LANGUAJE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

martes, 29 de marzo de 2016

Solomillo de cerdo a la naranja

Hoy vamos a preparar unos ricos solomillos de cerdo ibérico, con una salsa muy rica dulce y cítrica que le va de maravilla, para este tipo de carne. Como veréis en la receta lo primero que he hecho ha sido preparar los ingredientes que vamos a utilizar (hacer el zumo, rallar la naranja y disolver la maicena en el agua), con esto nos ahorramos mucho tiempo y tenemos lista nuestra receta en 25 o 30 minutos como máximo. Comentaros que de esta forma queda una carne muy rica y jugosa, con un sabor delicioso. El solomillo es una pieza de carne procedente de la parte lumbar, alojado entre las costillas inferiores y la columna vertebral, más concretamente, encima de los riñones y debajo del lomo bajo, de ahí el nombre de so-lomillo. Se entiende por solomillo la pieza correspondiente al vacuno o al porcino, pues en otros animales el músculo es tan pequeño que no se despieza separadamente. El solomillo se considera en la cocina una pieza selecta de carne que se prepara de muy diversas formas.


INGREDIENTES:
- 2 Solomillos de cerdo (mejor ibérico)
- 1 Naranja grande (el zumo y la ralladura de la piel)
- 50 ml Coñac o ron negrita
- 2 Cucharadas de azúcar moreno (sopera)
- 2 Cucharadas de soja (sopera)
- 1 Cucharada de maicena (de las de postre)
- 150 ml de agua
- Aceite de oliva
- Sal
- Pimienta molida

PREPARACIÓN:
      Empezamos nuestra receta lavando muy bien nuestra naranja, una vez lavada rallamos la piel y reservamos, a continuación exprimimos el zumo y lo reservamos. A continuación ponemos en un vaso los 150 ml de agua, añadimos la cucharadita de maicena y la disolvemos en el agua, con ayuda de una cucharilla o tenedor y reservamos también.


      Seguidamente partimos nuestros solomillos en medallones, de aproximadamente 1,5 cm, una vez partido lo salpimentamos un poquito, sin abusar mucho de la sal, pues la receta lleva soja que es un poco sabrosa.


     A continuación ponemos un poquito de aceite en una sartén, la llevamos al fuego y doramos un poco los medallones de solomillo, por ambos lados, dejándolos al gusto de cada uno, aunque no hay que pasarlos mucho, para que queden jugosos por dentro, una vez dorados los sacamos de la sartén y reservamos.


     A continuación en la misma sartén que hemos dorado los solomillos, la ponemos en el fuego no muy alto y añadimos las dos cucharadas de azúcar morena, los 50 ml de coñac o ron y la ralladura de la naranja, que teníamos reservada anteriormente, dejando en el fuego suave, un par de minutos aproximadamente, hasta que se evapore un poco el alcohol, dándole vueltas con una cuchara de madera, para que no se nos pegue.


      Seguidamente añadimos a la sartén el zumo de la naranja, las 2 cucharadas de soja y los 150 ml de agua con la maicena que teníamos disuelta, damos unas vueltas para que se mezcle todo bien.


      A continuación añadimos los medallones de solomillo, cubriéndolos con la salsa dejando cocer unos 4 o 5 minutos, para que la carne coja bien el sabor de la salsa. Pasado este tiempo comprobamos el punto de sal y si fuera necesario rectificamos.


      Con esto solo queda servir y disfrutar del sabor tan rico de este solomillo, lo podemos acompañar de unas patatas fritas, regadas con un poco de la salsa. 

domingo, 20 de marzo de 2016

Torrijas con aroma a Café

La receta de hoy son unas fáciles y deliciosas torrijas, aromatizadas con un toque de café. Como veréis la receta es bien sencilla. Solo se trata de empapar el pan con la leche aromatizada con la piel de limón, el palo de canela y el café soluble, siguiendo unos pasos. Una cosa importante es que al freír las torrijas, el aceite se va quedando con hilos de huevo tostado y un poquito negro, cuando veamos que sucede esto, colamos el aceite y seguimos friendo, nuestras torrijas, evitando de esta forma que se nos queden muy oscuras. Si optáis por hacer el almíbar de miel, lo que tenéis que hacer es poner en un cazo, 75 g de azúcar, 30 g de miel, una cucharada de brandy y 150 ml de agua, lo llevamos al fuego y dejamos reducir, unos 10 minutos, con cuidado de que no senos pegue, para ello le damos vueltas de vez en cuando.


