LANGUAJE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

domingo, 26 de abril de 2020

Champiñones a la andaluza


En primer lugar y más importante desde cocinaconpaco enhorabuena para todos pues parece que el esfuerzo realizado por todos manteniéndonos en casa, está dando sus frutos y estamos consiguiendo reducir el número de fallecimientos e infectados. Deseamos  que os encontréis tanto vosotros como toda la familia muy bien. #YOMEQUEDOENMICOCINA (cocinando)

La receta de hoy son unos ricos y deliciosos champiñones en salsa andaluza, como veréis la receta  es muy fácil de preparar, y con muy poco tiempo de elaboración. Yo como veréis he partido los champiñones en láminas no muy finas, pero también los podéis partir en cuarto, eso como más os guste a vosotros. El champiñón común cuyo nombre científico es ¨Agaricus bisporus¨ es una especie de hongo de la familia agaricales nativo de Europa y América  del norte, cultivado extensamente para su uso en gastronomía. Es la especie de hongo comestible más comúnmente usada para la cocina. Hoy en día se cultiva por lo general sobre compost al que se inocula el micelio, normalmente usando granos de trigo estériles recubiertos de hifas del hongo. El champiñón es el hongo más cultivado del Mundo y, en España, la localidad de Pradejón (La Rioja) es la primera productora a nivel nacional.


INGREDIENTES:
      - 500 g Champiñones
      - 150 ml Vino blanco
      - 1 Cebolla
      - 3 Ajos
      - 1 Cucharada rasa harina
      - ½ Cucharadita (de las de café) de pimentón picante
      - 1 hoja de laurel
      - 1 Perejil fresco
      - 1 Pimienta molida
      -  Sal
      - Aceite de oliva
     
PREPARACIÓN:
      Empezamos nuestra receta limpiando los champiñones para ello lo mejor es coger un cuchillo y cortarlo directamente por la parte terrosa que tiene el tallo en su base. A continuación con un paño húmedo o un papel de cocina lo pasamos por la superficie de los champiñones y eliminar de este modo la tierra que pudiera tener, aunque últimamente suelen venir muy limpios y con muy poca tierra. A continuación los partimos en láminas pero más bien gruesas de ½ cm aproximadamente.


      Seguidamente pelamos los tres ajos y picamos finamente el perejil fresco. Acto seguido ponemos en el mortero los ajos con una pizca de sal (la sal es para que no salten los ajos) y hacemos un majado, una vez que tengamos los ajos bien machacados añadimos el perejil picado y la media cucharadita de pimentón picante.


      Volvemos a machacar todo un poquito, añadimos al mortero los 150 ml de vino blanco damos unas vueltas y reservamos, para utilizarlo más adelante.


      A continuación pelamos y picamos finamente la cebolla, llevamos una sartén al fuego, ponemos un poquito de aceite de oliva, añadimos la cebolla picada y la hoja de laurel (yo la he partido en trozos para que suelte más sabor), salamos un poquito y sofreímos a fuego medio.


      Una vez sofrita la cebolla añadimos a la sartén los champiñones partidos, les añadimos un poquito de pimienta molida y sofreímos junto a la cebolla, aproximadamente 5 0 6 minutos, dándole vueltas de vez en cuando.


      Pasado este tiempo añadimos la cucharada rasa de harina, sofreímos todo un poco para que la harina pierda el sabor a crudo. A continuación añadimos a la sartén el majado que hemos preparado anteriormente y dejamos cocinar todo junto unos 3 o 4 minutos, hasta que la salsa reduzca y quede con una textura suave, comprobamos el punto de sal rectificando si fuera necesario.


      Con esto solo nos queda retirar del fuego y servir. Espero que os guste y os animéis a prepararlos.


DESDE COCINA CON PACO CUIDAROS MUCHO

viernes, 10 de abril de 2020

Pan Casero


En primer lugar y más importante desde cocinaconpaco deseamos  que os encontréis tanto vosotros como toda la familia muy bien. #YOMEQUEDOENMICOCINA (cocinando)

Hoy vamos a preparar un pan casero que necesita muy poco tiempo de levado y el resultado final, es un pan muy bueno, con una miga esponjosa y una corteza crujiente. Comentaros que si no tenéis levadura fresca podéis utilizar levadura seca de panadero, que para esta cantidad de harina, necesitaríamos unos 4 g. Como veréis el pan yo lo he puesto en un recipiente tipo pírex con tapa, si no tenéis este tipo de recipiente no os preocupéis, lo podéis poner en la bandeja del horno forrada con papel de hornear y tapar con una fuente que tenga fondo y sea acta para el horno. Si queréis hacer un par de panes lo que tenéis que hacer es doblar las cantidades de ingredientes y dividir la masa en dos partes iguales, horneando  los dos panes al mismo tiempo.


INGREDIENTES:

      - 250 g Harina de fuerza
      - 7 g Levadura fresca
      - 5 g de Sal
      - 175 ml de Agua tibia
     
PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es pesar y medir todos los ingredientes, esto nos hace que ahorremos tiempo a la hora de preparar nuestra receta, esta norma  sirve para cualquier receta que preparemos. Lo primero que hacemos es poner en un bol los 175 ml de agua tibia, a continuación desmenuzamos un poquito los 7 g. de levadura y la añadimos al bol junto al agua, mezclándola muy bien con el agua.


     Seguidamente mezclamos los 5 g. de sal con los 250 g. de harina y lo añadimos al bol donde tenemos el agua con la levadura.  Con ayuda de un tenedor vamos mezclando hasta que veamos que no podemos seguir haciéndolo con el tenedor en él bol.


