LANGUAJE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

domingo, 25 de junio de 2017

Pizza de patata

La receta de hoy es una rica y fácil pizza de patatas, que es muy fácil de preparar. Como veréis en la receta lo único que tenemos que preparar, son las patatas confitándolas igual que si fueran para una tortilla y darle una vuelta a los pimientos, lo demás solo se trata de montar nuestra pizza y hornear. Esta receta admite muchos cambios, dependiendo de nuestros gustos, le podemos añadir un poquito de chorizo, aceitunas, champiñón, etc. así como quitarle ingredientes que no os gusten.  Bueno no me enrollo más y os dejo la receta.



INGREDIENTES:
- 1 Lámina de masa de pizza
- 2 Patatas
- 1 Pimiento rojo (carnoso)
- 1 Bola de mozzarella
- Queso rallado (4 quesos)
- Tomate frito
- Orégano
- Aceite de oliva
- Sal


PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es pelar, lavar y cortar las patatas en rodajas finas, ponemos abundante aceite en una sartén, la llevamos al fuego y añadimos las patatas, las salamos un poquito y pochamos o freímos a fuego no muy alto, como si fueran para hacer una tortilla. Una vez pochadas las ponemos en un colador y dejamos que escurra bien todo el aceite.


      Seguidamente encendemos el horno a 180º por arriba y por abajo, para que se vaya precalentando. A continuación cortamos los pimientos en tiras, quitándoles las semillas, sofriéndolos a fuego vivo 2 minutos, no más tiempo pues luego terminaran de cocinarse en el horno, una vez sofritos lo ponemos sobre papel de cocina, para que escurra el exceso de aceite.


      Seguidamente extendemos nuestra masa de pizza y la ponemos sobre la bandeja donde vallamos a hornearla. A continuación añadimos un poco de tomate frito, extendiéndolo por la masa y le espolvoreamos un poco de orégano.


      Seguidamente ponemos por encima las patatas, que hemos confitado anteriormente y que teníamos escurriendo el aceite, repartiéndolas por toda la superficie, encima de las patatas ponemos las tiras de pimientos, salando todo un poquito si fuera necesario. 


      Seguidamente partimos la bola de mozzarella en taquitos, repartiéndolos por encima de las patatas y pimientos, ponemos también el queso rallado por toda la superficie y le espolvoreamos con un poco de orégano.


      A continuación metemos en el horno que ya estará precalentado a 180º, hasta que veamos que esta dorada y crujiente, aproximadamente 30 minutos, dependiendo de cada horno. Pasado este tiempo solo nos queda sacar del horno y disfrutar de esta rica pizza de patatas, que es ideal para una buena merienda o cena. 

martes, 20 de junio de 2017

Pudin de claras

Hoy vamos a hacer un postre muy rico, aprovechando unas claras de huevo que me sobraron, de una tarta de San Marcos que solo utilice las yemas, por lo tanto se puede decir que es una receta de aprovechamiento. Como veréis la receta es muy simple y con solo 4 ingredientes. Yo le he puesto un poquito de azúcar avainillado, pero si queréis lo podéis suprimir. El caramelo que yo he utilizado es del que ya venden preparado, pero también lo podéis hacer vosotros. También pediros perdón por la mala calidad de las fotografías, pero tuve problemas con la cámara.



INGREDIENTES:
- 6 Claras de huevo
- 6 Cucharadas de azúcar colmadas
- 1 Sobre azúcar avainillado (opcional)
- Caramelo liquido 

PREPARACIÓN:
      Empezamos nuestra receta encendiendo el horno por arriba y por abajo a 180º, para que se vaya precalentando. Seguidamente ponemos en el horno un recipiente, acto para el horno con agua (mejor que este ya caliente), para que se vaya calentando, ya que el pudin de claras lo vamos a preparar  al baño maría (El baño maría consiste en la cocción de un alimento dentro de un cazo que a su vez está dentro de un recipiente con agua para que el alimento se cocine por medio del agua caliente y no por el calor del horno o de la cocina directamente). Tener en cuenta que cuando metamos el recipiente con las claras el nivel del agua subirá y se nos saldría en el horno. A continuación ponemos el caramelo en el recipiente donde lo vamos a hornear, extendiéndolo por la base y las paredes, así nos será más fácil desmoldarlo.


      Seguidamente ponemos las claras en un recipiente y con ayuda de unas varillas eléctricas, empezamos a montar las claras, cuando veamos que empiezan a espesar, vamos añadiendo las 6 cucharadas de azúcar y el sobre de azúcar avainillado, poco a poco.


