LANGUAJE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

domingo, 28 de febrero de 2016

Panecillos de desayuno

Hoy vamos a preparar unos ricos panecillos dulces, ideales para el desayuno o merienda. La Receta como veréis solo se trata de mezclar todos los ingredientes, hasta formar una masa, dividirla en panecillos y hornear. Como veréis son muy rápidos de preparar y con pocos ingredientes, sin necesidad de tener que esperar a que la masa leve.  por eso los podemos preparar un  poco antes de que se levante la familia y ponerlos para el desayuno, disfrutando de ellos toda la familia. Si no queréis podéis suprimir el azúcar que le ponemos por arriba, eso depende de si sois muy golosos o no, yo los prefiero con el azúcar por arriba. 



INGREDIENTES:
- 300 g Harina
- 150 g Queso fresco batido o queso quark
- 3 Cucharadas Azúcar
- 5 Cucharadas de leche
- 6 Cucharadas aceite de girasol
- 1 Huevo
- 1 Sobre de levadura (química Tipo royal)
- 1 pizca de sal
- esencia de vainilla (o sobre de azúcar avainillado)
Para decorar:
        - 1 Yema de huevo
- 2 Cucharadas de azúcar

PREPARACION:
      Lo primero que hacemos es encender el horno a 180º, por arriba y por abajo, para que se vaya precalentando. A continuación ponemos en un vol los 300 g de harina, las 3 cucharadas de azúcar, el sobre de levadura y la pizca de sal, es decir todos los ingredientes secos. Con ayuda de un tenedor o mezclamos bien todos los ingredientes.


      Seguidamente añadimos al vol, el huevo, las 6 cucharadas de aceite de girasol, las 5 cucharadas de leche, los 150 g de queso batido y la esencia de vainilla, es decir todos los ingredientes líquidos.


      Con ayuda de un tenedor vamos mezclando bien, todos los ingredientes hasta que veamos que no podemos, en ese momento continuamos amasando con las manos bien limpias, bien en el mismo vol o encima de nuestra encimera o mesa de trabajo, espolvoreada con un poquito de harina.


      Amasamos hasta que veamos que tenemos una masa homogénea, aproximadamente 3 minutos, formando con ella una bola.


    Seguidamente cubrimos nuestra bandeja de horno, con papel sulfurizado (papel de hornear). A continuación vamos formando nuestros panecillos, dándoles forma de bola, no demasiado grandes, calcular que de la masa que hemos preparado, nos tiene que salir 10 o 12 panecillos. Según los vamos haciendo los ponemos en la bandeja de horno que hemos cubierto con el papel de hornear.


      Seguidamente batimos nuestra yema de huevo y con ayuda de una brocha de silicona, pintamos nuestros panecillos, A continuación ponemos en un platito, las 2 cucharadas de azúcar, le añadimos unas gotas de agua, para humedecerla, mezclándola un poquito, repartiéndola  por encima de los panecillos.


      A continuación metemos en el horno, que ya estará precalentado a 180º, por arriba y por abajo, durante aproximadamente 25 o 30 minutos, dependiendo de cada horno. Pasado este tiempo sacamos del horno y dejamos templar un poquito.


      Con esto tenemos listos nuestros panecillos, para degustarlos. Estos panecillos son ideales para el desayuno y están muy buenos con un poquito de mermelada, queso, mantequilla, nocilla, etc. como más nos guste a cada uno. 


domingo, 21 de febrero de 2016

Plum cake de manzana, nueces y especies

La receta de hoy es un rico y sabroso Plum Cake de nueces, manzanas con especies, que le dan un toque extraordinario y muy rico. La receta como veréis es muy sencilla, solo tenemos que ir mezclando todos los ingredientes, siguiendo un orden. Hoy en día se suele preparar de muchas maneras, aunque el original, suele ser de frutas confitadas y frutos secos, lo suelen tomar mucho los ingleses, junto con una buena taza de té. La historia cuenta que el plumcake fue inventado por Giovanni Plum, que una mañana estaba horneando un bizcocho en la ciudad de Pompeya, cuando de repente el Monte Vesubio hizo erupción. Giovanni salió corriendo de casa con el bizcocho en las  manos, cuando al pasar por una frutería, trozos de lava hicieron explotar gran cantidad de frutas y frutos secos que cayeron en el bizcocho de Giovanni, fue así como por accidente nació el Plum cake.


