LANGUAJE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

jueves, 31 de julio de 2014

Cogollos de Tudela con mermelada de piquillos y anchoas

Hoy vamos a preparar unos ricos y apetecibles cogollos de Tudela, acompañados de la mermelada de piquillos que preparamos el otro día y unas anchoas. Esta receta es ideal para este tiempo que tenemos y muy fácil de prepara. También admite numerosos cambios, añadiendo o suprimiendo algún ingrediente. El cogollo de Tudela se caracteriza por sus hojas, que suelen ser fuertes, alargadas y gruesas, suelen tener un color muy verde en las hojas exteriores hasta un color amarillo en las interiores.


INGREDIENTES:
      - Cogollos de Tudela
      - Anchoas
      - Mermelada de piquillos (receta aquí)
      - Sal

  
PREPARACIÓN:
    Empezamos nuestra receta lavando bien nuestros cogollos y si fuera necesario, desechamos las hojas exteriores que estén en mal estado. Una vez lavados los escurrimos un poco y los partimos por la mitad y cada mitad en dos partes, es decir cada cogollo en cuatro partes.


      Seguidamente salamos un poquito, pero poco pues las anchoas que les vamos a poner ya aportan sal. A continuación ponemos encima de cada trozo de cogollo un poquito de mermelada de pimientos de piquillo.


      Seguidamente encima de la mermelada ponemos una anchoa escurrida.


      Con esto solo nos queda llevar a la mesa y disfrutar de este contraste de sabor tan bueno y apetitoso. 


Buen provecho…………

lunes, 28 de julio de 2014

Mermelada de pimientos de piquillo

Hoy vamos a preparar una mermelada o confitura de pimientos de piquillo. Esta mermelada o confitura queda ideal, para tomarla con unas tapas o aperitivos de queso, anchoas etc. incluso sola untada en una tostadita de pan. Como veréis es muy fácil de preparar, lo único que tenemos que hacer es triturar los pimientos de piquillo, y llevarlos al fuego con el resto de ingredientes. Con esta receta espero ponerme pronto al día, pues después de unos días de descanso, tengo el blog un poco abandonado.


INGREDIENTES:
      - 250 g Pimientos de piquillo (de lata o tarro)
      - 125 g Azúcar
      - 60 ml Vinagre
      - 35 ml Agua

  
PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es escurrir los pimientos de piquillo y quitarles todas las semillas o pepitas que pudieran tener, también les quitamos si tuvieran algún resto de piel. Una vez limpios los partimos en trozos pequeños.


      A continuación ponemos los pimientos de piquillo en el vaso de la batidora. Seguidamente añadimos al vaso, los 125 g de azúcar, los 60 ml de vinagre y los 35 ml de agua. A continuación con ayuda de la batidora trituramos todos los ingredientes bien.


      Una vez que lo tengamos triturado lo ponemos en un cazo, lo llevamos al fuego, dejando cocer durante aproximadamente, 25 minutos, dándole vueltas muy a menudo. De todas formas estará lista nuestra mermelada de piquillos, cuando veamos que se espesa y toma textura de mermelada. En este momento la podemos probar y rectificar de azúcar o vinagre, dependiendo de nuestro gusto.


      Una vez lista la podemos conservar en un tarro de cristal, que previamente hemos esterilizado, en agua hirviendo durante 25 minutos, cerramos bien y ponemos boca abajo hasta que se enfrié. Una vez frio lo podemos conservar sin ningún problema como  mínimo 2 o 3 meses.


lunes, 7 de julio de 2014

Bombas de carne y cebolla caramelizada

Hoy aprovechando que me ha sobrado un poco de carne picada, que me sobro de unos canelones, vamos a preparar unas ricas bombas rellenas. Yo las he preparado para aprovechar la carne que me sobro, pero perfectamente podemos comprar un poquito de carne, sofreírla y hacer la receta siguiendo los mismos pasos. Como veréis la receta es sencillísima, solo se trata de hacer un puré de patatas, formar bolas del tamaño que deseemos, rellenándolas con la cebolla y la carne caramelizada. Espero que os guste y os animéis a prepararlas, pues son ideales para tomarlas con una buena cerveza fresquita. Las cantidades de ingredientes lo podemos cambiar, dependiendo del número de bombas que vayamos a preparar.


INGREDIENTES:
      - 400 g Patatas
      - 150 g Carne picada
      - 1 Cebolla (grande)
      - 2 Cucharadas de azúcar
      - 1 Huevo
      - Queso de cabra
      - Pan rallado
      - Harina
      - Un poquito de margarina o mantequilla
      - Sal
      - Aceite de oliva

  
PREPARACIÓN:
      Empezamos nuestra receta lavando las patatas, una vez lavadas, ponemos abundante agua en una cacerola, la llevamos al fuego y cocemos durante aproximadamente 20 o 30 minutos, dependiendo del tamaño de las patatas. Para saber si están cocidas las pinchamos con un palillo. Lo que si os aconsejo es que sean todas del mismo tamaño, para que se cuezan a la vez.


      Mientras se cuecen nuestras patatas, picamos la cebolla ponemos un poquito de aceite en una sartén, la llevamos al fuego salamos un poquito y pochamos a fuego mas bien bajo, dándole vueltas de vez en cuando con una cuchara o tenedor de madera, hasta que veamos que se pone transparente, con un dorado muy suave.


      Una vez que tengamos la cebolla pochadita y transparente, le añadimos a la sartén las 2 cucharadas de azúcar, dejando que se poche todo junto y a fuego bajo, siguiendo dándole vueltas de vez en cuando, por un tiempo aproximado de 10 o 15 minutos. Pasado este tiempo añadimos la carne picada que ya la tendremos sofrita un poco, damos unas vueltas y retiramos del fuego.


      Seguidamente pelamos nuestras patatas que ya estarán cocidas, las partimos un poco y las salamos, con ayuda de un tenedor las vamos machacando para hacer un puré, según las vamos machacando le añadimos un par de nueces de margarina o mantequilla, siguiendo machacándolas hasta que nos quede un puré sin grumos.


      Una vez listo el puré de patatas cogemos un poquito con las manos (bien limpias), aplastamos un poco el puré y con una cucharilla ponemos en el centro del mismo, un poquito del sofrito de cebolla caramelizada y carne que hemos preparado anteriormente, y ponemos también un trocito de queso de cabra. Ayudándonos de las manos cerramos, formando una bola, procurando que el relleno nos quede en el centro. Repetimos esta operación hasta hacer las bombas o bolas que deseemos.


      A continuación batimos el huevo, ponemos un poco de harina en un plato y en otro un poco de pan rallado. Seguidamente vamos empanando nuestras bombas siguiendo este orden, primero por harina, huevo y pan rallado.


      Una vez que las tengamos empanadas, las vamos friendo en la freidora, si no tenemos freidora, ponemos abundante aceite en una sartén o cazo, llevamos al fuego y cuando esté caliente vamos friendo nuestras bombas, hasta que se doren un poquito, no es necesario freírlas mucho, para evitar que se nos abran. Según se van friendo las vamos dejando, en un plato o fuente con un poco papel de cocina, para que escurran bien el aceite.


      Con esto solo nos queda llevar a la mesa y disfrutar de ellas, las podemos acompañar de un poco de mayonesa y kétchup. Si os gusta el picante también podéis ponerles por encima de la mayonesa y el kétchup unas gotas de tabasco. 


Simplemente sin nada están muy ricas y jugosas.