LANGUAJE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

domingo, 25 de mayo de 2014

Arroz con conejo

Hoy os dejo un rico arroz con conejo, muy simple de preparar, pero con un resultado muy bueno. El caldo para este arroz lo podemos preparar, poniendo en una cacerola, agua, una cebolla, un par de ajos, un ramillete de perejil, y una zanahoria, dejando hervir unos 30 minutos, también le podemos añadir una pastilla de caldo de ave. La cantidad de caldo es un poquito más del doble que de arroz, pero si fuera necesario añadirle más caldo, hacerlo con este hirviendo, para que no rompa la cocción del arroz. Otro consejo para hacer el arroz, no este sino cualquier arroz, es procurar no darle vueltas mientras la cocción, solo darle unas vueltas al principio y luego mover la paellera en círculos. Espero que os guste y os animéis a prepararlo.


INGREDIENTES para 4 o 5 personas:
      - 1 Conejo (1 k aproximadamente)
      - 400 g Arroz
      - 1 Cebolla
      - 1 Pimiento verde
      - 1 Ajo  
      - 2 Tomates
      - 2 Pimientos de piquillo
      - Pulpa de pimiento choricero (1 cucharadita)
      - Caldo de verduras o de ave
      - Aceite de oliva
      - Sal
      - Pimienta negra molida
      - Colorante o unas hebras de azafrán

PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es partir nuestro conejo en trozos, aunque este trabajo no lo puede hacer nuestro tendero, a la hora de comprarlo. Una vez que lo tengamos partido lo salpimentamos.


      Seguidamente ponemos en la paellera o sartén donde vayamos a preparar el arroz, un poquito de aceite y freímos el conejo, hasta que se dore un poquito. Una vez sofrito retiramos de la paellera o sartén y reservamos.


      A continuación pelamos y partimos la cebolla, el pimiento verde, el ajo y los dos tomates.


     Seguidamente en el mismo aceite, donde hemos sofrito el conejo, añadimos la cebolla picada, el pimiento y el ajo, sofriendo todo a fuego no muy alto, unos 5 minutos (si fuera necesario añadimos un poquito más de aceite). Cuando este sofrita la cebolla con el pimiento y el ajo, añadimos el tomate, salamos un poquito y sofreímos todo junto.


     Una vez sofrito añadimos a la paellera los 400 g de arroz y el conejo que teníamos reservado, sofreímos todo junto un par de minutos, dándole vueltas de vez en cuando. Pasado este tiempo, añadimos el caldo de verduras o ave que lo tendremos hirviendo (la cantidad de caldo normalmente es el doble que de arroz. Pero de todas formas guardamos un poquito y si fuera necesario, durante la cocción le añadimos un poquito más).


      Seguidamente añadimos la cucharadita de pulpa de pimiento choricero, y un poquito de colorante o azafrán, comprobamos el punto de sal, rectificando si fuera necesario. Damos unas vueltas con una cuchara de madera y dejamos cocer a fuego medio, unos 20 minutos, procurando no darle vueltas con la cuchara, si no moviendo la paellera en círculos. Cinco minutos antes de que termine la cocción le ponemos por encima, los pimientos de piquillo, partidos en tiras, si fuera necesario le añadimos un poquito más de caldo y dejamos que termine la cocción.


      Pasado los veinte minutos apagamos el fuego dejando reposar un par de minutos antes de servir. 


martes, 20 de mayo de 2014

Bocados de hojaldre rellenos

La receta de hoy son unos deliciosos pinchos o tapas, muy ricos pero sobre todo muy fáciles de preparar. El relleno lo podéis variar dependiendo de los gustos de cada uno, o de los ingredientes que dispongamos en ese momento. Yo he utilizado unas conservas de cebolla y pimientos de piquillo caramelizados, que compre en Castellón. De cualquier forma creo que son un bocado muy apetecible, que prácticamente lo preparamos en poco tiempo.


INGREDIENTES:
      - 1 Lámina de hojaldre (mejor rectangular)
      - Cebolla caramelizada
      - Pimiento de piquillo caramelizado
      - Queso crema
      - Queso semicurado  
      - Salmón ahumado
      - Anchoas
      - Ajonjolí (sésamo)
      - Poquito de nata liquida

PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es encender el horno a 180º, por arriba y por abajo, para que se vaya precalentando. A continuación abrimos nuestra lamina de hojaldre y la partimos en trozos de aproximadamente 2 x 8 cm. No estirarlo pues queremos que suba un poquito. Si el hojaldre que vamos a utilizar es congelado, recordar sacarlo del frigorífico, por lo menos 2 horas antes de utilizarlo, para que se descongele.


