LANGUAJE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

domingo, 24 de junio de 2012

Espaguetis a la carbonara

Hoy vamos a preparar unos espaguetis a la carbonara, muy sencillos y rápidos de preparar. Una receta para los días que andamos con el tiempo un poco justo, pero no por ello vamos a dejar de comer un buen plato de pasta. Al cocer los espaguetis tener en cuenta, que es preferible que nos queden un poquito enteros, como se suele decir al denté.


INGREDIENTES para 2 personas:
      - 200 g Espaguetis
      - 100 g de Beicon ahumado
      - 40 g Queso parmesano rallado (si lo rallamos en el momento mejor)
      - 2 Huevos
      - 1 Ajo
      - 8 Cucharadas de nata
      - Aceite de oliva (2 cucharadas)
      - Pimienta molida
      - Sal

PREPARACIÓN:
      Empezamos la receta cociendo los espaguetis, para ello ponemos abundante agua en una cacerola, añadimos un poquito de sal y cuando empiece a hervir, añadimos los espaguetis, removemos un poco y los dejamos cocer durante aproximadamente 8 o 10 minutos, removiéndolos de vez en cuando. Una vez cocidos retiramos del fuego y escurrimos.


      Seguidamente partimos el beicon en dados pequeños, pelamos y picamos el diente de ajo. Ponemos el aceite en una sartén llevamos al fuego y añadimos el ajo y el beicon y sofreímos 2 o 3 minutos, hasta que se dore un poquito. Una vez sofrito añadimos los espaguetis, removemos y retiramos del fuego.


      Seguidamente ponemos en un bol los huevos, la nata, el queso rallado y un poquito de pimienta al gusto. Mezclando o batiendo bien todos los ingredientes.


      Una vez bien batido vertemos sobre los espaguetis, mezclamos rápidamente con una cuchara de madera.


Con esto solo nos falta llevar a la mesa y disfrutar de estos ricos espaguetis a la carbonara. ¡Buen provecho!


martes, 19 de junio de 2012

Asadura encebollada

Hoy hemos preparado una asadura de cordero, que es un plato fácil de preparar y muy económico. Este tipo de platos de casquería hay  personas que nos les gusta, pero hace tiempo era uno de los platos habituales en muchas cocinas. La Asadura es un plato típico de la cocina castellana realizado con vísceras de cordero. Habitualmente pulmón, corazón e hígado. También se le conoce con el nombre de chanfaina.


INGREDIENTES:
      - 1 Asadura de cordero (1 y ¼ k aproximadamente)
      - 1 Cebolla
      - 3 Ajos
      - 1 Hoja de laurel
      - 250 ml Vino blanco
      - 1 Cucharada colmada de pimentón picante
      - Aceite de oliva
      - Pimienta molida
      - Sal

PREPARACIÓN:
      Lo primero que tenemos que hacer es lavar muy bien la asadura de cordero (esto es una regla que tenemos que seguir con todos los productos de casquería), Seguidamente la partimos en trozos y la dejamos escurrir.


      Seguidamente pelamos y picamos la cebolla y los ajos, ponemos un chorrito de aceite en una sartén y añadimos la cebolla y el ajo picado, ponemos al fuego y sofreímos a fuego medio unos 5  minutos aproximadamente.


      Cuando veamos que la cebolla empieza ha pocharse un poquito, añadimos la asadura, la hoja de laurel y salpimentamos al gusto. Sofreímos unos 8 minutos aproximadamente, dándole vueltas de vez en cuando.


      Pasado este tiempo y que veamos que la asadura esta sofrita, apartamos la sartén del fuego  añadimos el pimentón picante, mezclándolo bien con la asadura. Lo de retirar la sartén del fuego cuando añadimos el pimentón, es para evitar que se nos queme y luego nos amargue la asadura. A continuación volvemos a poner la sartén al fuego y añadimos el vino blanco.


