LANGUAJE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 30 de abril de 2012

Tarta blanca

Hoy vamos a preparar un sencillo, rico y vistoso pastel con un toque de limón, relleno y cubierto con un glaseado, de crema de mantequilla y decorado con unas virutas de chocolate. Como os pongo en la receta, el bizcocho yo lo he preparado en dos partes, pero podemos prepararlo de una sola vez y cuando este frió, partirlo horizontalmente. Este pastel lo prepare para el cumpleaños de mi suegra y gusto mucho.

               
INGREDIENTES:
      - 250 g Mantequilla (a temperatura ambiente)
      - 250 g Azúcar
      - 200 g Harina con levadura
      - 4 Huevos
      - La cáscara rallada de 2 limones
Para el glaseado:
      - 250 g Mantequilla (a temperatura ambiente)
      - 500 g Azúcar glass o lustre (tamizada)
      - 4 Cucharadas de leche
      - 1 Cucharadita de esencia de vainilla (de las de café)
      - Virutas de chocolate (para decorar)


PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es encender el horno a 180º para que se vaya precalentando. Seguidamente ponemos en un bol los 250 g de mantequilla y los 250 g de azúcar. Mezclamos bien hasta conseguir que blanquee y este cremoso.


      Seguidamente añadimos la cáscara de los 2 limones e incorporamos los huevos, uno a uno sin dejar de batir. A continuación añadimos la harina tamizada y seguimos removiendo todo bien, hasta conseguir que este todo bien mezclado y obtengamos una masa cremosa.


      Para hornear el bizcocho lo vamos ha hacer en dos veces, para obtener dos partes iguales, aunque también lo podemos hornear de una sola vez y partirlo horizontalmente, por la mitad una vez lo tengamos horneado y frió. Seguidamente engrasamos un molde de 20 o 22 cm, con un poquito de mantequilla y harina espolvoreada, en la base ponemos, papel sulfurizado o de horno. Seguidamente ponemos la mitad de nuestra masa en el molde, con ayuda del reverso de una cuchara o una espátula, repartimos uniformemente la masa, por todo el molde.


      A continuación lo  metemos en el horno que previamente tenemos precalentado a 180º, durante aproximadamente 20 minutos, dependiendo de cada horno, de todas formas cuando veamos que esta un poquito dorado, podemos pincharlo con una aguja de punto, por la parte central y cuando salga limpio, lo tenemos listo, desmoldamos con cuidado y dejamos enfriar.


      Con esto tenemos una parte del bizcocho, volvemos a preparar el molde y repetimos los mismos pasos para hornear la otra parte del bizcocho. Una vez que tengamos las dos partes del bizcocho, tanto si hemos utilizado un método u otro dejamos enfriar por completo. Mientras tanto vamos preparando el glaseado, para ello ponemos en un bol, el azúcar glass tamizado, la mantequilla a temperatura ambiente, las 4 cucharadas de leche y la cucharadita de esencia de vainilla, batimos bien hasta que la mezcla este homogénea y cremosa.


       Seguidamente ponemos en el soporte donde vayamos a presentar nuestra tarta, uno de los pasteles que ya estará frió, esparciendo con ayuda de una espátula o el reverso de una cuchara, por la superficie una capa del glaseado.


      A continuación ponemos encima el otro pastel, rellenando los huecos entre los dos pasteles, con más crema del glaseado, para que los laterales queden lisos. A continuación untamos con crema del glaseado, toda la superficie y los laterales, hasta que quede todo bien cubierto de crema de mantequilla.


      Con esto solo nos queda decorar, esto depende también de los gustos de cada uno o de los ingredientes que tengamos, yo he utilizado unas virutas de chocolate, negro y blanco.



jueves, 26 de abril de 2012

Nuggets de pollo

Hoy vamos a preparar unos ricos y buenos nuggets de pollo, muy fáciles de preparar y que están muy ricos. Esta receta suele gustar mucho a los más pequeñ@s de la casa y a los mayores. Comentaros también que con esta receta, podemos innovar un poco, añadiéndole algún tipo de hierbas aromáticas (orégano, cominos, etc.), dependiendo del gusto de cada uno. Como os pongo al final de la receta con un poco de salsa barbacoa están buenísimos. Así que ya sabéis ánimo y prepararlos.