      Seguidamente forramos nuestra bandeja de horno, con papel de hornear (el papel donde viene envuelta nuestra lámina de hojaldre nos sirve). Ponemos los trozos de hojaldre en la bandeja y con ayuda de una brocha de silicona, pintamos nuestro hojaldre con un poquito de nata liquida (también podemos utilizar un huevo). Una vez pintado el hojaldre le espolvoreamos unas semillas de ajonjolí (sésamo).


   A continuación metemos en el horno que ya estará precalentado, durante aproximadamente unos 14 minutos, dependiendo de cada horno, de todas formas cuando veamos que se empieza a dorar un poquito lo sacamos. Seguidamente con ayuda de un cuchillo de sierra, vamos abriendo nuestros trozos de hojaldre, como si fuera una barra de pan, para hacer bocadillos.


      A continuación los vamos rellenando, calculado los que queremos de cada sabor, yo creo que por lo menos un par de ellos por comensal. Para el primer relleno, ponemos un poquito de cebolla caramelizada y un trocito de queso semicurado. Para el segundo relleno ponemos un poco de queso crema con un trocito de salmón ahumado y para el tercer relleno, ponemos un poco de pimientos de piquillo caramelizados y una anchoa.


      Seguidamente solo nos queda llevar a la mesa y disfrutar de esta sencilla tapa o aperitivo.


jueves, 15 de mayo de 2014

Calabacines luna rellenos

Hoy vamos a preparar unos calabacines rellenos, llamados calabacines luna, esta variedad de calabacines me parece ideal para rellenarlos, por su forma redondeada. Gracias a la forma que tienen son más vistosos y atractivos a la hora de presentarlos. El calabacín es una hortaliza de verano aunque se puede adquirir durante todo el año. Sin embargo, los ejemplares más sabrosos son los que se recogen entre los meses de julio y septiembre. Cuando se compran calabacines deben seguirse diferentes criterios de calidad. Se elegirán aquellos ejemplares que sean firmes al tacto, compactos, pequeños o medianos, sin manchas en la piel y pesados en relación con su tamaño. Se recomienda rechazar los calabacines grandes, el motivo es porque suelen tener una carne menos tierna y demasiadas pepitas. 


INGREDIENTES para 8 calabacines:
      - 8 Calabacines luna
      - 300 g Pollo (pechuga)
      - 150 g Jamón cocido
      - 100 g Queso rallado (4 quesos)
      - 100 ml Tomate frito  
      - 4 Pimientos de piquillo
      - 1 Cebolla
      - 2 Ajos
      - Aceite de oliva
      - sal
      - Pimienta molida

PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es lavar muy bien los calabacines, pues los vamos a preparar con la piel, una vez limpios los secamos con un paño o papel de cocina. Seguidamente con un cuchillo, cortamos la parte superior de los calabacines (la parte superior la reservamos) y con ayuda de un sacabocados o una cucharilla los vaciamos, reservando toda la pulpa extraída, en esta operación tenemos que tener un poquito de cuidado, para no romper el fondo o las paredes.


      Una vez que los tenemos vaciados, ponemos abundante agua en una cacerola, llevamos al fuego y una vez que empiece a hervir, añadimos los calabacines vaciados, junto con las tapas que hemos cortado, dejando escaldar 4 minutos, no más tiempo. Una vez escaldados los sacamos del agua y los colocamos boca abajo, para que escurran bien.


      Seguidamente picamos toda la pulpa del calabacín que hemos extraído, anteriormente y reservamos, para más adelante. A continuación picamos finamente la cebolla y los 2 dientes de ajo, ponemos un poquito de aceite en una sartén, la llevamos al fuego, añadimos la cebolla y los ajos y sofreímos o pochamos a fuego no muy alto, unos 8 minutos, dándole vueltas de vez en cuando, con una cuchara de madera.


   Una vez pochada la cebolla, añadimos la pulpa de calabacín que hemos picado anteriormente, salpimentemos a gusto de cada uno y pochamos todo unos 15 minutos, a fuego no muy alto, veremos que el calabacín va soltando agua, pero se evapora según se va pochando.


