LANGUAJE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

viernes, 26 de septiembre de 2014

Cocos artesanos

Hoy vamos a preparar unos cocos artesanos, muy ricos con pocos ingredientes y fáciles de preparar. La receta es de una revista antigua que tengo por casa y la cocinera es la gran repostera Eva Arguiñano. Si os gusta el coco os recomiendo que la preparéis, pues están buenísimos. Comentaros que el coco tiene notables propiedades, por su contenido en magnesio, asociado al potasio y al calcio, que favorece a uñas, cabello y dientes.



INGREDIENTES:
      - 300 g de coco rallado
      - 150 g Azúcar
      - 2 Huevos
      - Una nuez de mantequilla

  
PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es encender el horno a 170º, por arriba y por abajo para que se vaya precalentando, mientras preparamos los cocos. Seguidamente ponemos en un bol amplio, los 2 huevos y los 150 g de azúcar.


      Con ayuda de unas varillas batimos muy bien, hasta conseguir una mezcla blanquecina y espumosa.


      A continuación vamos añadiendo los 300 g de coco rallado, poco a poco y vamos mezclando con una cuchara o espátula de madera.


      Seguidamente cubrimos nuestra placa de horno, con una lámina de papel de horno (papel sulfurizado) y la engrasamos un pelín con la nuez de mantequilla. Si no tenemos papel de horno podemos engrasar directamente la bandeja del horno con mantequilla. A continuación con las manos bien limpias, hacemos pequeños montoncitos, dándoles forma de pirámide (si somos hábiles esto lo podemos hacer con dos cucharitas, pero quedan mejor con las manos).


      Seguidamente metemos la bandeja en el horno que ya estará precalentado a 170º, durante aproximadamente 12 o 15 minutos, dependiendo de cada horno, de todas formas cuando veamos que se empiezan a dorar un poquito los sacamos. Una vez cocidos los dejamos enfriar, antes de quitarlos de la bandeja del horno.


      Con esto tenemos listos nuestros cocos artesanos para degustar (fácil verdad). 


lunes, 22 de septiembre de 2014

Conserva de pimientos

La receta de hoy son unos sabrosos pimientos en conserva, que son todo un vicio. Yo desde que vi la receta en el blog de nuestra amiga Mª José (cocinandoparaellos), que por cierto tiene un blog que está lleno de cosas buenísimas, ya los he preparado un par de veces. La receta como veréis es muy fácil de preparar, si preparamos más cantidad, los podemos poner en tarros esterilizados y conservarlos por bastante tiempo. También podemos utilizar otro tipo de pimientos, pero tenemos que tener en cuenta, que si son mas carnosos, el tiempo de cocción será un poquito más. Son ideales para acompañar cualquier tipo de plato, carne, pescado, etc.  Aunque un buen bocadillo tampoco está nada mal.


INGREDIENTES:
      - 1 k Pimientos tipo Italianos
      - 125 ml Vinagre (mejor de manzana)
      - 75 ml Aceite de oliva suave o girasol
      - 25 g Azúcar
      - 10 g Sal

  
PREPARACIÓN:
      Empezamos nuestra receta quitando las semillas o pepitas de su interior y los filamentos blancos. Una vez que les hemos quitado las pepitas los partimos en tiras y los lavamos bajo el grifo con abundante agua, dejándolos escurrir un poco.


      A continuación los ponemos en una cacerola amplia, añadiendo el resto de ingredientes es decir, los 25 g de azúcar, los 10 g de sal, los 125 ml de vinagre y los 75 ml de aceite.


       Seguidamente mezclamos todo y ponemos la cacerola en el fuego y una vez que rompa a hervir, contamos 10 12 minutos, dándole vueltas de vez en cuando, con una cuchara de madera.


      Con esto nuestros pimientos están listos para servir y saborearlos.


      Si hemos preparado más cantidad y los queremos envasar, tenemos que esterilizar los tarros, siguiendo estos pasos. Separamos las tapas de los tarros y aclaramos todo un poquito. Seguidamente ponemos las tapas en una cacerola con agua y las hervimos unos 8 minutos, cuando estén hervidas las dejamos, sobre un paño de algodón para que se sequen. A continuación ponemos los tarros en una cacerola, cubriéndolos de agua por completo, llevamos al fuego y dejamos hervir unos 30 minutos (Un truco para evitar que se golpeen y se puedan romper mientras la cocción, es poner en el fondo de la cacerola un paño de algodón). Una vez hervidos los ponemos boca abajo, sobre un paño de algodón, hasta que se sequen. Cuando estén secos los llenamos con nuestros pimientos y el líquido de la cocción, procurando que no quede ninguna burbuja de aire en su interior, los tapamos herméticamente.


      A continuación los ponemos en la cacerola con agua hasta el borde y los dejamos hervir a fuego lento unos 20 minutos, pasado este tiempo retiramos y los dejamos enfriar, si queremos podemos etiquetarlos, con la fecha que han sido embasados.


jueves, 18 de septiembre de 2014

Crujiente de hojaldre con higos

Hoy aprovechando que todavía estamos en temporada de higos, vamos a preparar una crujiente torta, tarta o coca de hojaldre con higos, muy fácil de preparar, pero con un sabor muy rico. Una cosa importante en esta receta si queremos que nos quede crujiente, es hornear el hojaldre y procurar que no suba y nos quede doradito. Lo ideal es ponerle peso al hojaldre cuando lo horneemos. Espero que con esta receta empiece ya a ponerme al día, pues estoy muy liado y no tengo tiempo para nada.