INGREDIENTES:
- 1 Barra de pan de torrijas
- 1 l Leche (mejor entera)
- 12 g Café soluble (unas 5 cucharaditas de las de café)
- 4 Huevos
- 5 Cucharadas de azúcar
- 1 Ramita de canela
- La cascara de un limón
- Azúcar glas
- Aceite de oliva suave (para freír)

PREPARACIÓN:
     Lo primer que hacemos es lavar muy bien el limón, seguidamente lo  pelamos, procurando que sea solo la parte amarilla de la cascara. A continuación ponemos en un cazo, el litro de leche, la piel del limón, el palo de canela y las 5 cucharadas de azúcar.


      Lo llevamos al fuego, dándole vueltas de vez en cuando, para que se disuelva el azúcar y no se nos pegue en el fondo, cuando vaya a empezar a hervir retiramos del fuego. Seguidamente añadimos al cazo los 12 g de café soluble, mezclamos para que se disuelva y dejamos enfriar un poco.


      Mientras tanto partimos la barra de pan en rodajas, de aproximadamente 1,5 o 2 cm de grosor. Una vez partidas las vamos colocando en una fuente o bandeja. Seguidamente colamos la leche con el café que ya se habrá enfriado un poco, quitándole la piel del limón y el palo de canela.


      A continuación con ayuda de una cuchara vamos vertiendo la leche con el café, por encima de las rebanadas de pan, les damos la vuelta y las bañamos por el otro lado, para que se empapen bien, lo que nos sobre lo vertemos en la bandeja o fuente, para que el pan lo vaya absorbiendo.


      Seguidamente ponemos abundante aceite en una sartén, la llevamos al fuego para que se vaya calentando (sin que llegue a humear). Mientras tanto batimos un par de huevos en un plato con ayuda de un tenedor. Una vez que el aceite este caliente, pasamos las rebanadas de pan por el huevo batido y las vamos friendo por ambos lados, hasta que se doren un poquito.


      Según las vamos friendo las sacamos sobre un plato o fuente, cubierto con papel de cocina, para que escurran el exceso de aceite. Cuando veamos que necesitamos más huevos, batimos los 2 que nos quedan y seguimos friendo las torrijas, cuando estén todas fritas si nos ha quedado en la bandeja leche con café, se lo vertemos por encima.


      A la hora de servir las espolvoreamos con un poco de azúcar glas, no antes pues la torrija la absorbería enseguida.


      También les podemos hacer un almíbar con un poco de miel y agua, y vertérselo por encima a las torrijas, eso como más os guste. 

martes, 15 de marzo de 2016

Patatas rellenas de atún

Hoy vamos a preparar unas deliciosas y exquisitas patatas rellenas de atún, que como veréis son muy fáciles de preparar. Las patatas para esta receta convienen que sean de buena calidad, y con una piel limpia. Yo para rellenarlas las he cocido pero también las podemos asar en el horno, o en el microondas como os resulte mas fácil. Recordaros que el horno lo tenéis que encender unos 10 minutos antes, de que tengamos las patatas listas para gratinar, para que se vaya precalentando, la bandeja la ponéis mas bien en la parte de arriba, pues solo se trata de que se gratine el queso y se calienten un poco las patatas. Espero que os guste y os animéis a prepararlas.


