LANGUAJE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Mostrando entradas con la etiqueta verdura. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta verdura. Mostrar todas las entradas

jueves, 15 de mayo de 2014

Calabacines luna rellenos

Hoy vamos a preparar unos calabacines rellenos, llamados calabacines luna, esta variedad de calabacines me parece ideal para rellenarlos, por su forma redondeada. Gracias a la forma que tienen son más vistosos y atractivos a la hora de presentarlos. El calabacín es una hortaliza de verano aunque se puede adquirir durante todo el año. Sin embargo, los ejemplares más sabrosos son los que se recogen entre los meses de julio y septiembre. Cuando se compran calabacines deben seguirse diferentes criterios de calidad. Se elegirán aquellos ejemplares que sean firmes al tacto, compactos, pequeños o medianos, sin manchas en la piel y pesados en relación con su tamaño. Se recomienda rechazar los calabacines grandes, el motivo es porque suelen tener una carne menos tierna y demasiadas pepitas. 


INGREDIENTES para 8 calabacines:
      - 8 Calabacines luna
      - 300 g Pollo (pechuga)
      - 150 g Jamón cocido
      - 100 g Queso rallado (4 quesos)
      - 100 ml Tomate frito  
      - 4 Pimientos de piquillo
      - 1 Cebolla
      - 2 Ajos
      - Aceite de oliva
      - sal
      - Pimienta molida

PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es lavar muy bien los calabacines, pues los vamos a preparar con la piel, una vez limpios los secamos con un paño o papel de cocina. Seguidamente con un cuchillo, cortamos la parte superior de los calabacines (la parte superior la reservamos) y con ayuda de un sacabocados o una cucharilla los vaciamos, reservando toda la pulpa extraída, en esta operación tenemos que tener un poquito de cuidado, para no romper el fondo o las paredes.


      Una vez que los tenemos vaciados, ponemos abundante agua en una cacerola, llevamos al fuego y una vez que empiece a hervir, añadimos los calabacines vaciados, junto con las tapas que hemos cortado, dejando escaldar 4 minutos, no más tiempo. Una vez escaldados los sacamos del agua y los colocamos boca abajo, para que escurran bien.


      Seguidamente picamos toda la pulpa del calabacín que hemos extraído, anteriormente y reservamos, para más adelante. A continuación picamos finamente la cebolla y los 2 dientes de ajo, ponemos un poquito de aceite en una sartén, la llevamos al fuego, añadimos la cebolla y los ajos y sofreímos o pochamos a fuego no muy alto, unos 8 minutos, dándole vueltas de vez en cuando, con una cuchara de madera.


   Una vez pochada la cebolla, añadimos la pulpa de calabacín que hemos picado anteriormente, salpimentemos a gusto de cada uno y pochamos todo unos 15 minutos, a fuego no muy alto, veremos que el calabacín va soltando agua, pero se evapora según se va pochando.


      Mientras se pocha el calabacín picamos la pechuga de pollo, las lonchas de jamón cocido y los 4 pimientos de piquillo.


      Cuando tengamos el calabacín sofrito, añadimos a la sartén la pechuga de pollo picada, damos unas vueltas sofriendo 2 minutos y añadimos los pimientos de piquillo y el jamón de york, sofreímos tres o cuatro  minutos y añadimos los 100 ml de tomate frito, damos un par de vueltas, para que liguen todos los ingredientes y retiramos del fuego.


      Seguidamente salamos un poquito el interior de los calabacines y cuidadosamente, los vamos rellenando, con la mezcla que hemos preparado, apretando la mezcla un poquito para que quede más consistente. A continuación cubrimos los calabacines, una capa de queso rallado (4 quesos). Seguidamente ponemos en una bandeja de horno los calabacines, rellenos y las tapas que habíamos cortado para vaciarlos, pero sin tapar.


      Seguidamente metemos en el horno, que previamente tenemos precalentado a 180º, durante aproximadamente 12 minutos, o hasta que veamos que el queso que le hemos puesto en la parte superior se ha gratinado. Con esto solo nos queda sacar del horno y servir, podemos presentarlos en una bandeja, con una base de crema balsámica, tomate, etc. o dejarlos simplemente como salen del horno.

martes, 4 de marzo de 2014

Coles de Bruselas con champiñones

Hoy vamos a preparar unas ricas y sanas coles de Bruselas. Col de Bruselas son hortalizas comestibles, de pequeño diámetro y con hojas muy unidas y apretadas entre sí que forman una especie de pelota. Tienen la apariencia de coles pero de mucho menor tamaño. Son reconocidas por su alto contenido en Vitamina A y C y también en Ácido fólico. El nombre se debe a su lugar originario de cultivo, no a causa de que sean populares en Bruselas.


