LANGUAJE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 25 de mayo de 2015

Rosas de hojaldre y manzana

La receta de hoy son unas deliciosas, ricas y vistosas flores o rosas de hojaldre y manzana, que como veréis no tienen ningún misterio, en su preparación. Como os digo en la receta al escaldar las láminas de manzana, en el almíbar es mejor hacerlo en 3 o 4 veces, para que no se peguen unas a otras. El ponerle canela también es opcional, dependiendo de nuestros gustos. Lo que si os recomiendo es que utilicéis moldes de silicona, pues aparte de ser más fácil desmoldarlas, nuestras flores no se abrirán. Espero que os gusten y os animéis a prepararlas.



INGREDIENTES: (para unas 20 unidades)
      - 2 Láminas de hojaldre fresco     
      - 2 o 3 manzanas (tipo fuji)
      - 3 Cucharadas de mermelada (melocotón, manzana, etc.)
      - 3 Cucharadas de azúcar
      - El zumo de un limón
      - Azúcar
      - Canela en polvo (opcional)
      - Azúcar glasse
      - Agua

PREPARACIÓN:
      Empezamos nuestra receta poniendo en una cacerola más bien amplia, unos 250 ml de agua, el zumo del limón y las tres cucharadas de azúcar, llevamos al fuego para que se vaya calentando. Mientras tanto lavamos muy bien las manzanas sin pelar, y las secamos con un poco papel de cocina. Una vez secas las partimos por la mitad y las descorazonamos. A continuación las partimos en láminas de 2 mm de grosor aproximadamente.


      Una vez que las tenemos partidas las ponemos en la cacerola que tenemos en el fuego, con el agua el zumo del limón y el azúcar, y las dejamos hervir 2 o 3 minutos, para que se queden maleables, pero que no se deshagan, esta operación es mejor hacerla en 3 o 4 veces, para que se mantengan enteras las laminas de manzana y no se peguen unas a otras. Pasado este tiempo las vamos sacando de la cacerola, con ayuda de una espumadera y las vamos depositando, sobre un paño de cocina, para que escurran, reservando el almíbar que nos ha quedado de cocerlas.


      Seguidamente abrimos nuestra lámina de hojaldre, enharinamos un poquito la mesa de trabajo y con ayuda de un rodillo de cocina o una botella, la estiramos un poquito. Una vez estirada la partimos en tiritas de 2 o 3 centímetros.


      A continuación en un bol o cuenco, ponemos, la mermelada (de manzana, melocotón, albaricoque, etc.) y le añadimos un par de cucharadas del almíbar de cocer las manzanas, para diluirla un poco. A continuación con ayuda de una brocha, humedecemos con el almíbar, un poquito las capsulas de magdalenas (no hay que humedecerlas mucho), donde vamos a cocer nuestras rosas y le añadimos un poquito de azúcar, para que cuando las horneemos, se forme un poquito de caramelo en el fondo (las capsulas mejor si son de silicona).


    Seguidamente pintamos cada tira de hojaldre con un poquito de mermelada, y le espolvoreamos un poquito de canela (esto es opcional). Una vez pintada con la mermelada le ponemos las laminas de manzana, sobre las tiras de hojaldre, dejándolas que sobresalgan un pelín, por la parte de la piel, enrollamos las tiras formando una flor o rosa, según vemos en las fotografías.


      A medida que las vamos enrollando las vamos depositando, en las capsulas que hemos preparado anteriormente, con el almíbar y el azúcar, poniéndolas sobre la bandeja del horno y le espolvoreamos un poquito de azúcar.


      Seguidamente las metemos en el horno, que previamente tenemos precalentado a 190º, por arriba y por abajo, durante aproximadamente 35 o 40 minutos, dependiendo de cada horno, porque como se suele decir, cada horno es un mundo a la hora de hornear. De todas formas estamos un poco pendientes y cuando veamos que nuestras rosas están doradas las sacamos. Dejamos templar un poquito y desmoldamos, antes de que se enfríen del todo, para que el caramelo no se pegue al molde, aunque si se pega no pasa nada. Una vez desmoldadas les espolvoreamos un poco de azúcar glasse.


