LANGUAJE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 26 de noviembre de 2012

Espaguetis negros a la marinera

La receta de hoy es un rico plato de espaguetis negros a la marinera. Aunque os parezca complicado os digo que no lo es, lo único que tenemos es tener todos los ingredientes que vamos a utilizar preparados. El resultado es muy bueno y os garantizo que si los preparáis repetiréis. La receta también da opción a nuestra creatividad, pudiendo cambiar algún ingrediente, que es lo bueno y lo bonito que tiene la cocina.
 
 

INGREDIENTES para 4 personas:
      - 300 g Espaguetis negros
      - 250 g Almejas o chirlas
      - 200 g Gambas
      - 1 Calamar (no muy grande)
      - 16 mejillones
      - 200 ml Vino blanco
      - 1 Cebolla (no muy grande)
      - 2 ajos
      - 1 Guindilla de cayena (opcional)
      - ½ Cucharada de harina
      - 1 Hoja de laurel
      - Perejil fresco
      - Aceite de oliva
      - Sal
      - Pizca de colorante (o azafrán)

 
PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es preparar los ingredientes que vamos a utilizar. Para ello limpiamos los mejillones lavándolos bien y quitándoles todas las barbas que puedan tener, pelamos las gambas reservando las cascaras y las cabezas,  limpiamos el calamar partiéndolo en anillas y lavamos las almejas o chirlas (para que las almejas o chirlas suelten la arena que tienen, las ponemos en un cazo con agua y sal, dejándolas aproximadamente 1 hora).
 
 
      Seguidamente ponemos las cabezas de las gambas en un cazo con un poquito de agua, las llevamos al fuego y las dejamos cocer unos 15 minutos, pasado este tiempo colamos y reservamos el caldo.  Seguidamente ponemos un poquito de agua en una cacerola, añadimos los mejillones, las chirlas, la hoja de laurel y salamos un poquito, la llevamos al fuego y cocemos hasta que se abran las chirlas y los mejillones.
 
 
      Una vez cocidos los sacamos de la cacerola, quitándole a los mejillones, la parte de la concha que no tiene bicho y reservamos el caldo de la cocción.
 
 
      A continuación pelamos y picamos finamente la cebolla y los ajos, ponemos un poquito de aceite en una cacerola, añadimos la cebolla, la guindilla de cayena y la sofreímos a fuego medio, cuando este la cebolla un poquito transparente añadimos los ajos picados, dejándolo sofreír 2 minutos mas. Una vez sofrito añadimos el calamar partido, sofriendo todo unos 3 minutos más. Pasado este tiempo añadimos la media cucharada de harina, damos unas vueltas, para que no se nos queme y acto seguido añadimos los 200 ml de vino blanco, dejamos cocer un poquito y que reduzca para que se le vaya el alcohol al vino.
 
 
      Una vez que se haya reducido un poquito añadimos a la cacerola el perejil picado, un poco de caldo del que tenemos reservado de cocer las gambas y los moluscos, reservando el que nos sobre por si nos faltara, la pizca de colorante o azafrán y comprobamos el punto de sal rectificando si fuera necesario. Dejamos cocer a fuego bajo hasta que reduzca y se espese un poquito.
 
 
      Mientras tanto ponemos abundante agua en una cacerola y cocemos los espaguetis, siguiendo las indicaciones que nos pone en el envase, aunque es conveniente dejarlos al dente (un pelín duros). Una vez cocidos los escurrimos bien.
 
 
      Cuando veamos que nuestra salsa a espesado un poquito añadimos las gambas, dejamos cocer 3 minutos, y si fuera necesario le añadimos un poquito mas de caldo. A continuación añadimos los mejillones y las chirlas, le damos unas vueltas y acto seguido añadimos los espaguetis bien escurridos, dándole unas vueltas para mezclar bien todos los ingredientes con la salsa.
 
 
      Con esto solo nos falta servir y disfrutar de este rico y sencillo plato de pasta.
 
 
¡Buen provecho!

jueves, 22 de noviembre de 2012

Bizcocho o pastel de coco

Hoy vamos a preparar un rico pastel o bizcocho de coco, que es muy fácil de preparar, pero esta muy pero que muy rico y esponjoso. La receta es del blog de Marian (cocinaypostresfaciles), un blog el cual os recomiendo que visitéis, pues tiene cosas muy fáciles y ricas. Yo para presentarlo le he puesto como veréis, un poquito de chocolate blanco fundido, virutas de chocolate negro y azúcar glass, pero esto lo podemos cambiar a nuestro gusto. También lo podemos dejar tal cual sale del horno, que también esta muy bueno. Animo y si os gusta el coco no dejéis de prepararlo.
 
