LANGUAJE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

domingo, 21 de julio de 2013

Caracoles de Úbeda

El plato que vamos ha preparar hoy son unos ricos caracoles, ya se que hay personas que son un poco reacia ha tomarlos, pero están buenísimos. La receta de estos ricos caracoles se la tenemos que agradecer a nuestros primos  Juani y Ricardo,  que desde Úbeda (Ciudad Patrimonio Cultural de la Humanidad) han tenido la amabilidad de mandármela. Comentaros que Juani es una especialista, en este y otros muchos platos típicos de Úbeda, tiene una mano para la cocina extraordinaria. Como os pongo en la receta hay que lavarlos muy bien. También el ponerlos al principio a fuego muy bajo, para que el caracol salga con el calor y muera fuera del caparazón o cascara, esto nos facilita mucho a la hora de comerlos.
 

 
INGREDIENTES:
      - 1 k Caracoles (pequeños) 
      - 2 Tomates
      - 1 Cebolla
      - 3 Cayenas (guindillas picantes)
      - 1 Pastilla de caldo (avecrem, etc.)
      - Hierva buena (un ramillete)
      - Colorante
      - Aceite de oliva 
      - Sal
 
PREPARACIÓN:
      Lo mas importante a la hora de preparar los caracoles es su limpieza, para ello tapamos el fregadero y llenamos con agua, seguidamente añadimos los caracoles y abundante sal, por lo menos dos o tres puñados. Con ayuda de las manos y sin ser muy bruscos, para que no se nos rompan, los vamos moviendo de un lado para otro. Veremos que empiezan a soltar muchas babas, cuando veamos que han soltado muchas y esta un poco asqueroso, les vamos dando aguas hasta que estén limpios. Repetimos esta operación, por lo menos un par de veces, con muchas aguas, para dejarlos bien limpios.
 
 
      Una vez que los tengamos limpios, los ponemos en una cacerola amplia cubriéndolos con agua, llevamos la cacerola al fuego lo mas lento posible, si es vitrocerámica al uno. Esta operación la hacemos con el fuego tan bajo, para conseguir que el caracol, al sentir el calor poco a poco salga y no se quede dentro (ahorcarlos). En las zonas que hace bastante calor como por ejemplo en Andalucía, se suele sacar la cacerola al sol tapada con un fil, hasta que los caracoles se mueren.
 
 
      Mientras tanto vamos ha preparar un sofrito con la cebolla y los tomates, para ello pelamos y picamos finamente la cebolla y los tomates.
 
 
      A continuación ponemos un poquito de aceite en una sartén, la llevamos al fuego y añadimos la cebolla picadita, sofriéndola a fuego medio, dándole vueltas de vez en cuando. Cuando este la cebolla sofrita añadimos los tomates, salamos un poquito y sofreímos todo, dejando que se nos pegue un poquito, para que nos de un poquito de sabor a churrascado. Una vez sofrito retiramos del fuego y reservamos.
 
 
      Si queremos podemos machacar el sofrito un poco en el mortero o lo trituramos, para no ver en los caracoles los trocitos de cebolla y tomate.
 
 
      Seguidamente cuando veamos que tenemos los caracoles fuera del caparazón o cascara, subimos el fuego al dos y lo dejamos así unos 5 minutos. Pasado este tiempo subimos de nuevo el fuego al tres o cuatro, veremos que empiezan a soltar espuma, que con ayuda de una cuchara o espumadera se la vamos quitando.
 
 
      Seguidamente cuando ya estén desespumados, añadimos a la cacerola, el ramillete de hierbabuena, la pastilla de caldo, las cayenas partidas, un poquito de colorante y el sofrito que hemos preparado anteriormente, salamos un poco y dejamos cocer unos  8  minutos.
 
 
      Pasado este tiempo retiramos de fuego y los tenemos listos para degustar, aunque es conveniente dejarlos reposar un poco, para que cojan bien todos los sabores.
 
 
Están para chuparse los dedos nunca mejor dicho y el caldito de vicio.
 

20 comentarios:

  1. Hola Paco. Has dado en el clavo con mi plato preferido, es algo que me chifla. Mi madre tambien los hace muy buenos, les pone un poquito de choricillo y jamon. Bueno, solo de verlos en el plato se me hace la boca agua
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Que buenos!!!
    Me encantan los caracoles así, están...DELICIOSOS!!
    Para mí lo peor es limpiarlos, por eso no los hago muy a menudo.
    Muy buena receta, Paco!

    ResponderEliminar
  3. Paco por esto si que no paso!! jaja..estoy en guerra viva con ellos ya que se comen todo en mi huerta y con los pies los aplasto los joios que me traen de calle y tu vas y me los pones en el plato nnooooo!! estos a mi boca no van jaja...Nada broma que aqui no hay costumbre de tomarlos pero pintan genial...Besss

    ResponderEliminar
  4. Paco. Para chuparse los dedos y nunca mejor dicho.
    Tengo pendiente de publicar una receta similar a la tuya de mi primo de Almeria.

