LANGUAJE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

jueves, 30 de enero de 2014

Tarta de caramelo (Werther´s Original)

Hace unos días  he recibido un fabuloso y nunca mejor dicho goloso lote de caramelos, de la marca Werther´s Original. Como veréis en la fotografía me han mandado sus cinco variedades (Classic, Sin azúcar, De café sin azúcar, Toffee blando y la última novedad, Toffee duro relleno de caramelo. Yo he preparado un par de recetas con ellos, una de ellas es la tarta de caramelo Werther`s Original Classic que os dejo hoy. El sabor que le aporta estos caramelos es buenísimo y muy sabroso, siendo prácticamente un vicio. Al final de la entrada os dejo una fotografía del lote de caramelos que he recibido.


INGREDIENTES:
      - 1 Bolsa de caramelos Werther´s original Classic (135 g)
      - 1 Paquete de galletas tipo digestive o maría
      - 500 ml Leche
      - 325 ml Nata liquida
      - 75 g Mantequilla o margarina
      - 2 Sobres de cuajada
      - Chocolate, caramelo, etc. (para decorar)


PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es preparar la base de nuestra tarta, para ello trituramos las galletas, para esta operación podemos ayudarnos de una picadora, termomix o metiendo las galletas en una bolsa limpia y triturarlas con un rodillo de cocina. Una vez trituradas ponemos en un bol los 75 g de mantequilla, lo metemos en el microondas y fundimos (para evitar que nos salte, metemos junto a la mantequilla un vaso con agua). Una vez fundida vertemos la mantequilla con las galletas trituradas y formamos con ella una masa o pasta. 


      Seguidamente cubrimos uniformemente  con la masa la base de un molde desmontable, presionándola un poquito ayudándonos de una cuchara o espátula. Metemos el molde en la nevera, mientras seguimos preparando nuestra tarta.


      A continuación ponemos en un cazo los caramelos Werther´s Classic y 125 ml de nata (reservando los otros 200 ml), llevamos al fuego no muy alto y fundimos nuestros caramelos con la nata, dándole vueltas de vez en cuando. Una vez fundidos los caramelos retiramos de fuego y reservamos.


      Seguidamente ponemos en un vaso 200 ml de leche, añadimos los dos sobres de cuajada y con ayuda de una cuchara los disolvemos en la leche.


      A continuación ponemos en un cazo el resto de la leche (300 ml) los 200 ml de nata restantes y llevamos al fuego.


      Una vez que rompa a hervir retiramos del fuego y añadimos al cazo, la cuajada que hemos disuelto con la leche y los caramelos que hemos fundido con la nata. Volvemos a poner el cazo en el fuego, vamos removiendo bien, dejando en el fuego hasta que vuelva a hervir de nuevo. 


      Seguidamente retiramos del fuego, sacamos nuestro molde del frigorífico y vertemos sobre la base de galletas todo el contenido del cazo, para esta operación nos ayudamos de un cucharon o cuchara, para evitar romper la base de galletas. Dejamos enfriar un poco y una vez que este a temperatura ambiente, metemos en el frigorífico, hasta que este fría por completo.


      Una vez fría sacamos del frigorífico, desmoldamos con cuidado y decoramos como mas nos guste, hilos de caramelo, gotas de chocolate, etc.


      El toque que le da estos ricos caramelos, hará las delicias de todos, tanto grandes como pequeñ@s. 

martes, 28 de enero de 2014

Falda de cordero a la jardinera

Hoy aprovechando que hemos comprado cordero, hemos pedido a nuestro carnicero, que nos separada la falda para hacer este guiso. Yo lo he preparado con falda de cordero, pero podemos hacerlo también con la parte del cuello, unas costillas u otro tipo de carne y añadirle unas patatas, dependiendo de los gustos o del tipo de carne que dispongamos en ese  momento. La receta es primordialmente para daros una idea, dejando a vuestra elección los cambios que consideréis oportunos.


