LANGUAJE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

martes, 31 de enero de 2012

Rollo de pasta filo con pollo

Hoy hemos preparado un rollo de pasta filo con un relleno muy rico y jugoso, muy facilito de hacer y que al comerlo notaremos como la pasta filo cruje en nuestra boca.  La pasta filo o masa es  empleada en la gastronomía del Medio Oriente, del Magreb, de Turquía y de los Balcanes, y que se caracteriza por ser muy delgada, casi translúcida. Se usa en finas capas superpuestas que recuerdan a un hojaldre, aunque su elaboración sea muy distinta. Tiene múltiples usos: frita después de ser doblada o enrollada sobre un relleno, cocida mezclada con otros ingredientes, o asada. Sirve para elaborar muchos postres, así como comidas saladas.


INGREDIENTES:
- 200 g Pechuga de pollo
- 100 g Brotes de soja (germen de soja)
- 10 Ajetes tiernos (o una cebolleta tierna)
- 100 g Queso cheddar
- 3 o 4 Láminas de pasta filo
- Aceite de oliva
- Sal
- Pimienta negra molida
- 1 Huevo (para pintar el rollo)


PREPARACIÓN:
      Empezamos picando el pollo en pedacitos pequeños, picamos también el queso y reservamos. A continuación ponemos a escurrir el germen de soja y picamos los ajetes en trocitos.


      Seguidamente ponemos un chorrito de aceite en una sartén, la llevamos al fuego  añadimos el pollo, los ajetes y los brotes de soja, salpimentamos y sofreímos un poco a fuego medio, unos 6 minutos aproximadamente.


      Mientras hacemos el sofrito encendemos el horno, a 180º para que se vaya precalentando. Cuando tengamos nuestro sofrito listo, extendemos nuestras láminas de pasta filo, poniendo una sobre otra. Añadimos al sofrito el queso picado y lo vertemos sobre nuestras laminas, más bien en un extremo. Seguidamente vamos enrollando las laminas con el sofrito, metiendo un poquito los extremos para que no se salgan los ingredientes.


      Toda esta operación la tenemos que hacer en el menor tiempo posible, pues la pasta filo es muy fina y se seca enseguida y al enrollarla se puede romper. Si nos sucede esto la solución es pintar las láminas de pasta filo, con un poquito de mantequilla o margarina derretida. Una vez tengamos nuestro rollo listo,  cubrimos la bandeja del horno con papel de hornear y ponemos sobre el nuestro rollo de pasta filo, batimos el huevo y pintamos con el rollo de pasta filo.


      Metemos en el horno que tenemos precalentado a 180º y dejamos hornear unos 15 minutos aproximadamente, dependiendo de cada horno, de todas formas está listo cuando veamos que se empieza a dorar y se pone crujiente. Pasado este tiempo sacamos del horno y listo para degustar, servir caliente o templado.


Como veréis en la fotografía también podemos hacer saquitos y tomarlos como aperitivo.


jueves, 26 de enero de 2012

Galletas de coco

La receta de hoy se la tenemos que agradecer a nuestra amiga Marimar, que ha tenido la gentileza de mandarme la receta, para compartirlas con todos nosotros. Son unas ricas galletas de coco muy fáciles de preparar, con pocos ingredientes pero muy ricas y vistosas. Yo personalmente si os gusta el coco os recomiendo que las preparéis, son ideales para tomar con una infusión o un buen café. ¡MUCHAS GRACIAS MARIMAR!


INGREDIENTES:
- 200 g Coco rallado
- 4 Huevos (2 enteros con clara y 2 yemas)
- 50 g Mantequilla en pomada (a temperatura ambiente)
- 150 g Azúcar


PREPARACIÓN:
      En un bol bien seco ponemos la mantequilla en pomada, el azúcar, los 2 huevos enteros y las 2 yemas. Con ayuda de unas varillas mezclamos bien, hasta conseguir unir todos los ingredientes y nos quede cremoso.


      Seguidamente añadimos al bol el coco rallado y con ayuda de una lengua de silicona vamos mezclando bien, envolviendo los ingredientes. Una vez que este mezclado tapamos el bol con un film y lo metemos en el frigorífico, hasta que nuestra masa de coco se endurezca un poco, aproximadamente 1,30 horas.