    ResponderEliminar
  5. Paco hoy no como en tu casa, es una de las cosas que no puedo y no los he probado pero es superior a mi, pero lo gracioso es que los bigaros me encantan, se que es una contradicción los dos son caracoles¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ besos

    ResponderEliminar
  6. !Epa¡..pero que delicia de plato!...y lo mejor de todo que no se ve tan difícil!...digo que no se ve tan difícil!...que no lo voy hacer eh!...la cocina no es mi fuerte !je!je...eso te lo dejo a ti que eres un solete de verano en la cocina!!! mira que dan ganas de comerce la imagen!!
    besotes y abrazos de oso!

    ResponderEliminar
  7. Paco menudos caracoles nos has plantado, a mi me vuelven loca un plato de caracoles bien cocinado es una gozada! En mi casa es mi padre el encargado de la receta secreta y no veas como disfrutamos. Estupendos!

    Besos y feliz semana!

    ResponderEliminar
  8. Me encantan los caracoles y preparados así como más me gustan, de verdad, soy capaz de ponerme mala y todo comiendo, porque hasta que no se acaban no paro. Mi suegra los hace muy parecidos y están de vicio.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Menuda olla de Caracoles preparaste Paco! que maravilla, a mi no me gustan, pero mi padre y mi novio te harian la ola, la pinta es fantastica! un beso

    ResponderEliminar
  10. Que envidia me das. Me encantan los caracoles pero ya hace mucho tiempo que no voy a buscar y me quedo con las ganas de comerlos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Te han quedado deliciosos Paco, en mi casa solo nos gustan a mi marido y a mi, pero cuando los hago, nos ponemos las botas.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  12. Paco estos para mi no son, imposible ponerme a ellos, pero tengo alguien en casa que no te dejaria nada, nadita, mi madre se los hace exclusivamente para los dos, este es mi marido, es increible como les gustan, besos

    ResponderEliminar
  13. Hola amig.
    Como me has recordado mis años de niña cuando tantas y tantas meriendas preparaban en casa de caracoles...
    Recuerdo que mi padre los traía de Asturias...
    Creo que ahora no seria capaz de realizar la labor de limpieza... es un poco asqueroso...pero muy necesario.
    Te han quedado con una buena pinta y me imagino lo riquisimos que estaran.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. vaya delicia!!!
    estoy de sorteo en mi blog x si quieres participar.
    http://www.lacocinademou.blogspot.com.es/2013/07/sorteo-400-seguidores.html

    ResponderEliminar
  15. Mi marido, padre y suegros se pondrian las botas, les encantan tanto los pequeños como los grandes.

    ResponderEliminar
  16. ay, Paco, hace mucho tiempo que no me paso por aquí y estoy viendo que me he perdido muchas cosas... pero más tiempo hace que no como caracoles. Yo nunca los he hecho pero sí que me gusta comerlos. Mi abuela, recuerdo, que los hacía con pies de cerdo y con una salsita picantona que quitaba el hipo. Al ver los tuyos me he acordado y me gustaría ponerme con ellos pero en casa no gustan así que me temo que tendré que comerlos en restaurante....ainsss
    Un besote muy fuerte,
    Mar

    ResponderEliminar
  17. A mi los caracoles me encantan y ahora en verano con una cervecita están riquísimos.Saludos.

    ResponderEliminar
  18. Una receta muy interesante Paco, gracias por mostrarla!! Un besinnn.

    ResponderEliminar
  19. Eres escurridizo y no se te ve habitualmente haciendo comentarios.
    Hoy he vuelto a encontrarte y he tenido suerte ¡me encantan los caracoles!
    Estuve 15 días en Chiclana y allí aproveché a comer cabrillas (les llaman así a los caracoles listados, parecidos a esos de Úbeda) y caracoles, son esos blancos bastante pequeños.
    Los primeros los preparan con tomate y algo picantes, los otros sólo van cocidos con muchas hierbas aromáticas, pero también están buenísimos.
    La receta es muy parecida a la que yo hago, pero la forma de cocerlos para que asomen, me ha venido muy bien, te lo agradezco muchísimo.
    Te dejo un fuerte abrazo y cariños para que los compartas con tus primos.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  20. Olá Paco, :)

    Sou fã incondicional de caracóis, adoro e durante o Verão como frequentemente.
    Essa forma de os fazer parece-me deliciosa de facto, gostei muito da receita !

    Beijinhos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar vuestros comentarios, siempre es agradable recibirlos, Si tenéis alguna duda, sugerencia o consejo no dudéis en mandarme un correo electrónico a una de las siguientes direcciones: cocinaconpaco@gmail.com o chipaco1958@gmail.com