LANGUAJE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

jueves, 10 de enero de 2019

Alcachofas en salsa con beicon


Hoy aprovechando que estamos en temporada de alcachofas, vamos a preparar unas sencillas, pero ricas alcachofas. A la hora de comprar las alcachofas, la mejor manera de comprobar que son frescas es apretar la zona donde está el rabito y acercarla al oído. Si al presionarlas cruje quiere decir que están frescas, pero si por el contrario el dedo se hunde con facilidad, es porque están fofas, también nos fijaremos si tienen muchas manchas oscuras en esta zona, estas se deben descartar, porque lo más seguro es que ya no están en condiciones. A este plato como suelo decir, dependiendo de nuestra imaginación o gusto, le podemos añadir, unas gambas, almejas, etc. de cualquier forma está muy bueno. 


INGREDIENTES:

            - 2 k Alcachofas
            - 250 ml Vino blanco
            - 200 g  Beicon
            - 1 Cebolla
            - 3 Ajos
            - 1 Guindilla (opcional)
            - 1 Cucharada de harina
            - 1 Limón
            - Pimientos de piquillo
            - Aceite de oliva
            - Sal
            - Caldo de cocer las alcachofas


PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es partir nuestro limón en gajos (con piel y todo), ponemos abundante agua en una cacerola y añadimos el limón que hemos partido en gajos, estrujándolo un poco. Esta agua con el limón la vamos a utilizar, para poner las alcachofas y evitar que se nos oxiden o se pongan negras. A continuación cortamos un poco del tallo y el resto lo pelamos un poco, sin comerse el corazón.  Seguidamente limpiamos nuestras alcachofas, quitándole todas las hojas verdes, por lo menos dos capas de hojas, hasta que veamos que las hojas son tiernas, si fuera necesario quitamos más capas. Las partimos por la mitad y le cortamos un poquito las puntas. Según las vamos pelando las ponemos en la cacerola que tenemos con el agua y el limón, para que no se nos pongan negras.


      A continuación ponemos en una cacerola de acero inoxidable nuestras alcachofas, añadimos agua suficiente, hasta que las cubra, añadimos un poco de sal  llevamos al fuego y cocemos unos 20 minutos, hasta que estén tiernas. Para evitar que cuando estén cociendo  floten en la superficie y se oscurezcan, las cubrimos con una tapadera o plato más pequeño, para que las alcachofas no pierdan el contacto con el agua. Una vez cocidas las sacamos del agua de la cocción, reservando un poco del agua donde las hemos cocido.


      Seguidamente pelamos y picamos finamente, nuestra cebolla y los ajos. Ponemos un poquito de aceite en una cacerola, llevamos al fuego y añadimos la cebolla y el ajo que hemos picado, añadimos  también la guindilla (si hemos optado en ponerla) salamos y sofreímos a fuego medio, dándole vueltas con una cuchara de madera o silicona.


      Una vez que tenemos pochadita la cebolla con el ajo, añadimos los 200 g de beicon y sofreímos uno o dos minutos todo junto.  Seguidamente añadimos a la cacerola la cucharada de harina, dándole un par de vueltas con la cuchara, para que se sofría un pelín y mate el sabor de la harina cruda.


       A continuación añadimos los 250 ml de vino blanco y dejamos cocer un poquito para que se evapore el alcohol. Seguidamente añadimos nuestras alcachofas, damos unas vueltas y añadimos un poco del caldo de la cocción que teníamos reservado, comprobamos el punto de sal rectificando si fuera necesario y dejamos cocer unos 8 o 10 minutos.


      Pasado este tiempo cortamos unas tiras de pimiento de piquillo y se las ponemos por encima.


      Con esto solo nos queda llevar a la mesa y disfrutar de estas ricas y sanas alcachofas.


4 comentarios:

  1. Paco tienen una pinta bárbara. Me guardo la receta que a mi madre le van a encantar

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  2. Grande Paco, hiciste una buena receta de Friuli (Italia).
    - De nosotros el beicon es igual a la panceta y las alcachofas las cocinamos así.
    Un cariñoso abrazo de Rosetta.

    ResponderEliminar
  3. Este guiso de alcachofas, esta divino.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola, Paco!

    Casi comenzando el año, y ya poniendo en la lista de pendientes recetas. Esta tuya, va seguro. Además, me encanta que hayas explicado como mirar el frescor de la alcachofa, como limpiarla y cocerla, me viene genial.

    ¡Felicitaciones!

    ¡Besotes y feliz jueves!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar vuestros comentarios, siempre es agradable recibirlos, Si tenéis alguna duda, sugerencia o consejo no dudéis en mandarme un correo electrónico a una de las siguientes direcciones: cocinaconpaco@gmail.com o chipaco1958@gmail.com