LANGUAJE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 31 de octubre de 2016

Tiramisú

La receta de hoy es un delicioso y exquisito postre típico Italiano. El tiramisú (del italiano tiramisú) es un postre frío de cuchara que se monta en capas. No existe una receta única de elaboración, sino variantes a partir de una serie de ingredientes base que pueden ser representados por distintos productos. Se prepara con café y un poco de licor. Un tiramisú se compone siempre de un ingrediente sólido humedecido en café, sobre el que se superpone (de forma alterna o no) una crema cuya base son huevos batidos con azúcar; se presenta espolvoreado con cacao en polvo. El ingrediente sólido y seco pueden ser galletas, bizcochos, etc. El queso que se suele utilizar en el tiramisú es el Mascarpone (por su dulzor y consistencia); no obstante, cualquier queso fresco (sin sabor marcado) que, una vez batido, pueda convertirse en una crema es igualmente indicado.


INGREDIENTES:
- 300 g Queso mascarpone
- 400 g Bizcochos de soletilla (una bolsa)
- 4 Huevos
- 3 Cucharadas de azúcar
- 1 Cucharada Azúcar avainillada
- Perejil fresco
- 200 ml Café solo
- Cacao en polvo
- 30 ml Licor (Ron, Amarento, Cointreau, etc. opcional)

PREPARACIÓN:
     Lo primero que hacemos es cascar los huevos y separar las yemas de las claras, poniéndolo en recipientes separados. A continuación en un bol amplio ponemos las cuatro yemas y las tres cucharadas de azúcar, con ayuda de unas varillas manuales o eléctricas, batimos muy bien hasta formar una crema espumosa y blanquecina.


      Seguidamente vamos añadiendo al bol poco a poco, el queso mascarpone y seguimos mezclando, esto es muy importante añadirlo poco a poco y no hacerlo a la vez, una vez mezclado reservamos.


      A continuación con ayuda de unas varillas, montamos las claras a punto de nieve.


      Una vez montadas las añadimos al bol donde tenemos mezclado las yemas con el queso, mezclando todo con movimientos envolventes, para que las claras se bajen lo menos posible, ayudándonos de una espátula de silicona (recordar no batir).


      Seguidamente preparamos el café y le añadimos la cucharada de azúcar avainillado, si hemos optado por ponerle licor lo añadimos también al café y mezclamos. A continuación vamos remojando los bizcochos en el café, repartiendo una primera capa, sobre un plato o fuente.


      A continuación ponemos una capa de crema encima de los bizcochos, seguidamente ponemos encima otra capa de bizcochos bañados en el café y volvemos a cubrir con una capa de crema, dependiendo del tamaño de nuestra fuente o plato iremos alternando capas de bizcochos y crema, terminando con una capa de crema, yo como veréis solo he puesto dos capas.


      Seguidamente tapamos con un poco de film transparente, dejándolo reposar en la nevera como mínimo 3 o 4 horas. A la hora de servir sacarlo de la nevera y espolvorear por la superficie con cacao en polvo, ayudándonos de un colador.


      Con esto solo falta llevar a la mesa y degustar este exquisito postre. 

martes, 25 de octubre de 2016

Ovnis de calabacín, champiñón y beicon

La receta de hoy se la tenemos que agradecer a nuestra amiga Mercedes, que ha tenido la amabilidad de dármela, para compartirla con todos vosotros. Como veréis el relleno es muy sencillo de preparar y esta buenísimo. También podemos variar el relleno dependiendo de nuestros gustos. Además al estar cocinado en el horno tiene muy poquita grasa, aunque también las podemos freír con aceite, eso depende de cada uno. La cantidad de ingredientes depende de los ovnis que vayamos a preparar. Como os digo en la receta tener en cuenta que para cada ovni, necesitamos 2 obleas. Bueno no me enrollo mas solo darle de nuevo las gracias, a nuestra amiga Mercedes por esta deliciosa y rica receta.


