LANGUAJE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

miércoles, 14 de abril de 2021

Pollo encebollado con zumo de cítricos

 Hoy vamos a preparar un rico pollo encebollado y regado con zumo de cítricos, como veréis la receta es muy sencilla y con muy pocos ingredientes, pero el resultado es fantástico. Yo como veréis he utilizado contramuslos, pero perfectamente podéis hacerlo con cualquier parte del pollo, jamoncitos, alitas, etc. Lo único que cambia es el tiempo de cocción y cantidades. Os recomiendo que para hornearlo utilicéis una fuente tipo pírex o similar, porque conserva mejor los jugos, que si utilizamos la clásica fuente de horno.


INGREDIENTES para dos personas:

- 2 Contramuslos de pollo (cuartos traseros)

- 2 Cebollas

- El zumo de una naranja (dos si son pequeñas)

- El zumo de un limón (dos si son pequeños)

- Sal

- Pimienta molida

- Unas rodajas o gajos de limón

- 2 Ajos

 PREPARACIÓN:

     Lo primero que hacemos es encender el horno por arriba y por abajo a 180º para que se vaya precalentando. Seguidamente empezamos nuestra receta limpiado bien nuestro pollo, quitándole la grasa que pudiera tener, si lo hemos lavado bajo el grifo lo secamos con papel de cocina.  A, continuación exprimimos el zumo de la naranja y el limón y reservamos para más adelante.


     Seguidamente pelamos las dos cebollas y las picamos en juliana o en aros, una vez picada la cebolla la depositamos en una fuente o bandeja que sea acta para el horno, repartiéndola por todo el fondo, formando una cama.


     Seguidamente salpimentamos nuestros contramuslos de pollo y los ponemos encima de la cebolla, cortamos unas rodajas de limón y partimos los dos ajos, sin necesidad de pelarlos, poniéndolos en la fuente con el pollo.


     A, continuación metemos la fuente en el horno, que ya estará precalentado a 180º, cuando hayan pasado unos 8 minutos, abrimos el horno y le damos la vuelta al pollo, teniéndolo otros 8 minutos por el otro lado.


    Pasado ese tiempo abrimos de nuevo el horno y añadimos el zumo de los cítricos que teníamos reservado (naranja y limón), regando por encima del pollo. Volvemos a cerrar el horno, dejándolo cocinar aproximadamente 1 y ½ horas, dándole la vuelta 2 o 3 veces, cada vez que le demos la vuelta, le regamos por encima con ayuda de una cuchara, el tiempo de horneado es aproximado, porque como ya sabréis, no todos los hornos calientan igual. Cuando veamos que ya está horneado, subimos la temperatura del horno a 210º y dejamos cocer solo por la parte superior, para que nuestro pollo se dore un poquito.


     Con esto solo nos falta llevar a la mesa y degustar el fantástico sabor de nuestro pollo encebollado con zumo de cítricos.  

miércoles, 7 de abril de 2021

Boquerones fritos en adobo

La receta de hoy son unos boquerones en adobo crujientes y muy fáciles de preparar. Como veréis en la receta el tiempo de reposo son dos horas, pero tener en cuenta que cuanto más tiempo dejemos macerar los boquerones en el adobo, más sabrosos nos quedaran.  También hay quien le añade al adobo un poquito de comino molido, pero eso ya va en los gustos de cada uno. El boquerón también es conocido como bocarte. Es un pescado azul y de agua salada, teniendo un gran valor comercial. El boquerón nos aporta minerales como hierro, potasio, yodo, magnesio y sodio. También tiene un alto porcentaje de vitamina B3 y B6 que resulta ser muy beneficioso para la circulación y nos ayuda a reducir el colesterol.

INGREDIENTES:

- 500 g Boquerones

- 2 Ajos

- Orégano (una cucharada)

- Pimentón dulce (una cucharadita de las de café)

- 50 ml Vinagre

- Agua

- Harina para rebozarlos

- Aceite de oliva para freírlos

- Sal 

PREPARACIÓN:

      Comenzamos nuestra receta limpiando los boquerones quitándoles la cabeza, las tripas y la espina central, separándolo en dos partes, una vez limpios los lavamos con abundante agua fría, los ponemos a escurrir y reservamos.