INGREDIENTES:
      - 1 ½ k Falda de cordero
      - 4 Zanahorias
      - 1 Pimiento verde
      - 1 Pimiento rojo 
      - 1 puerro
      - 1 Rama de apio
      - 3 Ajos
      - 200 ml Coñac (un vaso)
      - 100 ml Tomate frito
      - ½ Cucharada de harina
      - ½ Cucharadita de ñora molida (de las de café)
      - Aceite de oliva
      - Sal
      - Pimienta molida
      - Agua o caldo de ave


PREPARACIÓN:
      Empezamos nuestra receta quitándole la grasa que podamos a nuestra falda de cordero, seguidamente la lavamos un poco, secamos con papel de cocina y la partimos en trozos, salpimentamos y reservamos.


      A continuación pelamos y picamos en  trozos no muy grandes, el pimiento verde, el pimiento rojo, el puerro, las zanahorias, el apio y los ajos.


      Seguidamente ponemos un poquito de aceite en una cacerola (4 o 5 cucharadas), llevamos al fuego y añadimos todas las verduras que hemos picado anteriormente, salamos un poquito y pochamos o sofreímos unos 5 o 7 minutos a fuego no muy alto, dándole vueltas de vez en cuando. 


      Una vez que estén pochaditas las verduras, añadimos a la cacerola la falda partida y salpimentada que hemos reservado anteriormente. Sofreímos todo junto dándole vueltas de vez en cuando, durante aproximadamente 4 o 5 minutos, hasta que nuestra falda tome un poquito de color.


      Seguidamente añadimos los 100 ml de tomate frito, damos unas vueltas y añadimos los 200 ml de coñac, removemos y dejamos reducir 3 o 4 minutos, hasta que se evapore el alcohol.


      A continuación añadimos la media cucharada de harina removemos y cubrimos con el caldo de ave o agua. Tapamos la cacerola y dejamos cocer a fuego no muy alto, unos 50 minutos aproximadamente.


      Durante la cocción si fuera necesario, añadimos agua o caldo. Pasado este tiempo retiramos del fuego y servimos. 



jueves, 23 de enero de 2014

Quiche de queso

La receta de hoy es una rica, exquisita, rápida y fácil de preparar quiche de queso. El queso lo podemos variar dependiendo de los gustos de cada uno, sustituyendo, alguno de ellos por otro que nos guste más. En gastronomía una quiche es una tarta salada, derivada de la cocina Francesa. Se suele elaborar normalmente con huevos batidos y crema de leche espesa, mezclándola con infinidad de ingredientes, bacón, jamón, carne, queso, verduras, etc. Con la que se rellena la masa quebrada. Se cocina al horno hasta que la salsa de huevo cuaje. La posibilidad de incluir varios tipos de alimentos en la elaboración del relleno permite que haya innumerables recetas.


INGREDIENTES:
      - 1 Lamina masa quebrada (también puede ser de hojaldre)
      - 200 g Queso rallado 4 quesos
      - 100 g Queso cheddar
      - 80 g Queso roquefort
      - 4 Huevos
      - 200 ml Nata liquida


PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es encender nuestro horno a 190º, por arriba y por abajo, para que se vaya precalentando. Seguidamente con un poquito de mantequilla o margarina, engrasamos el molde donde vayamos a preparar nuestra quiche, espolvoreándole un poquito de harina. Una vez engrasado abrimos nuestra lamina de masa quebrada, colocándola en el molde, quitándole la masa que nos sobre alrededor.  A continuación con ayuda de un tenedor pinchamos la masa.


      Seguidamente ponemos encima de la masa los 200 g de queso rallado (cuatro quesos), repartido por toda la superficie. Añadimos también en trocitos pequeños los 80 g de queso de roquefort y los 100 g de queso cheddar.


      A continuación ponemos en un bol los 4 huevos y los 200 ml de nata liquida, con ayuda de unas varillas o un tenedor batimos muy bien.


