LANGUAJE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

jueves, 26 de mayo de 2016

II Brindis Solidario (Bodegas Protos)

      La entrada de hoy es para comentaros que el pasado miércoles día 25 de mayo, tuvimos el honor de ser invitados a la II edición de Brindis Solidario, donde se hizo entrega por parte de Bodegas Protos, de una donación de 10.000 euros a la ONG “Alianza española de familias de Von Hippel Lindau” una de las denominadas enfermedades raras.


      Esta iniciativa apoya acciones solidarias de interés general, realizadas por Entidades No Lucrativas, que aporten un beneficio para la sociedad española. La entrega del cheque  se llevo a cabo por el presidente de Bodegas Protos D. Edmundo Bayón y por el director general D. Carlos Villar.


      A esta segunda edición se han presentado 150 candidaturas, y tras 2 meses de votación en Facebook, donde se registraron 135.000 votos la “Alianza española de familias de Von Hippel Lindau” fue la entidad que más votos recibió. El acto se celebro  en la Fundación Pons, situada en la calle de Serrano 138 de Madrid.


Al acto asistieron muchas caras conocidas de la sociedad española (el cantante Juan Peña, la ex modelo Paquita Torres, la estilista y relaciones públicas Natalia Álvarez, el también relaciones públicas Curi Gallardo, Quique Calleja, etc.).


      El evento fue presentado por la conocida periodista Beatriz Cortaza.


      Cristina Arnaldo, representante de la Alianza Española de familias de la Alianza Española de familias de Von Hippel-Lindau emocionó a los asistentes con sus palabras al expresar en primera persona lo que supone esta enfermedad que afecta a una de cada 3.000 personas y que provoca la formación de tumores en zonas del cuerpo que contienen un gran número de vasos sanguíneos, como es el caso de los ojos, solo el escuchar de lo que es capaz esta enfermedad, te pone los pelos de punta.


      Ojala mas empresas y organismos tomaran la misma iniciativa que Bodegas Protos apoyando económicamente estas ONG. Aquí os dejo alguna fotografía del evento que como os he comentado anteriormente tuvo lugar en la Fundación Pons.








      El evento termino degustando unos excelentes vinos Protos, acompañado de unos buenos aperitivos. 


@Bodegas­_Protos @AlianzaVHL @FUNDACIONPONS @Icomagencia @beacorta
#BrindisSolidario #VonHippelLindau #Protos #BodegasPr

domingo, 22 de mayo de 2016

Tortas de cuchara

La receta de hoy son unas tortas típicas de la repostería o cocina Aragonesa, que se preparan con pocos ingredientes y muy básicos. El nombre de tortas de cuchara o cucharada es porque antiguamente, todas las medidas de los ingredientes se hacían contando cucharadas. Nosotros lo único que vamos a medir con la cuchara, será la cantidad de masa que lleva cada torta. Como veréis es una receta de los más sencilla de preparar, pues lo único que tenemos que hacer, es mezclar todos los ingredientes y hornearlas, por eso espero que os gusten y os animéis a prepararlas.


INGREDIENTES:
- 300 g Harina
- 150 g Azúcar
- 200 ml Aceite de girasol
- 50 ml Leche
- 50 ml Anís
- 4 Huevos
- 1 sobre levadura química (tipo royal)
- Pizca de sal

PREPARACIÓN:
     Lo primero que hacemos es preparar todos los ingredientes para tenerlos a mano, pesándolos y midiendo las cantidades, esto nos ahorrara tiempo en la cocina. Una vez que tenemos todos los ingredientes listos, encendemos el horno por arriba y por abajo a 200º, para que se vaya precalentando.


      A continuación en un bol amplio ponemos todos los ingredientes es decir, los 4 huevos, los 150 g de azúcar, los 50 ml de leche, los 200 ml de aceite, los 50 ml de anís, el sobre de levadura, la pizca de sal y los 300 g de harina.


     Seguidamente con ayuda de una batidora o unas varillas, mezclamos bien todos los ingredientes, hasta conseguir una crema sin grumos.


     A continuación forramos nuestra bandeja de horno, con papel sulfurizado (papel de hornear), también podéis hacer como yo, dividir el papel en cuadrados, eso depende de vosotros, como mejor os venga. Seguidamente con ayuda de una cuchara sopera, añadimos una cucharada colmada en cada cuadrado, tener en cuenta de dejar separación entre una y otra porque  crecen y se nos juntarían unas con otras.


     Seguidamente metemos en el horno que ya estará precalentado a 200º, durante aproximadamente 12 15 minutos, dependiendo de cada horno, de todas formas estamos un poquito pendientes y cuando veamos, que han subido y estén un poquito doraditas, las sacamos del horno.


     Con esto solo nos queda dejar que se enfríen un poquito y las tenemos listas para consumir. Con estas cantidades a mi me han salido unas 18 tortas poco más o menos.


      Son ideales para tomarlas en el desayuno con un buen café o vaso de leche. 

domingo, 15 de mayo de 2016

Merluza a la gallega

Hoy vamos a preparar un plato  típico de la cocina gallega, cuyo principal ingrediente es la merluza blanca. La preparación de la merluza a la gallega no puede ser más sencilla, se cuece en agua más bien salada, acompañada de patatas cocidas y en algunas ocasiones se les añade almejas. Esta merluza suele ir acompañada de lo que se conoce como ajada, que simplemente es, simplemente unos ajos fritos, con un poco de pimentón y caldo de cocer las patatas y el pescado. Un truco para que nuestra merluza nos salga de maravilla, es cocer las patatas en agua convenientemente salada. La merluza a la gallega es un clásico en los platos de los restaurantes españoles, por lo buenos que es y por su sencillez.