INGREDIENTES:
      - 500 g Pechuga de pollo
      - 2 Rebanadas de pan de molde
      - 60 g Queso de untar (tipo philadelphia)
      - 60 g Leche
      - Ajo molido (una cucharadita de las de café)
      - Cebolla molida (una cucharadita de las de café)
      - Curry (1/2 cucharadita de las de café)
      - Sal
      - Pimienta negra molida
      - 1 Huevo (para empanar)
      - Harina (para empanar)
      - Pan rallado (para empanar)
      - Aceite de oliva (para freírlos)

PREPARACIÓN:
      Lo primero que tenemos que hacer es quitar a nuestra pechuga, toda la grasa, nervios y huesecillos si tuviera, y la partimos un poquito. Una vez limpia la ponemos en el vaso de la batidora o termomix y trituramos bien.


      Cuando la tengamos bien triturada, añadimos el resto de ingredientes, el pan de molde, el queso de untar, la leche, el ajo molido, la cebolla molida, el curry, un poquito de pimienta molida y un poquito de sal.


      Seguidamente volvemos a triturar todo, nos tiene que quedar una especie de masa. Cuando tengamos todo bien triturado sacamos del vaso de la batidora o termomix y con las manos un poco húmedas para que no se nos pegue la carne, vamos formando bolitas y con ayuda de una espátula las vamos aplanando un poquito.


      Seguidamente batimos un poco el huevo y ponemos en un plato o bol la harina y el pan rallado. Yo os recomiendo para que os queden más crujientes que el pan rallado no este muy molido, lo podemos rallar nosotros mismos, poniendo un poco de pan duro en el mortero y machacarlo. Seguidamente vamos pasando nuestros nuggets en este orden, por harina, huevo y pan rallado.


      A continuación ponemos aceite de oliva en una sartén, la llevamos al fuego y cuando este caliente, vamos friendo nuestros nuggets por ambos lados, hasta que se doren un poquito, se hacen en poco tiempo. Según los vamos friendo los dejamos sobre un papel de cocina, para que escurran bien el aceite.


      Una vez fritos los tenemos listos para degustar, acompañados de un poco de salsa barbacoa, están de muerte.



lunes, 23 de abril de 2012

Tortitas de patata y calabacín

La receta que os dejo hoy la preparamos con un par de ingredientes, que normalmente todos tenemos en casa, por lo cual no hay necesidad de ir a comprar con anterioridad. También veréis que es muy fácil de preparar, siendo sin embargo muy rico, simplemente como aperitivo, o para acompañar otro plato principal. Estas tortitas las podemos hacer fritas, o a la plancha que tiene menos grasa. Comentaros que es un plato que tiene muy pocas calorías.


INGREDIENTES:
      - 500 g Patatas
      - 1 Calabacín (mediano 200 g)
      - 1 Cucharadita de orégano seco (de las de café)
      - 1 Pizca nuez moscada molida
      - Sal
      - Pimienta negra molida
      - Aceite de oliva

PREPARACIÓN:
      En una cacerola ponemos agua con sal, añadimos las patatas sin pelar y cocemos unos 20 minutos aproximadamente, dependiendo del tamaño de las patatas. Lo ideal es que sean de tamaño similar para que cuezan por igual. A continuación una vez cocidas, pasamos por agua fría, para cortarles la cocción, escurrimos y las dejamos enfriar. Una buena idea es cocerlas el día anterior a su preparación.


      Una vez que tengamos las patatas listas las pelamos y con ayuda de un rallador, las rallamos más bien gruesas y salpimentamos.


      Seguidamente pelamos los calabacines o los lavamos muy bien, y los rallamos del mismo modo que las patatas.


      A continuación mezclamos el calabacín  con las patatas y sazonamos con la nuez moscada y el orégano (si nos gusta el sabor del orégano podemos añadirle un poco mas de una cucharadita).