      Una vez que lo tengamos batido lo añadimos al molde donde tenemos la masa con los quesos, repartiéndolo por todos los lados.


      Seguidamente metemos en el horno que ya estará precalentado a 190º, por arriba y por abajo, durante aproximadamente 20 minutos, dependiendo de cada horno, de todas formas estamos un poquito pendientes y cuando veamos que está un poco doradito, podemos pinchar con una aguja de punto, o la punta de un cuchillo y cuando veamos que esta sale limpia, estar lista nuestra quiche de queso.


      Sacamos del horno y dejamos enfriar un poco antes de servir. 



domingo, 19 de enero de 2014

Tortas de Alcázar de San Juan

Hoy vamos a preparar unas deliciosas tortas típicas de Alcázar de San Juan, que con el permiso de todos, quiero dedicársela a mis primos, que viven en esta preciosa localidad, y a todos los Manchegos en general. La receta como veréis es facilísima, sin ningún tipo de complicación y rápida de preparar. El resultado es fabuloso y su sabor estupendo, os aseguro que si habéis probado las tortas de Alcázar de San Juan alguna vez, no notareis la diferencia.


INGREDIENTES:
      - 4 Huevos (yemas y claras por separado)
      - 50 g Maicena
      - 50 g Harina
      - 100 g Azúcar
      - Azúcar glass


PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es encender nuestro horno a 190º, por arriba y por abajo, para que se vaya precalentando. A continuación cascamos los huevos y separamos las claras de las yemas. Seguidamente en un bol ponemos las cuatro yemas y los 100 g de azúcar, con ayuda de unas varillas o batidora de varillas eléctricas, mezclamos bien hasta que suban de volumen.


      Seguidamente con ayuda de un colador, tamizamos los 50 g de harina y los 50 g de maicena, añadiéndola al bol donde hemos batido las yemas con el azúcar. Volvemos a batir todo muy bien con las varillas eléctricas o manualmente, con varillas o tenedor, hasta formar una pasta homogénea.


      A continuación montamos las 4 claras que teníamos reservadas a punto de nieve.


      Cuando estén montadas las claras a punto de nieve las vamos añadiendo, a la mezcla anterior, poco a poco, según vamos añadiendo las claras a punto de nieve, vamos mezclando (no batir ni remover) pero esta vez con una espátula de silicona y con movimientos envolventes, para evitar que se nos baje lo menos posible.


      Seguidamente partimos en cuadrados una o dos hojas de papel de hornear (el tamaño de los cuadrados depende del tamaño que le queramos dar a nuestras tortas, pero aproximadamente 13 x 13 cm), ponemos los cuadrados de papel sobre la bandeja del horno, engrasándolos un pelín con un poco de mantequilla o margarina derretida.


      Seguidamente con ayuda de una cuchara, ponemos entre una y dos cucharadas de la mezcla, que hemos preparado en el centro de cada  cuadrado del papel (dependiendo del tamaño de los trozos de papel), espolvoreándoles un poco de azúcar glass por la superficie.


      A continuación metemos en el horno, que ya estará precalentado a 190º, durante aproximadamente 10 minutos, de todas formas se hacen rápidamente, por lo cual estaremos pendientes y cuando veamos que están abizcochadas, sin llegar a dorarse demasiado, las sacamos del horno, quitándolas de la bandeja para que no reciban más calor.


      Si aguantamos podemos dejar que se enfríen, pero ese no ha sido mi caso. 


jueves, 16 de enero de 2014

Berenjenas con miel de caña

Hoy vamos ha preparar unos bastones de berenjena, con miel de caña muy ricos, crujientes, económicos  y fáciles de preparar. Yo donde mas buenas las he comido ha sido en Córdoba, las tienen en cualquier bar o restaurante, siendo todo un manjar. También las suelen servir acompañadas de salmorejo. Son ideales para picotear como aperitivo, o acompañamiento de cualquier plato. Otra variante que podemos hacer es sustituir la leche, por cerveza, teniendo en cuenta de solo las tendremos en remojo de 5 a 7 minutos.
 