INGREDIENTES:
      - 1 k Coles de Bruselas   
      - 2 Latas de champiñones (300 g)
      - 100 g Jamón serrano
      - 1 Cebolla
      - 3 Zanahorias
      - 2 Ajos
      - 1 Vaso de vino blanco (200 ml)
      - 1 Cucharada de harina
      - Aceite de oliva
      - Sal
      - Pimienta molida
      - Chorrito de salsa de soja (opcional)

PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es limpiar las coles de bruselas, retirándoles las hojas exteriores, que veamos que están duras o en mal estado, seguidamente las lavamos bajo el grifo con agua fría. A continuación las ponemos en una cacerola con abundante agua con un poquito de sal, las llevamos al fuego y cocemos 10  minutos, contando desde que empieza a hervir, una vez cocidas las escurrimos, reservando un poco de caldo de la cocción.


      Mientras tanto vamos pelando y picando, la cebolla en trozos no muy grandes, las zanahorias en rodajitas, los dos ajos en trocitos pequeños y el jamón serrano en trocitos o cuadraditos.


      Seguidamente ponemos un chorrito de aceite de oliva en una cacerola, llevamos al fuego y añadimos la cebolla, la zanahoria y los ajos picados, rehogando o sofriendo, dándole vueltas de vez en cuando a fuego medio, hasta que esté todo pochadito, aproximadamente unos 8 o 10 minutos.


      Una vez sofritas las verduras añadimos a la cazuela el jamón picado, damos unas vueltas y añadimos a continuación, la cucharada de harina, sofriendo un poquito, pero sin que se queme la harina.


      A continuación añadimos el vaso de vino blanco y las coles, dando unas vueltas, con la cuchara de madera.


      Seguidamente añadimos el champiñón escurrido, mezclamos y cubrimos con un poco del caldo de la cocción de las coles que habíamos reservado, salpimentamos y dejamos cocer todo junto unos 7 minutos.


      Si hemos decidido añadir un chorrito de soja, lo hacemos a falta de dos minutos para la cocción, probamos de sal y rectificamos si fuera necesario. Retiramos del fuego y servimos, aunque si se dejamos reposar un poco, las coles cogen más sabor.


jueves, 16 de enero de 2014

Berenjenas con miel de caña

Hoy vamos ha preparar unos bastones de berenjena, con miel de caña muy ricos, crujientes, económicos  y fáciles de preparar. Yo donde mas buenas las he comido ha sido en Córdoba, las tienen en cualquier bar o restaurante, siendo todo un manjar. También las suelen servir acompañadas de salmorejo. Son ideales para picotear como aperitivo, o acompañamiento de cualquier plato. Otra variante que podemos hacer es sustituir la leche, por cerveza, teniendo en cuenta de solo las tendremos en remojo de 5 a 7 minutos.
 
 
INGREDIENTES:
      - 1 o 2 Berenjenas
      - Leche
      - Miel de caña
      - Harina
      - Aceite de oliva
      - Sal
 
PREPARACIÓN:
Empezamos nuestra receta lavando y pelando nuestras berenjenas (también las podemos hacer sin pelar). Seguidamente las partimos como si fueran patatas en tiras (conocido como al vapor), también las podemos partir en rodajas.
 
 
      Una vez partidas las ponemos en un tupper o bol, cubriéndolas con leche. Las dejamos en la leche aproximadamente una hora. Pasado este tiempo las sacamos de la leche, dejándolas escurrir unos minutos, también podemos secarlas un poco con un paño limpio o papel de cocina.
 
 
      Seguidamente las salamos y las rebozamos en harina, le quitamos el exceso de harina, poniéndolas en un colador y sacudiéndolas. Ponemos abundante aceite en una sartén, la llevamos al fuego y las vamos friendo, cuando el aceite este bien caliente (si tenemos freidora para freírlas mejor todavía).
 
 
      Según las vamos sacando de la freidora o sartén, las vamos depositando en un plato cubierto con papel de cocina, para que escurran el exceso de aceite.
 
 
      Una vez fritas solo nos queda ponerlas en el plato donde la vayamos a servir y con ayuda de una cuchara, añadirles un poquito de miel de caña, también podemos servirlas solas y poner la miel en un bol.
 
 
      Si no  os gusta la miel, la podemos comer con pimientos, huevos, solas, etc. es decir como mas nos guste a cada uno.
 