      Seguidamente en una sartén o plancha si disponemos de ella,  ponemos un poco de aceite y vamos añadiendo, pequeñas porciones de masa para preparar las tortitas. Aplanamos un poco la masa, para formar las tortitas y las hacemos unos 3 o 4 minutos por cada lado, hasta que estén doradas.


      Seguidamente solo nos queda emplatar y degustar estas ricas tortitas. Ideales para tomar como aperitivo o acompañamiento de cualquier plato de carne o pescado.


sábado, 21 de abril de 2012

Carrillera de ternera

Hoy vamos a preparar una carrillera de ternera guisada que esta de muerte y es muy facilita de preparar, pero con un sabor muy rico y jugoso. La carrillera es una carne muy sabrosa y gelatinosa, que como su nombre nos indica, es de la parte de los carrillos. Deberás buscarla en casquerías y no es tan fácil de encontrar, que no te engañen, pues también hay las de cerdo (que son más pequeñas); lo mejor es que se lo pidas a tu carnicero de confianza y con antelación


INGREDIENTES para 4 personas:
      - 1 y ½ kg. Carrillera de ternera (en trozos)
      - 3oo ml Vino blanco (un vaso y medio)
      - 2 Cebollas
      - 2 Ajos
      - 4 Zanahorias
      - 1 Hoja de laurel
      - 1 Ramita de perejil
      - Aceite de oliva
      - Sal
      - Pimienta negra molida
      - 2 Cucharadas pan rallado

PREPARACIÓN:
      Al comprar nuestra carrillera, decirle a nuestro carnicero que no la parta en trozos, para ahorrarnos tiempo en la cocina. Lo primero que hacemos es lavar un poco nuestra carrillera y ponerla a escurrir bien. Mientras tanto pelamos y picamos las cebollas en trozos pequeños, las zanahorias en rodajas o daditos y los ajos en láminas. Seguidamente ponemos un poco de aceite de oliva en una cacerola, la llevamos al fuego y pochamos en ella, las cebollas, las zanahorias y los ajos, a fuego no muy alto, añadimos también la hoja de laurel y salamos un poquito para que la cebolla sude.


      Una vez que tengamos las verduras pochadas añadimos las carrilleras, salpimentamos y sofreímos un par de minutos junto a las verduras, dándole vueltas de vez en cuando.


      Seguidamente añadimos el vino y la ramita de perejil, dejando cocer unos 4 minutos, hasta que reduzca, mezclando de vez en cuando.


      Seguidamente añadimos un poquito de agua hasta que quede cubierta nuestra carne y las dos cucharadas de pan rallado, dejamos cocer a fuego medio, aproximadamente una hora o hasta que nuestra carne este tierna, dándole vueltas de vez en cuando. Si fuera necesario durante la cocción le añadimos un poco de agua. Un truco para que no se nos evapore el caldo es tapar con la tapa del revés y añadirle un poco de agua a esta.


     Cuando este lista sacamos y servimos, acompañada de unas patatas fritas.


¡Buen provecho!

miércoles, 18 de abril de 2012

Acelgas con judías blancas o alubias

Hoy vamos a preparar un rico plato de cuchara, con unas acelgas y unas judías blancas o alubias. Yo he utilizado alubias de tarro que viene ya cocidas y listas para consumir, pero también podemos cocerlas nosotros mismos dejándolas, la noche anterior en agua. Comentaros de que para esta primavera tan fresquita que tenemos es un plato ideal.


INGREDIENTES para 4 o 5 personas:
      - 500 g Acelgas
      - 400 g Judías blancas ya cocidas (un tarro)
      - 2 o 3 Patatas
      - 300 g Bacalao desalado
      - 1 Vaso de vino blanco
      - 2 Huevos
      - 5 Ajos
      - 2 Rebanadas de pan
      - 1 Cebolla
      - 1 Hoja de laurel
      - 1 Cucharada pimentón dulce o picante
      - ½ Cucharadita de comino (de las de café)
      - Sal
      - Pimienta negra molida
      - Caldo de verduras o agua (unos 2 litros aproximadamente)


PREPARACIÓN:
      En primer lugar partimos y lavamos bien las acelgas, reservándolas en una cacerola o barreñito con agua para suelten bien la posible arenilla que pudieran tener, mientras que seguimos preparando la receta. A continuación pelamos y partimos las patatas en gajos reservándolas también en un poco de agua.