INGREDIENTES:
- 200 g Champiñón
- 5 Lonchas de beicon
- 2 Paquetes de obleas de empanadillas
- 1 Calabacín
- 1 Cebolla
- 2 Ajos
- 1 Huevo
- Queso rallado
- Aceite de oliva
- Sal
- Pimienta molida

PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es pelar y picar finamente la cebolla y los 2 ajos, una vez picados ponemos un poquito de aceite en una sartén y la llevamos al fuego, añadimos la cebolla picada y el ajo, sofreímos a fuego no muy alto unos 4 minutos, dándole vueltas de vez en cuando. 


      Mientras se pocha la cebolla picamos en trocitos las lonchas de beicon, también limpiamos y picamos en cuadraditos no muy grandes el champiñón.


      Seguidamente  cuando la cebolla este pochada, añadimos a la sartén en beicon le damos un par de vueltas y añadimos el champiñón que hemos picado, salpimentamos y sofreímos todo junto, unos 6 o 8 minutos, hasta que este sofrito todo y el champiñón no suelte agua, pasado este tiempo retiramos del fuego y reservamos.


      A continuación lavamos muy bien el calabacín con la piel, una vez lavado lo secamos con un poco papel de cocina o un paño limpio y lo partimos en rodajas, no muy gruesas. Seguidamente en una plancha de cocina, ponemos unas gotas de aceite y vamos haciendo nuestras rodajas de calabacín, por ambos lados, si no disponemos de plancha podemos utilizar una sartén con unas gotas de aceite, una vez preparado el calabacín reservamos.


      A continuación abrimos las obleas de empanadillas (tenemos que tener en cuenta que para cada ovni necesitamos 2 obleas) y pasamos a rellenarlas, para ello primero ponemos en cada una de las obleas, tres rodajas de calabacín, un poquito del sofrito del champiñón con la cebolla y el beicon que teníamos reservado  y por ultimo un poquito de queso rallado.


      Seguidamente batimos el huevo y pintamos el borde de las obleas con él, A continuación cerramos cada oblea poniendo otra encima y sellamos con ayuda de un tenedor.


    A continuación cubrimos nuestra bandeja de horno con papel de hornear (papel sulfurizado) y ponemos en la bandeja los ovnis, con un tenedor pinchamos un poquito y con ayuda de una brocha de silicona pintamos con huevo, acto seguido metemos en el horno, que previamente tenemos precalentado a 190º, por arriba y por abajo, durante aproximadamente 15 minutos, hasta que veamos que están un poquito doraditos. Pasado este tiempo sacamos del horno.


      Con esto tenemos listos estos deliciosos ovnis,  para llevar a la mesa y degustar. Los podemos comer calentitos, templados o fríos, están buenos de cualquier forma. 


DELICIOSOS Y MUY SANOS

jueves, 20 de octubre de 2016

Delicias de bacalao y patatas

Hoy vamos a preparar unas delicia de bacalao y patatas muy ricas y fáciles de hacer, que como veréis en la receta no tienen ninguna complicación, simplemente se trata de mezclar todos los ingredientes y freírlos. El bacalao que yo he utilizado es del que ya viene desalado, que sinceramente está muy bueno. Para freírlas como digo en la receta, no hace falta que le deis forma, simplemente con una cuchara cogéis porciones y la echáis a la sartén, empujándola un poquito con otra cuchara, para que caiga sobre el aceite sin ningún problema. A la hora de añadirle la sal tenéis que tener cuidado, pues el bacalao viene con un puntito de sal. Espero que os guste y os animéis a prepararlas.


INGREDIENTES:
- 200 g Bacalao (desalado)
- 4 Patatas (no muy grandes)
- 2 Huevos
- 2 o 3 Ajos
- Perejil fresco
- Aceite de oliva (para freír)
- Sal (dependiendo si el bacalao está bien desalado)

PREPARACIÓN:
      Empezamos nuestra receta lavando las patatas y poniéndolas a cocer, en abundante agua unos 20 minutos, dependiendo del tamaño de las patatas.


      Mientras se cuecen las patatas, ponemos agua en un cazo o cacerola, la llevamos al fuego y una vez que el agua empiece a hervir, añadimos el bacalao y cocemos un par de minutos. Pasado este tiempo sacamos el bacalao de agua, lo dejamos escurrir y lo desmigamos.


      Cuando tengamos las patatas cocidas las pelamos y con ayuda de un tenedor las machacamos, formando una especie de puré. Seguidamente pelamos y picamos finamente los ajos y picamos igualmente el perejil.