      A continuación encendemos el horno que se vaya precalentando a 190º, por arriba y por abajo. Cubrimos la bandeja del horno, con papel sulfurizado (papel de hornear) y con ayuda de una cucharita vamos formando bolas colocándolas sobre el papel de hornear, dejando un pequeño espacio entre ellas, con el reverso de una cuchara o con un tenedor aplastamos un poquito las bolas, para darles un poquito de forma.


      Seguidamente metemos en el horno durante aproximadamente 12 minutos, dependiendo de cada horno, de todas formas estaremos un poquito pendientes y cuando veamos que se doran un poquito las sacamos. Seguidamente las quitamos de la bandeja del horno y las dejamos enfriar sobre una rejilla.


      Una vez frías las tenemos listas para degustar, estas ricas y fáciles galletas de coco.


lunes, 23 de enero de 2012

Pastel de piña invertido

Hoy vamos a preparar un rico y típico pastel de piña, como veréis los ingredientes los solemos tener en casa, sin necesidad de tener que salir a comprar. Yo he utilizado un bote de piña de los que venden en las grandes superficies y el zumo el jugo que viene en la lata. Si lo preparáis veréis que queda un pastel muy rico y jugoso, con una pinta muy atractiva gracias a las rodajas de piña, las cerezas y el azúcar moreno.



INGREDIENTES:
- 3 Cucharadas azúcar morena
- 4 o 5 Rodajas de piña
- 2 o 3 Cerezas confitadas
- 125 g Mantequilla en pomada (temperatura ambiente)
- 100 g azúcar
- 2 Huevos
- 80 g Harina con levadura
- 3 Cucharadas de zumo de piña (almíbar del bote)
- ½ Cucharadita de las de café de levadura química (tipo royal)
- Ralladura de cáscara de un limón
- Margarina o mantequilla (para engrasar el molde)


PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es tener todos los ingredientes a mano, para que a la hora de preparar el pastel, no tengamos que andar, pesando los ingredientes. Una vez tengamos todos los ingredientes a mano, encendemos el horno que se vaya calentando a 180º. Seguidamente engrasamos generosamente un molde circular de unos 22 cm de diámetro aproximadamente. A continuación espolvoreamos por la base las 3 cucharadas de azúcar moreno y colocamos por encima las rodajas de piña, partimos las cerezas por la mitad y las colocamos en el centro de cada rodaja de piña y reservamos.


      Seguidamente ponemos en un bol la mantequilla a temperatura ambiente (en pomada) y el azúcar, con ayuda de unas varillas mezclamos bien hasta conseguir una mezcla cremosa y homogénea.


      Incorporamos sin dejar de remover, la cáscara rallada del limón y los huevos uno a uno.


      Cuando este todo bien mezclado, tamizamos la harina junto a la  ½ cucharadita de levadura, añadimos al bol y seguimos mezclando hasta que estén todos los ingredientes bien mezclados. Añadimos a continuación y sin dejar de remover las 3 cucharadas de zumo de piña.


      Seguidamente una vez que tengamos nuestra masa lista, la vertemos al molde sobre las rodajas de piña y con ayuda de una lengua de silicona o con el reverso de una cuchara, alisamos la superficie.


      A continuación metemos en el horno que tenemos precalentado a 180º, durante aproximadamente unos 20 o 25 minutos, dependiendo de cada horno, de todas formas pinchamos con una aguja de punto, o con la punta de un cuchillo hasta que salga limpio. Una vez que tengamos el pastel listo, sacamos del horno y dejamos enfriar unos 15 minutos, a continuación volcamos sobre la fuente donde vayamos a servir y listo.


Servir tibio o frio.



sábado, 21 de enero de 2012

Calabacines rellenos de atún

Hoy vamos a preparar unos calabacines rellenos de atún muy sabrosos, facilitos de hacer y con pocos ingredientes. Como veréis yo les he puesto queso parmesano, porque me gusta el sabor que les da, pero lo podemos cambiar, dependiendo de los gustos de cada uno. A parte de que la receta la podemos hacer tal cual, pero yo creo que también da un poco de margen a la imaginación de cada uno, para poder hacer algún cambio, pues la cocina muchas veces es simplemente coger la idea del plato y jugar con los ingredientes.