      Seguidamente ponemos un poco de aceite de oliva en una sartén y sofreímos los ajos, cuando los tengamos sofritos sacamos y reservamos. A continuación en el mismo aceite freímos los dos huevos, reservándolos junto con los ajos. Seguidamente en el mismo aceite tostamos las rebanadas de pan, reservando junto con los ajos y los huevos.


      Seguidamente pelamos y picamos finamente la cebolla, ponemos un poquito de aceite en una cacerola y la pochamos a fuego lento, junto con la hoja de laurel.


      Mientras se va pochando nuestra cebolla, ponemos en el mortero los ajos, los huevos, las rebanadas de pan tostado y la ½ cucharadita de cominos, salpimentamos un poco y hacemos un majado con estos ingredientes.


      Cuando tengamos la cebolla pochada añadimos las patatas bien escurridas, dando unas vueltas junto a la cebolla. Seguidamente apartamos un poco del fuego la cacerola añadimos la cucharada de pimentón y  mezclamos un poco, llevamos al fuego y añadimos el vaso de vino blanco dejando en el fuego, hasta que reduzca un poco para que se consuma el alcohol. Seguidamente añadimos el caldo de verduras o el agua.


      Acto seguido añadimos las acelgas, que teníamos en agua bien escurridas, el majado que tenemos preparado en el mortero, salpimentamos y dejamos cocer aproximadamente 15 minutos, hasta que veamos que las patatas están tiernas.


      Mientras tanto vamos partiendo el bacalao que tenemos desalado con anterioridad en trocitos y sacamos las judías del tarro, lavándolas y dejándolas escurrir. Seguidamente añadimos al guiso las judías o alubias escurridas y el bacalao, probamos y rectificamos de sal si fuera necesario, dejando cocer todo junto otros 4 o 5 minutos.


      Pasado este tiempo retiramos del fuego y listo para servir, este rico guiso de acelgas con alubias.


domingo, 15 de abril de 2012

Carne de cerdo en salsa de cebolla y vino dulce

Hoy vamos a preparar una pieza de carne de cerdo con salsa de cebolla y vino dulce. La receta nos la ha proporcionado nuestra amiga Aurora Crespo, que ha tenido la gentileza de compartirla con todos nosotros. La carne que hemos utilizado es de la parte de las chuletas de aguja deshuesada, aunque yo creo que también podemos utilizar, cinta de lomo fresca, u otro tipo de carne que nos guste. Si la preparamos veremos que se hace muy fácilmente y sin complicaciones y el resultado es muy bueno. ¡MUCHAS GRACIAS AURORA!


INGREDIENTES para 4 personas:
      - Pieza de chuletas de cerdo de aguja (sin hueso 1,2 k)
      - 3 o 4 Cebollas
      - 2 Ajos
      - 500 ml Vino dulce (tipo moscatel)
      - Aceite de oliva
      - Sal
      - Pimienta negra molida
      - Huevo cocido para decorar (opcional)

PREPARACIÓN:
      Cuando compremos nuestra carne, le tenemos que decir a nuestro carnicero, que le quite el hueso y la carne no la ponga en una maya, para evitar que se habrá al cocinarla. Seguidamente salpimentamos un poco nuestra carne y enharinamos un poquito.


      Ponemos un poco de aceite en una sartén o cacerola, la llevamos al fuego y sofreímos un poquito nuestra carne, por todos los lados para sellarla.
  