      Dejamos en el fuego removiéndolo de vez en cuando hasta que prácticamente se haya evaporado el vino. Retiramos del fuego y tenemos nuestra asadura de cordero lista para servir.


domingo, 17 de junio de 2012

Brownie de chocolate con salsa caliente

Hoy vamos a preparar un rico y sencillo brownie de chocolate, que hará las delicias de los más golosos. Como veréis los ingredientes son pocos y los solemos tener prácticamente todo el mundo en casa. La receta si os decidís ha prepararla os aseguro que no os defraudara y  en una hora aproximadamente la tendremos lista para degustar. Si os gustan las nueces antes de hornear podemos añadirle 80 g de nueces peladas y partidas, yo no las he puesto porque a mis hijas no les gusta, pero esta buenísimo tanto sin nueces, como con ellas.


INGREDIENTES:
      - 150 g Mantequilla
      - 200 g Chocolate negro
      - 185 g Azúcar extrafino
      - 125 g Harina tamizada
      - 4 Huevos
      - 1 Cucharadita esencia de vainilla (de las de café)
Para la salsa de chocolate:
      - 200 g Chocolate negro
      - 185 ml Agua
      - 60 ml Nata
      - 1 Cucharada de azúcar extrafino (glass)
      - ½ Cucharadita de esencia de vainilla (de las de café)
      - ½ Cucharada de mantequilla
      - 1 Cucharada de ron o coñac (opcional)

PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es encender el horno a 180 g para que se vaya precalentando. Seguidamente ponemos en un cazo los 150 g de mantequilla, los 200 g de chocolate negro troceado y los 185 g de azúcar, fundiéndolo todo al baño maría (Consiste en la cocción de un alimento o el calentamiento de una salsa dentro de un cazo que a su vez está dentro de un recipiente con agua para que el alimento se cocine por medio del agua caliente y no por el calor del horno o de la cocina directamente), removiendo de vez en cuando. Una vez fundido retiramos y dejamos enfriar un poco.


      Seguidamente ponemos en un bol los 4 huevos y la cucharadita de esencia de vainilla y batimos. A continuación vamos añadiendo el chocolate, que ya tendremos prácticamente frió y con ayuda de una espátula seguimos mezclando el huevo con el chocolate. Seguidamente añadimos los 125 g de harina tamizada (la podemos tamizar con un colador).


      Mezclamos bien con el resto de ingredientes.


      Una vez mezclado forramos un molde de unos 20 cm aproximadamente, con papel sulfurizado (papel de horno) y vertemos en el toda la mezcla. Metemos en el horno que estará ya precalentado a 180º, durante aproximadamente 30 minutos, dependiendo de cada horno, de todas formas para saber que esta pinchamos con una aguja de punto o la punta de un cuchillo, hasta que esta salga limpia.


      Mientras se hornea nuestro brownie vamos a preparar nuestra salsa de chocolate, para ello ponemos al baño maría, los 200 g de chocolate, los 185 g de agua y la cucharada de azúcar glass. Bajamos el fuego y dejamos cocer unos 15 minutos dándole vueltas de vez en cuando. Pasado este tiempo retiramos del fuego, añadimos los 60 ml de nata, la ½ cucharadita de esencia de vainilla, la ½ cucharada de mantequilla y el ron o coñac, removemos bien todos los ingredientes y con esto tenemos lista nuestra salsa de chocolate. Esta salsa la podemos conservar en el frigorífico bien tapada unas 2 semanas.


      Una vez tengamos horneado nuestro brownie sacamos del horno, dejamos enfriar un poquito y desmoldamos, para que quede mas bonito podemos espolvorear por encima, con un poquito de azúcar glass.


      Con ayuda de un cuchillo lo partimos en cuadraditos y lo servimos acompañado de una bola de helado y un poco de salsa de chocolate caliente por encima.


lunes, 11 de junio de 2012

Tarta mousse de chocolate blanco

La receta de hoy es una tarta mousse  de chocolate blanco, muy fácil de preparar, pero sobre todo muy rica y esponjosa. Los ingredientes como veréis no son muchos. La base la podemos preparar con cualquier otro tipo de galletas, digestive, oreo, etc. y la cantidad depende del tamaño del molde que vamos a utilizar. Si la preparáis se convertirá en una tarta habitual en vuestra casa.


