LANGUAJE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

jueves, 29 de marzo de 2012

Cebollas rellenas

Hoy vamos a preparar unas cebollas rellenas de carne, muy ricas y sabrosas. La receta sirve para daros una idea o base de cómo prepararlas, pudiendo cambiar, tanto el relleno, como la salsa. Lo que tenemos que tener en cuanta al preparar esta receta, es elegir cebollas de buena calidad y de tamaño similar. Como os pongo en la receta, la cebolla del vaciado la utilizamos, parte para la salsa y el resto para el relleno.


INGREDIENTES para 4 personas:
- 8 Cebollas medianas
- 300 g Carne picada
- ½ Vaso vino blanco
- 2 Ajos
- 150 ml Tomate frito
- Aceite de oliva
- Pimienta molida
- Sal
Para la salsa:
      - 100 ml Nata
      - 200 ml Vino blanco (un vaso)
      - 150 ml Tomate frito
- ½ Cebolla
- 1 Zanahoria
- 1 Pimiento verde
- 4 Pimientos de piquillo
- 2 Ajos
- 1 Guindilla de cayena (opcional)
- Sal
- Pimienta negra molida
- Aceite de oliva
- Agua (un vaso)

PREPARACIÓN:
      Empezamos nuestra receta poniendo abundante agua en una cacerola, la llevamos al fuego, añadimos las cebollas sin pelar y una vez que rompa a hervir, dejamos cocer unos 8 o 10 minutos. Una vez cocidas sacamos del agua y las dejamos enfriar.


      Mientras tanto vamos preparando la salsa, de nuestras cebollas. Para ello pelamos, lavamos y picamos, la cebolla, la zanahoria, los ajos y el pimiento verde. Una vez que lo tengamos picado ponemos un chorreón de aceite en una sartén, la llevamos al fuego añadimos las verduras que hemos picado y la guindilla de cayena, salpimentamos al gusto, dejando sofreír a fuego medio unos 10 minutos, aproximadamente hasta que estén pochadas, dándole vueltas de vez en cuando. Seguidamente picamos los pimientos de piquillo y los añadimos a la sartén, junto con el tomate frito, damos unas vueltas y añadimos a continuación el vino blanco. Removemos y dejamos reducir unos 3 minutos, para que se vaya el alcohol. A continuación añadimos el agua, rectificamos de sal y pimienta si fuera necesario y dejamos otros 3 minutos aproximadamente, para que reduzca un poquito. Pasado este tiempo añadimos la nata, removemos para que se incorpore bien con el resto de ingredientes, dejamos cocer todo junto 1 minuto aproximadamente y retiramos del fuego.


      A continuación que ya tendremos las cebollas frías, les quitamos una o dos capas de piel, con un cuchillo cortamos un poquito en uno de los extremos (la parte del culo), para que se mantengan de pie y en el otro extremo cortamos una rodaja para poderlas vaciar. A continuación con ayuda de un vaciador, o un cuchillo de punta las vamos vaciando con cuidado de no romperlas, dejando las paredes de un grosor aproximado de ½ cm. (2 0 3 capas), reservando la cebolla que sacamos de su interior.


      Cuando hayamos vaciado todas las cebollas, nos ponemos a preparar el relleno, para ello  picamos finamente la cebolla que hemos sacado del interior y habíamos reservado, pelamos y picamos finamente los ajos. Como cebolla tendremos bastante, la mitad aproximadamente la añadimos, a la sartén donde tenemos el resto de verduras que hemos cocinado anteriormente para la salsa. A continuación añadimos un poquito de aceite en una sartén, llevamos al fuego y añadimos la cebolla picada que nos ha quedado y el ajo, dejando pochar a fuego medio 2 o 3 minutos (no es necesario mas tiempo, pues ya esta la cebolla cocida). Seguidamente añadimos la carne picada y salpimentamos al gusto, sofreímos junto con la cebolla y el ajo, dándole vueltas de vez en cuando, unos 4 minutos aproximadamente, hasta que veamos que la carne esta hecha. A continuación añadimos el ½ vaso de vino blanco, removemos y dejamos reducir un poco, añadimos el tomate frito, rectificamos de sal y pimienta si fuera necesario y removemos bien.