INGREDIENTES:
- 180 g Harina
- 180 g Mantequilla en pomada (a temperatura ambiente)
- 125 g Azúcar
- 100 g Nueces picadas
- 3 Huevos
- 1 Manzana grande
- 3 Cucharaditas de levadura química en polvo (tipo Royal)
- 2 Cucharaditas de jengibre en polvo (molido)
- 2 Cucharaditas de canela en polvo
- ½ Cucharadita de clavo molido
- ½ Cucharadita de nuez moscada en polvo
- Una pizca de sal
- 2 Nueces para decorar (opcional)  

PREPARACION:
      Empezamos nuestra receta, pesando y midiendo todos  los ingredientes para tenerlos a mano, esto nos ahorrara tiempo en la cocina, esta regla es muy útil para todas las recetas. Seguidamente encendemos el horno a 180º, por arriba y por abajo, para que se vaya precalentando. A continuación ponemos en un vol los 180 g de mantequilla en pomada y los 125 g de azúcar. Con ayuda de unas varillas mezclamos o batimos todo muy bien, hasta conseguir una crema suave y cremosa.


      Seguidamente vamos añadiendo los huevos uno a uno, sin dejar de mezclar, es decir no añadimos un huevo, hasta que el anterior este bien integrado con la crema.


      Una vez que tengamos los huevos incorporados, añadimos los 180 g de harina, la levadura, las especies y la pizca de sal, tamizando todo con ayuda de un colador.


      Con ayuda de las varillas mezclamos todo muy bien, hasta que todos los ingredientes estén bien integrados, y consigamos una crema suave y sin grumos.


       Seguidamente pelamos nuestra manzana, partiéndola en cuadraditos, y la añadimos al vol donde tenemos nuestra masa. A continuación añadimos también los 100 g de nueces picadas, en pedacitos pequeños (no que este molida).


     Acto seguido ayudándonos de una espátula de silicona, mezclamos todo muy bien, con movimientos envolventes. Seguidamente forramos nuestro molde con papel sulfurizado (papel de hornear), si no tenemos papel de hornear, podemos untar nuestro molde con un poquito de mantequilla o margarina, y le espolvoreamos un poquito de harina.


      A continuación vertemos nuestra mezcla en el molde, extendiéndola por todo el molde con ayuda de la espátula de silicona, también damos unos golpecitos al molde, para que no nos quede ninguna burbuja de aire. Seguidamente metemos en el horno que ya estará precalentado a 180º, por arriba y por abajo, durante aproximadamente unos 45 minutos. Como se suele decir cada horno es un mundo, de todas formas para saber si nuestro plum cake está listo, lo pinchamos con una aguja de punto, un palillo o la punta de un cuchillo, y cuando esta salga limpia, estará listo nuestro plum cake. Pasado este tiempo sacamos del horno y dejamos enfriar un poco, antes de desmoldarlo.


      Lo podemos dejar tal cual o ponerle por arriba un par de nueces, partidas para decorarlo, eso ya como mas os guste. 


      Espero que os guste y os animéis a prepararlo, no os defraudara pues esta muy bueno.

jueves, 18 de febrero de 2016

Trufas de avena cacao y coco

Hoy vamos a preparar unas deliciosa e impresionantes trufas de avena y cacao, rebozadas en coco. La receta se la tenemos que agradecer a nuestra amiga Amalia, que ha tenido la amabilidad de pasarme la receta, para que la comparta con todos vosotros. Como veréis es una receta de lo más sencilla, que hasta los más pequeños de la casa nos pueden ayudar, pues solo se trata de mezclar los ingredientes, formar unas bolitas y rebozarlas en coco rallado. Yo como os digo en la receta he rebozado unas pocas en coco y otras en cacao, de cualquiera de las dos formas están deliciosa y son todo un vicio. Son ideales para regalarlas o hacerlas para cualquier fiesta que tengamos. (MUCHAS GRACIAS AMALIA)


INGREDIENTES:
- 175 g Avena fina
- 100 g Azúcar glas
- 115 g Mantequilla en pomada (blanda)
- 4 y ½ Cucharadas de cacao sin azúcar (Valor, etc.)
- Coco rallado
- Cacao en polvo (opcional)

PREPARACION:
      Lo primero que hacemos es preparar todos los ingredientes para tenerlos a mano, esto nos ahorrara tiempo en la cocina, esta regla es muy útil para todas las recetas.