INGREDIENTES:
      - 500 ml Nata (para montar)
      - 3 Claras de huevo
      - 200 g Chocolate blanco
      - 150 ml Leche
      - 50g Azúcar
      - 1 Sobre gelatina neutra (10 g tipo royal)
Para la base:
      - 1 Paquetes galletas maría (o similar)
      - 80 g Mantequilla (o margarina)
      - 50 g Chocolate negro
      - Un chorrito nata o leche (si fuera necesario)
  
PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es preparar la base de nuestra tarta, para ello lo primero que tenemos que hacer es triturar o moler nuestras galletas. Seguidamente ponemos en un bol acto para el microondas, los 80 g de mantequilla y los 50 g de chocolate negro, lo metemos en el microondas, hasta que se funda el chocolate. Una vez fundido lo vertemos sobre las galletas molidas y formamos una masa, si fuera necesario añadimos un chorrito de nata o leche. Seguidamente con esta masa cubrimos uniformemente la base de nuestro molde (el molde desmontable de unos 20 – 24 cm) y reservamos en el frigorífico.


      Seguidamente con ayuda de unas varillas o una batidora que tenga varillas, montamos las 3 claras de huevo a punto de nieve, añadiéndole los 50 g de azúcar poco a poco, nos tienen que quedar prácticamente como si fueran para un merengue.


      A continuación montamos también los 500 g de nata y reservamos por separado en el frigorífico, las claras montadas y la nata.


      Seguidamente troceamos el chocolate blanco y lo ponemos en un bol, acto para el microondas y lo fundimos con cuidado, a temperatura no muy alta y sacándolo cada 10 o 15 segundos, dándole vueltas, una vez fundido sacamos y reservamos.


      A continuación en un vaso ponemos un poquito de la leche, añadimos el sobre de gelatina y dejamos que se hidrate, el resto de la leche lo ponemos en un cazo lo llevamos al fuego y calentamos. Cuando veamos que esta a punto de hervir, añadimos al cazo la gelatina hidratada con la leche y el chocolate blanco fundido, retiramos del fuego y mezclamos todo muy bien, dejándolo templar un poco.


      Seguidamente sacamos del frigorífico la nata montada y las claras, con ayuda de una espatula  juntamos con movimientos envolventes, para que nos se nos bajen.


      Seguidamente y cuando el chocolate se haya enfriado un poco, lo vamos añadiendo a la mezcla de nata y claras, poco a poco y mezclamos igualmente con ayuda de una espátula, pero como hemos dicho anteriormente, con movimientos muy suaves y envolventes para evitar que se nos baje y cuando cuaje sea suave y esponjoso al paladar.


      Una vez que tenemos todo mezclado, sacamos el molde de frigorífico y vertemos toda la mezcla, procurando que nos quede uniforme. Seguidamente metemos el molde en el frigorífico, por lo menos 6 horas y si puede ser de un día para otro mejor.


      Pasado este tiempo sacamos del frigorífico, desmoldamos con cuidado y decoramos a gusto de cada uno, con un poco cacao, chocolate, etc. Yo simplemente he recortado unas tiras de papel y le he puesto un poquito de cacao.


      Con esto solo queda servir y saborear este rico, suave y esponjoso postre que hemos preparado.


miércoles, 6 de junio de 2012

Mousse de chocolate

Hoy os dejo este sencillo y rico mousse  de chocolate, que esta muy rico siendo ideal para los amantes del chocolate. Lo más difícil a la hora de hacer esta receta, es aguantar hasta que se enfrié, sin meter el dedo para probarlo. Por lo demás no tiene ninguna complicación y los ingredientes que lleva normalmente solemos tenerlos en casa.


INGREDIENTES:
      - 200 g Chocolate para fundir
      - 3 Huevos (yemas y claras por separado)
      - 1 Bote pequeño de leche condensada
      - 100 ml Leche
      - 3 Cucharadas de azúcar
      - 4 Cucharadas de agua
      - 3 Cucharaditas de las de café de gelatina neutra

PREPARACIÓN:
      Empezamos la receta poniendo en un cazo los 100 ml de leche y el chocolate partido en trozos, la llevamos al fuego no muy alto y dejamos hasta que se funda el chocolate, dándole vueltas de vez en cuando. Mientras tanto ponemos en un vaso las 4 cucharadas de agua y la gelatina, para que se vaya hidratando. También aprovechamos este tiempo, para cascar los huevos y separar las claras de las yemas.