      Seguidamente con esta mezcla de carne vamos rellenando nuestras cebollas, según las vamos rellenando las vamos depositando, en una fuente tipo pires o similar, que nos sirva para el horno.


      Seguidamente y con ayuda de la batidora, trituramos los ingredientes de la salsa que teníamos reservados. Una vez triturados vertemos esta salsa en la fuente donde tenemos las cebollas.


      Seguidamente metemos en el horno, que tenemos previamente  precalentado a 200º, unos 30 minutos aproximadamente. Pasado este tiempo, sacamos la fuente del horno, con cuidado de no quemarnos y emplatamos o servimos nuestras cebollas.


Las podemos acompañar con unas lonchas de jamón crujiente, que preparamos en un par de minutos en el microondas.

domingo, 25 de marzo de 2012

Pescadilla al horno

La receta de hoy es una pescadilla al horno, con unas patatas muy fácil y rápida de preparar. Poco tengo que comentar de esta receta, pues como veréis no tiene ningún misterio y admite, añadir otras verduras, como un poquito de pimiento, berenjena, etc.


INGREDIENTES:
- Pescadilla (abierta por la mitad y sin espinas)
- 1 Cebolla
- 2 Calabacines
- 3 o 4 Patatas
- ½ Vaso de vino blanco
- Aceite de oliva
- Pimienta molida
- Sal

PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es encender el horno a 180º, para que se vaya calentando. Seguidamente limpiamos y preparamos nuestra pescadilla, aunque esto nos lo puede hacer nuestro pescadero habitual, ahorrándonos trabajo y tiempo. Seguidamente pelamos y partimos nuestras patatas, como si fueran para una tortilla, pelamos los ajos y pelamos la cebolla picándola en juliana. A continuación ponemos en la bandeja del horno, las patatas, los ajos y la cebolla, regamos con un chorreón de aceite y salpimentamos al gusto.


      Metemos la bandeja en el horno que ya estará caliente, durante aproximadamente 25 minutos, hasta que veamos que están las patatas hechas. Mientras tanto pelamos los calabacines, cortamos en rodajas, salpimentamos y 10 minutos antes de que estén nuestras patatas, los añadimos a la bandeja del horno (los ponemos mas tarde en el horno porque se hacen antes que las patatas). Cuando tengamos las patatas, el calabacín, las cebollas y el ajo prácticamente hechos, salpimentamos el pescado y lo ponemos sobre la cama de patatas.


      A continuación regamos por encima con el vino blanco y dejamos cocinar en el horno unos 10 minutos aproximadamente, dependiendo del grosor del pescado. Tenemos que estar un poquito pendiente pues el pescado se hace enseguida. Con esto solo nos queda sacar la bandeja del horno y servir calentito.


jueves, 22 de marzo de 2012

Migas

Hoy vamos a preparar unas migas, que es un plato típico de muchas regiones, pero principalmente del centro sur de la península, la Mancha, Extremadura, Andalucía, Aragón y aunque en cada una se prepara de diferente forma, el resultado suele ser muy similar. Las migas (a veces llamadas migas de pastor) es un plato que antiguamente preparaban los pastores, para aprovechar el pan duro. Uno de los secretos para que salgan unas buenas migas, es partir el pan muy fino y que nos queden sueltas.


INGREDIENTES para 4 personas:
- 500 g Pan duro (de uno o dos días)
- 1 ½  Cabeza de ajos
- 300 g Panceta
- 2 Chorizos
- 4 Pimientos verdes
- Aceite de oliva
- Sal
- Uvas (opcional)
- 1 o 2 vasos de agua

PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es picar nuestro pan, en trocitos pequeños y lo más fino posible, lo vamos depositando en un recipiente amplio. Seguidamente vamos mojando con el agua todas las migas de pan uniformemente, ayudándonos de las manos, procurando que queden todas humedecidas. Deben de quedar todas mojadas pero no empapadas y las dejamos reposar unos 30 minutos aproximadamente.


