten pues están deliciosos.