 

INGREDIENTES:
      - 125 g Coco rallado
      - 125 g Azúcar
      - 125 g Harina
      - 125 g Aceite de girasol
      - 1 Yogur de coco o natural
      - 4 Huevos
      - 1 Sobre levadura Royal
      - 50 g Chocolate blanco
      - 4 Cucharadas de nata
      - virutas de chocolate negro
      - Azúcar glass

 
PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es encender el horno a 180º para que se vaya precalentando. A continuación engrasamos el molde con un poquito de mantequilla o margarina, espolvoreándole un poquito de harina.
 
 
      Seguidamente ponemos en un bol los 125 g de azúcar y los 4 huevos. Batimos o mezclamos bien, con ayuda de unas varillas o tenedor, hasta conseguir una mezcla homogénea.
 
 
      Seguidamente añadimos los 125 ml de aceite de girasol y el yogur, removiendo constantemente hasta conseguir que todos los ingredientes estén bien ligados, formando una mezcla homogénea. 
 
 
      A continuación ponemos en un bol, los 125 g de harina, los 125 g de coco rallado y el sobre de levadura, mezclando bien los tres ingredientes. Cuando los tengamos bien mezclados los incorporamos, a la mezcla que hemos hecho anteriormente, con los huevos, el azúcar, el aceite y el yogur.
 
 
      Mezclamos todo muy bien hasta conseguir una masa, fina y uniforme.
 
 
      A continuación vertemos nuestra masa en el molde que tenemos engrasado, metiéndolo en el horno que tenemos precalentado a 180º, durante aproximadamente 30 minutos, dependiendo de cada horno, de todas formas estaremos un poquito pendientes y cuando veamos que ha subido y esta un poquito dorado, pinchamos con la punta de un cuchillo o aguja de punto y cuando esta salga limpia, tenemos listo nuestro bizcocho.
 
 
      Cuando tengamos nuestro bizcocho listo, sacamos del horno y dejamos enfriar un poco en el molde. Cuando este frio desmoldamos sobre la bandeja o plato donde lo vayamos a presentar.
 
 
      Con esto solo nos queda decorar nuestro rico bizcocho de coco, para ello  fundimos  el chocolate blanco al baño maría, junto con las 4 cucharadas de nata.  Una vez fundido lo repartimos por toda la superficie de nuestro bizcocho.
 
 
      Añadimos las virutas de chocolate negro y le espolvoreamos por toda la superficie, con un poquito de azúcar glass.
 
 

martes, 20 de noviembre de 2012

Espirales de ibérico y hojaldre

Hoy vamos a preparar unos bastones, espirales, pinchos o tapas, muy sencillas pero muy ricas. Como veréis los ingredientes necesarios son 4 y por lo general los solemos tener en casa. El tiempo de preparación es mínimo, pero el resultado es exquisito, por lo cual os animo a que los preparéis, pues no os defraudaran.
 
 

INGREDIENTES:
      - 1 Lámina de hojaldre fresca
      - 6 o 7 Lonchas de jamón (finitas)
      - 1 Huevo
      - Sésamo o ajonjolí


PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es encender el horno a 180º para que se vaya precalentando. A continuación partimos las lonchas de jamón en tiras de unos 2 cm aproximadamente. Seguidamente estiramos nuestra lamina de hojaldre y la partimos en tiras de tamaño similar a las tiras de jamón o un pelín mas grandes (recordar que si el hojaldre que utilizamos es congelado, sacarlo del congelador por lo menos un par de horas antes de utilizarlo).
 
 
      A continuación ponemos las tiras de jamón sobre las tiras de hojaldre y vamos enrollando, formando una espiral.
 
 
      Cuando tengamos todos los bastones o espirales listas, las depositamos en la bandeja del horno, forrada con un papel sulfurizado o de hornear, también podemos utilizar el papel, en el que viene envuelto la lamina de hojaldre. Seguidamente batimos el huevo y con ayuda de una brocha de silicona, pintamos todas las  espirales o palitos.
 
 
      A continuación espolvoreamos por encima las semillas de sésamo o ajonjolí. Metemos en el horno que previamente tenemos precalentado a 180º, por arriba y por abajo, dejando cocer aproximadamente unos 15 o 20 minutos, dependiendo de cada horno.
 
 
      De todas formas cuando veamos que se dora el hojaldre un poquito sacamos del horno. Servimos acompañados de un poquito de queso de untar, puede ser a las finas hiervas, normal, etc. como mas nos guste.


