LANGUAJE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

jueves, 20 de junio de 2013

Sorretina de hojaldre

Hoy vamos a preparar una rica sorretina de aceite muy fácil de preparar, pero no por ello menos exquisita. Como veréis su preparación no tiene ninguna complicación y si no fuera por el horno, hasta los más pequeño@s de la casa la podrían preparar. Si no disponéis de pate de aceituna, lo podemos preparar nosotros, picando y triturando unos 100 g de aceitunas negras con un diente de ajo y dos cucharadas de aceite. Si hacemos esto no es necesario echar el chorrito de aceite, por encima de los tomates. Espero que os guste tanto como a mí y os animéis a prepararla.
 
 
INGREDIENTES:
      - 1 Lámina de hojaldre 
      - 6 o 7 Tomates (tipo pera)
      - 200 g Mozarela
      - 2 Ramitas de albahaca fresca
      - 1 Diente de ajo
      - Paté de aceitunas negras
      - Aceite de oliva (8 cucharadas aproximadamente)
      - Sal
  
PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es encender el horno a 210º por arriba y por abajo, para que se vaya precalentando. Seguidamente cubrimos nuestra bandeja de horno con papel sulfurizado (papel de hornear, nos puede servir el que viene con nuestra lamina de hojaldre). Extendemos nuestra lámina de hojaldre en la bandeja del horno.
 
 
      Seguidamente untamos nuestra lamina de hojaldre con el pate de aceitunas negras. A continuación repartimos la mozarela partida en lonchitas o trocitos, por toda la superficie.
 
 
      Seguidamente pelamos y partimos en rodajas nuestros tomates, repartiéndolos por encima de la mozarela (para pelar nuestros tomates sin ningún problema los escaldamos un poquito). A continuación salamos un poquito y rociamos con un poquito de aceite (si lo podemos pulverizar mejor), metemos en el horno que tenemos precalentado, a 210º durante 30 minutos.
 
 
      Mientras se nos hornea vamos a preparar nuestro pesto, para ello picamos el ajo y las hojas de albahaca, lo ponemos en el vaso de la batidora y le añadimos unas 8 cucharadas de aceite, salamos al gusto y con ayuda de una batidora trituramos bien.
 
 
      Cuando hayan pasado los 30 minutos y tengamos nuestra sorretina lista, sacamos del horno y rociamos con el pesto que hemos preparado.
 
 
Servimos nada mas ponerle el pesto. 
 
 
¡Simplemente delicioso!
 

domingo, 16 de junio de 2013

Bizcocho de chocolate blanco

Hoy vamos a preparar un rico, esponjoso y fácil bizcocho de chocolate blanco. Como veréis en la receta mas adelante, aparte de fácil lo preparamos con muy pocos ingredientes, que normalmente todos tenemos en casa. Comentaros que la receta la he cogido de internet y esta en bastantes blogs. También quería pediros disculpas por tardar en publicar una receta, y no visitar vuestras cocinas todo lo que quisiera, pero es que estoy un poco atareado.
 
 
INGREDIENTES:
      - 100 g de harina con levadura 
      - 100 g Mantequilla
      - 100 g Azúcar
      - 100 g Chocolate blanco
      - 3 Huevos
      - Poquito de mantequilla y harina para engrasar el molde
      - Chocolate blanco para decorar (opcional)
  
PREPARACIÓN:
      Ponemos en un bol los 100 g de azúcar y los tres huevos, con ayuda de unas varillas o un tenedor batimos y mezclamos muy bien.
 
 
      Seguidamente en bol o cuenco que nos sirva para el microondas, ponemos los 100 g de chocolate blanco partido en trocitos  y los 100 g de mantequilla, partidos igualmente. Metemos en el microondas para fundirlo (para evitar que salte la mezcla de mantequilla y chocolate, metemos en el microondas un vaso con agua), no es necesario tenerlo mucho tiempo en el microondas, solo lo necesario para que se derrita.
 
 
      Una vez fundido, añadimos esta mezcla al bol donde tenemos los huevos y el azúcar que hemos mezclado anteriormente. Volvemos a mezclar todo y añadimos los 100 g de harina, mezclando todos los ingredientes.
 