 
INGREDIENTES:
      - 1 o 2 Berenjenas
      - Leche
      - Miel de caña
      - Harina
      - Aceite de oliva
      - Sal
 
PREPARACIÓN:
Empezamos nuestra receta lavando y pelando nuestras berenjenas (también las podemos hacer sin pelar). Seguidamente las partimos como si fueran patatas en tiras (conocido como al vapor), también las podemos partir en rodajas.
 
 
      Una vez partidas las ponemos en un tupper o bol, cubriéndolas con leche. Las dejamos en la leche aproximadamente una hora. Pasado este tiempo las sacamos de la leche, dejándolas escurrir unos minutos, también podemos secarlas un poco con un paño limpio o papel de cocina.
 
 
      Seguidamente las salamos y las rebozamos en harina, le quitamos el exceso de harina, poniéndolas en un colador y sacudiéndolas. Ponemos abundante aceite en una sartén, la llevamos al fuego y las vamos friendo, cuando el aceite este bien caliente (si tenemos freidora para freírlas mejor todavía).
 
 
      Según las vamos sacando de la freidora o sartén, las vamos depositando en un plato cubierto con papel de cocina, para que escurran el exceso de aceite.
 
 
      Una vez fritas solo nos queda ponerlas en el plato donde la vayamos a servir y con ayuda de una cuchara, añadirles un poquito de miel de caña, también podemos servirlas solas y poner la miel en un bol.
 
 
      Si no  os gusta la miel, la podemos comer con pimientos, huevos, solas, etc. es decir como mas nos guste a cada uno.
 
 

domingo, 12 de enero de 2014

Tarta tatin


La receta de hoy es una deliciosa tarta de manzana llamada tarta tatin. La tarta tatin es una variante de la tarta de manzana, en la que las manzanas han sido caramelizadas, con mantequilla y azúcar, antes de incorporar la masa. La tradición dice que la tarta tatin fue creada por accidente en el 'Hotel Tatin en Lamotte-Beuvron, Francia en 1889, lugar del que deriva el nombre. La versión mas aceptada del origen de esta tarta, es que un despiste de Stéphanie Tatin hizo que se cocinaran más de la cuenta las manzanas, y para no desperdiciarlas le pusieron la pasta encima y la hornearon, y después le dieron vuelta con cuidado, dando lugar a esta variante tan conocida en la cocina francesa.

INGREDIENTES:
      - 1 Lámina de masa quebrada (también puede ser hojaldre)
      - 1 k Manzanas (tipo reineta o golden 4 o 5 piezas)
      - 220 g Azúcar
      - 160 g Mantequilla
      - chorrito coñac (opcional)
  
PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es encender el horno a 200º, por arriba y por abajo, para que se vaya precalentando. Seguidamente con un poquito de mantequilla, engrasamos un molde acto para el horno, el tamaño del molde que yo he utilizado es de 26 cm. Seguidamente de los 220 g de azúcar espolvoreamos un poco por el molde, reservando el resto.
      A continuación pelamos las manzanas, lo más rápido posible para que no se nos oxiden, les quitamos el corazón y las partimos en  cuartos. Vamos colocando las manzanas partidas en el molde, que tenemos engrasado, procurando cubrir todos los huecos, si fuera necesario, partimos algún trozo algo mas pequeño.
      Seguidamente añadimos sobre las manzanas el resto del azúcar, que teníamos reservada, la mantequilla en cuadraditos repartida por todas las partes y un chorrito de coñac (como os he comentado esto es opcional).
      A continuación metemos en el horno que ya estará precalentado a 200º, colocándolo más bien en la parte baja, dejando hornear unos 30 minutos. Pasado este tiempo sacamos del horno, veremos que se ha hecho una especie de caramelo líquido y las manzanas estarán blandas, como vemos en la fotografía.
      Dejamos enfriar 5 minutos aproximadamente y colocamos por encima, la lamina de masa quebrada u hojaldre, empujando la masa sobrante por los bordes, para ajustarla al molde. Seguidamente pinchamos la masa con un tenedor, para que no suba con el calor. Bajamos la temperatura del  horno a 190º y volvemos a meter en el horno, otros 30 minutos (si vemos que la masa no esta muy dorada, subimos un poco la bandeja). Pasado este tiempo, sacamos del horno y dejamos enfriar, aproximadamente 10 minutos.
      Pasado este tiempo desmoldamos, con esta operación tenemos que tener cuidado, pues si le damos la vuelta demasiado pronto, el caramelo puede estar liquido, y si lo hacemos demasiado tarde, este puede solidificarse resultando muy difícil, poder desmoldar.
      Con esto tenemos lista nuestra rica y sencilla tarta tatin. A la hora de servir la podemos acompañar de un poco de nata montada, crema, helado, etc. dependiendo de los gustos de cada uno.