INGREDIENTES:
      - 1 Lamina de hojaldre (yo fresca de la marca Lidl)
      - Higos frescos (unos 20 higos)
      - Mermelada de higos
      - Mantequilla
      - Azúcar moreno

  
PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos abrir nuestra lamina de hojaldre y dividirla en dos partes rectangulares (esto es opcional, pues la podemos hacer sin partir, pero creo que sale demasiado grande). Tener en cuenta que si el hojaldre que vamos a utilizar es congelado, lo tenemos que sacar del congelador, antes de hacer la receta.


      A continuación forramos la bandeja del horno con papel de hornear (nos sirve en el que viene envuelta la lamina de hojaldre) y ponemos el hojaldre en ella. Cubrimos el hojaldre con papel de horno y ponemos encima peso para que el hojaldre no suba cuando lo horneemos, yo he utilizado otra bandeja de horno, pero si no disponéis de ella, podéis ponerle legumbres (garbanzos, judías, etc.).


      Metemos el hojaldre en el horno que previamente tenemos precalentado a 180º, por arriba y por abajo, durante aproximadamente 12 minutos, hasta que nuestro hojaldre se dore un poco. Mientras se dora el hojaldre vamos pelando nuestros higos, y los partimos cada uno en 2 o 3 lonchas, no muy finas, más bien gruesas.


      Una vez horneado el hojaldre sacamos del horno y untamos por toda la superficie, una capa de mermelada de higos.


      Seguidamente vamos poniendo las lonchas de higos por encima de la mermelada, cubriendo toda la superficie. A continuación espolvoreamos por encima un poco de azúcar moreno y ponemos también unos daditos de mantequilla.


      Seguidamente subimos la temperatura del horno a 200 gº (con calor solo por arriba), metemos nuestro hojaldre con los higos, azúcar y mantequilla, durante aproximadamente 5 minutos, hasta que se gratine un poco. Pasado este tiempo sacamos del horno, dejamos templar un poquito en la bandeja del horno.


      Con esto solo nos queda poner en una fuente y listo para degustar. Podemos tomarlo templado o frio como mas nos guste. 


lunes, 1 de septiembre de 2014

Doradas al limón

La receta de hoy son unas ricas y deliciosas doradas al horno, con un toque de limón muy rico. La receta no es nada complicada, simplemente se trata de preparar una maceración, y ponerles una cama de patatas, tomate y cebolla. Como comento en la receta nuestro pescadero no las puede dar limpias de tripas y escamas. La dorada (sparus aurata) es un pescado muy consumido dentro de la gastronomía Española. Su nombre común (dorada) viene de la franja dorada, que se encuentra entre sus dos ojos. La dorada es uno de los pescados más preciados, suele desarrollar su vida en aguas superficiales, poco profundas tanto de fondos arenosos como de roca.


INGREDIENTES para 4 personas:
      - 4 Doradas (tamaño ración)
      - 2 Patatas
      - 3 Tomates
      - 1 Cebolleta
      - 2 Limones
      - 2 Ajos
      - 2 Cucharadas de mostaza
      - 5 Granos de pimienta negra
      - 1 Ramillete de perejil fresco
      - 100 ml Vino blanco (una copita)
      - Aceite de oliva (3 cucharadas y un poquito para regar las verduras)
      - Sal

  
PREPARACIÓN:
      Antes de empezar a preparar nuestra receta, si queremos ahorrarnos trabajo, a la hora de comprar nuestras doradas, le diremos a nuestro pescadero habitual, que las prepare evisceradas (limpias de tripas) y desescamadas. Seguidamente las lavamos bien y con ayuda de un cuchillo las abrimos un poquito más, pero sin llegar a abrirlas del todo, una vez limpias las dejamos escurrir un poco.


      A continuación vamos a preparar un aliño para las doradas, para ello picamos el perejil fresco y lo ponemos en un mortero, junto con los 2 ajos pelados, los 5 granos de pimienta y un poquito de sal, machacamos hasta conseguir un majado.


      Seguidamente añadimos al mortero las 2 cucharadas de mostaza, 3 cucharadas de aceite de oliva, el zumo de uno de los limones y los 100 ml de vino blanco, mezclando bien todo el majado (Como veréis yo en este paso he tenido que cambiar de mortero, pues el primero que he utilizado, se ha quedado pequeño).


      Seguidamente hacemos unos 4 cortes en uno de los lomos de las doradas, salamos un poquito y con ayuda de una brocha, repartimos el majado, por todas las partes de las doradas, incluyendo el vientre y los cortes que les hemos hecho, reservándolas para más adelante y que vayan tomando el sabor del majado.


      A continuación pelamos las 2 patatas, las lavamos y partimos en rodajas. Lavamos los 3 tomates y también los partimos en rodajas. Pelamos la cebolleta y la picamos en trocitos.


      A continuación con un poquito de aceite, engrasamos la bandeja del horno. Una vez engrasada formamos una cama, poniendo en este orden, las rodajas de patatas, las rodajas de tomate y la cebolleta, salamos un poquito al gusto de cada uno y ponemos regamos un pelín con unas gotas de aceite.


      Seguidamente metemos la bandeja con las patatas, tomates y cebolleta en el horno, que previamente tenemos precalentado a 190º por arriba y por abajo, durante aproximadamente 15 minutos, hasta que se ablanden un poco las verduras (como suelo decir el tiempo es orientativo, pues cada horno es un mundo). Pasado este tiempo sacamos la bandeja del horno, con cuidado de no quemarnos, ponemos nuestras doradas encima de la cama de verduras. Partimos el limón que nos queda por la mitad y a su vez cada mitad en rodajas. Ponemos estas rodajas en los cortes que habíamos realizado en los lomos de las doradas y en el vientre, regamos por encima de ellas todo el líquido de la maceración. 


      Volvemos a meter la fuente en el horno y las tenemos horneando unos 20 minutos más. Pasado este tiempo sacamos del horno servimos y disfrutamos de este rico pescado.