      Seguidamente ponemos en un bol, los 175 g de avena, los 100 g de azúcar glas, las 4 y ½ cucharadas de cacao y los 115 g de mantequilla (la mantequilla tiene que estar blandita, si fuera necesario la podéis meter unos segundos en el microondas), es decir todos los ingredientes menos el coco rallado.


      A continuación con ayuda de un tenedor mezclamos bien todos los ingredientes, hasta que consigamos una masa.


      Seguidamente con las manos bien limpias, vamos formando bolitas pequeñas, un poquito más grande que una canica. A continuación ponemos en un vol pequeño, un poquito de coco rallado y vamos rebozando las bolitas. Yo he rebozado unas pocas con coco y otras con cacao en polvo.


      Las conservamos en la nevera hasta la hora de servirlas. Una cosa si os digo, son muy peligrosas pues son un vicio. 


¡DELICIOSAS!

jueves, 11 de febrero de 2016

Pan milagro de ajo y orégano

Para hacer la masa de este pan no necesitamos, ningún conocimiento especial, se trata simplemente de mezclar bien todos los ingredientes, incorporando la sal en el orden que se explica en la receta. Recordaros que si nos gusta lo podemos modificar, añadiéndole cereales, pipas, sésamo, etc. Comentaros también que el horno no es necesario precalentarlo, se hornea empezando con el horno frio. Se le llama "Pan milagro", ya que es un pan que no necesita levados;  amasamos y al horno el cual no lo precalentamos. Y pese a todo esto, sale un pan más que aceptable. Yo he utilizado una amasadora pero lo podemos hacer sin ninguna dificultad a mano en estos enlaces os dejo como amasar a mano este tipo de pan. (Como amasar pan milagro, pan de cebolla).


INGREDIENTES:
- 310 g Harina de fuerza
- 175 ml Agua (templada)
- 20 ml Aceite  
- 15 g Levadura fresca
- 4 Ajos
- 2 Cucharadas de orégano (seco)
- Ajo en polvo o molido (una cucharada rasa)
- Pizca de sal

PREPARACIÓN:
      Empezamos nuestra receta pelando y picando finamente los 4 ajos, una vez picados resérvanos junto a las dos cucharadas de orégano. A continuación ponemos en un vaso los 175 ml de agua templada y diluimos en ella los 15 g de levadura fresca.


      Seguidamente ponemos en un vol los 310 g de harina, los 20 ml de aceite, el ajo picado y el orégano, la cucharada de ajo molido y el agua con la levadura disuelta. Con ayuda de la amasadora si disponemos de ella amasamos durante 5 minutos, pasado este tiempo añadimos la pizca de sal y amasamos otros 4 minutos. Si no tenemos amasadora lo podemos hacer a mano, siguiendo los mismos pasos, amasamos todo unos 6 o 7 minutos, si vemos que en el bol no podemos amasar, lo haremos en la mesa de trabajo, espolvoreando un poquito de harina. Pasado este tiempo añadimos la sal y seguimos amasando otros 5 minutos, aproximadamente, con movimientos firmes.


      Una vez que tenemos nuestra masa lista formamos con ella una bola. A continuación engrasamos con un poquito de aceite, un recipiente tipo pírex que tenga tapa, y le espolvoreamos un poquito de harina. Introducimos nuestra masa en el recipiente engrasado y le damos unos cortes, con un cúter o un cuchillo bien afilado, no os preocupéis si los cortes no salen perfectos, le dará una forma rustica.


     Seguidamente pincelamos con un poquito de aceite, le espolvoreamos un poquito de orégano y un poquito de harina.