     Seguidamente en un mortero ponemos los dos ajos, la cucharada de orégano y un poquito de sal, machacamos hasta conseguir una pasta

      A continuación, añadimos la cucharadita de pimentón, los 50 ml de vinagre y un poco de agua fría, mezclando todo muy bien.

     Una vez mezclado añadimos esta mezcla a un bol y añadimos los boquerones que hemos dejado escurriendo. Si fuera necesario añadimos un poquito más de agua, hasta que queden cubiertos.  Tapamos con film transparente y dejamos reposar en el frigorífico durante de 2 horas como mínimo.

     Una vez pasado el tiempo de reposo, los sacamos del adobo y dejamos escurrir un poquito. A continuación, los pasamos por harina y los vamos friendo en abundante aceite caliente. Según los vamos friendo, los vamos depositando sobre papel de cocina para eliminar el exceso de aceite que pudieran tener.

     Con esto tenemos listos nuestros boquerones en adobo para llevar a la mesa y disfrutar de su exquisito sabor. 

viernes, 2 de abril de 2021

Pastafloras

Hoy vamos a preparar unas ricas pastas (galletas) típicas de la Comarca del Campo de Calatrava. Estas pastas son conocidas con el nombre de Pastafloras, son muy populares y se suelen elaborar en Semana Santa. Para preparar la receta se necesitan pocos ingredientes, siendo también corto el tiempo empleado para su elaboración, pero con un resultado exquisito. El Campo de Calatrava es una comarca natural e histórica de Castilla la Mancha. La historia de esta comarca está relacionada con la Orden de Calatrava que tenía su sede en Almagro y su fortaleza era el Castillo de Calatrava la Nueva. Los dulces típicos de esta zona se mantienen con el tiempo, pasando las recetas de generación en generación. Los dulces más típicos de la zona son las flores, pestiños, rosquillas barquillos, enaceitados, rosca utrera, etc.


INGREDIENTES:

- 300 g Harina

- 125 g Manteca de cerdo

- 1 Huevo (yema y clara por separado)

- 50 g Azúcar

- Zumo de ¼ limón

- Azúcar (para espolvorear)

PREPARACIÓN:

     Empezamos nuestra receta poniendo en un bol los 125 g de manteca, con ayuda de un tenedor batimos bien hasta que nos quede muy suave, como se suele decir en pomada.

     Seguidamente añadimos al bol los 50 g. de azúcar y la yema del huevo, reservando la clara para utilizarla más adelante, seguimos batiendo bien, hasta incorporar los ingredientes.

     A continuación, añadimos el zumo de ¼ de limón, mezclamos un poquito y añadimos los 300 g de harina, seguimos mezclando con ayuda del tenedor y cuando veamos que no podemos seguimos amasando con las manos bien limpias, hasta que veamos que la harina se ha mezclado perfectamente con el resto de ingredientes, veremos que se nos ha formado una masa que parece que se rompe. Tapamos la masa con un paño, dejando reposar unos 30 minutos, cuando veamos que faltan 10 minutos de reposo, encendemos el horno por arriba y por abajo a 190º, para que se vaya precalentando.

      Seguidamente espolvoreamos un pelín de harina (muy poco) en nuestra mesa de trabajo, y con ayuda de un rodillo estiramos la masa, dejándola aproximadamente con un grosor de medio centímetro. Con ayuda de un molde o un vaso vamos cortando nuestras galletas, quitamos los bordes de masa sobrante, volvemos a estirar y cortamos de nuevo más galletas.

     Acto seguido forramos una bandeja de horno con papel sulfurizado (papel de hornear) y vamos depositando en ella nuestras galletas. A continuación, batimos la clara de huevo que teníamos reservada y con ayuda de una brocha de silicona las pintamos.

    Una vez pintadas les espolvoreamos generosamente un poco de azúcar por toda la superficie. Metemos en el horno que ya estará precalentado a 190º, durante aproximadamente unos 20 o 25 minutos, esto de pende de cada horno y del grosor que le hayamos dado a nuestras galletas, De todas formas, estamos pendientes y cuando veamos que se han dorado un poquito las sacamos del horno.

     Dejamos enfriar y las tenemos listas para degustar, las podemos conservar en una lata o bolsa, hay que tener cuidado de no golpearlas, para que no se deshagan.