LANGUAJE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

domingo, 28 de julio de 2013

Tarta de piruletas

Hoy vamos a preparar una rica, suave y deliciosa tarta de piruletas, ideal para tomarla estos días de calor. La receta esta prácticamente en la mayoría de los blogs, por lo cual no se quien es el autor de la misma, por lo cual no nombro a nadie en particular, pidiendo perdón al autor. Comentaros que es muy fácil de preparar y con un sabor delicioso. Si no disponemos de licor de piruleta lo podemos sustituir por granadina, o no ponerle nada, aunque el licor le da un toque buenísimo y un poco de colorido,  por lo cual si podéis es mejor ponerlo.
 
 
INGREDIENTES:
      - 100 g Galletas (tipo maría) 
      - 350 g Nata (para montar)
      - 5 Hojas de gelatina (10 g)
      - 1 Yogur griego (natural)
      - 1 y ½  Azúcar (tomando como medida el vaso del yogur)
      - 6 Piruletas
      - 50 ml Agua
      - 30 ml Licor de piruleta (de venta en Carrefour)
     - 50 g Mantequilla derretida
      - Piruletas y golosinas para decorar (opcional)
 
PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es poner un poco de agua fría en un bol y poner en el las hojas de gelatina, para que se nos vayan hidratando. Seguidamente trituramos los 100 g de galletas, con ayuda de batidora, termomix, etc. o simplemente las metemos en una bolsa y con un rodillo o botella las trituramos bien. A continuación derretimos los 50 g de mantequilla y la añadimos a las galletas trituradas, mezclándolas bien hasta conseguir una pasta, si fuera necesario le podemos añadir un chorrito de leche.
 
 
      Seguidamente forramos la base de un molde desmontable (de 20 o 22 cm), con papel de horno y cubrimos toda la base con la pasta de galletas que hemos preparado anteriormente, lo metemos en el frigorífico y reservamos.
 
 
      A continuación le cortamos los palos a las 6 piruletas, ponemos en un cazo los 50 ml de agua, lo llevamos al fuego y añadimos las 6 piruletas, dándole vueltas hasta que estén completamente disueltas en el agua. Una vez disueltas retiramos del fuego y le añadimos las 5 hojas de gelatina que teníamos hidratándose, bien escurridas, removiéndolas bien hasta que estén completamente disueltas.
 
 
      Seguidamente ponemos en un bol, el yogur griego, la medida y media del yogur de azúcar y los 30 ml de licor de piruletas, con ayuda de unas varillas, tenedor u espátula mezclamos bien los tres ingredientes.
 
 
      Una vez mezclados añadimos al bol la mezcla de agua con las piruletas y la gelatina que hemos preparado anteriormente, mezclando bien todos los ingredientes.
 
 
      Seguidamente con ayuda de una batidora de varillas o unas varillas, montamos la nata. Una vez montada la añadimos al bol donde tenemos el resto de ingredientes, mezclando con ayuda de una espátula de silicona o una cuchara de madera, con movimientos envolventes (no remover), hasta que estén todos los ingredientes unidos.
 
 
      Seguidamente sacamos nuestro molde que tenemos con la base de galletas en el frigorífico y volcamos en el  la mezcla o crema que hemos preparado anteriormente. Metemos en el frigorífico como mínimo unas 8 horas hasta que cuaje la tarta, aunque lo mejor es dejarla de un día para otro.
 
 
      Una vez cuajada sacamos del frigorífico y con cuidado desmoldamos, decorando a gusto de cada uno, con caramelos, gominolas, piruletas, etc.
 
 
Con esto tenemos nuestra rica, suave y deliciosa tarta lista para degustar.
 
 

domingo, 21 de julio de 2013

Caracoles de Úbeda

El plato que vamos ha preparar hoy son unos ricos caracoles, ya se que hay personas que son un poco reacia ha tomarlos, pero están buenísimos. La receta de estos ricos caracoles se la tenemos que agradecer a nuestros primos  Juani y Ricardo,  que desde Úbeda (Ciudad Patrimonio Cultural de la Humanidad) han tenido la amabilidad de mandármela. Comentaros que Juani es una especialista, en este y otros muchos platos típicos de Úbeda, tiene una mano para la cocina extraordinaria. Como os pongo en la receta hay que lavarlos muy bien. También el ponerlos al principio a fuego muy bajo, para que el caracol salga con el calor y muera fuera del caparazón o cascara, esto nos facilita mucho a la hora de comerlos.
 

 
INGREDIENTES:
      - 1 k Caracoles (pequeños) 
      - 2 Tomates
      - 1 Cebolla
      - 3 Cayenas (guindillas picantes)
      - 1 Pastilla de caldo (avecrem, etc.)
      - Hierva buena (un ramillete)
      - Colorante
      - Aceite de oliva 
      - Sal
 
PREPARACIÓN:
      Lo mas importante a la hora de preparar los caracoles es su limpieza, para ello tapamos el fregadero y llenamos con agua, seguidamente añadimos los caracoles y abundante sal, por lo menos dos o tres puñados. Con ayuda de las manos y sin ser muy bruscos, para que no se nos rompan, los vamos moviendo de un lado para otro. Veremos que empiezan a soltar muchas babas, cuando veamos que han soltado muchas y esta un poco asqueroso, les vamos dando aguas hasta que estén limpios. Repetimos esta operación, por lo menos un par de veces, con muchas aguas, para dejarlos bien limpios.
 
