LANGUAJE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

jueves, 12 de octubre de 2017

Magdalenas caseras con copete

La receta de hoy son unas sencillas magdalenas caseras, las que hacían nuestras madres y abuelas en casa, que salen muy ricas y esponjosas. Os recomiendo que uséis la bandeja de cupcakes para hornear las magdalenas, pues esta ayuda a que los moldes no se habrán y suban bien, sobre todo si utilizamos moldes de papel. Un truco si no disponéis de bandeja de cupcakes, es utilizar 2 o 3 moldes de papel para cada magdalena. Si utilizáis moldes de silicona suelen ser más rígidos. Bueno no me enrollo más y os dejo la receta, esperando que si nunca habéis preparado magdalenas, por miedo a que salgan mal, viendo esta sencilla receta os animéis a preparar magdalenas.



INGREDIENTES:
- 220 g Harina
- 150 g Azúcar
- 110 g Aceite de girasol
- 60 ml Leche entera
- 3 Huevos
- ¾ sobre de Levadura Royal
- Ralladura de un limón (solo la parte amarilla)
- 1 pizca de Sal

PREPARACIÓN:
      Empezamos nuestra receta preparando todos los ingredientes para tenerlos a mano, con esto ahorramos tiempo en la preparación de la receta. Seguidamente ponemos en un bol los 220 g de harina, la pizca de sal y la levadura. A continuación con ayuda de un tamiz o un colador, tamizamos y reservamos para más adelante.


      Seguidamente ponemos en un bol amplio los 3 huevos y los 150 g de azúcar, con ayuda de unas varillas eléctricas o manuales batimos muy bien, hasta que consigamos una crema blanquecina y que haya aumentado su tamaño.


      A continuación añadimos al bol los 60 ml de leche, los 110 ml de aceite de girasol y la ralladura de limón. Seguimos batiendo con las varillas, hasta que se integren bien todos los ingredientes.


     Seguidamente añadimos al bol, la harina que hemos tamizado anteriormente, junto con la levadura y la sal, que teníamos reservada. Seguimos batiendo hasta no tenga grumos y se integre bien con el resto de ingredientes. Metemos esta mezcla o masa en el frigorífico, aproximadamente 20 o 25 minutos.


      Mientras tanto encendemos nuestro horno, a 200º con calor por arriba y por abajo, para que se vaya precalentando. Pasado este tiempo sacamos nuestra masa de magdalenas del frigorífico y le damos un par de vueltas con las varillas. Colocamos nuestros moldes de papel o de silicona en una bandeja de cupcakes, y los vamos rellenando con la masa dejando un dedo sin rellenar (si rellenamos los moldes hasta arriba, se saldría cuando horneemos).


      A continuación ponemos por encima de cada magdalena un poquito de azúcar (½ cucharadita de las de café aprox.). Metemos en el horno que ya estará precalentado y bajamos la temperatura a 180º,  dejamos hornear aproximadamente 13 o 15 minutos, o hasta que veamos que se doran un poquito. Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.


      Si tienes más masa repite los mismos pasos para hornearlas. Con esto solo nos queda llevar a la mesa y disfrutar de estas ricas magdalenas caseras.  

9 comentarios:

  1. Paco,que lindas te han quedado,
    me puedo llevar un par???

    ResponderEliminar
  2. Tengo al monstruo de las magdalenas en casa, no te dejaría ni las miguitas. Perfectas y deliciosas. Besiños.

    ResponderEliminar
  3. No hay nada más rico que unas magdalenas caseras, que buena pinta tienen, ahora mismo para mojar en leche me zampaba dos y me quedaba tan ancha Paco, no hay nada como lo casero, y en las magdalenas se nota muchísimo....Bess

    ResponderEliminar
  4. buah, menuda pintorra tienen, la verdad es que te han quedado espectaculares!

    ResponderEliminar
  5. Paco te han quedado perfectas ¡parece que hayamos retrocedido 40 años en el tiempo porque parecen magdalenas de pueblo hechas en horno de leña! ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  6. Espectaculares Paco, te han quedado pecfectas, lo de los moldes de cupcakes es un acierto, besos

    ResponderEliminar
  7. Que buena pinta tienen Paco, ahora mismo las probaba :P. Yo casi tiro la toalla, siempre me quedan duras, están ricas cuando aun están algo templaditas, pero a la que se enfrían se me ponen duras como piedras.
    Besote!!!!

    ResponderEliminar
  8. Ahora mismo me comía una con un cafetito. Tienen un aspecto sensacional.
    Yo, últimamente, estoy teniendo problemas con la bizcochería pero me apetece mucho hacer unas madalenas.
    Un besote,
    Mar

    ResponderEliminar
  9. Paco, no hay nada mejor para desayunar que una buena magdalena casera...en casa desaparecen...y seguro que en la tuya también. saludos

    http://directoalamesa.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar vuestros comentarios, siempre es agradable recibirlos, Si tenéis alguna duda, sugerencia o consejo no dudéis en mandarme un correo electrónico a una de las siguientes direcciones: cocinaconpaco@gmail.com o chipaco1958@gmail.com