LANGUAJE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

viernes, 24 de febrero de 2017

Filetes de pollo al sobre de sopa de cebolla

Hoy vamos a preparar una receta muy sencillita, rápida y muy rica, se trata de unos filetes de pollo cocidos en el horno, con nata y un sobre de sopa de cebolla, que es lo que le da este sabor tan bueno que tiene. La receta me la ha pasado mi hija Beatriz que desde que se independizado, parece más resuelta en la cocina. La receta no puede ser más sencilla, solo se trata de poner en una fuente acta para el horno, los 400 ml de nata añadir el sobre de cebolla, mezclar un poquito y poner en la fuente los filetes de pollo, horneando unos 30 minutos aproximadamente. Además como veréis solo necesitamos tres ingredientes, para tener un segundo plato, muy rico y jugoso. También quiero aprovechar para pediros disculpas por no dejar comentarios en vuestros blogs, pero estoy muy liado y lo único que hago es visitarlos pero sin tiempo de dejar comentarios. (MUCHAS GRACIAS A BEATRIZ POR LA RECETA)



INGREDIENTES:
- 600 g de filetes de pollo (contramuslos o pechuga)
- 400 g Nata liquida 35%
- 1 Sobre de sopa de cebolla (marca Knorr en este caso)

PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es encender el horno a 180º, por arriba y por abajo, para que se vaya precalentando. Seguidamente limpiamos los filetes de pollo, quitándoles la grasa que pudieran tener. A continuación vertemos en una fuente acta para el horno los 400 ml de nata.


     Seguidamente añadimos a la fuente el sobre de sopa de cebolla y lo mezclamos con la nata.


     A continuación ponemos en la fuente los filetes de pollo (yo de contramuslos), mojándolos por ambos lados, con la mezcla de nata y el sobre de sopa de cebolla.


      Acto seguido metemos la fuente en el horno que ya estará precalentado a 180º, durante aproximadamente 25 o 30 minutos, dependiendo del grosor de los filetes y de cada horno, pues no todos los hornos calientan igual. Pasado este tiempo solo nos queda sacar del horno y servir caliente este rico y sencillo plato de pollo.


¡Espero que os guste esta receta y os animéis a prepararla!

sábado, 18 de febrero de 2017

Bizcocho esponjoso de Naranja

La receta de hoy es un fácil y rico bizcocho de naranja, ideal para tomarlo en la merienda, desayuno o postre. Tenemos que tener en cuenta que las naranjas sean de piel fina, pues tienen menos parte blanca que nos hace que amargue. El ponerle el azúcar por la superficie al meterlo en el horno, hace que se forme una capa un poquito crujiente muy rica. Como veréis es una receta que prácticamente, solo se trata de mezclar los ingredientes, siguiendo unos pasos, pero que no tiene complicaciones. Siguiendo estos mismos pasos, podemos preparar nuestro bizcocho, con otro tipo de cítricos. Bueno no me enrollo mas, solo espero que os guste y os animéis a prepararlo, lo malo que tiene es que si lo preparas una vez, se convertirá en un habitual de vuestra cocina. 



INGREDIENTES:
- 300 g Harina
- 235 g Azúcar
- 100 ml Nata 33%ç
- 90 ml Aceite de girasol
- 3 Huevos
- 3 Naranjas medianas (de piel fina)
- 12 g Levadura química (tipo royal)
- Una pizca de sal
- Azúcar para ponerle por encima
- Almendra picada

PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es preparar todos los ingredientes para tenerlos a mano, esto nos hará ahorrar tiempo en la cocina, encendemos también el horno a 180º, por arriba y por abajo, para que se vaya precalentando. Seguidamente lavamos muy bien las naranjas, una vez lavadas las secamos con un papel o paño de cocina. Acto seguido partimos 2 naranjas  en trozos sin quitarles la piel (reservando la naranja que nos queda para utilizarla más adelante).


      A continuación en el vaso de la batidora ponemos las 2 naranjas partidas, la pizca de sal, los 100 ml de nata y los 90 ml de aceite de girasol, triturando todo con la batidora, hasta conseguir una crema o puré fino y reservamos en el vaso de la batidora.


      Seguidamente ponemos en un bol los 3 huevos y los 235 g de azúcar, ayudándonos de unas varillas eléctricas o manuales, mezclamos bien hasta obtener una mezcla espumosa y blanquecina.