      Seguimos batiendo con las varillas, hasta que consigamos un merengue espeso. Seguidamente vertemos las claras montadas en el molde que hemos puesto el caramelo, dándole unos golpecitos en la encimera, para que se quite las burbujas de aire que pudiera tener.


      Seguidamente metemos el molde en la bandeja o recipiente que tenemos con el agua caliente, dejando hornear a 180º, durante 20 minutos. Pasado este tiempo apagamos el horno y dejamos dentro del horno, otros 30 minutos, en total son 50 minutos, 20 con el horno encendido y 30 con el horno apagado. (MUY IMPORTANTE PASADOS LOS PRIMEROS 20 MINUTOS APAGAMOS EL HORNO, PERO NO ABRIR LA PUERTA DEL HORNO HASTA PASADO OTROS 30 MINUTOS). Pasado este tiempo sacamos nuestro pudin del horno y dejamos enfriar un poquito.


      Una vez frío desmoldamos y lo tenemos listos para degustar. Perdón por la mala calidad de las fotografías.

lunes, 12 de junio de 2017

Manos o pies de cerdo

La receta de hoy son unas sabrosas y ricas manos o pies de cerdo, la receta como veréis es muy sencilla de preparar. Yo he utilizado una cucharada de pimentón agridulce, pero si no tenéis podéis poner ½ cucharada de pimentón dulce y ½ picante, o todo dulce y le añadimos una guindilla de cayena, por lo demás no tiene complicaciones. Las manos de cerdo, conocidas también como manitas de cerdo, son las patas de cerdo. Suelen ser empleadas en la cocina española frescas o en salazón, como elemento cárnico de estofados y cocidos. Su textura gelatinosa debido a la presencia de cartílago, hace que se elaboren caldos con una textura muy agradable.



INGREDIENTES:
- 6 Manos de cerdo partidas a la mitad longitudinalmente
- 1 Cebolla grande
- 2 Pimientos choriceros (secos)
- 2 Cabezas de ajos
- 2 Tomates
- 2 Hojas de laurel
- 1 Cucharada (rasa) de pimentón agridulce
- ½ Cucharadita de comino molido
- 8 Granos de pimienta
- Aceite de oliva
- Sal
- Pizca de azúcar

PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es lavar muy bien nuestras manos de cerdo, aunque hoy en día, cuando las compramos suelen venir muy limpias, no como antiguamente. Una vez limpias ponemos en una olla a presión las manos de cerdo, partidas por la mitad, las cubrimos de agua y añadimos a la olla, una cabeza de ajos entera sin pelar, las 2 hojas de laurel, los 2 pimientos choriceros, los 8 granos de pimienta y un poquito de sal. Tapamos la olla le ponemos la pesa y dejamos cocer 40 minutos, contando desde que empieza a sonar.


      Pasado este tiempo retiramos de fuego, dejamos que se enfrié un poco y deje de salir vapor, abrimos nuestra olla y sacamos las manos de cerdo de la olla,  sacamos los dos pimientos choriceros y reservamos, también reservamos el caldo de la cocción.


      Seguidamente pelamos y picamos la cebolla, la cabeza de ajos, rayamos los dos tomates y con ayuda de una cucharilla sacamos la carne de los dos pimientos choriceros.


      A continuación ponemos un poco de aceite en una sartén o cacerola amplia, la llevamos al fuego, añadimos a la sartén la cebolla picada y los ajos, salamos un poquito y sofreímos o pochamos a fuego medio, dándole vueltas de vez en cuando, durante aproximadamente 7 u 8 minutos, hasta que la cebolla este transparente. Seguidamente añadimos a la sartén los dos tomates rallados y una pizca de azúcar, para quitarle la acidez al tomate y sofreímos todo junto unos 4 o 5 minutos más, hasta que el tomate este sofrito.


     Cuando el sofrito esté listo, separamos un poco la sartén del fuego y añadimos la cucharada de pimentón agridulce, mezclándolo con el sofrito (lo de separarlo de fuego es para que el pimentón no se queme y luego amargue). Seguidamente añadimos a la sartén las manos de cerdo, y las cubrimos un poco con el caldo que hemos reservado anteriormente de la cocción.


      Acto seguido añadimos la carne de los pimientos choriceros y la ½ cucharadita de cominos molidos. Dejamos cocer todo junto durante aproximadamente 25 minutos.


      Pasado este tiempo comprobamos el punto de sal y rectificamos, si fuera necesario, retiramos del fuego y dejamos un rato para que las manos tomen todos los sabores de los ingredientes. Aunque yo creo que si las dejamos de un día para otro es como están en su punto.