      Una vez que la tengamos sellada retiramos del fuego y reservamos. A continuación pelamos y picamos las cebollas y los ajos (no es necesario que sean trozos muy pequeños), seguidamente en el mismo aceite que hemos sellado la carne lo llevamos al fuego, añadimos la cebolla picada junto con los ajos, salpimentamos y sofreímos a fuego medio bajo, hasta que este bien pochado. Una vez que tengamos la cebolla en su punto añadimos la pieza de carne.


      Damos un par de vueltas y añadimos el vino dulce, dejando cocer aproximadamente 35 minutos, dependiendo del grosor de nuestra carne. Durante el tiempo de cocción le damos la vuelta 3 o 4 veces para que se haga bien por todas las partes y tome sabor.


      Una vez que tengamos nuestra carne en su punto, retiramos del fuego, sacamos la carne de la cacerola, y con ayuda de la batidora trituramos la cebolla con el caldo del vino, para formar una salsa. Seguidamente quitamos la maya a la pieza de carne y la partimos en rodajas de aproximadamente ½ cm.


      Una vez partida solo nos queda emplatar acompañada de la salsa de cebolla, adornando con un poco de huevo cocido, aceitunas, perejil, etc. dependiendo del gusto de cada uno, si no le ponemos nada esta igual de buena.


   

martes, 10 de abril de 2012

Bizcocho de lima

Hoy hemos preparado un rico y jugoso bizcocho de lima, muy fácil de preparar. Este bizcocho me parece ideal para el desayuno y la merienda, acompañado de un buen café, vaso de leche o infusión. La única pega que tiene es que cuando lo probamos, es muy difícil dejar de comerlo, por lo cual tenemos que tener cuidado y si es necesario esconderlo. Si vais a preparar el bizcocho y no tenemos limas en ese momento, podemos sustituirlas por limones.



INGREDIENTES:
      - 170 g Mantequilla (a temperatura ambiente)
      - 140 g Azúcar
      - 140 g Harina con levadura
      - 3 Huevos
      - 2 Limas (cáscara rallada y zumo)
Para el almíbar:
      - 2 Limas (cáscara rallada y zumo)
      - 65 g Azúcar

 PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es encender nuestro horno a 180º, por arriba y por abajo, para que se vaya precalentando. Seguidamente ponemos en un bol los 170 g de mantequilla en pomada y los 140 g de  azúcar, batimos hasta conseguir una mezcla cremosa y que blanquee. A continuación vamos añadiendo los huevos uno a uno y sin dejar de batir. Seguidamente añadimos la harina tamizada (pasada por un colador fino) por encima. Removemos bien hasta que estén todos los ingredientes bien mezclados, sin dejar de remover añadimos la ralladura y el zumo de dos limas.


      Seguidamente engrasamos un molde tipo plum cake, con un poquito de mantequilla y forramos la base con papel sulfurizado (papel de horno), espolvoreando por las paredes un poquito de harina.


       A continuación vertemos la mezcla que tenemos en el bol en el molde, que acabamos de engrasar y con ayuda del dorso de una cuchara, extendemos, uniformemente toda nuestra masa.


      Seguidamente metemos el molde en el horno, que tenemos precalentado a 180º, horneando aproximadamente unos 40 minutos, dependiendo de cada horno, de todas formas sabremos que esta listo, cuando veamos que se empieza a dorar y pinchando con una aguja o cuchillo, esta salga limpia. Cuando tengamos el pastel listo, sacamos del horno dejamos enfriar un poquito y desmoldamos.


      Mientras se enfría nuestro pastel o bizcocho, vamos preparando el almíbar, para ello ponemos en un cazo, el zumo y la ralladura de las dos limas y los 65 g de azúcar. Llevamos al fuego y dejamos que hierva, aproximadamente 1 minuto. Retiramos del fuego y dejamos enfriar ligeramente, hasta que el almíbar, comience a espesarse. Por ultimo vertemos el almíbar sobre nuestro bizcocho.


      Dejando reposar al menos 30 minutos, antes de servirlo y degustar este rico bizcocho de lima.


(También podemos pinchar un poquito, la superficie de nuestro bizcocho, para que cuando le pongamos el almíbar, este penetre mejor por todo el bizcocho).