      A continuación añadimos al bol poco a poco, los ingredientes que hemos triturado anteriormente, seguimos mezclando todo hasta que esté bien integrado.


      Seguidamente mezclamos los 12 g de levadura con los 300 g de harina, y ayudándonos de un colador vamos tamizándola poco a poco en el bol donde tenemos el resto de ingredientes líquidos, mezclado con unas varillas manuales, tenedor o espátula de silicona, hasta que la harina sea absorbida y no tenga grumos (hay que añadir la harina poco a poco para que cueste menos que se integre y no forme grumos).


      A continuación engrasamos nuestro molde con un poquito de mantequilla o margarina, espolvoreándole un pelín de harina, para evitar que nuestro bizcocho se pegue y una vez cocido lo desmoldemos sin problemas, una vez engrasado vertemos la masa del biscocho en el molde. Seguidamente le ponemos por toda la superficie bastante azúcar y los trocitos de almendra, acto seguido metemos en el horno, que ya estará precalentado a 180º, durante aproximadamente 40 minutos, de todas formas como cada horno es un mundo, cuando veamos que esta le pinchamos con una aguja o un palo de brocheta, y cuando veamos que sale limpio, estará listo nuestro bizcocho.


      Mientras se hornea el bizcocho, exprimimos la naranja que tenemos reservada, ponemos el zumo en un cacito, añadimos al cazo 3 cucharadas de azúcar, llevamos al fuego y vamos removiendo hasta que el azúcar se disuelva, retiramos del fuego y reservamos. Una vez que el bizcocho este horneado, sacamos del horno y le regamos por toda la superficie, el almíbar de naranja que hemos preparado anteriormente, dejamos enfriar un poco y desmoldamos. 


      Con esto tenemos listo para degustar, nuestro delicioso y esponjoso bizcocho de naranja. 

martes, 7 de febrero de 2017

Ensalada de pimientos asados con salmón

Hoy vamos a preparar una ensalada muy rica y sencilla de preparar. Yo le he puesto salmón ahumado, pero podéis cambiar el salmón por bacalao ahumado que también le va muy bien. Yo no he tenido que asar los pimientos, así que he aprovechado que los tenía, para hacer esta ensalada, pues lo más complicado de esta ensalada es asar los pimientos, pero que si los tenéis que asar es muy fácil también, como veréis en la receta. La cantidad de ingredientes depende de la cantidad de ensalada que vayamos a preparar. 



INGREDIENTES:
- Pimientos asados
- Salmon ahumado
- Anchoas
- 3 Cucharadas de vinagre de módena
- 1 Cucharada de caramelo liquido
- Cebollino
- Aceite de oliva

PREPARACIÓN:
      Empezamos la receta asando los pimientos, que como os digo podéis asar más cantidad y conservarlos aliñados para cualquier otro plato. Lo primero que hacemos es lavar nuestros pimientos y secarlos con papel de cocina o un paño limpio. Seguidamente los ponemos en la bandeja del horno, los untamos con un poquito de aceite de oliva y los salamos un poquito. Los metemos en el horno que lo tendremos precalentado, por arriba y por abajo a 200º, dejando hornear aproximadamente 30 minutos, dándole la vuelta a mitad de cocción. Pasado este tiempo sacamos del horno y los tapamos con un paño de cocina, para que suden un poquito y nos sea más fácil de quitarles la piel.


      A continuación los pelamos quitándole la piel y las semillas, partiéndolos en tiras, los ponemos en un bol y les añadimos el líquido que han soltado al hornearlos.


      Una vez que tenemos los pimientos listos, ponemos en el plato o la fuente donde vayamos a preparar la ensalada, unas tiras de pimiento. A continuación le ponemos por encima un poco de salmón ahumado y unas anchoas.


      Seguidamente vamos a preparar la vinagreta o el aliño, para ello ponemos en un bol o vasito, las tres cucharadas de vinagre de módena, la cucharada de caramelo líquido y un pelín de aceite de oliva, mezclando muy bien con ayuda de una cucharilla. Una vez lista la vinagreta la repartimos por encima de nuestra ensalada. A continuación picamos finamente el cebollino, añadiéndolo a la ensalada.


      Con esto solo falta llevar a la mesa y disfrutar de esta rica ensalada de pimientos asados con salmón.