LANGUAJE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

sábado, 5 de enero de 2019

Roscón de Reyes


Para la fecha que estamos y para rematar la cantidad de excesos que hemos hecho estos días, que mejor receta que un roscón de reyes. Comentaros que aunque os parezca un poco engorroso, sobre todo por los tiempos de espera, para el levado, el resultado es francamente muy bueno y merece la pena. Comentaros que la decoración depende de los gustos de cada uno, o de los ingredientes que dispongamos en ese momento. Así que ya sabéis si disponéis de un poquito de tiempo, ánimo y preparar este rico roscón de reyes. Si no queremos un roscón grande, podemos dividir la masa y hacer dos medianos, como ha sido mi caso o utilizar la mitad de los ingredientes.


INGREDIENTES:

            - 650 g de Harina de fuerza
            - 120 g de Azúcar
            - 120 g de Mantequilla (en pomada muy blandita)
            - 250 ml de Leche entera (tibia)
            - 25 g de Levadura fresca
            - 10 g de Sal
            - 2 Huevos y una yema
            - 2 y ½ Cucharada de agua de azahar
            - Ralladura de un limón
            - Ralladura de una naranja
Para decorar:
- Frutas escarchadas
- Almendra crocante o en laminas
- Azúcar
            - 1 Huevo batido
            - Figuritas y alubia (para la sorpresa)

PREPARACIÓN:
       Lo primero que hacemos es en un bol mezclar un poco de leche tibia (unos 35 o 40 ml) de los 250 ml, con 3 cucharadas de harina de fuerza. Una vez mezclado se desmenuzamos los 25 g. de levadura fresca lo añadimos al bol, removemos  todo, tapamos con un film y dejamos fermentar en un sitio cálido para que fermente unos 20 o 25 minutos. 


      Seguidamente una vez que la masa de arranque haya fermentado, ponemos en un bol grande el resto harina de fuerza, y seguimos añadiendo al bol el resto de ingredientes poco a poco (removiendo un pelín según los vamos añadiendo), los 120 g de azúcar, la ralladura de limón y naranja, los 10 g de sal, el resto de leche tibia, los 2 huevos y la yema, la masa de arranque que tenemos fermentada en otro bol, las 2 cucharadas y media de agua de azahar y por último los 120 g de mantequilla muy blandita o fundida. Removemos todo dentro del bol hasta que se nos forme una masa homogénea.


      A continuación enharinamos nuestra mesa de trabajo o encimera bien limpia, ponemos en ella nuestra masa y con las manos bien limpias amasamos unos 10 minutos. Si es necesario le vamos añadiendo un poquito de harina para poder trabajar bien la masa. Una vez que la hemos amasado le damos dando forma de bola.


      A continuación ponemos nuestra masa en un bol un poquito espolvoreado con harina, para que no se pegue nuestra masa y tapamos con un par de paños un poquito humedecidos, durante 2 horas en un lugar cálido (yo la he puesto en una banqueta pegada al radiador). 


      Pasado este tiempo veremos que nuestra masa ha crecido por lo menos el doble. La sacamos del bol, poniéndola en nuestra mesa de trabajo, un poquito enharinada, amasándola de nuevo unos 4 o 5 minutos.


Cuando la tengamos de nuevo amasada hacemos una bola y con ayuda de los dedos la hacemos un agujero en el centro y le vamos dando forma de roscón poco a poco, en este momento aprovechamos para introducir la figurita y el haba. Tener en cuenta que el agujero al hornearlo se hará más pequeño, así que es conveniente hacerlo grande, como se muestra en las fotografías (Comentaros que con esta cantidad de masa salen dos roscones de un tamaño razonable, si vamos a preparar dos roscones dividimos la masa, amasando por separado cada una de ellas). Una vez que ya le hemos dado forma a nuestro roscón, cubrimos nuestra bandeja de horno con papel sulfurizado (papel de hornear), ponemos en ella nuestro roscón lo cubrimos de nuevo con un paño y dejamos reposar durante una hora en un lugar cálido (yo pegado al radiador).