INGREDIENTES:
- 6 Patatas medianas (cocidas o asadas)
- 2 Latas de atún en aceite (pequeñas)
- 25 g Mantequilla
- 3 Lonchas de queso (tipo tranchetes)
- 5 o 6 Cucharadas de tomate frito
- Queso rallado para gratinar (4 quesos)
- 2 Pimientos de piquillo
- Orégano
- Sal

PREPARACIÓN:
      Empezamos nuestra receta lavando muy bien nuestras patatas, una vez bien lavadas ponemos abundante agua en una cacerola, añadimos las patatas y las llevamos al fuego, cociéndolas aproximadamente 20 minutos, dependiendo del tamaño de las patatas, de todas formas no tienen que estar demasiado cocidas, no se tienen que deshacer. Pasado este tiempo retiramos del fuego y las sacamos del agua caliente, mojándolas con agua fría para romper la cocción, y dejamos que se enfríen un poco.


      A continuación una vez que las patatas estén listas, les cortamos la parte de arriba y las vaciamos con ayuda de un sacabocados o una cuchara dejando un poco de de la carne con la piel, formando como se suele decir una especie de barquitas.


      Seguidamente  ponemos la pulpa que le hemos quitado a las patatas, en un  plato o bol, y con ayuda de un tenedor las aplastamos para hacer un puré, no hace falta que el puré sea muy fino. A continuación salamos un poquito y añadimos los 25 g de mantequilla en trocitos pequeños, mezclándola con el puré de  patatas, añadimos las tres lochas de queso (tipo tranchetes) en trocitos pequeños mezclando también con el puré de patatas.


   Seguidamente añadimos las dos latitas de atún, mezclando de nuevo todos los ingredientes, por ultimo añadimos el tomate frito y un poquito de orégano, mezclando todo muy bien.


      A continuación vamos rellenando nuestras barquitas de patata con esta mezcla que hemos preparado. Una vez rellenas les ponemos por arriba, un poco de queso rallado (cuatro queso) para gratinar.


      Seguidamente las ponemos en una bandeja o fuente acta para el horno y le espolvoreamos un poquito de orégano. A continuación las metemos en el horno, que previamente tenemos precalentado, por la parte de arriba a 225º, durante aproximadamente 10 minutos, lo que tarde el queso en gratinarse, y se doren un poquito. Pasado este tiempo sacamos del horno y servimos calentitas.


      Podemos servirlas como tapa, aperitivo, entrante, etc. 


       ¡Están de vicio!

sábado, 12 de marzo de 2016

Arroz con bacalao

La receta de hoy es un arroz con bacalao, fácil de preparar y muy rico, el bacalao yo lo he puesto en tajadas, pero si queréis lo podéis desmenuzar un poco, a la hora de añadirlo al arroz. Yo lo he preparado como si fuera una paella, pero si os gusta lo podéis dejar un poco caldoso, que también esta buenísimo, eso ya depende de vuestro gusto. También le podemos añadir unas gambas que también le van muy bien. La medida del caldo para dejarlo tipo paella es un poco más del doble de caldo que de arroz, también depende mucho del tipo de arroz que utilicemos, pues alguno absorbe más agua que otros. Comentaros que si lo hacéis tipo paella, una vez que le echemos el caldo, bajamos el fuego y procuramos no moverlo con la cuchara, si lo tuviéramos que mover lo hacemos, moviendo la paella en círculos.


INGREDIENTES para 4 personas:
- 400 g Arroz
- 650 g Bacalao (desalado)
- 6 Palitos de cangrejo
- 2 Tomates
- 1 Cebolla
- 1 Pimiento verde
- 2 Pimientos de piquillo
- 2 Ajos
- 1 Cucharada de carne de pimiento choricero
- Caldo de verduras o de ave
- Un poquito de nuez moscada (aproximadamente ½ cucharadita)
- Colorante alimenticio
- Aceite de oliva
- Sal
- Pizca de azúcar

PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es desalar nuestro bacalao, para ello lo tenemos que tener en agua, como mínimo, 24 horas, cambiándole el agua 3 o 4 veces, esto lo tenemos que tener listo antes de hacer nuestro arroz. Seguidamente pelamos y picamos la cebolla, el pimiento verde, los tomates y los dos ajos.


      Seguidamente ponemos en nuestra paellera, un chorrito de aceite de oliva y la llevamos al fuego, una vez que esté caliente el aceite, añadimos las tajadas de bacalao y las freímos un poquito por ambos lados, con cuidado que no se deshagan. Una vez selladas un poquito las sacamos y las reservamos, para más adelante.


