LANGUAJE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

miércoles, 25 de noviembre de 2015

Mollejas de pollo en salsa

Hoy vamos a preparar unas mollejas de pollo en salsa que están muy ricas, yo no les he puesto picante, pero si os gusta el picante a la hora de preparar el sofrito, le podéis añadir una guindilla de cayena. Si no disponemos de olla exprés el tiempo de cocción en una cacerola, será de aproximadamente una hora y media. En Colombia Ecuador y Perú se consume la molleja (o contre) del pollo, guisada con verduras, con arroz o asada. A esta última en Chile se le denomina contre en Santiago o riquet en el sur del país. Las mollejas de pollo son consideradas vísceras y tienen un precio muy bajo a pesar de ser un plato realmente sabroso, tienen sabor a carne con un ligero fondo a víscera y una vez cocinadas su textura queda ligeramente dura recordando a los cartílagos aunque mucho más fácil de masticar. Las mollejas están consideradas como un plato de casquería, que antiguamente se solían consumir bastante, sobre todo por su bajo precio.


INGREDIENTES:
- 1 k Mollejas de pollo
- 1 Cebolla
- 4 Ajos
- ½ Pimiento rojo
- 1 Pimiento verde
- 2 Tomates
- 6 Granos de pimienta negra
- 1 Hoja de laurel
- 200 ml Vino blanco
- Caldo de pollo o una pastilla de caldo de ave y agua
- Sal
- Pellizco de azúcar
- Aceite de oliva
- Colorante


PREPARACION:
      Lo primero que hacemos es limpiar y lavar muy bien nuestras mollejas, una vez bien limpias, ponemos un poco de agua en una cacerola, la llevamos al fuego y añadimos las mollejas, y cocemos durante aproximadamente 4 minutos, desespumando de vez en cuando. Pasado este tiempo retiramos de fuego y las ponemos a escurrir en un escurridor.
Cocerlas estos 4 minutos lo hacemos para asegurarnos que están bien limpias. 


      Seguidamente vamos a pelar y picar la cebolla, los ajos, el pimiento verde y el ½ pimiento rojo. No importa mucho el tamaño de los trozos, pues luego lo vamos a triturar. 


      A continuación ponemos un chorrito de aceite en una sartén, llevamos al fuego y añadimos, la cebolla, los pimientos y el ajo, salamos un poquito y sofreímos todo a fuego medio, durante aproximadamente 8 minutos. Mientras hacemos el sofrito, lavamos y picamos los tomates. Una vez que este sofrita la cebolla con los pimientos, añadimos a la sartén los tomates picados y un pellizco de azúcar, para quitarle la acidez al tomate, dejando sofreír todo junto unos 4 o 5 minutos más.


      Pasado este tiempo retiramos del fuego y ponemos el sofrito en el vaso de la batidora, y con ayuda de esta trituramos todo muy bien y reservamos.


      A continuación ponemos en la olla exprés un chorrito de aceite, la llevamos al fuego y añadimos las mollejas que ya estarán bien escurridas, sofriéndolas 1 o 2 minutos. A continuación añadimos a la olla los 200 ml de vino blanco, damos unas vueltas y dejamos 2 o 3 minutos, hasta que se evapore el alcohol.


      Pasado este tiempo añadimos las verduras trituradas, el caldo de ave o en su defecto la pastilla de caldo y agua, hasta cubrir las mollejas de pollo. Seguidamente añadimos la hoja de laurel, los 6 granos de pimienta y el colorante, damos unas vueltas y salamos un poquito.


      A continuación tapamos nuestra olla, y una vez que la válvula gire y empiece a salir vapor, dejamos cocinar 25 minutos. Pasado este tiempo retiramos la olla del fuego y dejamos enfriar, hasta que deje de salir vapor (no abrir la olla nada mas retirar del fuego, pues es muy peligroso y nos podría causar mucho daño). A continuación destapamos la olla comprobamos el punto de sal y servimos calentitas, las podemos acompañar de una patatas fritas.


Si las dejamos para el día siguiente, habrán tomado más sabor.

16 comentarios:

  1. Paco creo que jamás he comido mollejas y es que la casquería y yo no hacemos buenas migas. Reconozco que tu plato tiene muy buena pinta pero si dices que la textura queda similar a la del cartílago yo sería incapaz de masticarlas. Me guardo la receta pero para intentarlo con pechuga de pollo porque esa salsita tiene muy buen pinta.