      Seguidamente cuando se haya fundido el chocolate, añadimos al cazo, la gelatina hidratada con el agua, las tres yemas y el bote de leche condensada, mezclamos bien todos los ingredientes y dejamos en el fuego hasta que veamos que va  a empezar a hervir. Retiramos del fuego y vertemos en un bol para que se enfrié un poco. Cuando veamos que ha bajado la temperatura, lo metemos en el frigorífico, para que se enfrié un poco más rápido.


      A continuación batimos las claras a punto de nieve, utilizando para ello unas varillas, según las vamos montando le vamos añadiendo las tres cucharadas de azúcar poco a poco, nos tienen que quedar prácticamente como un merengue. Para este proceso también podemos utilizar una batidora de varillas y nuestro brazo nos lo agradecerá.


      Seguidamente vamos añadiendo el chocolate a las claras, poco a poco y con ayuda de una lengua de silicona o espátula, lo vamos envolviendo para que no se nos bajen las claras, y así luego nuestro mousse este esponjoso.


      A continuación lo vamos poniendo en vasos, copas etc. decoramos un poquito y lo metemos en el frigorífico, al menos 3 horas, pasado este tiempo (si hemos aguantado) lo tenemos listo para llevar a la mesa y disfrutar de su rico sabor.


lunes, 4 de junio de 2012

Crema de calabaza con garbanzos y bacalao

Hoy vamos  ha preparar una receta muy fácil y rápida, en la que podemos utilizar alguna de las sobras, de garbanzos, crema de calabaza o pisto. Comentaros también que perfectamente excepto el bacalao, el resto de productos, los podemos comprar preparado, ahorrándonos mucho tiempo. Yo lo único que he preparado ha sido la crema de calabaza y como veréis no me he complicado la vida, el resto de ingredientes son unas sobras, que tenia por casa.


INGREDIENTES:
      - 400 g Calabaza
      - 1 Calabacín
      - 2 Zanahorias
      - 1 Puerro o una cebolleta
      - 1 o 2 patatas (200 g)
      - 125 ml Nata (o 4 quesitos)
      - 200 g Garbanzos cocidos (de los que venden cocidos o de sobras)
      - 4 Trozos de bacalao grande desalado (o 8 pequeños)
      - Un poquito de pisto (puede ser del que venden preparado)
      - Pimienta molida
      - Sal
      - Aceite de oliva

PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es pelar y cortar en trozos la calabaza, el calabacín, las 2 zanahorias, la cebolleta o el puerro y las patatas.


      Una vez peladas, lavadas y partidas las ponemos en una cacerola, cubrimos con agua, salpimentamos y ponemos al fuego dejando hervir unos 30 minutos. Pasado este tiempo añadimos la nata o los quesitos, mezclamos un poco y dejamos un par de minutos más en el fuego. Seguidamente retiramos de fuego y con ayuda de una batidora trituramos muy bien, procurando que nos quede una crema lo mas fina posible, seguidamente si queremos que nos quede fina de verdad la pasamos por un tamizador o colador, probamos y rectificamos de sal si fuera necesario.


      Seguidamente ponemos un chorrito de aceite en una sartén (poco aceite como si lo hiciéramos a la plancha), la llevamos al fuego y marcamos por ambos lados las tajadas de bacalao, que previamente hemos tenido en agua, al menos 24 horas para desalarlo, procurando que no pierdan su jugosidad es preferible que nos quede poco hecho que pasarse del punto.


      A continuación calentamos un poco la crema de calabaza, si se nos ha enfriado, los garbanzos y el pisto, a continuación pasamos a montar nuestro plato. Ponemos un poco de crema de calabaza en un plato hondo, añadimos unos poquitos garbanzos, colocamos encima el bacalao y sobre este un poquito de pisto.


      De esta forma tan sencilla tenemos este rico, sano y sabroso plato.