Son un vicio y están de miedo, Ricos, ricos, ricosssssssssssssssssssssssssss

 

lunes, 19 de noviembre de 2012

Potaje de garbanzos con acelgas y pellas

Aprovechando que tenía unos garbanzos cocidos que me habían  sobrado, vamos a preparar un potaje de garbanzos y acelgas muy rico y sencillo. Para este potaje le vamos a preparar unas pellas a base de miga de pan, huevos, ajo y perejil. El potaje es un plato a base de verduras y legumbres (por lo general garbanzos, pero también hay potajes de judías, o de lentejas), consistente en legumbres cocidas a las que se le añade un sofrito y queda con caldo, pero no llega a ser una sopa. También admite pescado (bacalao) y carne (chorizo, morcilla, etc.


INGREDIENTES:
- 250 g Garbanzos cocidos (o un bote)
- 250 g Acelgas
- 4 Ajos
- 2 tomates
- 1 Cebolla
- 1 Cucharada de pimentón dulce
- 2 l Caldo de verduras o pollo
- 1 Hoja de laurel
- 3 Ramitas romero
- Ramillete de perejil
- 2 Huevos
- Miga de pan
- Aceite de oliva
- Sal
- Pimienta molida

PREPARACIÓN:
      Empezamos pelando y picando finamente la cebolla, hacemos lo mismo con 2 dientes de ajo, reservando los otros dos  ajos. Seguidamente ponemos un poquito de aceite en una cacerola la llevamos al fuego y añadimos la cebolla, sofriendo a fuego medio, unos 5 minutos aproximadamente, dándole vueltas de vez en cuando. Cuando la tengamos la cebolla pochadita añadimos los 2 ajos picados, dejando pochar 2 o 3 minutos más.


      Mientras tanto lavamos los dos tomates y con ayuda de un rallador los rallamos. A continuación añadimos los dos tomates rallados y dejamos cocinar unos 7 minutos, dándole vueltas de vez en cuando.


      Mientras tanto lavamos las acelgas, las hojas de romero y la de laurel. Seguidamente añadimos a la cacerola el romero, el laurel y la cucharada de pimentón, damos unas vueltas y acto seguido añadimos 1,5 l de caldo.


      Seguidamente cortamos las acelgas que hemos lavado anteriormente y las añadimos a la cacerola, dejando cocer aproximadamente 20 minutos.


      Mientras tanto vamos a preparar unas pellas o bolas. Para ello picamos finamente  los dos ajos que nos quedan y un poquito de perejil fresco. Batimos los dos huevos y le añadimos el picado de ajos y perejil. A continuación mezclamos bien y vamos añadiendo migas de pan, hasta conseguir una mezcla homogénea.


      Seguidamente ponemos abundante aceite en una sartén y la llevamos al fuego. Una vez que tengamos el aceite caliente y con ayuda de una cucharilla, vamos formando, bolas o pellas, con la mezcla de huevo, ajo, perejil y pan, friéndolas por ambos lados en el aceite, según las vamos friendo las vamos depositando, sobre un papel de cocina, para que escurran todo el aceite.


      Cuando nuestras acelgas estén cocidas, añadimos los garbanzos, que tenemos cocidos, dejando cocer todo 6 minutos más. Cuando falten 2 minutos para que este nuestro plato, comprobamos el punto de sal, rectificando si fuera necesario, si vemos que tiene poco caldo le añadimos un poco mas del que tenemos reservado, añadimos nuestras pellas o bolas, dejamos cocer el par de minutos que falta.


      Seguidamente retiramos de fuego y listo para servir y saborear este rico y sencillo plato.


sábado, 17 de noviembre de 2012

Plancha de bizcocho y chocolate

Hoy vamos a preparar una plancha de bizcocho de chocolate con glaseado. Yo le he preparado el glaseado utilizando queso crema, y el resultado ha sido muy bueno. Comentaros que el queso que utilicemos para el glaseado, contra más suave mejor nos quedara. Este tipo de planchas de bizcocho resultan ideales, para celebraciones en las que se requiere un pastel para numerosos comensales.


INGREDIENTES:
      Para el pastel:
- 170 g Mantequilla en pomada (a temperatura ambiente)
- 140 g Azúcar
- 3 Huevos
- 140 g Harina con levadura
- 1 Cucharadita de las de café de levadura (tipo royal)
- 2 cucharadas de leche
- 3 Cucharadas de cacao en polvo sin azúcar
Para el glaseado:
- 400 g Queso crema
- 200 g Azúcar glass
- 3 Cucharadas cacao en polvo sin azúcar
- 1 Cucharada de leche

PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es encender el horno a 180º por arriba y por abajo, para que se vaya precalentando. Seguidamente engrasamos un molde de unos 22 cm aproximadamente, con un poquito de mantequilla, espolvoreándole un poquito de harina por las paredes y forrando la base con papel sulfurizado, o de hornear.