      En ese momento enharinamos un pelín nuestra mesa de trabajo, ponemos nuestra masa en ella y con las manos bien limpias seguimos amasando nuestro pan,  si vemos que se nos pega la masa a las manos, nos ponemos un poquito de aceite de oliva en las manos, esto aparte de evitar que se nos pegue se impregnara la masa dejando un sabor muy bueno, también podemos espolvorear un poquito de harina, tenemos que amasar aproximadamente 10 o 12 minutos, una vez que la  tenemos bien amasada formamos con ella una bola, como vemos en las fotografías.


      A continuación untamos un bol con un poquito de aceite y ponemos en ella nuestra masa de pan,  la tapamos con un film transparente, cubrimos con un paño y la dejamos reposar 30 minutos.


      Pasado este tiempo veremos que nuestra masa ha subido, espolvoreamos un poquito de harina en nuestra mesa de trabajo, ponemos de nuevo nuestra masa en ella y amasamos 3 o 4 minutos, formamos de nuevo una bola con nuestra masa.


      Acto seguido ponemos un paño de cocina limpio en un bol y le espolvoreamos un poquito de harina, ponemos nuestra masa encima del paño, espolvoreándole por la superficie otro poquito de harina, tapamos con el sobrante del paño de cocina y dejamos reposar de nuevo 30 minutos.


      Cuando llevemos 15 minutos del tiempo de reposo, encendemos nuestro horno por arriba y por abajo a 230º, para que se vaya precalentando. Pasado el tiempo de reposo y que nuestro horno ya estará listo, abrimos nuestra masa que tenemos tapada con el paño de cocina, veremos que ha levado o aumentado su volumen y la ponemos en una fuente acta para el horno, tipo pírex con tapa (si no disponéis de este tipo de fuente podéis poner la masa directamente sobre la bandeja de horno, cubierta con un papel de hornear y la podéis tapar con otra fuente que tenga fondo, para que el pan suba sin  dificultad). Una vez que tenemos nuestra masa en la fuente, con ayuda de un cúter o un cuchillo bien afilado, le damos unos cortes a nuestra masa, una vez hecho esto nos mojamos los dedos con un poquito de agua y sacudimos unas gotas encima de la masa. Tapamos nuestra masa y metemos en el horno unos 35 minutos a 230º.


      Pasado este tiempo abrimos el horno, le quitamos la tapa a nuestra fuente, con mucho cuidado de no quemarnos y dejamos hornearse otros 10 minutos sin la tapa. Pasado este tiempo sacamos del horno y ponemos nuestro pan sobre una rejilla, hasta que se enfrié.


      Una vez frio lo tenemos listo para degustarlo, lo podemos conservar envuelto en un trapo o paño de cocina.



sábado, 4 de abril de 2020

Bayonesa


En primer lugar y más importante desde cocinaconpaco deseamos  que os encontréis tanto vosotros como toda la familia muy bien. #YOMEQUEDOENMICOCINA (cocinando)

Hoy vamos una a preparar un dulce llamado Bayonesa, como veréis se necesitan muy pocos ingredientes y prácticamente en menos de 20 o 25 minutos está lista. La bayonesa es un dulce elaborado con hojaldre  relleno de cabello de ángel. Se sirve en porciones de forma rectangular que pueden oscilar entre unos 10 a 20 cm de tamaño. Es frecuente ver este tipo de dulce en las pastelerías. En algunas zonas es también conocido como "cortadillo de cidra".   El exterior se suele recubrir con azúcar o en algunas ocasiones con almíbar. Suele comerse servido solo, o acompañado de café o leche. Se trata de un postre habitual de desayunos y meriendas.



INGREDIENTES:

      - 1 Lámina de hojaldre (mejor rectangular)
      - 1 Bote de cabello de Ángel
      - 1 Huevo
      - Canela molida (opcional)
      - Azúcar
     
PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es encender nuestro horno  a 190º por arriba y por abajo, para que se vaya precalentando. A continuación abrimos nuestra lámina de hojaldre y la estiramos un poquito con ayuda de un rodillo de cocina, si no disponemos de rodillo podemos utilizar una botella (no es necesario estirarla mucho). A continuación la dividimos en dos partes iguales, dejándolas sobre el propio papel donde viene envuelta, ya que este nos sirve para meterla en el horno.


     Seguidamente añadimos el cabello de ángel en una de las partes, extendiéndolo con ayuda de una espátula o el reverso de una cuchara, procurando dejar en los bordes un centímetro y medio sin cubrir, si hemos optado por ponerle canela molida se la espolvoreamos encima del cabello de ángel. Seguidamente ponemos encima la otra parte del hojaldre y con ayuda de las manos bien limpias, vamos sellado los bordes de nuestra bayonesa, como si fuéramos haciendo una trenza.


      A continuación ponemos nuestra bayonesa en la bandeja de horno, que nos resultara fácil tirando un poco del papel, de esta forma no se nos romperá. Seguidamente con ayuda de un cuchillo le damos unos cortes en oblicuo en ambos sentidos, y la pinchamos con un tenedor como se muestra en la imagen.


      Seguidamente batimos un poco el huevo y con ayuda de una brocha de cocina, pintamos toda nuestra bayonesa. Acto seguido le espolvoreamos generosamente toda la superficie con azúcar. 


     La metemos en el horno, que ya estará precalentado a 190º por arriba y por abajo, dejando hornear aproximadamente 15 o 20 minutos. De todas formas como cada horno es un mundo y no todos calientan igual, por eso pasado los primeros 10/12 minutos, estamos un poquito pendientes y cuando veamos que esta doradita, la sacamos del horno y dejamos enfriar antes de servir. 

¡CUIDAROS MUCHO!