INGREDIENTES para 4 personas:
- 4 Calabacines
- 100 g Atún en aceite
- 2 Huevos
- 50 g Queso parmesano (rallado)
- 50 g Pan rallado
- Sal
- Pimienta molida
- Perejil picado
- Vino blanco (2 o 3 cucharadas)
- Aceite de oliva (unas 3 o 4 cucharadas)


PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es lavar y secar los calabacines, una vez limpios los partimos por la mitad en sentido longitudinal y con ayuda de un sacabocados o una cucharita, vamos extrayendo la pulpa de calabacín procurando no romper la piel. Reservamos las barquitas de calabacín.


      Seguidamente picamos toda la pulpa del calabacín que hemos extraído, la ponemos en un bol, añadimos el atún escurrido, los huevos un poco batidos, la mitad del queso parmesano 25 g (si es recién rallado mejor), la mitad del pan rallado 25 g, la ramita de perejil picado y salpimentamos al gusto. A continuación aliñamos todos los ingredientes del bol con un poquito de aceite de oliva y mezclamos bien todo.


      Seguidamente con esta mezcla, rellenamos las barquitas de calabacines que tenemos reservadas. A continuación en una fuente que nos sirva para el horno, la engrasamos un poquito con aceite y ponemos en ella las barquitas de calabacín rellenas.


      Seguidamente mezclamos los 25 g queso y los 25 g de pan rallado que nos queda y cubrimos con esta mezcla la superficie de los calabacines que tenemos en la fuente y añadimos a la fuente el vino blanco.


      Seguidamente los metemos en el horno, que tenemos previamente precalentado a 190º por arriba y por abajo, dejándolos hornear unos 30 o 35 minutos, hasta que veamos que están hechos, el tiempo depende mucho de cada horno, pues no todos calientan igual. Una vez horneados sacamos y servimos calientes o templados.

¡¡Sano y ricooooooooooooooooo!!


martes, 17 de enero de 2012

Salmón ahumado (marinado)

Hace un par de días estuve en el mercado y  pude ver que el salmón estaba muy fresco y con un precio muy asequible, pues no llegaba a los 6 €, compre uno de unos 3 k del cual me lo prepararon medio salmón en rodajas y otro medio en dos lomos, con los que hemos preparado la receta de hoy. Viendo la receta y los pocos ingredientes que lleva, parece mentira que cuando lo compramos embasado nos cueste tan caro. Comentaros que si lo preparáis os va a encantar y seguro que repetiréis, cada vez que tengáis oportunidad, pues sale muy rico y cunde bastante.



INGREDIENTES:
- 1 o 2 Lomos de salmón (2 k)
- 280 g Azúcar
- 200 g Sal gorda
- ½ Bote pimienta blanca (25 g)
- ½ Bote Eneldo (15 g)


PREPARACIÓN:
      Para esta receta de salmón marinado, tenemos que tener los lomos de salmón, limpios y sin espina, esto no lo puede hacer nuestro pescadero. Una vez tengamos los lomos de salmón listos, los lavamos un poco y dejamos escurrir bien.


      Mientras se escurren ponemos en un bol o bandeja los 280 g de azúcar, los 200 g de sal gorda, el ½ bote de eneldo y el ½ bote de pimienta blanca, mezclamos bien todos los ingredientes.


      Una vez este todo bien mezclado, hacemos en una fuente una cama con la mitad de la mezcla. Seguidamente con un poco papel de cocina secamos bien los lomos de salmón y los ponemos encima de la cama de especias, sal y azúcar que tenemos en la fuente, con la parte de la piel hacia abajo. Seguidamente cubrimos con la mitad de la mezcla que nos queda.


      A continuación le ponemos peso encima (unos 5 o 6 kilos), y dejamos marinar en un lugar fresco, como mínimo unas 48 horas. Para ponerle peso yo he utilizado unos tetra brik de leche, que he puesto sobre una bandeja mas pequeña que la fuente, pero podemos utilizar cualquier cosa. Esto lo hacemos para que suelte bien todo el agua posible.


      Pasado el tiempo de maceración, le quitamos el peso de encima y veremos como nuestro salmón ya tiene un color formidable, con ayuda de papel de cocina, un paño, etc. limpiamos nuestro salmón de los restos de la mezcla que tenga. Una vez limpio lo ponemos sobre la tabla de cocina y con cuidado y un cuchillo bien afilado, vamos partiendo finamente en lonchas, hasta dejar la piel limpia.