      A continuación añadimos al puré de patatas, los ajos picaditos, el perejil y el bacalao desmigado, con ayuda de un tenedor mezclamos bien, en este momento probamos un poquito como esta de sal y si fuera necesario lo salamos un pelín, la sal la añadimos si el bacalao está bien desalado, de lo contrario no es necesario.


      Seguidamente batimos un poquito los 2 huevos, añadiéndolos al cuenco donde tenemos el resto de ingredientes, mezclando todo con ayuda de un tenedor.


      Seguidamente ponemos abundante aceite en una sartén, la llevamos al fuego y cuando esté caliente, vamos cogiendo con una cuchara, porciones de la mezcla de las patatas con el resto de ingredientes y los vamos friendo por ambos lados. Según los vamos friendo los sacamos a un plato, cubierto con papel de cocina, para que escurran el exceso de grasa que pudieran tener.


      Una vez que los tengamos todos fritos solo queda una cosa, llevar a la mesa y disfrutar de este rico bocado. 


      Lo podemos utilizar como entrante o simplemente como aperitivo o tapa. 

domingo, 2 de octubre de 2016

Pollo estilo chino (Al limón)

Hoy vamos a preparar una pechuga de pollo frita acompañada de una rica salsa de limón. El pollo lo rebozamos con maizena (harina de maíz) porque nos quedara más crujiente. La salsa de limón al llevar maizena, espesa a medida que se enfría. Estos taquitos de pollo lo podemos acompañar de un poquito de arroz blanco, patatas, etc. con lo que más os guste a cada uno o simplemente solo, de cualquier forma esta delicioso.


INGREDIENTES:
- 1 Pechuga de pollo
- 1 Huevo
- Harina de maíz para rebozar (maizena)
- Pimienta molida
- Sal
- Aceite de girasol (para freír)
SALSA:
- El zumo de un limón (unas 10 o 12 cucharadas)
- 6 Cucharadas azúcar
- 2 Cucharadas de vinagre
- 8 Cucharadas de agua
- 1 y ½ cucharadita de maicena (de las de café)
- Colorante

PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es preparar la salsa, para ello ponemos en un vaso, las 8 cucharadas de agua fría, añadimos al agua la cucharadita y media de maizena, y con ayuda de un tenedor la desleímos, hasta que esté bien disuelta.


      Seguidamente ponemos en un cazo, el zumo de limón, las 2 cucharadas de vinagre, las 6 cucharadas de azúcar y la maicena que tenemos desleída con el agua fría.


      Llevamos el cazo al fuego medio y dejamos hervir un minuto, sin dejar de mover, porque al llevar azúcar se nos puede pegar. Pasado este tiempo retiramos del fuego y le añadimos un poquito de colorante, removemos bien, hasta que tengamos un color un poco más vivo. Con esto esta lista nuestra salsa, para añadirla luego a nuestro pollo.


     Ahora vamos a preparar nuestro pollo, para ello lo primero que hacemos es limpiar nuestra pechuga de pollo, de la grasa y las telillas o nervios que pudiera tener. Una vez limpias las partimos en tiras y cada tira en trozos de bocado y salpimentamos.


      Seguidamente batimos el huevo en un bol, una vez batido metemos los trozos de pechuga que hemos partido y dejamos macerar con el huevo un buen rato, aproximadamente 15 minutos.


      A continuación ponemos en una sartén abundante aceite de girasol y la llevamos al fuego, mientras se calienta el aceite ponemos en un plato o cuenco la harina de maíz (maizena), y vamos rebozando en ella los trozos de pollo que tenemos macerando con el huevo, quitándoles con ayuda de un colador el exceso de maicena.


      Según los vamos rebozando los freímos, hasta que cojan un color dorado (tener en cuenta que tardan un pelín mas que con la harina de trigo. A medida que los vamos friendo los dejamos sobre papel de cocina, para que suelten el exceso aceite. Para terminar ponemos los trocitos de pollo frito en un plato o fuente y vertemos por encima un poco de salsa, procurando que queden bien empapados.


      Con esto solo nos queda llevar a la mesa y disfrutar de este delicioso pollo. 


¡QUE RICOOOOOOOOOOOOOOOO!