      Mientras se pocha el calabacín picamos la pechuga de pollo, las lonchas de jamón cocido y los 4 pimientos de piquillo.


      Cuando tengamos el calabacín sofrito, añadimos a la sartén la pechuga de pollo picada, damos unas vueltas sofriendo 2 minutos y añadimos los pimientos de piquillo y el jamón de york, sofreímos tres o cuatro  minutos y añadimos los 100 ml de tomate frito, damos un par de vueltas, para que liguen todos los ingredientes y retiramos del fuego.


      Seguidamente salamos un poquito el interior de los calabacines y cuidadosamente, los vamos rellenando, con la mezcla que hemos preparado, apretando la mezcla un poquito para que quede más consistente. A continuación cubrimos los calabacines, una capa de queso rallado (4 quesos). Seguidamente ponemos en una bandeja de horno los calabacines, rellenos y las tapas que habíamos cortado para vaciarlos, pero sin tapar.


      Seguidamente metemos en el horno, que previamente tenemos precalentado a 180º, durante aproximadamente 12 minutos, o hasta que veamos que el queso que le hemos puesto en la parte superior se ha gratinado. Con esto solo nos queda sacar del horno y servir, podemos presentarlos en una bandeja, con una base de crema balsámica, tomate, etc. o dejarlos simplemente como salen del horno.

lunes, 12 de mayo de 2014

Flores de hojaldre

Hoy os dejo una flores de hojaldre que nada más verlas me gustaron. La receta la he visto en unos cuantos blogs, pero yo me he guiado por el blog de Belén (eltoquedebelen), un blog que os recomiendo que visitéis. A simple vista parecen un poco complicadas, pero siguiendo las fotografías veréis que no es así. El relleno lo podemos variar según el gusto de cada uno, utilizando mermelada del sabor que más nos guste, crema pastelera, etc. De cualquier forma están muy buenas y a nuestros invitados les sorprenderá, tanto por su sabor como por la forma tan bonita que tienen. 


INGREDIENTES para unas 16 flores:
      - 1 Lámina de hojaldre
      - Cabello de ángel o mermelada del sabor que más nos guste
      - 3 Cucharadas de mermelada de melocotón  
      - 2 o 3 nueces picadas
      - 1 Huevo
      - 8 Cerezas en almíbar

PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es abrir nuestra lámina de hojaldre, y dividirla en  cuadrados de unos 8 cm aproximadamente.


      Seguidamente con un cuchillo vamos haciendo unos cortes a los cuadrados, a 1 cm aproximadamente del borde en las esquinas, dejando el centro sin cortar. De todas formas como no sé si me he explicado bien creo que mirando la fotografía os lo aclarara mejor que yo.


      Seguidamente ponemos en el centro de cada cuadrado, un poquito de cabello de ángel o mermelada, dependiendo de lo que más nos guste. A continuación vamos cogiendo cada esquina del cuadrado de hojaldre y lo llevamos al centro del mismo, montando un pelín, una esquina con otra. Una vez que tengamos las 4 esquinas en el centro, partimos medio palillo clavándolo en el centro, para que nos sujete las esquinas que hemos llevado al centro.


      Seguidamente con ayuda de una cucharita, terminamos de rellenar nuestras flores, añadiendo en cada uno de los pétalos un poquito del relleno elegido. De todas formas como se suele decir, una imagen vale más que mil palabras, por eso mirando las fotografías os lo aclarara más.


      A continuación forramos nuestra bandeja de horno, con papel de hornear, poniendo sobre ella nuestras flores de hojaldre (el papel donde viene envuelta nuestra lamina de hojaldre nos sirve para el horno). A continuación partimos nuestras cerezas por la mitad, pinchando cada una de las  mitades en el palillo.


      Una vez que las tenemos en la bandeja del horno, le ponemos por encima nuestras nueces picadas.  Seguidamente batimos nuestro huevo y con ayuda de una brocha vamos pintando nuestras flores.


      Seguidamente metemos en el horno, que previamente tenemos precalentado a 200º, durante aproximadamente 10 o 12 minutos, de todas formas como cada horno es un mundo, cuando veamos que se doran un poquito las sacamos.


      Una vez que las tenemos horneadas, les quitamos el medio palillo, con cuidado de no quemarnos. Acto seguido ponemos en un bol las tres cucharadas de mermelada de melocotón y 1 o 2 cucharadas de agua, dependiendo del espesor de nuestra mermelada, removemos bien y pintamos con esta mezcla, nuestras flores para darles brillo.