 
      Una vez mezclado engrasamos un molde acto para el horno, tipo plum cake, pires, etc. con un poquito de mantequilla y le espolvoreamos un poquito de harina, también podemos forrarlo con un poco papel de hornear. Vertemos en el nuestra masa y metemos en el horno, que previamente, tenemos precalentado a 180º, durante aproximadamente 30 minutos, dependiendo de cada horno. De todas formas estamos un poco pendientes y cuando veamos que ha subido y esta dorado, pinchamos con la punta de un cuchillo o una aguja y cuando esta salga limpia, esta listo nuestro bizcocho. Procurar no abrir el horno, hasta que no pasen los primeros 20 minutos, para que no se nos baje.
 
 
      Seguidamente sacamos del horno dejamos enfriar un poquito en el molde, acto seguido desmoldamos y decoramos a gusto de cada uno, aunque esto no es necesario.
 
 
¡Facilito, facilito…..!

jueves, 6 de junio de 2013

Calabacines rellenos de pollo

Aquí os dejo estos deliciosos calabacines rellenos, de pollo, jamón york y queso. Si tenéis algún resto de pollo asado, como es mi caso lo podéis utilizar para preparar  esta receta. Como veréis es una receta muy simple de preparar y sin complicaciones. La receta la podemos hacer tal cual, pero yo creo que también da un poco de margen a la imaginación de cada uno, para poder hacer algún cambio, pues en la cocina muchas veces es simplemente coger la idea del plato y jugar con los ingredientes.
 
 
INGREDIENTES:
      - 2 Calabacines (grandes) 
      - 250 g Pechuga de pollo (o sobras de pollo asado)
      - 100 g Jamón york
      - 100 ml Tomate frito
      - 1 Cebolla pequeña
      - 1 o 2 Ajos
      - 2 Pimientos de piquillo 
      - 4 Lonchas tranchetes
      - 4 Lonchas chedar
      - 40 g Queso para gratinar (4 quesos, etc.)
      - Aceite de oliva
      - Sal
      - Pimienta molida
  
PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es lavar y secar los calabacines, una vez limpios los partimos por la mitad en sentido longitudinal y con ayuda de un sacabocados o una cucharita, vamos extrayendo la pulpa de calabacín procurando no romper la piel. Reservamos las barquitas de calabacín. Seguidamente picamos toda la pulpa del calabacín que hemos extraído, y reservamos, para más adelante.
 
 
      A continuación picamos finamente la cebolla y los 2 dientes de ajo, ponemos un poquito de aceite en una sartén, la llevamos al fuego, añadimos la cebolla y los ajos y sofreímos o pochamos a fuego no muy alto, unos 7 minutos, dándole vueltas de vez en cuando, con una cuchara de madera.
 
 
      Una vez pochada la cebolla, añadimos la pulpa de calabacín que hemos picado anteriormente, salpimentemos a gusto de cada uno y pochamos todo unos 10 o 12 minutos, a fuego no muy alto como he dicho anteriormente, hasta que este sofrito.
 
 
      Mientras se pocha el calabacín picamos la pechuga de pollo (en mi caso sobras de pollo asado), las lonchas de jamón y los dos pimientos de piquillo.
 
 
      Cuando tengamos el calabacín sofrito, añadimos a la sartén la pechuga de pollo, damos unas vueltas, añadimos los pimientos de piquillo picados y el jamón de york, sofreímos tres o cuatro  minutos y añadimos los 100 ml de tomate frito, damos un par de vueltas, para que liguen todos los ingredientes y retiramos del fuego.
 
 
      A continuación salamos un poquito las barquitas de calabacín, que hemos vaciado anteriormente y las  ponemos  sobre una fuente o bandeja de horno, rellenándolas con la mezcla del sofrito que hemos preparado.
 
 
      Una vez rellenas partimos las lonchas de los tranchetes y del queso chedar por la mitad. Seguidamente ponemos sobre cada barquita de calabacín rellena, dos trozos de tranchetes y dos de queso chedar. A continuación espolvoreamos por toda la superficie de las barquitas, los 40 g de queso para gratinar (4 quesos, parmesano, etc.).
 