      Con esto llevamos a la mesa y servimos calientes, no os importe mancharos las manos al chupar los huesos. 

domingo, 4 de junio de 2017

Lomos de merluza con chirlas y langostinos

Hoy vamos a preparar una receta de pescado muy rica y fácil y rápida de preparar. Yo he utilizado unos lomos de merluza congelados, que como os digo en la receta, tenemos que descongelar con anterioridad, en el frigorífico. Para esta receta también podéis utilizar pescado fresco, al igual que podéis cambiar la merluza por pescadilla, al igual que las chirlas por almejas, los langostinos por gambas o gambón, etc. depende de lo que encontréis más fresco en el mercado, o de vuestros gustos. De cualquier forma como veréis el resultado final es muy bueno. Espero que os guste y os animéis a preparar este delicioso plato de pescado. 



INGREDIENTES:
- 6 o 8 Lomos de merluza (yo congelada)
- ½ k Chirlas
- ½ k Langostino o gambón
- 200 ml Vino blanco
- 1 Cucharada rasa de harina
- 6 Ajos
- Ramillete de perejil fresco
- Aceite de oliva
- Sal

PREPARACIÓN:
     Si utilizamos merluza congelada recordar de sacarla el día antes del congelador, dejándola descongelar en el frigorífico, para que cuando preparemos nuestra receta, este completamente descongelada. Una vez tenido en cuenta esto vamos a preparar nuestra receta. Lo primero que hacemos poner las chirlas en abundante agua con sal, para que suelten la arena que pudieran tener, las tenemos en agua con sal al menos 30 minutos. Seguidamente pelamos nuestros langostinos o gambón, reservando las cabezas y cascaras, para hacer un caldo o fumet de gambas. A continuación ponemos las cascaras de los langostinos en un cazo, añadimos un poco de agua y un poquito de sal, lo llevamos al fuego y dejamos cocer unos 20 minutos, pasado este tiempo colamos el caldo y reservamos.


      Seguidamente pelamos los ajos, quitándoles el germen central, para que no nos repita y los picamos finamente, también picamos finamente el perejil fresco.


      Acto seguido ponemos un poquito de aceite de oliva en una sartén o cacerola y la llevamos al fuego, añadimos los ajos picaditos y los doramos un poquito, a fuego medio sin que lleguen a quemarse, una vez doraditos añadimos el perejil picado, mezclamos un poquito y añadimos la cucharada de harina, sofriendo un minuto con los ajos y el perejil, dándole unas vueltas para que no se nos queme.


      Seguidamente añadimos a la sartén los 200 ml de vino blanco y dejamos reducir un poco para que se evapore el alcohol, una vez que haya reducido añadimos a la sartén el caldo que hemos reservado anteriormente de cocer las cabezas y cascaras de los langostinos.


      A continuación sacamos las chirlas del agua con sal las lavamos y escurrimos, una vez escurridas las añadimos a la sartén, salamos un poquito los lomos de merluza y los añadimos también, con la piel hacia arriba, como vemos en la fotografía, dejando cocer unos 3 minutos, dependiendo del grosor de los lomos.


      Pasado este tiempo les damos la vuelta con cuidado de que no se rompan, veremos que las chirlas ya se empiezan a abrir. Seguidamente añadimos los langostinos por encima, moviendo la sartén en círculos para que se cubran un poquito con el caldo, comprobamos el punto de sal y salamos un poquito si fuera necesario y dejamos cocer 2 o 3 minutos, hasta que veamos que los langostinos están listos y las chirlas están todas abiertas.


      Pasado este tiempo retiramos del fuego y le espolvoreamos por arriba con un poquito de perejil picado. Con esto solo falta llevar a la mesa y disfrutar de este rico plato de pescado. 

miércoles, 24 de mayo de 2017

III Brindis Solidario Bodegas Protos

La entrada de hoy es para comentaros que el pasado día 23 de mayo, hemos tenido el honor de ser invitados por Bodegas Protos al III Brindis Solidario. Este brindis solidario es una iniciativa que busca apoyar la labor que las organizaciones están realizando en España. Con este acto de solidaridad, Bodegas Protos nos demuestra que además de ser conocida internacionalmente por sus extraordinarios y famosos vinos, contribuye con entidades no lucrativas que están desarrollando en España, un proyecto solidario de interés general en España y que aporte un beneficio para la sociedad.