      Seguidamente ponemos en un bol los 170 g de mantequilla a temperatura ambiente y los 140 g de azúcar, mezclando o batiendo bien, hasta que tengamos una mezcla cremosa y blanquee. A continuación vamos añadiendo los huevos uno a uno sin dejar de mezclar.


      Seguidamente mezclamos los 140 g de harina con levadura, con las tres cucharadas de cacao y la cucharadita de levadura. Tamizamos la mezcla con ayuda de un colador, sobre la crema de mantequilla, huevos y azúcar que hemos hecho anteriormente, mezclando todo muy bien. Incorporamos las 2 cucharadas de leche sin dejar de remover.


      Una vez que tengamos todo bien mezclado, vertemos la mezcla en el molde que tenemos engrasado, alisando la superficie con el reverso de una cuchara.


      Metemos en el horno que ya estará precalentado a 180º, durante aproximadamente 35 minutos, dependiendo de cada horno, de todas formas estamos un poquito pendientes y cuando veamos que ha subido y esta un poco doradito, pinchamos con una aguja de punto, o la punta de un cuchillo y si esta sale limpia, tendremos nuestro bizcocho listo. (Una cosa que tendremos que tener en cuenta, tanto para bizcochos, magdalenas, etc. es no abrir el horno nunca antes de 20 minutos, pues se nos bajara). Pasado este tiempo y una vez que tengamos nuestro bizcocho cocido, sacamos del horno dejándolo enfriar, unos 10 minutos aproximadamente en el molde. Seguidamente desmoldamos y dejamos enfriar por completo.


      Mientras tanto vamos a preparar nuestro glaseado, para ello ponemos en un bol, los 400 g de queso crema, los 200 g de azúcar glass, las 3 cucharadas de cacao y la cucharada de leche. Batimos todo muy bien hasta conseguir una crema suave y homogénea.


Una vez que tengamos el bizcocho frio, untamos por toda la superficie y las paredes el glaseado.


 Seguidamente decoramos a gusto de cada uno, yo he utilizado unas virutas de chocolate y un poquito de chocolate fundido.


martes, 13 de noviembre de 2012

Níscalos con chorizo al vino tinto

Hoy vamos  a preparar unos níscalos que me ha regalado Míguela, a la cual le estoy muy agradecido, sintiendo mucho que no los haya probado. Si disponéis de níscalos yo recomiendo que preparéis esta receta, garantizando que os sorprenderá su resultado. El níscalo, de nombre científico Lactarius deliciosus, es un hongo basidiomiceto comestible, de la familia Russulaceae. Es muy común en España y crece en pinares y bosques mixtos. Su seta, o cuerpo fructífero, aflora en otoño, y es muy apreciada en gastronomía.


INGREDIENTES:
      - 600 g Níscalos
      - 4 Ajos
      - 125 g Chorizo
      - 200 ml Vino tinto de Rioja (un vaso)
      - 1 Cucharadita de harina (de las de café)
      - Aceite de oliva
      - Sal
      - 1 Guindilla de cayena
      - Una pizca de tomillo


PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es lavar muy bien los níscalos, para quitarles los resto de vegetales y la tierra que pudieran tener (Esta operación la tenemos que hacer con cuidado, para evitar dañarlos). Seguidamente dejamos escurrir y si es necesario los secamos un poquito con papel de cocina, y los partimos en trozos.


      Seguidamente pelamos y picamos en laminas los ajos, ponemos un poquito de aceite en una sartén la llevamos al fuego y añadimos los ajos, la cayena y sofreímos un poquito, sin que se nos quemen, para que no nos amarguen.


      Una vez dorados añadimos el chorizo que previamente hemos partido en rodajas, le damos unas vueltas junto a los ajos.


      Seguidamente añadimos los níscalos y los sofreímos un poco, hasta que hayan perdido el agua.


      A continuación añadimos la cucharadita de harina damos unas vueltas y añadimos el vaso de vino de rioja, damos unas vueltas, salamos un poco al gusto de cada uno, añadimos la pizca de tomillo y cocinamos a fuego medio, dándole vueltas de vez en cuando, hasta que se reduzca la salsa un poquito.


      Con esto tenemos listos nuestros níscalos para disfrutar de su extraordinario sabor.


¡Tomarlos con un buen vino y un pedazo de pan...........................................................!