INGREDIENTES:
- 1,5 k Merluza
- 3 o 4 Patatas medianas
- 1 Cebolla
- 8 Ajos
- 1 Hoja laurel
- 5 Granos pimienta
- 1 Cucharada de pimentón
- Aceite de oliva
- Chorrito vinagre (unos 15 ml)
- Sal

PREPARACIÓN:
     Lo primero que hacemos es lavar y limpiar bien nuestra merluza, que la tendremos cortada en rodajas gruesas (esto no lo puede partir nuestro pescadero a la hora de comprarla).  Seguidamente ponemos en una cacerola amplia abundante agua fría, la hoja de laurel, la cebolla pelada y partida en dos, los 5 granos de pimienta, un chorrito de aceite, un poco de sal (os recomiendo que si tenéis utilicéis sal gorda), que este el agua más bien sabrosilla.


     A continuación llevamos la cacerola al fuego, añadimos a la cacerola la cabeza de la merluza y dejamos en el fuego hasta que hierva un par de minutos. Mientras se cuece el agua vamos pelando nuestras patatas, y las partimos en rodajas de aproximadamente 1 o 1,5 cm de grosor. Una vez que el agua haya empezado a hervir, retiramos la cabeza de la merluza y añadimos las patatas, que hemos partido en rodajas, dejándolas cocer a fuego suave, unos 10 minutos dependiendo del grosor que las hayamos partido, vamos probando que estén en su punto, procurando que no se partan.


      Mientras se cuecen las patatas vamos a preparar la ajada, para ello pelamos nuestros ajos y los partimos en láminas. Seguidamente ponemos un poquito de aceite en una sartén, la llevamos al fuego y añadimos los ajos y sofreímos un poco, hasta que se doren, teniendo cuidado de que no se quemen, pues entonces para que no amarguen. Una vez que los ajos están doraditos, retiramos un poco la sartén del fuego y añadimos la cucharada de pimentón (retiramos la sartén del fuego para añadir el pimentón, porque este se quema enseguida). Acto seguido añadimos el vinagre damos unas vueltas y añadimos un cazo del caldo, donde tenemos cociendo las patatas, dejándolo en el fuego muy bajito para que mantenerlo caliente. 


     Una vez que las patatas estén cocidas, añadimos a la cacerola la merluza, que previamente hemos salado un poquito y dejamos cocer todo junto, unos 4 o 5 minutos más, lo necesario para que el pescado se cueza.


     Pasado este tiempo sacamos la merluza y las patatas de la cacerola, que estén escurridas, con mucho cuidado para que no se rompan, poniéndolas en una fuente o plato, procurando poner las patatas en la parte de abajo. Seguidamente añadimos por encima la ajada, repartiéndola por toda la superficie.


      Con esto solo nos falta llevar a la mesa y disfrutar de este sencillo, pero delicioso plato de pescado. 

domingo, 8 de mayo de 2016

Castagnole (dulce típico Italiano)

Hoy vamos a preparar un dulce típico de la cocina Italiana, muy rico y sencillo de preparar. Este dulce (castagnole) se suele preparar en carnaval y es muy parecido a la masa de las rosquillas, pero con forma de bolas, con lo cual se comen de un bocado, así que daros cuenta del peligro que tienen. La receta como veréis es muy sencilla y el resultado es fantástico, siendo un vicio que os va a encantar, lo malo es encontrar el momento de parar. Espero que la receta os guste y os animéis a prepararlos, son ideales, para ponerlos en una pequeña fiesta, o hacer un regalo original.


INGREDIENTES:
- 300 g Harina
- 50 ml Anís
- 75 g Mantequilla en pomada o derretida
- 60 g Azúcar
- 12 Levadura química (tipo royal)
- 2 Huevos
- La ralladura de un limón
- Pizca de sal
- Azúcar para rebozar
- Aceite de oliva suave para freír o de girasol

PREPARACIÓN:
      Empezamos nuestra receta preparando todos los ingredientes para tenerlos a mano, esto hará que ahorremos tiempo a la hora de hacer nuestros castagnoles, recordar que la mantequilla, tiene que estar a temperatura ambiente (blanda), por eso conviene sacarla antes de la nevera.


      Lo primero que hacemos es poner en un bol los 2 huevos y con ayuda de unas varillas o tenedor, los batimos.


      Una vez batidos añadimos al bol, los 75 g de mantequilla derretida, los 60 g de azúcar, los 50 ml de anís y por último la ralladura del limón.


      Seguidamente con ayuda de las varillas o tenedor, mezclamos todos los ingredientes muy bien.


    A continuación con ayuda de un colador, tamizamos los 300 g de harina los 12 g de levadura química y la pizca de sal, añadiéndolo al bol.


     Seguidamente mezclamos un poco y terminamos amasando, hasta obtener una masa suave y que no se pegue en las manos, podemos terminar el amasado sobre la mesa de trabajo, un poquito enharinada.


      Seguidamente con la masa vamos formando bolas de unos 10 g aproximadamente, procurando que nos queden todas del mismo tamaño (para que no se nos pegue la masa en las manos, podemos untarnos las manos con unas gotas de aceite).


      A continuación ponemos abundante aceite en una sartén y la llevamos al fuego, una vez caliente el aceite vamos friendo nuestras bolitas, hasta que estén un poquito doradas, las vamos sacando de la sartén y las ponemos sobre papel de cocina, para que suelten el exceso de aceite.


      Por último ponemos en un bol o plato azúcar y vamos rebozando nuestras bolas, con esto solo nos falta servir y disfrutar de este típico dulce Italiano.


      Las podemos conservar en una lata cerrada, aunque creo que no será necesario pues son un vicio.