     Seguidamente tapamos y metemos en el horno a 220º durante unos 40 minutos aproximadamente, hasta que veamos que está hecho. Recordaros que el horno no es necesario que este precalentado.    Una vez horneado sacamos del molde y lo ponemos a que enfrié encima de una rejilla o un paño.


      Una vez frio lo tenemos listo para llevar a la mesa y degustar este rico pan de ajo y orégano.


¡Espero que os guste y lo preparéis, pues esta buenísimo!

sábado, 6 de febrero de 2016

Orejas de carnaval (Orellas de carnaval)

Hoy vamos a preparar unas típicas, ricas, deliciosas orejas de carnaval (orellas de carnaval). Es una receta sencilla, con ingredientes muy comunes, la única complicación que tiene, es que la masa la tenemos que dejar muy fina, esto lo conseguimos a la hora de estirarla, humedeciendo una superficie de trabajo plana y nuestro rodillo con un poquito de aceite. De esta forma conseguiremos una masa muy fina y al freírlas, estarán ligeras y crujientes. Lo suyo es que le demos forma de oreja pero eso ya depende de cada uno, yo las he ido cortando, rectangulares, cuadradas, etc. eso ya depende de vosotros. Con esta cantidad de ingredientes salen bastantes orejas, pero la verdad es que se comen solas y unas que das y las que te comes tú, se terminan rápido. Espero que os gusten y disfrutéis de este típico postre de carnaval. 


INGREDIENTES:
- 400 g Harina
- 60 g Manteca de cerdo Ibérica  o mantequilla
- 35 ml Anís
- 100 ml Agua (tibia)
- 30 g Azúcar
- 2 Huevos
- Esencia de limón (o ralladura de un limón)
- ½ Cucharadita de levadura química (de las de café)
- Pizca de sal
- Aceite de girasol para freírlas
- Azúcar y canela para espolvorear por encima

PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es preparar todos los ingredientes para tenerlos a mano, esto nos ahorrara tiempo en la cocina. Seguidamente ponemos en un bol amplio todos los ingredientes menos la harina, la media cucharadita de levadura y la pizca de sal, es decir, los 2 huevos, los 30 g de azúcar, los 35 ml de anís, la manteca o la mantequilla derretida, los 100 ml de agua tibia y la esencia o ralladura de limón.


      Con ayuda de unas varillas eléctricas o unas manuales o un tenedor mezclamos todo muy bien, hasta formar una crema homogénea. Seguidamente añadimos al vol la harina, junto con la levadura y la sal, tamizándola con ayuda de un colador. Amasamos todo muy bien, cuando veamos que tenemos una masa un poco  consistente, espolvoreamos un poquito de harina en la mesa de trabajo o en la encimera y terminamos de amasar un par de minutos, hasta que nos quede una masa elástica y que no se nos pegue a las manos, si fuera necesario añadimos un poquito más de harina, pero sin pasarnos.


      Si disponemos de amasadora como es mi caso, amasamos en el vol de la amasadora durante 5 minutos. Una vez que tengamos la masa lista la envolvemos con film transparente y la dejamos reposar una hora.


      Pasado este tiempo, untamos con un poquito de aceite, la superficie plana donde vamos a estirar la masa y nuestro rodillo, no utilizar harina solo aceite para que no se pegue. A continuación vamos cogiendo porciones de masa, del tamaño de una nuez y la estiramos bien finas con ayuda de rodillo, dejándolas lo más fina posible (contra más finas mejor). Yo las hago de poco en poco, mientras se fríen unas voy estirando las otras. Una vez bien estirada las vamos cortando, le podéis dar la forma que queráis, lo suyo es que tengan forma de orejas, pero es demasiado complicado. 


      En una sartén ponemos aceite de girasol en una sartén y la llevamos al fuego, una vez que esté caliente, vamos friendo un par de minutos por ambos lados, hasta que se doran un poco. 



      Según las vamos friendo las ponemos en una fuente o plato con papel de cocina, para que escurran y absorba el exceso de aceite. A continuación mezclamos un poco de azúcar con un poquito de canela y vamos pasando por ella nuestras orejas.


      Solo comentaros que están de vicio y una vez que las pruebes ya es difícil parar.