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  2. A mi las mollejas como que no...pero a mi marido le encantarían.

    ResponderEliminar
  3. Uhmm qué bueno! yo igual me atrevo a echarle algo de picante, que me gusta un toquecito, de solo pensarlo estoy saboreando jiji Besos

    ResponderEliminar
  4. Paco, hace un montón de tiempo que no como mollejas, a mi padre le gustaban mucho.
    Tu receta deliciosa.

    ResponderEliminar
  5. Vaya aspecto más bueno y esa salsita para mojar pan. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  6. Hace tanto tiempo que no veo mollejas...
    Desde que los pollos aparecen en el mercado completamente limpios y envasados, tanto los higadillos como las mollejas brillan por su ausencia.
    Pero sé que me encantarían esas mollejas que acabas de preparar, la combinación de ingredientes con ellas, tiene que resultar un conjunto de lo más sabroso.
    Te dejo cariños y el deseo de que tengas una estupenda semana.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  7. Hola Paco !!!
    hace mucho que no como mollejas... a mi hermano es un plato que le encantaría
    así que a ver si me animo y le doy una alegria
    te han quedado riquisimassssss
    besosssssss !!!!

    ResponderEliminar
  8. un plato riqusimo , tomo nota , me ha encantado , besitos

    ResponderEliminar
  9. Ufff Paco que rico plato de mollejas, a mi marido le encantan, así en salsera es como mas le gustan. Yo las cocino muy parecidas a ti, un beso

    ResponderEliminar
  10. Me encantan las mollejas de pollo, estas tuyas en salsa te han quedado para chuparse los dedos, pero yo con un poquito de picante, eso le pondrá chispa al plato, que bien te ha quedado Paco....Bess

    ResponderEliminar
  11. Holaaa, hoy de las mollejas no te voy a decir nada porque no me gustan pero nada, lo que se dice nada. En fin, todos tenemos algunos alimentos que rechazamos al cien por cien. Ahora, que, la entrada anterior que me había perdido me ha encantado porque debiste disfrutar de lo lindo degustando esos originales y novedosos helados de nitrógeno.
    Un besooo

    ResponderEliminar
  12. Uyyy que cosa tan rica Paco, me encantan las mollejas, se me hace raro que algunas personas digan directo no por ser casquería :((, en fin yo los encuentro deliciosos. Y con esa salsita han de estar de miedo
    Besote!!!!

    ResponderEliminar
  13. Como me gustan !!! Ya llevamos tiempo viéndonos por los Blogs y sabes que es verdad, toda la casquería me encanta, n o entiendo como ay gentes que le hacen ascos a esta clase de platos !!!! Porque no los han probado a que si? Besos

    ResponderEliminar
  14. Mi amigo, toques maravillosos un botón, son codiciosos de molleja, el corazón, los riñones y por lo que muchos no comer.
    Tenga esto en su receta y simplemente los encuentran ellos tratan.
    Gracias y buenas noches.
    Un abrazo cariñoso

    ResponderEliminar
  15. Hola Paco, muy rica tu receta. Yo la he versionado añadiendo al vino blanco un poquito solo de Pedro Jiménez y nos ha gustado. La salsa me quedó un poco espesita, pero muy rica de sabor. Gran truco el hervir las mollejas antes esos 4 minutos aparte. Una pregunta, ¿ese agua de haberlas cocido aparte crees que es buena idea para utilizarla como caldo en lugar de agua?

    Saludotes y gracias por tu blog
    Nacho

    ResponderEliminar
  16. Buenos días NaSHo. En primer lugar darte las gracias por tu comentario tan agradable, que es para mi todo un honor.
    Te comento que esa agua de cocerlas esos 4 minutos es mejor no utilizarla, pues lo mas probable es que tenga algunas impurezas que le pudieran quedar a las mollejas, por muy bien que las limpiemos.
    Un beso Paco

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar vuestros comentarios, siempre es agradable recibirlos, Si tenéis alguna duda, sugerencia o consejo no dudéis en mandarme un correo electrónico a una de las siguientes direcciones: cocinaconpaco@gmail.com o chipaco1958@gmail.com