      Cuando veamos que faltan unos diez minutos, encendemos nuestro horno a 185º por arriba y por abajo para que se vaya precalentando. Una vez que ha estado reposando 1 hora, vamos a decorar nuestro roscón a nuestro gusto. Lo primero que hacemos es pintarlo con el huevo batido, ponemos la fruta escarchada, humedecemos un poco de azúcar y la ponemos por todo el roscón, si nos gusta le ponemos un poquito de almendra crocante, etc.


      Una vez tenemos decorado el roscón a nuestro gusto, lo metemos en el horno que ya estar precalentado a 180º, por arriba y por abajo, aproximadamente 20 minutos, como suelo decir cada horno es un mundo y no todos calientan igual, por eso tenemos que estar un poquito pendientes. Yo lo he tenido este tiempo haciendo dos roscones, de un tamaño mediano/grande. Pasado este tiempo lo sacamos del horno y dejamos enfriar. Si nos gusta relleno lo podemos abrir y rellenarlo con nata, trufa, crema o el relleno que más os guste. 



Espero que esta noche de reyes sea mágica para todos vosotros y recibáis muchos regalos.

¡FELIZ NOCHE DE REYES!

10 comentarios:

  1. Delicioso!! Tiene una pinta estupenda!!
    Muy bien explicado!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Paquito te deseo un feliz 2019 cargadito de.muchas bendiciones y oportunidades para ti y tus seres amados!!
    Y con las fiestas navideñas tienes razón muchos excesos que luego nos pasan factura!!😂, se ve delicioso, la decoración se ve aun más apetecible y a ver cuando me animo!ja!ja!
    Gracias por el paso a paso se agradece!!
    Besos!!😚😚

    ResponderEliminar
  3. Paco, que delicia de roscon has preparado.
    Te deseo un feliz DIA DE REYES

    ResponderEliminar
  4. Gracias Paco, la receta tan bien preparada, te invita a que la prepares también de nosotros, que no tenemos una tradición.
    Un abrazo cariñoso
    Rosetta

    ResponderEliminar
  5. Hola Paco,
    Hace una pinta exquisita, tomo nota de la receta para ver si el año que viene me animo a hacerlo.
    Este año, por falta de tiempo, lo he comprado.
    ¡Feliz año!.

    ResponderEliminar
  6. La relación entre harina y elementos líquidos (leche, huevos, agua azahar), no deben pasar estos del 60% al 65%(máximo.
    Los huevos se pesan y se consideran elemento líquido, se regulariza con la cantidad de leche.
    Incluso yo le añado igual cantidad de ron que de agua de azahar, le da un sabor delicioso, pero siempre tener en cuenta la proporción entre la harina y elementos líquidos que añadimos.
    La harina igualmente es importante su calidad.

    ResponderEliminar
  7. Gracias Paco por tu currazo. Abrazos

    ResponderEliminar
  8. Paco, menuda pinta tiene el roscón, la verdad es que no hay nada como el casero. Saludos

    http://directoalamesa.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  9. te ha quedado genial Paco. La verdad es que los roscones caseros son muchísimo major que los comprados, y una vez empiezas a hacerlos en casa no los vuelves a comprar más

    ResponderEliminar
  10. Hola Paco y feliz año ante todo, la verdad que merece la pena preparar nuestros roscones menudo sabor tienen tan exquisito, yo ya hace años que no lo compro y en casa me lo piden mucho, veo que te ha salido buenisisismo no hay mas que verlo, tiene que estar bien esponjadito por lo que te ha crecido... bien rico, bsss

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar vuestros comentarios, siempre es agradable recibirlos, Si tenéis alguna duda, sugerencia o consejo no dudéis en mandarme un correo electrónico a una de las siguientes direcciones: cocinaconpaco@gmail.com o chipaco1958@gmail.com