LANGUAJE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

sábado, 26 de agosto de 2017

Bacalao con miel y mostaza

La receta de que os dejo hoy es muy fácil de preparar y muy sabrosa, se trata de un bacalao con una rica salsa de miel y mostaza. Yo el bacalao que he utilizado lo he tenido en agua 36 horas para desalarlo, cambiándole el agua cada 8 o 10 horas, pero para la receta podéis utilizar, bacalao del que venden ya desalado, el resultado es muy bueno también.  La mostaza que he utilizado es de la normal que podemos encontrar en cualquier supermercado o tienda. Si queréis dependiendo de vuestros gustos, podéis cambiar la cantidad de mostaza y miel que pongáis. Lo que si os digo que la miel y la mostaza le dan un toque genial al bacalao.



INGREDIENTES:
- 600 g Bacalao
- 200 ml Nata
- 1 Cucharada de miel
- 2 Cucharadas de mostaza
- Harina
- Aceite de oliva
- Perejil fresco picadito

PREPARACIÓN:
      Empezamos nuestra receta enharinando un poquito nuestro bacalao, para quitarle el exceso de harina podéis utilizar un colador. Una vez enharinado bien en una freidora o en una sartén, freímos el bacalao 1 minuto por cada lado, el tiempo depende también del grosor de nuestro bacalao, pues no es lo mismo que sean lomos gruesos que de la parte más fina, que se fríe antes, de todas formas no es necesario freírlo mucho. Según lo vamos friendo lo dejamos en un plato con papel de cocina, para que escurra el exceso de aceite que pudiera tener.


      Seguidamente ponemos en una cacerola o sartén las dos cucharadas de mostaza, la cucharada de miel y los 200 ml de nata, llevamos al fuego no muy alto y mezclamos con ayuda de una cuchara de madera.


      A continuación añadimos a la sartén los trozos de bacalao que hemos frito anteriormente y dejamos cocinar todo junto un par de minutos aproximadamente.


      Pasado este tiempo retiramos del fuego lo ponemos en el plato donde lo vayamos a servir , vertemos la salsa por encima y le espolvoreamos un poquito de perejil fresco. Con esto solo falta llevar a la mesa y disfrutar de este rico y delicioso bacalao en salsa de miel y mostaza.

sábado, 19 de agosto de 2017

Alitas de pollo al ajillo

Hoy vamos a preparar unas ricas y deliciosas alitas de pollo al ajillo, yo he utilizado alitas pero podéis poner el pollo entero sin ningún problema. Como veréis es una receta muy sencilla y el tomillo y el vinagre le dan un toque sensacional. Espero que os gusten y os animéis a prepararlas. El pollo al ajillo es un plato de la cocina española. Se trata de una preparación muy popular y de bajo coste que se suele encontrar frecuentemente en los menús de muchos restaurantes españoles. Se suele servir caliente acompañado con diversas guarniciones de patatas, champiñones, ensalada, etc.


INGREDIENTES:
- 1 k Alitas de pollo partidas por las coyunturas
- 150 ml de vino blanco
- 200 ml vinagre de vino (un vaso)
- 1 Cabeza de ajos
- Tomillo molido
- Aceite de oliva
- Pimienta molida
- Sal

PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es limpiar nuestras alitas de las posibles plumillas y plumones que tengan, nos podemos ayudar de un soplete de cocina o del gas, aunque hoy en día la mayoría de los hogares son vitrocerámicas.


      Seguidamente salpimentamos las alitas ponemos aceite en una sartén, la llevamos al fuego y las freímos un poquito por ambos lados, sin pasarlas demasiado, tienen que quedar fritas pero no quemadas, según las vamos friendo las reservamos sobre papel de cocina para que escurran el exceso de aceite.


      A continuación ponemos en una sartén un poquito de aceite, del que hemos utilizado para freír las alitas, añadimos los ajos dándoles un corte o partidos por la mitad, pero sin pelar.  Llevamos al fuego sofriendo los ajos, dándole vueltas de vez en cuando hasta que estén sofritos. A continuación añadimos a la sartén las alitas que hemos frito anteriormente, dándole unas vueltas junto con los ajos, para que tomen sabor, aproximadamente 3 o 4 minutos.