      Mientras tanto lavamos y despojamos de las semillas a los pimientos, partiéndolos en trozos grandes, partimos también los ajos por la mitad y sin pelar y por ultimo partimos en trozos la panceta y el chorizo. Seguidamente en una sartén amplia, ponemos una capa de ½ cm. de aceite de oliva, que cubra bien toda la base. A continuación la llevamos al fuego y freímos los pimientos, una vez fritos los escurrimos, sacamos y reservamos, en el mismo aceite freímos  los ajos, sacamos y reservamos, y por ultimo en el mismo aceite freímos  la panceta y el chorizo, cuando este frito procedemos igual, escurrimos sacamos y reservamos.


      A continuación en el aceite donde hemos frito todos los ingrediente, ponemos las migas las salamos y con ayuda de una espumadera las damos bien vueltas, para que se impregnen en el aceite.


      Mientras se están cocinado nuestras migas y con ayuda de la espumadera o rasera que no sea metálica (para que no arañe la sartén), y el fuego que no este muy alto, las vamos moviendo y golpeando continuamente despacio con la espumadera, para que se vaya soltando nuestras migas. Las tendremos que tener cocinando aproximadamente uno 35 o 40 minutos, hasta que veamos que están bien sueltas, recordar que no tenemos que dejar que se apelmacen.


      Cuando estén listas nuestras migas apagamos el fuego y le añadimos los ajos, los pimientos, la panceta y el chorizo, mezclamos un poquito y listas para comer, este rico y contundente plato de migas.


Las podemos acompañar de unas uvas, naranjas o sardinas, de cualquier forma están buenísimas.

domingo, 18 de marzo de 2012

Pizza vegetal

Hoy vamos a preparar una pizza muy rica y sana, ideal para cualquier merienda o cena. La masa la podemos preparar nosotros mismos, o utilizar una de las que vienen preparadas. Los ingredientes que he utilizado son de los que tenía por casa, pero podemos variarlos sin problemas, añadiendo o quitando ingredientes, dependiendo del gusto de cada uno (espárragos, guisantes, etc.). Con esta cantidad de ingredientes, tenemos para una pizza grande o dos medianas.


INGREDIENTES para una pizza grande:
- 150 g Espinacas
- 125 g Mozzarella
- 2 Ramilletes de coliflor cocida
- 2 Cebolletas (o cebollas medianas)
- 1 Pimiento verde
- 2 Tomates
- 1 Calabacín (mediano)
- 1 Berenjena
- 1 Bote champiñón (150 g)
- 2 Pimientos de piquillo
- Tomate frito (para cubrir la base de la masa)
- Aceitunas negras
- Orégano
Para la masa:
- 250 g Harina
- 150 ml Agua templada
- 10 g Levadura fresca de panadero
- 4 Cucharadas de aceite de oliva
- 5 g Sal

PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es preparar la masa de nuestra pizza, para ello mezclamos la levadura con el agua templada, seguidamente con ayuda de un colador tamizamos la harina junto con la sal. La ponemos en un bol y añadimos el agua con la levadura disuelta, amasamos con contundencia.


      Seguidamente añadimos el aceite, y seguimos amasando, unos 4 minutos. Espolvoreamos un poquito de harina en la encimera o mesa de trabajo y seguimos trabajando nuestra masa en la mesa, añadimos un poquito mas de harina si vemos que la necesita.


      Una vez hemos conseguido una masa homogénea, que no se pega, la ponemos en un plato o bol y cubrimos con un trapo húmedo. Dejando reposar unos 30 minutos.


      Mientras sube nuestra masa vamos preparando las verduras. Para ello lavamos, pelamos y picamos las cebolletas en juliana y el pimiento verde en aros, ponemos unas gotas de aceite en una sartén, salamos un poquito y lo pochamos a fuego medio bajo, durante aproximadamente 5 minutos, no tenemos que sofreírlo mucho, pues se terminara de hacer en el horno. Una vez pochado sacamos de la sartén y reservamos en un plato. Repetimos esta misma operación, con el calabacín, la berenjena y las espinacas variando el tiempo, dependiendo de cada verdura, pero como os he comentado anteriormente, no hace falta sofreírlas mucho. Con la coliflor no hace falta, pues previamente la tenemos cocida y el champiñón es de bote.