      Lo podemos conservar perfectamente en un tuper cerrado herméticamente con un poquito de aceite por encima.


      Con esto solo nos queda poner las finas lonchas de nuestro rico salmón, en tostaditas con un poquito de queso o simplemente en una bandeja, con un chorrito de limón y degustar su fabuloso sabor.


domingo, 15 de enero de 2012

Fiambre de pollo

Hoy tenemos una receta de un rico fiambre casero muy facilito de hacer. Deciros que admite diferentes rellenos (pimientos, huevo cocido, pasas, etc.…..). Dependiendo de los gustos de cada uno. Lo único que tenemos que tener cuidado es a la hora de envolverlo en papel film y papel de plata, es sellarlo bien para evitar que nos entre agua a la hora de cocerlo, si fuera necesario lo envolvemos las veces que sea necesario. Pero por lo demás es pan comido y lo podemos conservar en el frigorífico envuelto en papel film para evitar que se seque.




INGREDIENTES:
      - 300 g Pechuga de pollo
- 100 g Sémola de trigo
- 60 g Queso de untar
- 60 g Pistachos pelados
- 2 salchichas tipo Frankfurt (o jamón de york)
- 12 Aceitunas verdes sin hueso
- 3 Cucharadas de aceite de oliva
- 3 Huevos
- Sal
- Especias al gusto (opcional)


PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es limpiar bien nuestra pechuga de pollo, quitándole toda la piel y grasa que pueda tener y la partimos en trocitos pequeños. Seguidamente ponemos la pechuga troceada en el vaso de la batidora y trituramos bien (todo este proceso no lo podemos ahorrar si la pechuga la compramos ya picada en nuestro establecimiento).


      A continuación ponemos en un bol la pechuga picada, los 100 g de sémola, los 60 g de queso de untar, los 3 huevos batidos un poquito y las 3 cucharadas de aceite, salamos al gusto y mezclamos todos los ingredientes.


      Una vez que este mezclado añadimos los pistachos pelados y sin la piel interior que tienen (esta se la podemos quitar metiéndolos en un poquito de agua caliente), las aceitunas sin hueso y las salchichas o jamón de york partido en cuadraditos y volvemos a mezclar todos los ingredientes.


      Seguidamente engrasamos una lamina de film con un poquito de aceite, ponemos nuestra mezcla que tenemos en el bol sobre la lamina de film y le vamos dando forma de embutido, manteniendo las manos un poquito engrasadas si es necesario ponemos otra lamina de film, intentamos que quede bien comprimido. Cuando lo tengamos bien envuelto lo volvemos a envolver con papel de aluminio 1 o 2 veces, comprimiéndolo bien por los extremos como si fuera un caramelo grande, para que nos quede bien sellado y asegurarnos de que no nos entre agua.


      Una vez que este bien sellado ponemos el embutido en un recipiente que nos aguante el horno y echaremos agua caliente, hasta cubrirlo casi todo. Lo metemos en el horno que tenemos previamente precalentado a 190º, durante aproximadamente 45 o 50 minutos. Pasado este tiempo sacamos la fuente del horno dejamos enfriar.


      Retiramos el papel de plata, el film se lo dejamos pues nos hará de tripa para evitar que se seque. Si el film se nos ha roto envolvemos con otro nuevo. Con esto solo nos queda partir en rodajas, dados, etc. y servirlo solo o acompañado de alguna salsa que nos guste, mayonesa, mostaza, etc. o simplemente un montadito.

viernes, 13 de enero de 2012

Pollo en maceración

 La receta de hoy se la tenemos que agradecer a Carlos y Juancar (para mas señas mi hermano y mi ahijado) que han tenido la amabilidad de pasármela, para compartirla con todos vosotros. Es una receta muy sencilla de preparar y muy económica, si le tenemos que poner algún pero, es el tiempo que lo tenemos que tener macerando, aunque viendo el resultado creo que merece la pena, además si lo dejamos en maceración por la tarde, al día siguiente por la mañana lo tenemos listo. Muchas gracias Carlos y Juancar por compartir esta rica y sabrosa receta.