      Seguidamente añadimos los 150 ml de vino blanco, dejamos reducir para que se consuma el alcohol, dándole vueltas de vez en cuando.


      A continuación añadimos un poco de tomillo molido y los 200 ml de vinagre, mezclamos y dejamos reducir un poquito el vinagre, aproximadamente 2 o 3 minutos, mezclando de vez en cuando.


      Pasado este tiempo retiramos de fuego y listas para llevar a la mesa. 

martes, 15 de agosto de 2017

Risotto de alcachofas y setas

La receta de hoy es un sencillo risotto de setas y alcachofas, que lo preparamos en muy poco tiempo, pero que está muy rico y sabroso. Yo he utilizado alcachofas de lata y setas congeladas que tenía por casa. Este tipo de recetas admite muchísimos cambios dependiendo de vuestros gustos, yo solo os quiero dejar la idea y que vosotros lo preparéis a vuestra manera y dependiendo de los ingredientes que tengáis en ese momento. El risotto (variación de riso, ‘arroz’ en italiano) es una comida tradicional italiana realizada a base de arroz. Es uno de los modos más comunes de cocinar arroz en Italia. Es una comida originaria de la zona noroeste del país, concretamente del este de Piamonte, el oeste de Lombardía y de la zona de Verona, debido a la abundancia de arroz. Es uno de los pilares de la gastronomía norteña en general. El queso (usualmente parmesano) suele configurar habitualmente la seña característica del plato.



INGREDIENTES:
- 300 g Arroz
- 250 g Setas variadas
- 1 Bote de Alcachofas
- 125 g Parmesano
- 200 ml Vino blanco
- 1 Cebolla
- 2 Ajos
- 1 Cucharada de mantequilla
- Hierbabuena fresca
- Caldo de verduras
- Aceite de oliva
- Sal

PREPARACIÓN:
      Si no tenéis caldo de verduras preparado, un poquito antes de empezar a preparar nuestra receta, ponéis en una cacerola, una cebolla, zanahoria, ajos, perejil fresco, apio, la parte verde de los puerros bien lavados, etc., salamos un poquito y dejamos cocer unos 40 minutos retiramos del fuego y lo colamos, para el caldo podéis aprovechar los restos de verduras que tengáis en casa.


      Empezamos nuestra receta pelando y picando finamente la cebolla y los ajos. Una vez picado ponemos un chorrito de aceite en una cacerola, la llevamos al fuego y añadimos la cebolla picada y los ajos, sofriendo a fuego medio dándole vueltas de vez en cuando, hasta que la cebolla este pochadita, aproximadamente 4 o 5 minutos.


     Seguidamente añadimos a la cacerola las alcachofas bien escurridas y partidas en cuartos, y las setas variadas, sofriendo todo junto otros 3 o 4 minutos.


      A continuación añadimos los 300 g de arroz y le damos un par de vueltas con el resto con el resto de ingredientes. Seguidamente añadimos los 200 ml de vino blanco, damos unas vueltas y dejamos que se evapore o consuma con el calor.


      Seguidamente vamos añadiendo el caldo de verduras poco a poco, salamos un poquito y vamos dándole vueltas de vez en cuando, según se va consumiendo el caldo de verduras le vamos añadiendo más, hasta que el arroz nos quede en su punto, pero sin exceso de caldo, tiene que quedar meloso, el tiempo de cocción es aproximadamente 17 minutos, pasado este tiempo comprobamos el punto de sal y retiramos del fuego.


      A continuación lavamos y picamos finamente 6 o 8 hojas de hierbabuena fresca y la añadimos a nuestro arroz. Seguidamente rallamos nuestro queso parmesano, lo añadimos al arroz junto a una cucharada de mantequilla, damos unas vueltas y dejamos reposar 2 o 3 minutos, veremos que el queso se funde con el calor del arroz y nos queda brillante y meloso.


      Con esto solo nos queda llevar a la mesa y servir este rico y delicioso risotto de setas y alcachofas. 

martes, 1 de agosto de 2017

Ensaladilla Rusa con cebolla.