martes, 7 de enero de 2014

Lomo embuchado

Hoy vamos a preparar un rico lomo embuchado casero. Como veréis no os pongo cantidades de los ingredientes, pues depende del tamaño de nuestra cinta de lomo, pero poco mas o menos, para una cinta de lomo de 600 g nos hará falta, 500g de sal, 3 o 4 cucharadas de aceite de oliva, 2 cucharadas de pimentón, 1 cucharada de hiervas, 1 cucharadita de ajo molido y una pizca de pimienta. Pero como os digo depende del tamaño de nuestra cinta de lomo. Las hiervas también podemos añadir o suprimir, dependiendo de nuestros gustos. Lo que si os aseguro es que sale buenísimo.
 
 
INGREDIENTES:
      - Lomo de cerdo (si es ibérico mejor)
      - Sal gorda
      - Aceite de oliva
      - Hiervas provenzales (orégano, romero, tomillo)
      - Pimentón dulce
      - Ajo molido
      - Pizca pimienta molida
 
  PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es quitar la mayor parte de grasa a nuestro lomo, dejándole alguna cápita. Seguidamente en una fuente tipo pírex, barro, tuper, etc. de un tamaño donde nos entre nuestro lomo, ponemos lo que se suele decir una cama de sal gorda, ponemos en cima la cinta de lomo y cubrimos totalmente con sal gorda. Metemos en el frigorífico (si hace frio no es necesario meterlo en el frigorífico) dejándolo en sal unas 10 o 12 horas, dependiendo del tamaño del lomo. Contra mas tiempo este en sal mas salado nos saldrá.
 
 
      Pasado este tiempo sacamos de la sal y lo lavamos bien bajo el grifo de agua fría, quitándole bien toda la sal. A continuación secamos bien con papel de cocina, y partimos la cinta del lomo en dos partes, a lo largo.
 
 
      Seguidamente ponemos en una fuente donde nos entre el lomo, pimentón dulce, hiervas provenzales, ajo molido y un poquito de aceite de oliva, mezclando hasta conseguir una pasta.
 
 
      Con esta pasta masajeamos bien los trozos de lomo, hasta impregnarlos bien con la pasta. A continuación tapamos con film y metemos en el frigorífico, dejándolo  macerar en el adobo, 48 horas para que tomen bien el sabor.
 
 
      Pasado este tiempo sacamos nuestro lomo del adobo y lo ponemos bien en una red, o lo atamos formando una red con hilo o cuerda de cocina. Seguidamente los colgamos en un lugar fresco durante aproximadamente 22 o 25 días, dependiendo del tamaño del lomo. Yo los tuve 22 días y fue suficiente.
 
 
      Pasado estos días solo nos queda quitar nuestro lomo de la red, partirlo y saborear el buen sabor que tiene.
 
 
      Para conservarlo lo metemos en el frigorífico, envuelto en una gasa hasta y vamos partiendo según lo vayamos a consumir.