      Con esto solo nos falta llevar a la mesa y degustar estas ricas rosas de hojaldre y manzana.


miércoles, 13 de mayo de 2015

Costrada Soriana

La receta de hoy es una típica tarta de la provincia de Soria, conocida con el nombre de costrada. Una tarta prácticamente igual a esta la ha preparado nuestra amiga y compañera bloguera Palentina, que hace unos días la ha publicado en su blog (http://palentina.blogspot.com.es/), comentándonos que esta tarta o postre también es típica en la provincia de Ávila, con la pequeña variación, que solo lleva una capa de hojaldre, el resto de la receta es lo mismo, si queréis visitar os diré que está lleno de recetas buenísimas. Como veréis la receta es muy fácil y con muy pocos ingredientes, pero el resultado es fabuloso y esta buenísima. Yo he utilizado una lámina de hojaldre rectangular, pero igualmente puede ser redonda, dándole a la tarta la forma que queramos, lo que si tenemos que tener en cuenta, es dejar suficiente hojaldre para desmenuzar, pues esto le da a nuestra costrada, un  toque crujiente muy bueno. Espero que os guste y os animéis a prepararla, aunque corréis el peligro de tener que hacer de esta costrada un postre o tarta habitual, en vuestra mesa. 


INGREDIENTES:
      - 1 Lámina de hojaldre fresco     
      - 500 ml Nata (para montar)
      - Crema pastelera (receta de crema pastelera aquí, Termomix y Tradicional)
      - 4 Cucharadas de azúcar
      - Azúcar glasse

PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es encender el horno a 190º, por arriba y por abajo, para que se vaya precalentando. Seguidamente abrimos nuestra lámina de hojaldre y sin estirar, la dividimos en dos partes, dejando una parte más grande que otra, depende del tamaño, que le vallamos a dar a nuestra costrada. A continuación ponemos el hojaldre en la bandeja del horno, sin quitarla del papel donde viene envuelta, si no tendríamos que forrar nuestra bandeja, con papel sulfurizado o de hornear. Metemos la bandeja en el horno y dejamos cocer a 190º, durante aproximadamente 12 o 15 minutos, hasta que veamos que se ha dorado un poquito nuestro hojaldre. Pasado este tiempo sacamos del horno y dejamos enfriar.


      Mientras tanto vamos a montar nuestra nata, para ello ponemos en un bol, los 500 ml de nata y con ayuda de unas varillas, si son eléctricas mejor, montamos nuestra nata, cuando veamos que prácticamente está montada añadimos las 4 cucharadas de azúcar y montamos otro poco, hasta que el azúcar este incorporada y nuestra nata haga picos, ojo si nos pasamos al montarla, la nata se convertirá en mantequilla, una vez montada metemos en el frigorífico y reservamos. Un par de trucos para montar nuestra nata, es que a la hora de montarla tiene que estar bien fría, y si queremos que la nata tenga más consistencia, cuando la tengamos prácticamente montada, le podemos añadir un par de cucharaditas de leche en polvo o un poquito de maicena.


      Seguidamente el hojaldre que vayamos a utilizar, para el relleno de nuestra costrada o tarta, lo abrimos horizontalmente, como si fuera para un bocadillo, procurando  no romperlo, y reservamos, el otro trozo de hojaldre que hemos horneado, lo desmenuzamos con las manos.


      A continuación en la bandeja donde vayamos a presentar nuestra costrada, ponemos por los bordes un poco de papel de aluminio, para que esta no se nos manche.