 
      Una vez que los tengamos limpios, los ponemos en una cacerola amplia cubriéndolos con agua, llevamos la cacerola al fuego lo mas lento posible, si es vitrocerámica al uno. Esta operación la hacemos con el fuego tan bajo, para conseguir que el caracol, al sentir el calor poco a poco salga y no se quede dentro (ahorcarlos). En las zonas que hace bastante calor como por ejemplo en Andalucía, se suele sacar la cacerola al sol tapada con un fil, hasta que los caracoles se mueren.
 
 
      Mientras tanto vamos ha preparar un sofrito con la cebolla y los tomates, para ello pelamos y picamos finamente la cebolla y los tomates.
 
 
      A continuación ponemos un poquito de aceite en una sartén, la llevamos al fuego y añadimos la cebolla picadita, sofriéndola a fuego medio, dándole vueltas de vez en cuando. Cuando este la cebolla sofrita añadimos los tomates, salamos un poquito y sofreímos todo, dejando que se nos pegue un poquito, para que nos de un poquito de sabor a churrascado. Una vez sofrito retiramos del fuego y reservamos.
 
 
      Si queremos podemos machacar el sofrito un poco en el mortero o lo trituramos, para no ver en los caracoles los trocitos de cebolla y tomate.
 
 
      Seguidamente cuando veamos que tenemos los caracoles fuera del caparazón o cascara, subimos el fuego al dos y lo dejamos así unos 5 minutos. Pasado este tiempo subimos de nuevo el fuego al tres o cuatro, veremos que empiezan a soltar espuma, que con ayuda de una cuchara o espumadera se la vamos quitando.
 
 
      Seguidamente cuando ya estén desespumados, añadimos a la cacerola, el ramillete de hierbabuena, la pastilla de caldo, las cayenas partidas, un poquito de colorante y el sofrito que hemos preparado anteriormente, salamos un poco y dejamos cocer unos  8  minutos.
 
 
      Pasado este tiempo retiramos de fuego y los tenemos listos para degustar, aunque es conveniente dejarlos reposar un poco, para que cojan bien todos los sabores.
 
 
Están para chuparse los dedos nunca mejor dicho y el caldito de vicio.
 

miércoles, 17 de julio de 2013

Mejillones en escabeche

Hoy hemos preparado unos ricos mejillones en escabeche, que están para chuparse los dedos.  Como veréis cuando leáis la receta son muy fáciles de preparar y con pocos ingredientes. Si nos gustan picantes sustituimos el pimentón dulce por picante, a gusto de cada uno. Si el vinagre que utilizáis es muy fuerte lo podéis rebajar con un poquito de agua. También os digo que si los preparáis seguro que repites, dejando a un lado los que vienen en lata. 
 
 
INGREDIENTES:
      - 1 o 2 k Mejillones 
      - 200 ml vino blanco (un vaso)
      - 100 ml vinagre (1/2 vaso)
      - 2 o 3 Ajos
      - 2 Hojas de Laurel
      - 1 Cucharada de pimentón
      - Aceite de oliva
     - Sal
  
PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es limpiar nuestros mejillones desechando los que estén abiertos o rotos. Para limpiar los mejillones, cogemos un cuchillo y raspamos la superficie externa para eliminar cualquier adherencia que puedan tener. Para retirar las barbas agárralas y tira de ellas con fuerza hasta que se suelten. Una vez quitadas todas las barbas e impurezas los enjuagamos con agua fría.  Una vez bien limpios los ponemos en una cacerola, añadimos los 200 ml de vino blanco y un poquito de sal. Llevamos al fuego tapamos la cacerola y cocemos hasta que estén abiertos (prácticamente en 5 minutos estarán abiertos).
 
 
      Una vez cocidos los vamos sacando de la cascara, con cuidado de no quemarnos y reservamos en un bol.
 
 
      A continuación pelamos y picamos lo ajos. Una vez picados ponemos un poquito de aceite en una sartén y los sofreímos un poquito hasta que estén dorados, tener cuidado de que no se nos quemen, para que no amarguen. Cuando estén dorados los ajos apagamos el fuego y retiramos la sartén de este. Seguidamente añadimos la cucharada de pimentón y las dos hojas de laurel, dando unas vueltas para que se mezcle todo y dejamos que se enfrié un poquito (lo de echar el pimentón con el fuego apagado es para evitar que se nos queme).
 
 
       Cuando se haya enfriado un poquito añadimos los 100 ml de vinagre y mezclamos.
 