INGREDIENTES:
- 1  ½ k Pollo (pollo entero, muslitos, etc.)
- 3 Zanahorias
- 1 Cebolla
- 3 Ramas de apio
- 2 Puerros
- 4 Ajos
- 1 Cucharadita de tomillo
- 1 Hoja de laurel
- 1 Vaso vino blanco (200 ml)
- 2 Vasos vinagre de manzana (400 ml)
- ½ Vaso aceite de oliva (50 ml)
- Pimienta molida
- Sal
- Aceite de oliva (para freír el pollo)


PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es limpiar y trocear el pollo, esto último no lo puede hacer nuestro tendero habitual, salpimentamos y reservamos. Seguidamente en el vaso de la batidora u otro recipiente ponemos, los 2 vasos de vinagre de manzana, el vaso de vino blanco, el ½ vaso de aceite de oliva, la cucharadita de tomillo, la hoja de laurel y los 4 ajos pelados, con ayuda de la batidora trituramos y mezclamos todo. A continuación ponemos el pollo en un recipiente (Fuente honda, cacerola, etc.) y cubrimos con el aliño que hemos triturado, dejando macerar como mínimo 10 o 12 horas, lo ideal es dejarlo macerando de un día para otro.


      Pasado el tiempo de maceración vamos sacando el pollo, escurrimos y secamos con un poco papel de cocina y reservamos el líquido de la maceración.


      Seguidamente ponemos un poco de aceite en una sartén y freímos un poquito el pollo, con cuidado de no quemarnos pues salta un poquito por haber estado en maceración, lo ideal es ayudarnos de una tapadera.


      Una vez que tengamos el pollo frito, pelamos, lavamos y partimos las zanahorias, la cebolla, los puerros y el apio. Seguidamente y utilizando el mismo aceite donde hemos sofrito el pollo, añadimos las verduras y pochamos unos 10 minutos aproximadamente, salándolas un poquito.


      Una vez que las verduras estén  pochadas, añadimos el pollo que tenemos frito y el liquido que tenemos reservado de la maceración.


      Damos unas vueltas y dejamos cocer unos 10 o 15 minutos aproximadamente, hasta que parte del caldo de la maceración se haya consumido.


     Con esto tenemos listo nuestro sabroso y exquisito pollo.




domingo, 8 de enero de 2012

Rollitos de pimiento

 La receta de hoy como veréis no tiene nada de complicado y la podemos tener echa con antelación. La podemos tomar como aperitivo o como un primer plato. Yo he utilizado pimientos rojos pero también pueden ser verdes, lo único que tenemos que tener en cuenta que tienen que ser grandes, para que cuando estén asados los podamos dividir en tiras sin problemas.


INGREDIENTES:
- 3 o 4 Pimientos rojos
- 2 Latas de atún en aceite (pequeñas)
- 10 Aceitunas negras sin hueso
- 1 Tomate
- 1 Guindilla en vinagre
- 9 Hojas de albahaca
- Sal
- 1 Cucharada de aceite de oliva
- 3 o 4 Cucharadas de zumo de limón


PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es lavar y secar bien nuestros pimientos, los ponemos en una fuente de horno, los untamos con un poquito de aceite de oliva y salamos un poquito. Los metemos en el horno que tenemos previamente precalentado a 190 º, unos 30 35 minutos hasta que estén asados, les tenemos que ir dando la vuelta de vez en cuando.


      Una vez que estén asados los sacamos del horno y dejamos enfriar. Una vez fríos los pimientos los partimos por la mitad y los vamos pelando y quitándoles todas las pepitas (semillas). Cortamos la pulpa en tiras de 4 o 5 cm de ancho y reservamos.


      Seguidamente ponemos en el vaso de la batidora el atún bien escurrido, las aceitunas negras, el tomate pelado despepitado y troceado, la guindilla sin semillas y las hojas de albahaca, trituramos bien con la batidora, cuando este triturado añadimos el zumo de limón y la cucharada de aceite de oliva.


      A continuación untamos con esta salsa nuestras tiras de pimiento asado y enrollamos.


      Una vez que los tengamos enrollados, dejamos unos 30 minutos en el frigorífico antes de servir.


Una receta muy facilita  pero muy rica.