      Acto seguido ponemos una de las partes del hojaldre que hemos abierto (la parte de abajo que es más plana), sobre la bandeja y con ayuda del reverso de una cuchara o con una espátula de silicona, extendemos una buena capa de crema pastelera, cubriendo toda la superficie, contra mas crema pongamos, mas subirá nuestra costrada, por eso hay que ser generosos. Seguidamente ponemos encima la otra parte del hojaldre que hemos abierto, con la parte mas hinchada sobre la crema, para que nuestra costrada nos quede lisa.


      A continuación sacamos la nata que hemos montado anteriormente y cubrimos con abundante nata, toda la superficie y los laterales de la costrada.


      Una vez que hemos repartido bien la nata, le espolvoreamos generosamente por toda la superficie y laterales, el hojaldre desmenuzado, que hará que nuestra costrada tenga una capa crujiente.


    Seguidamente espolvoreamos por toda nuestra costrada, azúcar glasse. Retiramos los trozos de papel de aluminio de   nuestra bandeja y tenemos lista esta rica costrada o tarta, típica de Soria.


      Meter en el frigorífico hasta la hora de servir. 


jueves, 7 de mayo de 2015

Flan de huevo casero

La receta de hoy es un postre muy rico y como se suele decir, de toda la vida, se trata de un flan de huevo. Muchas veces nos complicamos la vida en preparar postres, cuando la mayoría de las veces, los postres más simples y que ya preparaban, nuestras madres y abuelas, son los más ricos, como es el caso de este flan de huevo. La receta como veréis solo se trata de mezclar bien, todos los ingredientes menos el caramelo cocerlo en el horno al baño maría. El caramelo si queremos lo podemos preparar nosotros, fundiendo 100 g de azúcar con 4 cucharadas de agua, hasta que coja un color dorado, yo he utilizado caramelo preparado.  El único pero que tiene esta receta, es que si lo preparamos nos dejara de gustar el flan que compramos ya preparado, pues no tiene nada que ver uno con otro.


INGREDIENTES:
      - 500 ml Leche (mejor entera)
      - 6 Huevos (clase L)
      - 100 g Azúcar
      - Caramelo liquido

PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es encender el horno a 190º, por arriba y por abajo, para que se vaya precalentando, con la bandeja o rejilla en la parte de abajo. Metemos en el horno un recipiente que aguante el calor, con agua para que se vaya calentando, tener en cuenta que este recipiente, tiene que ser lo suficientemente grande, para sumergir en él la flanera, para poder hacerlo al baño maría.


      Seguidamente ponemos en un bol los 6 huevos y los 100 g de azúcar.


      Con ayuda de una varilla, manual o eléctrica mezclamos bien, a continuación añadimos los 500 ml de leche y seguimos mezclando bien, todos los ingredientes.


      A continuación caramelizamos nuestro molde con caramelo liquido (ya sea industrial o casero), cubriendo el fondo y un poquito las paredes, no es necesario poner mucho caramelo. Seguidamente vertemos la mezcla en la flanera o recipiente.


      A continuación metemos en el horno (dentro del recipiente con el agua) y cocemos al baño maría, aproximadamente 45 minutos, dependiendo de cada horno y del tamaño de nuestra flanera o recipiente. Si vemos que la parte de arriba se empieza a quemar, le podemos poner un trozo de papel de aluminio. De todas formas para saber si esta hecho tenemos que pinchar con una aguja o la punta de un cuchillo, estará listo el flan cuando esta salga limpia. Comentaros también que si utilizamos flaneras individuales, el tiempo de cocción es inferior, aproximadamente 25 minutos. Una vez cocido sacamos del horno con cuidado de no quemarnos y dejamos enfriar un poquito.


      Una vez frío desmoldamos, y listo para degustar, si son flaneras individuales, lo podemos conservar en ellas y desmoldar a la hora de llevarlos a la mesa.