A continuación en el mismo aceite donde hemos sellado el bacalao (si fuera necesario ponemos un poquito mas), añadimos la cebolla, el pimiento y los ajos, salamos un poquito y sofreímos a fuego medio, aproximadamente 4 o 5 minutos, hasta que la cebolla este pochadita. Cuando este sofrita la cebolla añadimos a la paellera, los tomates partidos en trocitos y una pizca de azúcar, para quitarle la acidez al tomate y sofreímos todo junto otros 3 o 4 minutos.


    Pasado este tiempo añadimos a la paellera el arroz y le damos unas vueltas con las verduras, aproximadamente 1 minuto.


      Seguidamente añadimos el caldo de verduras o de ave que este hirviendo (la cantidad de caldo, un poco más del doble que de arroz), añadimos también la cucharada de pulpa de pimiento choricero, la pizca de nuez moscada y un poquito de colorante. Mezclamos dándole un par de vueltas y salamos un poquito.


      A continuación añadimos las tajadas de bacalao que teníamos reservadas, repartiéndolas por toda la paellera y los 2 pimientos de piquillo, partidos en tiritas, dejamos cocinar unos 15 minutos, a fuego medio, si fuera necesario le añadimos un poco mas de caldo. Tres minutos antes de que este el arroz le añadimos los palitos de cangrejo (surimi), partidos en pedacitos. Pasado este tiempo retiramos del fuego y dejamos reposar unos 4 minutos, tapando la paellera con un paño.


      Con esto solo nos queda llevar a la mesa y saborear este rico plato de arroz con bacalao. 

domingo, 6 de marzo de 2016

Bastones de cabello de ángel

La receta de hoy son unos fáciles y ricos bastoncillos, de hojaldre rellenos de cabello de ángel. Como veréis son muy fáciles de preparar y sin ninguna complicación, pues solo se trata de hacer unas tiras, rellenarlas con el cabello de ángel, pintarlos con huevo batido, espolvorear un poco de azúcar y hornearlos. Como os comento al final de la receta, le podéis dar la forma que queráis, yo he preparado los bastoncitos y unos de tamaño de bocado, siguiendo los mismos pasos. Espero que os guste y os animéis a prepararlos pues están muy ricos.


INGREDIENTES:
- 1 Lámina de hojaldre
- 1 Lata de cabello de ángel
- 1 Huevo
- Azúcar moreno

PREPARACION:
      Lo primero que hacemos es encender el horno a 190º, por arriba y por abajo, para que se vaya precalentando. A continuación abrimos nuestra lamina de hojaldre y la dividimos en tiras de unos 20 cm por 4 cm, como veréis la he partido primero por la mitad y cada mitad en tiras de 4 cm.


      Seguidamente ponemos en el centro de cada tira un poquito de cabello de ángel y lo enrollamos en forma de espiral.


    A continuación cubrimos nuestra bandeja de horno, con papel sulfurizado (papel de hornear) y vamos colocando en ella, los bastones rellenos de cabello de ángel. Seguidamente batimos nuestro huevo, y con ayuda de una brocha de silicona, vamos pintando los bastones. Por último espolvoreamos por la superficie de los bastones, un poco de azúcar moreno, siendo un poquito generosos.


      Seguidamente metemos en el horno que ya estará precalentado a 190º, por arriba y por abajo, durante aproximadamente 20 minutos, este tiempo depende mucho de cada horno, pues no todos calientan igual, de todas formas estamos un poquito pendientes y cuando veamos que se doran un poquito, los sacamos del horno. Los dejamos enfriar un poquito y listos para degustar, estos fáciles y deliciosos bastones de cabello de ángel. 


      Como veréis en las fotografías les podemos dar la forma que queramos, yo también he preparado unos cuadraditos rellenos de cabello de ángel, siguiendo los mismos pasos sellándolos con un tenedor, y pinchándolos un poquito para que salgan los gases y que no se abran.


      Pero el proceso es el mismo, al igual que el resultado.