Hoy vamos a preparar un plato ideal para esta época del año que estamos, se trata de una ensaladilla rusa, que es un plato conocido por todos, pero que en esta ocasión le he puesto una cebolla picadita que le da un toque buenísimo. Comentaros que no lo notareis que lleva cebolla, pues mezclada con el resto de ingredientes, pasa desapercibida, pero como digo le da un sabor buenísimo, lo que tenemos que tener en cuenta, es picarla muy fina. Este plato admite muchas variantes en cuanto a los ingredientes, dependiendo de nuestros gustos, podéis ponerle guisantes, judías verdes, etc. Lo que si os recomiendo aunque parezca pesado es que le pongáis la cebolla, deja la ensaladilla mucho más sabrosa, si la preparáis ya me contareis que os parece.



INGREDIENTES:
- 4 o 5 patatas
- 400 g Langostino o gambas cocidas
- 1 Cebolla
- 2 Huevos
- 3 Latitas pequeñas de atún
- 1 Latita de maíz
- 1 o 2 - Pimientos de piquillo
- Aceitunas sin hueso
- Pepinillos en vinagre
- Zanahoria rallada
- Mayonesa
- Sal
- Chorrito de aceite de oliva

PREPARACIÓN:
      Empezamos nuestra receta pelando y lavando nuestras patatas, una vez lavadas las partimos en cuadraditos. Una vez partidas las patatas ponemos abundante agua en una cacerola, la llevamos al fuego y añadimos las patatas, salamos un poquito y dejamos cocer aproximadamente 10 minutos, hasta que esté la patata cocida. Una vez cocida las ponemos en un escurridor y las pasamos bajo el grifo de agua fría, para que rompa la cocción y dejamos enfriar. Mientras tanto ponemos agua en un cazo llevamos al fuego y una vez que empiece a hervir, añadimos los dos huevos y dejamos hervir 10 minutos, pasado este tiempo retiramos del fuego y los ponemos en agua fría para romper la cocción, los pelamos y reservamos.


      Una vez que las patatas estén frías las ponemos en un bol amplio, pelamos y picamos finamente la cebolla, añadiéndola al bol junto a las patatas, salamos un poquito y le damos un par de vueltas.


      A continuación picamos un poquito la zanahoria rallada y añadimos al bol, añadimos también 2 latitas de atún escurridas y reservamos la otra para adornar, escurrimos la  latita de maíz y la añadimos al bol.


      Seguidamente picamos unos pepinillos y las aceitunas en trocitos muy pequeños, pelamos y picamos en trocitos los langostinos, reservado unos cuantos para adornar.


      Añadimos al bol los pepinillos picados, los trocitos de langostinos y los trocitos de aceitunas, ayudándonos de una cuchara mezclamos todos los ingredientes del bol.


      A continuación añadimos un chorrito de aceite damos unas vueltas para mezclar y añadimos dos o tres cucharadas de mayonesa, mezclando todo de nuevo.


      Seguidamente ponemos nuestra ensaladilla en la fuente o plato donde la vayamos a servir, yo como veréis le he dado forma de corona, ayudándome de un vaso, para darle forma, dejándola nivelada con ayuda del reverso de una cuchara.


      Una vez que tenemos la ensaladilla en el plato pasamos a adornarla. Para ello ponemos por encima una o dos cucharadas de mayonesa y cubrimos uniformemente toda la ensaladilla, ayudándonos de una espátula o el reverso de una cuchara. A continuación cogemos lo huevos cocidos y separamos la clara de la yema, la clara la partimos en trocitos y la repartimos por encima y los lados, ponemos también la yema pero desmenuzada. 


      Añadimos también unos granitos de maíz, un poquito de pepinillo picado, la latita de atún que nos queda, desmenuzándola también por todos los sitios. Partimos unas tiras de pimiento de piquillo y los colocamos encima y por ultimo ponemos unos langostinos o gambas que habíamos reservado, para adornarla.


      Con esto solo nos queda conservar en el frigorífico hasta la hora de servir.