      La fundación  ganadora de este tercer Brindis Solidario ha sido para la fundación Andrés Marcio que ha conseguido 14.384 votos realizados a través de las redes sociales. La ceremonia tuvo lugar, en la Fundación Pons de Madrid, situada en la calle Serrano nº 138, donde la directiva de Bodegas Protos, encabezada por su presidente D. Edmundo Bayón, su director general D. Carlos Villar y por su director de comunicación D. Fernando Villalba, entregó a Beatriz Olona, presidenta de la Fundación Andrés Marcio, un cheque por importe de 10.000 euros.



      La Fundación Andrés Marcio, niños contra la lamiopatía, es una organización sin ánimo de lucro con sede en España aunque con carácter internacional, cuyo objetivo es encontrar una cura definitiva de las lamiopatías que afectan al músculo. La fundación destinará los 10.000 euros donados por Bodegas Protos a desarrollar el proyecto Predicción de arritmias cardíacas y muerte súbita en niños afectos de laminopatía, con implantación del LINQ de MEDTRONIC”. El proyecto está dirigido por la Dra. Georgia Sarquella Brugada en el Hospital San Joan de Deu de Barcelona y su objetivo es la investigación de la laminopatía congénita, una enfermedad degenerativa y extraordinariamente rara que afecta a niños produciéndoles una gran debilidad muscular, insuficiencia respiratoria y una grave afectación cardíaca.


      El acto estuvo presentado por la famosa presentadora y actriz Anne Igarciburu y, conto con el apoyo de varias caras conocidas como Carmen Lomana, Arantxa de Benito, Cristina Tárrega, Nuria Tomás, Graciela Alvarez, el torero Miguel Abellán, Lobo Carrasco, Fernando Ramos, Juan Carlos Rivero, José Joaquin Brotons, Mario Monforte, etc.








      Con esto creemos que todos podemos ayudar, de una forma u otra a este tipo de organizaciones, que lo único que intentan es ayudar a los demás. Las fundaciones u ONG se involucran para hacer más fácil todos estos procesos, para investigar las denominadas “enfermedades raras”.






      Brindis Solidario es una acción de Responsabilidad social Corporativa de Bodegas Protos que reconoce la labor que realizan las entidades no lucrativas en nuestro país.




 TOMEMOS EJEMPLO ENTRE TODOS PODEMOS CONSEGUIRLO

lunes, 15 de mayo de 2017

Alitas de pollo al horno con especias y limón

La receta de hoy son unas ricas alitas de pollo al horno, especiadas con un majado de ajo, limón y hierbas provenzales. La hierbas provenzales las podéis cambiar, por un poquito de romero y tomillo, eso depende de los gustos de cada uno. Las alitas las podemos hacer enteras o partidas, por la parte donde doblan. Yo las he partido porque las hemos tomado como aperitivo. Como veréis la receta es facilísima, solo se trata de hornear las alitas, y pintarlas con el majado que le preparamos. Tener cuidado a la hora de salar las alitas, pues el majado también lleva un poquito de sal, aunque podéis suprimir el salar las alitas y con la sal del majado es suficiente.



INGREDIENTES:
- 1 K de Alitas de pollo
- 100 ml Aceite de oliva
- 3 Ajos
- El zumo de un limón
- Hierbas provenzales
- Pimienta molida
- Sal

PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es encender el horno por arriba y por abajo a 190, para que se vaya precalentando. A continuación limpiamos nuestras alitas, de las plumas o plumillas que pudieran tener, acto seguido las lavamos y las secamos con un papel de cocina, y salpimentamos un poquito.


    A continuación forramos la bandeja del horno, con un papel sulfurizado (papel de hornear) y repartimos sobre la bandeja las alitas. Metemos la bandeja en el horno que ya estará caliente, durante aproximadamente 30 minutos, dependiendo de cada horno, aunque lo mejor es estar pendientes y tenerlas, horneando hasta que estén a nuestro gusto, a mitad de cocción les damos la vuelta.


      Mientras se hacen nuestras alitas vamos a preparar el majado, para ello pelamos los tres ajos, quitándoles el germen central y los ponemos en el mortero, añadimos también un poquito de sal y las hierbas provenzales. Con ayuda de la maza del mortero hacemos un majado.


      A continuación añadimos al mortero los 100 ml de aceite de oliva y el zumo de limón, mezclando todo muy bien, hasta que nos quede una mezcla homogénea.


      Una vez que las alitas están horneadas a nuestro gusto, sacamos la bandeja del horno y con ayuda de una brocha de silicona, pintamos las alitas con el majado que hemos preparado anteriormente. Volvemos a meter la bandeja en el horno, durante aproximadamente 3 o 4 minutos más, pasado este tiempo las sacamos del horno.


       Con esto solo nos falta poner en la fuente o plato, donde las vayamos a servir y listas para llevar a la mesa.