 
      Seguidamente metemos en el horno, que previamente tenemos precalentado a 170º  por arriba y por abajo, durante aproximadamente 25 o 30 minutos, hasta que se cuezan un poco los calabacines y el queso se gratine. El tiempo como digo siempre depende mucho de la potencia de cada horno, de todas formas estaremos un poco pendientes. Pasado este tiempo sacamos del horno y solo nos falta servir y disfrutar de estos deliciosos, calabacines rellenos.
 
 
¡Ricos, sanos y muy sabrosos!
Lo de ricos y sabrosos lo digo sin saberlo a ciencia cierta, ya que no me ha dado tiempo a probarlos, pues mis hijas se los ha comido, por lo que deduzco que estaban buenos.
 

domingo, 2 de junio de 2013

Bizcocho de claras

Hoy vamos a preparar un rico, fácil y esponjoso bizcocho de claras. Yo he utilizado unas claras que me sobraron de las que venden en mercadona, en botecitos de nueve claras, pero podemos utilizar claras que nos sobren de otras recetas, como crema pastelera, etc. Si utilizamos harina con levadura podemos suprimir el sobre de levadura, al igual que la esencia podemos utilizar el sabor que mas nos guste, o como os digo en la receta, lo podemos sustituir por ralladura de piel de limón o naranja. Si preparáis este bizcocho veréis como esta súper esponjoso y con una textura muy suave.
 
 
INGREDIENTES:
      - 250 g Harina 
      - 125 g Mantequilla (a temperatura ambiente)
      - 125 g Azúcar
      - 100 ml Nata liquida 
      - 7 Claras de huevo (unos 225 g)
      - 1 Sobrecito de levadura química
      - 1 Cucharada de esencia, vainilla, limón…. (O ralladura de limón o naranja)
      - Pizca de sal
  
PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es encender el horno, por arriba y por abajo a 180º, para que se nos vaya precalentando. Seguidamente ponemos en un bol los 125 g de mantequilla en pomada (a temperatura ambiente) y los 125 g de azúcar. Con ayuda de un tenedor o unas varillas, batimos bien hasta conseguir una crema blanquecina y suave.
 
 
      Seguidamente añadimos los 100 ml de nata y la esencia de vainilla o la ralladura, depende de lo que hayamos elegido. Mezclamos un poco sin batir mucho, solamente lo necesario para que la nata no se nos convierta en mantequilla.
 
 
      A continuación mezclamos el sobre de levadura, con los 250 g de harina, tamizamos con un colador y la añadimos a la mezcla anterior, con ayuda de una espátula de silicona o una cuchara de madera, mezclamos bien, veremos que se nos queda una pasta bastante gruesa.
 
 
      Seguidamente ponemos en un bol las 7 claras y la pizca de sal, con ayuda de una batidora que tenga varillas o unas varillas, montamos bien las claras a punto de nieve. Estarán listas cuando levantemos las varillas y se nos formen picos.
 
 
      Una vez tengamos las claras montadas, añadimos la masa o pasta que hemos preparado anteriormente y mezclamos (no remover) con movimientos envolventes, utilizando una espátula de silicona o de madera, hasta que estén todos los ingredientes bien integrados, procurando que las claras se nos bajen lo menos posible.
 
 
      Seguidamente engrasamos un molde de unos 20 o 24 cm, con un poquito de mantequilla y le espolvoreamos un poquito de harina.  Una vez que tengamos el molde engrasado ponemos la mezcla en el molde y con el reverso de una cuchara o una espátula la repartimos uniformemente.
 
 
      Seguidamente  lo metemos en el horno, quitándole el calor de la parte superior, dejando solo calor por la parte de abajo, unos 30 minutos aproximadamente, dependiendo de cada horno. Cuando veamos que faltan 10 minutos para estar horneado volvemos a poner calor por arriba y por abajo. Estamos un poquito pendientes y cuando veamos que esta un poquito dorado, pinchamos con la punta de un cuchillo o una aguja de punto y cuando esta salga limpia, tendremos nuestro bizcocho listo. Una vez cocido sacamos del horno y dejamos enfriar un poco en el molde. Una vez frio desmoldamos y decoramos a gusto de cada, esto no es necesario y perfectamente lo podemos comer según esta. Yo para decorarlo he utilizado un poco de azúcar glas, unas semillas de amapola y unas virutas de bolitas de colores.
 
 
     Con esto tenemos listo nuestro esponjoso y delicioso bizcocho de claras.