      Una vez que nuestra masa haya reposado y veamos que ha subido en tamaño, espolvoreamos un poquito de harina, en la mesa de trabajo o encimera y amasamos un poquito, para que se vaya todo el aire. Seguidamente y con ayuda de un rodillo, damos forma a nuestra pizza (redonda, rectangular, etc.), dejándola lo mas fina posible.


      A  continuación cubrimos la bandeja del horno, con papel de hornear, si disponemos de el, o  engrasamos esta con un poquito de aceite espolvoreándole harina, para que nuestra pizza no se pegue. Seguidamente ponemos nuestra pizza en la bandeja.


      A continuación cubrimos toda la base de la masa, con tomate frito y espolvoreamos por encima un poquito de orégano. A continuación vamos añadiendo las verduras, empezando por la cebolla y el pimiento verde, a continuación añadimos, la berenjena y el calabacín, seguido de las espinacas, la coliflor partida en lonchas, los champiñones y los pimientos de piquillo, partido en tiras. Seguidamente partimos los tomates, en rodajas, los añadimos a la pizza, junto con la aceitunas negras. A continuación añadimos la mozzarella y terminamos espolvoreando por toda la superficie orégano, sin quedarnos cortos.


      Seguidamente la metemos en el horno, que tenemos previamente precalentado, por arriba y por abajo a 190º, durante aproximadamente unos 35 minutos, dependiendo de cada horno.  De todas formas si estamos un poquito pendientes, nos daremos cuenta cuando tenemos la pizza lista. Un poquito antes de que nuestra pizza este lista, ponemos el horno solamente a gratinar por la parte de arriba (unos 3 o 4 minutos). Con esto solo nos queda sacar del horno y saborear esta rica y sana pizza de verduras.


jueves, 15 de marzo de 2012

Torrijas de horchata

Hoy viendo que queda poco tiempo para la Semana Santa, vamos a preparar unas torrijas de horchata. Las torrijas son típicas de estas fechas, pero que yo creo que las podemos preparar en cualquier época del año. Como veréis en la receta, cualquier persona las puede preparar, sin ninguna complicación, pues su elaboración es muy sencilla. Podemos utilizar pan normal, pan de molde o pan especial del que venden  para torrijas. El resultado es bueno con cualquiera de ellos. Unos de los secretos de que nos salgan unas torrijas buenas, esta en que se empapen bien.


INGREDIENTES:
- 1 Barra de pan de torrijas (o pan del día anterior o pan de molde)
- 1,5 l. de Horchata
- Ralladura de la cáscara de una naranja
- 2 Huevos
- Canela molida
- Azúcar
- Aceite de girasol (para freírlas)

PREPARACIÓN:
Empezamos la receta poniendo en un cazo la horchata y la llevamos al fuego, para que se caliente, pero sin que hierva (esto lo hacemos para que el pan absorba mejor la horchata). Si somos muy golosos como es mi caso,  podemos añadir a la horchata, un par de cucharadas de azúcar. Mientras tanto vamos partiendo la barra de pan, en rebanadas de 1,5 cm. de grosor aproximadamente.


      Una vez que las tengamos partidas las vamos depositando, en una fuente o bandeja. Seguidamente vertemos sobre las rebanadas de pan la horchata caliente y las dejamos que se vayan empapando bien unos 5 minutos, dándoles la vuelta con cuidado de que no se rompan y se empapen por ambos lados.


      Mientras tanto rallamos la cáscara de naranja, y a continuación batimos los huevos junto con la cáscara de naranja. Seguidamente ponemos abundante aceite de girasol en una sartén y la llevamos al fuego, dejamos que se caliente. Una vez que tengamos el aceite caliente vamos rebozando, nuestras rebanadas de pan empapadas en horchata, por el huevo.