 
      Seguidamente añadimos esta mezcla al bol donde hemos reservado los mejillones,  cubrimos del todo con el escabeche. A continuación los tapamos con papel film y metemos en el frigorífico, unas 24 horas (de un día para otro).
 
 
      Pasado este tiempo los tenemos listos para degustar esta rica tapa o aperitivo, acompañados de unas patatas, aceitunas, etc. como más nos gusten.
 
 


¡Quien pone la cervecita...................!

lunes, 15 de julio de 2013

Aperitivo NatuChips

Hoy os dejo estos buenos, fáciles y ricos aperitivos, que he preparado gracias a la empresa GREFUSA que ha tenido la amabilidad de mandarme, sus nuevas SNATTS Natu Chips, sabor barbacoa y sabor tomate queso y orégano. Comentaros que están echas a base de cereales, patata y soja, con el 70% menos de grasa y 100% ingredientes naturales. Deciros también que uno de los motivos que hacen que tenga menos grasa, es que no están fritas si no horneadas.
 
 
INGREDIENTES:
      - 1 Bolsa de Natu Chips (sabor barbacoa o tomate queso y orégano)
      - Mejillones en escabeche
      - Boquerones en vinagre
  
PREPARACIÓN:
      Ponemos en un plato o bandeja unas Natu Chips del sabor que mas nos guste, y encima de cada Chips un mejillón en escabeche o un boquerón en vinagre. Si no nos gustan los mejillones o los boquerones, podemos cambiarlos por los ingredientes que mas nos gusten. Una tapa o aperitivo muy rico y crujiente. Os recomiendo que cuando abráis la bolsa no las probéis, pues lo mas seguro es que no os de tiempo, ha preparar ningún aperitivo, pues son un vicio.
 
 
      Grefusa es un grupo empresarial español dedicado, principalmente, a la producción y distribución de snacks, patatas fritas y frutos secos. Su sede central está localizada en Alcira, en la provincia de Valencia. La compañía fabrica y comercializa doce marcas de categorías como snacks y patatas fritas, frutos secos (maíz y pipas de girasol) y productos horneados.
 
 
 
Muy ricas y crujientes

miércoles, 10 de julio de 2013

Pastel de calabacín y jamón

Hoy después de estar unos días desconectado, os dejo este rico pastel de calabacín y jamón de york que esta buenísimo. La receta la he visto en el blog de Marijose (unamariposaenmicocina), un blog que os recomiendo que visitéis, pues esta lleno de recetas muy ricas. Este pastel lo podemos preparar con antelación, para comerlo al día siguiente. Yo no he tenido paciencia y lo he comido templado y debo de decir que esta buenísimo.
 
 
INGREDIENTES:
      - 1 Calabacín (300 g aproximadamente) 
      - 1 Cebolla
      - 5 Huevos
      - 160 g Harina
      - 200 g Jamón cocido (jamón york)
      - 100 g Queso rallado
      - 1 Cucharadita levadura tipo royal (de las de café)
      - Aceite de oliva (unas 8 cucharadas)
      - Sal
      - Pimienta molida
      - Pizca de nuez moscada
      - Mayonesa
  
PREPARACIÓN:
      Empezamos nuestra receta lavando bien el calabacín y sin pelar lo picamos en trocitos pequeños, a continuación pelamos la cebolla y la picamos finamente. Seguidamente cortamos el jamón de york en tiritas y lo picamos en trocitos pequeños. Una vez que tengamos picados estos tres ingredientes, los ponemos en un bol o cacerola  los mezclamos, reservándolos para mas adelante.
 
 
      Seguidamente ponemos en un bol los 5 huevos, las 8 cucharadas de aceite, la pizca de nuez moscada, un poquito de pimienta molida y una pizca de sal. Seguidamente con ayuda de un tenedor o unas varillas batimos todos los ingredientes.
 
 
      A continuación mezclamos los 160 g de harina con la cucharadita de levadura, una vez mezclada la añadimos al bol donde hemos batido anteriormente los huevos, mezclando bien con ayuda de un tenedor o varillas.
 
 
      Una vez que lo hayamos mezclado, añadimos el picado que tenemos reservado de calabacín, jamón york y cebolla. A continuación añadimos por ultimo los 100 g de queso rallado, mezclando bien todos los ingredientes.
 
 
      A continuación engrasamos un molde tipo pírex, plum cake, etc. con un poquito de aceite o margarina, espolvoreándole un poquito de harina. Seguidamente vertemos en el molde engrasado la mezcla que hemos preparado, y metemos en el horno, que previamente tenemos precalentado a 180º, durante aproximadamente 30 o 35 minutos, dependiendo de cada horno.  De todas formas para saber si esta listo, pinchamos con una aguja de punto o la punta de un cuchillo y cuando esta salga limpia esta listo nuestro pastel. Una vez horneado, sacamos del horno dejamos enfriar un poquito y desmoldamos con cuidado. Seguidamente cubrimos nuestro pastel con mayonesa.
 
 
      Con esto tenemos nuestro rico pastel listo para degustar.
 
 

¡Rico rico!