      Podemos servirlo con un poquito de nata montada, aunque creo que no es necesario. 

sábado, 2 de mayo de 2015

Codornices escabechadas

Hoy vamos a preparar unas codornices escabechadas, que están muy ricas. La manera que había antiguamente de conservar los alimentos, era utilizando vinagre y sal, hoy en día eso ha cambiado, pero el escabeche sigue perdurando, sobre todo para la carne de caza y el pescado, dando paso a su elaboración para recetas. Se pueden escabechar muchos alimentos como por ejemplo, conejo, perdiz, pollo, sardinas, jureles, caballa, etc. Yo las codornices las he dividido en 4 trozos, pero si preferimos las podemos dejar enteras, eso como mas nos guste. También podemos utilizar las codornices escabechadas, para acompañar las ensaladas.  Espero que os guste y os animéis a preparar estas ricas codornices escabechadas. Al final de la entrada os dejo un par de fotografías de la inauguración del evento, 2º Fashión picnic La Moraleja Green al que fui invitado, un picnic con mucho Glamour.



INGREDIENTES:
      - 4 Codornices
      - 1 Cebolla (grande)
      - 4 Zanahorias
      - 5 Ajos
      - 2 Hojas de laurel
      - 8 Granos de pimienta
      - 4 Clavos
      - 125 ml Vinagre
      - 100 ml Vino blanco
      - Sal
      - Pimienta molida
      - Poquito de agua

PREPARACIÓN:
      Empezamos nuestra receta limpiando nuestras codornices de las plumillas que pudieran tener, si disponemos de cocina de gas o un soplete mejor. Una vez limpias de plumillas partimos cada una en cuatro trozos (dos contra muslos y dos pechugas), las lavamos con abundante agua y las dejamos escurrir o las secamos con un poco papel de cocina.


      Seguidamente pelamos y picamos la cebolla en juliana, las zanahorias en rodajas y los ajos que los dejamos pelados pero enteros.


      Seguidamente ponemos un chorrito de aceite en una cacerola y la llevamos al fuego, salpimentamos las codornices y las vamos sofriendo un poco en el aceite. Una vez fritas las sacamos en un plato y las reservamos.


   A continuación en el mismo aceite donde hemos sofrito las codornices, sofreímos o pochamos las verduras, es decir la cebolla, las zanahorias y los ajos, durante aproximadamente 5 minutos, con el fuego medio hasta que la cebolla este transparente, salándolas un poquito y dándole vueltas de vez en cuando con una cuchara de madera.


      A continuación añadimos a la cazuela las codornices, las 2 hojas de laurel, los 8 granos de pimienta y los 4 clavos, y le damos un par de vueltas con las verduras.


      Seguidamente añadimos a la cacerola los 100 ml de vino blanco y dejamos reducir un poquito para que se evapore el alcohol. Seguidamente añadimos a la cacerola los 125 ml de vinagre, damos un par de vueltas y añadimos un poquito de agua, hasta que cubra las codornices.


      Dejamos hervir a fuego medio aproximadamente 25 minutos, comprobamos el punto de sal y si fuera necesario rectificamos, retiramos del fuego y dejamos enfriar.


      Este plato esta mejor si lo preparamos y lo comemos pasado 1 o 2 días, para que la carne tome bien el sabor del escabeche.


Lo podemos conservar en  el frigorífico por lo menos 15 días. 


Fashión picnic La Moraleja Green 



      Ahora que la primavera ya se ha instalado entre nosotros, cualquier rincón verde de la ciudad de Madrid es perfecto para disfrutar al aire libre y hacer un picnic luciendo las mejores tendencias y colores de esta temporada, es hora de salir y celebrar la primavera. Del 23 de abril al 16 de mayo podrás visitar nuestra exposición “Escapadas Picnic” donde te contaremos de manera muy visual, las claves del uniforme necesario para deleitarse con un picnic inolvidable en diferentes lugares de Madrid, junto con la receta perfecta que no puede faltar en tu cesta de paja. 


Apúntate a los talleres gratuitos.