      Con esto solo queda llevar a la mesa y disfrutar de estas deliciosas flores de hojaldre. 


miércoles, 7 de mayo de 2014

Espaguetis negros con almejas

La receta de hoy son unos ricos espaguetis negros con almejas, gambas y mejillones. La receta no tiene ningún misterio y es facilísima, de lo que se trata es cocer las almejas, mejillones y cascara de gambas por separado, reservando el caldo de la cocción, para darle sabor a la pasta. Como digo en la receta los espaguetis los tenemos que dejar un poco enteros a la hora de cocerlos, pues luego se terminaran de cocer con el caldo. Si nos gusta el picante a la hora de sofreír los ajos, podemos añadirle una guindilla de cayena.


INGREDIENTES para 4 personas:
      - 500 g Almejas
      - 300 g Mejillones
      - 250 g Gambas (arrocera)  
      - 300 g Espaguetis negros
      - 250 ml Vino blanco
      - 4 Ajos
      ­- 1 Cucharada de harina (rasa)
      - Perejil fresco
      - Aceite de oliva
      - Sal

PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es lavar las almejas, desechando las que estén abiertas, a continuación las ponemos en un cazo o tuper, cubiertas de agua y abundante sal. Las dejamos al menos una hora para que suelten toda la tierra que pudieran tener. Seguidamente limpiamos muy bien nuestros mejillones, con ayuda de un cuchillo, quitándole todos los crustáceos que puedan tener adheridos, golpeándolos un poco con la parte del cuchillo que no corta, también le quitamos todas las barbas o pelillos que tienen. Una vez limpios les damos un par de aguas, para asegurarnos que están bien limpios. Seguidamente pelamos nuestras gambas reservando las cabezas y las cascaras.


      A continuación ponemos un poco de agua en un cazo, añadimos las cascaras y cabezas de las gambas, salamos un poquito y hervimos unos 20 minutos, pasado este tiempo colamos el caldo de la cocción y reservamos.


      Mientras tanto vamos a preparar las almejas que ya habrán soltado toda la arenilla y los mejillones, para los mejillones ponemos en una cacerola, uno o dos dedos de agua, añadimos los mejillones y un pelín de sal, llevamos al fuego y dejamos hasta que se abran, el tiempo de cocción es muy corto, una vez cocidos retiramos del fuego y cuando se enfríen un poco, les quitamos las cascaras y reservamos el caldo.


      Para cocer las almejas, las sacamos del agua con sal, las lavamos bien y las ponemos en una cacerola, añadimos los 250 ml de vino blanco, llevamos al fuego y cocemos hasta que se abran (al igual que los mejillones la cocción es corta), las que no se abran las desechamos. Una vez cocidas las retiramos del fuego y reservamos por separado, las almejas y el caldo.


      A continuación ponemos en una cacerola abundante agua, llevamos al fuego y cuando rompa a hervir, salamos un poquito y añadimos los espaguetis negros, cociéndolos 2 minutos menos de lo que nos indique en el embase, para dejarlos como se suele decir al dente.


      Mientras se cuece nuestros espaguetis vamos pelando y picando los ajos en láminas y el perejil en trocitos pequeños. A continuación ponemos en una cacerola o sartén tipo wok, un chorrito de aceite de oliva, añadimos los ajos picados y doramos un poquito, una vez dorados añadimos la cucharada de harina, dándole un par de vueltas para que no se nos queme. Acto seguido añadimos las gambas peladas y sofreímos un par de minutos.


      A continuación añadimos el caldo de la cocción de las cascaras de las gambas, el de las almejas y el de los mejillones. Seguidamente añadimos el perejil picado, comprobamos el punto de sal y rectificamos si fuera necesario, a continuación añadimos los mejillones, dejando cocer todo un par de minutos.


      Seguidamente escurrimos nuestros espaguetis negros que ya estarán cocidos y los añadimos a la cacerola o wok, mezclamos un poco y dejamos en el fuego unos 2 minutos más, pasado este tiempo retiramos de fuego.


      A continuación sacamos nuestros espaguetis a la fuente donde los vayamos a servir, añadimos por encima las almejas y regamos con el caldo.


      Con esto solo nos queda servir y disfrutar del sabor de este rico plato de espaguetis negros.