 

martes, 27 de septiembre de 2011

Crema de repollo con queso

Hoy hemos preparado una rica, sana y sabrosa crema de repollo con queso. Como veréis no tiene ninguna complicación para prepararla, siendo ideal para el tiempo que se aproxima. Las propiedades depurativas del repollo, hacen de esta hortaliza un vegetal ideal para realizar una dieta para adelgazar. Gracias a los beneficios del repollo para bajar de peso podrás perder kilos en forma sana y efectiva, además de favorecer tu salud en general por su contenido en vitaminas y minerales.



INGREDIENTES:
      - 1 Repollo (1 k aprox.)
      - 1 Calabacín
      - 1 Puerro
      - 5 Quesitos
      - 50 g Queso roquefort
      - 1 y ½ de  Caldo de pollo o verduras (1 pastilla con agua)
      - 3 Ajos
      - 1 Zanahoria
      -Aceite de oliva
      - Pimienta molida
      - sal
      - 1 Cucharada de vinagre
      - 1 Cucharadita de pimentón dulce (de las de café)
     

PREPARACIÓN:
      Empezamos cociendo nuestro repollo para ello desechamos las hojas exteriores, partimos en trozos no muy pequeños, lavamos bien y lo ponemos a cocer en una cacerola con abundante agua durante 12 o 15 minutos, una vez cocido retiramos de fuego y dejamos escurrir bien.


      Seguidamente pelamos lavamos y picamos el puerro y el calabacín, pelamos y picamos el ajo. Seguidamente ponemos un poquito de aceite en una cacerola llevamos al fuego, añadimos el puerro  el calabacín y el ajo sofreímos a fuego medio dándole vueltas de vez en cuando.


       Cuando que este prácticamente sofrito añadimos el repollo que tenemos escurrido, salpimentamos al gusto y damos unas vueltas junto a las verduras.


      Seguidamente añadimos el caldo retiramos de fuego y trituramos bien con ayuda de la batidora, procurando de que no nos queden ni grumos ni hebras del repollo, si es necesario trituramos un par de veces.


      Seguidamente llevamos de nuevo al fuego y añadimos los quesitos y el queso de roquefort. Dejamos hervir unos 10 o 12 minutos dándole vueltas de vez en cuando con unas varillas para que se disuelva bien el queso, rectificamos de sal si fuera.


      Mientras hierve nuestra crema pelamos la zanahoria  con ayuda del pela patatas cortamos en tiras finas. Ponemos un poquito de aceite en una sartén y las freímos a fuego fuerte, hasta que veamos que empiezan a cambiar de color (tarda muy poco tiempo), sacamos y dejamos escurrir sobre un papel de cocina.


      Seguidamente pelamos y picamos en laminas los 2 ajos que nos quedan, ponemos un poquito de aceite en una sartén añadimos los ajos y sofreímos, cuando veamos que empiezan a dorarse, añadimos la cucharada de vinagre con cuidado de que no nos salte y nos quememos, retiramos de fuego y añadimos el pimentón mezclamos bien y reservamos.


      Para cuando hayamos preparado esto ya estará nuestra crema a punto, así que solo nos queda servir, para ello ponemos  crema en un bol o plato, añadimos por la superficie un poquito del sofrito de los ajos con el vinagre y el pimentón, rematando el plato con unas tiras de zanahoria.


¡¡Buen provecho!!   

jueves, 8 de septiembre de 2011

Milhojas de verduras

Hoy hemos preparado unas milhojas de verduras que aparte de ser una receta sana esta muy rica. Esta receta se puede preparar añadiéndole algún tipo de queso, pero yo creo que el queso le quita todo el sabor a las verduras, pero también esta muy buena. A parte de la receta comentaros que mañana viernes me voy de viaje a Úbeda, una preciosa y monumental ciudad de la provincia de Jaén, por lo cual no se si tendré tiempo este fin de semana para visitar vuestros blogs por lo cual os pido disculpas.


INGREDIENTES para 4 milhojas:
      - 8 Rodajas de berenjena (unas 2 berenjenas)
      - 4 Rodajas o lonchas de calabacín (1 calabacín)
      - 4 Rodajas tomate (1 tomate grande)
      - 4 Rodajas de  cebolla (1 cebolla grande)
      - 3 Pimientos de piquillo
      - 2 Lonchas de jamón
      - 1 Ajo
      - sal
      - Vinagre de modena
      - Aceite de oliva
      - 1 Cucharadita de orégano (de las de café)
      - 1 Cucharadita de tomillo (de las de café)


PREPARACIÓN:
      Para preparar este plato tenemos que ir cocinando todos los ingredientes y una vez que tengamos todo preparado montamos. Lo primero que hacemos es lavar y secar bien nuestras verduras y sin pelar excepto la cebolla, las partimos en rodajas de 1 cm de grosor aproximadamente.