Seguidamente las vamos friendo en el aceite, por ambos lados, con cuidado de no quemarnos. Según se van friendo las sacamos sobre un papel de cocina, para que escurran bien todo el aceite.


      Una vez que estén todas fritas, las ponemos en la fuente o bandeja donde las vayamos a servir o conservar y si nos queda horchata en la bandeja donde las hemos tenido empapando, la vertemos sobre las torrijas fritas. Seguidamente mezclamos azúcar con canela, y espolvoreamos con esta mezcla las torrijas, a gusto de cada uno, dependiendo si nos gustan muy dulces o no.


Con esto solo nos queda saborear, estas ricas torrijas de horchata.

lunes, 12 de marzo de 2012

Manzanas asadas

Hoy vamos a preparar unas ricas manzanas asadas, que en poco mas de 30 minutos las tenemos listas.  Como veréis no tiene ningún misterio y el resultado es fantástico. Podemos utilizar cualquier tipo de manzanas, pero yo creo que la mejor para este postre son las reinetas. Si no nos gusta el licor lo podemos suprimir y hacerlas simplemente con un poquito de agua.


INGREDIENTES para 5 manzanas:
- Manzanas reineta o golden (una por persona)
- Azúcar moreno
- 5 Pizcas de canela
- 5 pizcas de mantequilla
- Ron negrita (o coñac)
- Agua

PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es lavar un poquito nuestras manzanas, las secamos con un poco papel de cocina y con ayuda de un descorazonador, las despojamos de las semillas centrales. Con cuidado de no llegar al fondo, para evitar que se les escape el relleno, de todas formas si llegamos al fondo podemos hacer un tapón, de lo que le hemos sacado con el descorazonador. Una vez que las tengamos listas, las ponemos en una fuente que nos aguante el calor, con la apertura hacia arriba.


      A continuación las empezamos a rellenar, poniendo en cada orificio de la manzana, un poquito de azúcar moreno, una pizca de canela, una pizca de mantequilla y terminamos de rellenar con un poquito de azúcar moreno. Así cada manzana hasta rellenar todas.


      Seguidamente echamos en cada orificio un poquito de ron negrita o coñac, dependiendo del licor que hayamos elegido. A continuación mezclamos en un vaso a partes iguales agua y ron (unos 50 ml de cada) junto con 2 cucharadas de azúcar moreno y lo ponemos en el fondo de la fuente.


      Seguidamente las metemos en el horno, que tenemos previamente precalentado a 190º, durante aproximadamente 30 o 35  minutos, dependiendo de cada horno, de todas formas para saber si están las pinchamos con una aguja de punto o un palillo. Un poquito antes de que las tengamos asadas, las rociamos con el jugo de la fuente y les añadimos por encima un poquito de azúcar moreno.


      Las gratinamos un poquito por arriba y listas para degustar. Un postre rico, sencillo y barato.


jueves, 8 de marzo de 2012

Conejo al horno

Hoy vamos a preparar un conejo al horno, con un pequeño toque de mostaza. La receta esta sacada del libro La Cuchara de Plata, que me regalo mi hija  Cristina para reyes, con algún pequeño cambio de la receta original. Como veréis la receta es muy fácil de preparar, aunque si os digo que el resultado es muy bueno. La carne de conejo es una carne blanca, muy nutritiva y baja en calorías. Según los expertos es la principal fuente de vitamina B3 y B12, después de la carne de jabalí.


INGREDIENTES para 4 personas:
- 1 Conejo
- 2 Cucharadas manteca de cerdo
- 4 ajos
- 2 hojas de laurel
- 2 Cucharadas de mostaza
- 200 ml Vino blanco (un vaso)
- 200  ml Agua (un vaso)
- Ramita de perejil fresco
- Ramita de romero fresco
- Sal
- Pimienta negra molida
- 2 Cucharadas de vinagre

PREPARACIÓN:
      Empezamos la receta  partiendo nuestro conejo en cuatro cuartos, aunque esto no lo puede hacer, nuestro tendero habitual, una vez partido lo lavamos un poco y dejamos escurrir.