      Una vez que las tengamos partidas la berenjena la salamos y ponemos en un escurridor para que pierda el agua. Mientras tanto vamos preparando el resto de las verduras, calabacín, cebolla y tomate. El tomate lo pasamos antes de hacerlo por un poquito de pan rallado, para evitar que se deshaga por todo el agua que contiene. Seguidamente salamos las verduras y en la plancha si disponemos de ella, o en una sartén  con unas gotas de aceite hacemos nuestras verduras hasta que cojan un bonito color dorado, cuando tengamos hecho el calabacín, el tomate y la cebolla, repetimos la misma operación con las berenjenas bien secas, una vez  hechas reservamos.


      A continuación vamos a preparar el crujiente de jamón, para ello  ponemos las dos lonchas de jamón en un plato y tapamos con otro las  metemos en el microondas 1 o 2 minutos a temperatura máxima, (conviene en este paso estar un poco pendiente) si vemos que no es suficiente dejamos otro poquito.


      Seguidamente pelamos y picamos el ajo ponemos un poquitin de aceite en una sartén y lo doramos, cuando este dorado añadimos los pimientos de piquillo partido en tiritas (juliana), damos unas vueltas y reservamos.


      A continuación vamos a preparar la vinagreta (las cantidades de aceite y vinagre va un poco en función de los gustos de cada uno yo personalmente la prefiero flojita) para ello ponemos en un bol el tomillo, el orégano, el aceite de oliva y el vinagre de modena, con ayuda de un tenedor o unas varillas, mezclamos bien hasta conseguir unir todos los ingredientes.


      Con esto solo nos queda montar nuestro plato. Para ello empezamos poniendo una rodaja de berenjena, una de calabacín, una de tomate una de cebolla y terminamos con una de berenjena.


      Seguidamente ponemos por encima unas tiritas del pimiento de piquillo, un poquito de crujiente de jamón y para rematar regamos con un poquito de vinagreta, con esto tenemos nuestra milhojas de verduras lista.


Repetimos la misma operación para el resto de los platos.


domingo, 17 de julio de 2011

Coliflor y calabacín con habitas tiernas

Hoy hemos preparado un plato muy rico y sano, claro esta  para los que nos guste la coliflor y el calabacín. Tanto la coliflor como el calabacín, tiene un alto contenido de agua, son diuréticos y su bajo contenido en hidratos y grasas, lo convierte en un alimento con escaso aporte calórico, pero muy nutritivo.


INGREDIENTES para 4 personas:
      - 1 Coliflor no muy grande
      - 2 Calabacines
      - 200 g. Habas tiernas (un bote)
      - 4 Ajos
      - 60 ml Vinagre
      - 1 Cucharada de pimentón dulce
      - Aceite de oliva
      - Sal
      - Pimienta negra molida
      - ½ Vaso de leche


PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es limpiar y partir nuestra coliflor, en ramilletes, ponemos en una cacerola abundante agua con un la leche, y cocemos la coliflor durante 15 minutos aproximadamente, dependiendo del tamaño de los ramilletes. La leche la ponemos para evitar ese olor tan peculiar de la coliflor, y al mismo tiempo nos queda mas blanquita.


      Una vez cocida dejamos escurrir bien. Seguidamente pelamos los calabacines y los partimos en rodajas.


      A continuación en una plancha si disponemos de ella, o en una sartén con unas gotas de aceite vamos haciendo los calabacines, salpimentándolos al gusto.


      Mientras se nos hacen los calabacines pelamos los ajos y los partimos en láminas, los ponemos en una sartén con un chorrito de aceite y dejamos que se doren un poquito. Una vez doraditos añadimos a la sartén las habas bien escurridas, dejamos sofreír un poquito dándole vueltas.


      Seguidamente retiramos la sartén del fuego y añadimos el pimentón, mezclamos bien volvemos a poner en el fuego.


      Acto seguido añadimos el vinagre y dejamos reducir un poquito a fuego bajo.


      Mientras tanto cogemos la coliflor que ya estará bien escurrida y la ponemos en la plancha, salpimentamos y dejamos que se nos dore un poquito.


      Cuando tengamos todos los ingredientes preparados, cogemos una fuente o plato grande y presentamos nuestro plato, para ello ponemos en el centro la coliflor, por los lados el calabacín a la plancha, y rematamos añadiendo por encima de la coliflor, el sofrito de ajos y habas con la reducción de vinagre.

¡Rico y sano ideal par la operación bikini!