      Seguidamente pelamos los ajos dividiéndolos en dos trozos cada uno, los ponemos en un mortero, con el perejil, el romero, el laurel y un poquito de sal, machacamos bien para hacer un majado.


      A continuación añadimos las dos cucharadas de manteca y mezclamos. Seguidamente si fuera necesario secamos el conejo con un poco papel de cocina, lo salpimentamos y con las manos bien limpias, le untamos todo el majado que tenemos en el mortero, depositándolo en la bandeja del horno.


      A continuación mezclamos el vaso de vino, con el de agua y las dos cucharadas de vinagre, y añadimos un poco a la bandeja donde tenemos el conejo, reservando el resto para ir agregándolo a la bandeja según se vaya consumiendo, cuando lo tengamos en el horno. Seguidamente metemos el conejo en el horno, que previamente lo tenemos precalentado a 180º, durante aproximadamente unos 30 o 35 minutos por cada lado, o hasta que veamos que esta echo, dándole la vuelta y añadiendo  liquido de la mezcla de vino, agua y vinagre si fuera necesario. Mientras se va horneando, nuestro conejo, ponemos en un cuenco las dos cucharadas de mostaza y una cucharada de agua y mezclamos.


      A continuación a falta de 10  o 15 minutos de que este el conejo listo, con ayuda de una brocha de silicona lo vamos untando con la mostaza por ambos lados.  Con esto solo nos queda sacar del horno y servir.


Podemos acompañarlo con un poco de salsa alioli, o simplemente con una buena ensalada.

lunes, 5 de marzo de 2012

Patatas muy picantes

Hoy os dejo una tapa o aperitivo muy y fácil de preparar, económica y rica. Son unas patatas picantes que son un vicio. Yo he utilizado unas guindillas de cayena, pero podemos utilizar guindillas frescas, siguiendo los mismos pasos. Si buscamos recetas de patatas picantes, encontraremos una gran variedad de ellas y todas buenísimas. Si no nos gusta mucho el picante, podemos suprimir las guindillas y utilizar pimentón dulce.


INGREDIENTES para 4 personas:
      - 500 g Patatas
      - 100 ml Aceite de oliva
      - 2 Guindillas
      - 1 y ½  Cucharadita de pimentón picante
      - 1 Ajo grande (o 2 pequeños)
      - 4 o 5 Cucharadas de mayonesa
      - 1 Cucharada de vinagre
      - Sal
      - Aceite para freír las patatas
 
PREPARACIÓN:
       Lo primero que hacemos es poner el aceite de oliva en una sartén junto a las guindillas partidas, llevamos al fuego y freímos un poquito a fuego medio, hasta que veamos que se doran un poco. Seguidamente retiramos la sartén del fuego y añadimos el pimentón picante, removiéndolo con una cuchara de madera y reservamos en la sartén. Cuando se haya enfriado damos unas vueltas y con ayuda de un colador lo colamos.
 
 
      A continuación pelamos, lavamos y picamos las  patatas en cuadraditos. Seguidamente si disponemos de freidora vamos friendo las patatas, si no disponemos de ella ponemos abundante aceite en una sartén y las freímos (el aceite este luego nos sirve para guisar o freír cualquier cosa). Una forma o truco de que las patatas fritas, nos queden bien echas por dentro y crujientes por fuera, es empezar a freilas a temperatura media y cuando veamos que están echas por dentro, les subimos el fuego al máximo, para que se doren por fuera y nos formen una capa crujiente.
 
 
      Mientras se fríen nuestras patatas, pelamos los ajos y en el mortero con una pizca de sal los machacamos bien. Una vez bien machacados, añadimos la mayonesa, mezclamos bien y acto seguido añadimos la cucharada de vinagre y seguimos mezclando un poquito.
 
 
      Seguidamente cuando tengamos las patatas fritas, las salamos y solo nos queda servir, para ello ponemos las patatas en un plato o fuente, regamos las patatas con el aceite de guindilla que teníamos reservado.
 
 
      A continuación le añadimos el alioli que hemos preparado por encima y servimos calientes.