LANGUAJE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

jueves, 31 de marzo de 2011

Alcachofas sobre cama de verduras y bacalao

Ahora es la  temporada de la alcachofa, por lo cual tenemos que aprovechar y, disfrutar de este vegetal y, de todas sus propiedades. Se trata de una planta oriunda del norte de África, lo que explica que su cultivo esté muy localizado en países de la cuenca mediterránea como Italia, España (los mayores productores), Francia o países del Norte de África, donde se concentra el 80% de la producción mundial.




INGREDIENTES para 4 personas:
      - 1 k. y ½  Alcachofas
- 200 g Bacalao desmigado
- 1 Cebolla
- 2 Ajos
- 1 Pimiento verde pequeño
- 1 Pimiento rojo pequeño
- 2 Tomates rojos
- Aceite de oliva
- Sal
- Pimienta negra molida
- 2 Cucharadas vinagre de modela
- 1 Cucharada miel



PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es limpiar las alcachofas, para ello lo primero que hay que hacer es quitar las hojas que estén verdes y, a continuación, pelarlas bien despuntándolas. También es aconsejable dejar el tallo de la alcachofa porque es tierno. A continuación, se introducen en un bol con agua fría, una pizca de sal y un chorrito de limón. De este modo evitamos que se oxiden mientras las limpiamos.


      Seguidamente ponemos al fuego abundante agua en una cacerola, cuando rompa a hervir añadimos las alcachofas y un poquito de sal. Dejamos hervir aproximadamente 15 o 20 minutos, hasta que veamos que están tiernas, si podemos les ponemos algo de peso encima, para que al cocer no floten y estén sumergidas, para evitar que se pongan oscuras. Yo he puesto un bol y alguna de las hojas desechables.


      Mientras tanto en una sartén ponemos un chorrito de aceite de oliva,  llevamos al fuego, añadiendo el ajo pelado y partido en laminas, cuando se dore un poquitin añadimos la cebolla, el pimiento verde y el pimiento rojo, dejando sofreír todo a fuego medio.


      Mientras tanto vamos rallando los 2 tomates y desmigando el bacalao (que previamente hemos tenido en agua para desalarlo). Una vez que tenemos las verduras pochadas añadimos a la sartén el tomate y, una pizca de azúcar, para evitar la acidez, damos unas vueltas dejando sofreír todo.


      Seguidamente añadimos el pimentón, mezclamos con las verduras y añadimos el bacalao, salpimentamos con cuidado, por si el bacalao tiene algo de sal. Dejamos un poco al fuego solo lo suficiente, para que el bacalao tome un poquito de color y, se mezcle con las verduras, unos 3 o 4 minutos, retirando a continuación del fuego.


      En este tiempo que hemos empleado para pochar nuestras verduras, se nos habrán cocido  las alcachofas, así que las retiramos del fuego dejándolas escurrir. Mientras tanto ponemos en un bol, 2 cucharadas de vinagre de modena y una de miel, mezclándolo muy bien.


      Bueno con esto solo nos queda emplatar, para ello hacemos una cama con las verduras y el bacalao, colocando encima nuestras alcachofas, regándolas por encima con la mezcla de modela y miel.

También le vienen bien unas gambas al sofrito, incorporandolas al mismo tiempo que el bacalao.

Boquerones adobados

El pescado en adobo es un plato típico de Cádiz y ciudades cercanas, denominado pescado adobado o adobao. Yo he adobado unos boquerones, pero el cazón adobado esta espectacular. El único pero que tiene esta receta, es el tiempo que tenemos que esperar para degustarlo. Si lo comemos fuera de casa, tenemos que comerlo en un sitio de confianza, pues muchos bares lo utilizan, para enmascarar el mal estado del pescado.


INGREDIENTES Para 4 personas:
- 1 k. Boquerones
- 5 Ajos
- 4 Cucharaditas de orégano (de las de café)
- 1/2 Cucharadita de comino molido (de las de café)
- 4 Cucharaditas de pimentón dulce (de las de café)
- 1 Vaso de vinagre de vino blanco (200 ml)
- ½ Vaso de agua
- Sal
- 2 Ajos para freír
- Aceite de oliva (para freír los boquerones)
- Harina para rebozarlos (si es harina de rebozar pescado mucho mejor)


PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es limpiar los boquerones, retirándoles la cabeza y las vísceras (esto también no lo puede hacer nuestro pescadero). Seguidamente los lavamos bien poniéndolos bajo el grifo de agua fría. Seguidamente los ponemos en un taper o bandeja profunda. A continuación en un mortero, preparamos un majado con los dientes de ajo, el orégano, el comino, el pimentón y una pizca de sal.


      Una vez que consigamos una pasta homogénea, mezclamos el machado con el vinagre y el agua, mezclandolo bien y se lo añadimos a los boquerones.


      Tapamos el taper con su tapadera o con un poco de film, dejándolo reposar en el frigorífico un mínimo de 6 horas. Transcurrido ese tiempo, escurrimos los boquerones.


      Seguidamente los pasamos por harina.


      Cuando los tengamos pasados por harina los vamos friendo en abundante aceite de oliva, añadiéndole los dos ajos, enteros con un pequeño corte.


      Según los vamos friendo los depositamos en papel de cocina, para que escurran el exceso de aceite y con esto listos para comer.

Si nos gusta con un poquito sabor a picante, ponemos en la sartén al freírlos, una guindilla de cayena.



martes, 29 de marzo de 2011

Negritos

 Yo les he llamado negritos pero en realidad es un merengue Italiano cubierto de chocolate, que nos dará mucho juego, suele gustar mucho a los niñ@s. Receta muy fácil de preparar, que nos sirve para aprovechar esas claras que se nos quedan bailando, sin saber que hacer con ellas.



INGREDIENTES Para unos 15 negritos:
- 15 Galletas tipo maría
- 5 Claras
- 240 g Azúcar
- 100 ml Agua
- 200 Chocolate de cobertura
- 25 ml Aceite de girasol
- Pizca de sal
- 2 Cucharadas azúcar glas

PREPARACIÓN:
      Para preparar el merengue (italiano) lo primero que hacemos es poner en un cazo o cacerola pequeña, pero de abertura amplia el azúcar y el agua.


      Lo ponemos a fuego medio, dejándolo hasta que el azúcar se funda. Tiene que formarse un almíbar espeso. Una manera de conocer si el almíbar esta en su punto, es introducir las puntas de un tenedor, y levantarlo sin revolver, cuando el almíbar termina de caer las ultimas gotas deben quedar adheridas sin caer.


      Mientras tanto vamos montando las claras, para ello las ponemos en un bol con una pizca de sal, batiendo con unas varillas hasta que las claras estén firmes, que cuando levantemos las varillas se queden como conos o picos. Yo las he montado a mano y no hay que parar de mezclar y cansa, pero las podemos montar con  una batidora que tenga varillas.


      Cuando tenemos el almíbar en su punto, retiramos del fuego y lo vamos añadiendo poco a poco en forma de hilo sobre los bordes del bol, donde estamos batiendo las claras seguimos batiendo hasta incorporar todo el almíbar y quede todo el merengue bien firme.


      Añadimos el azúcar glas y seguimos mezclando todo hasta que se enfrié, el azúcar glas es para que cuando horneemos nos quede una corteza por fuera y blandito por dentro. Seguidamente si disponemos de manga pastelera, la llenamos con el merengue  y vamos depositando merengue en cada galleta , si no disponemos de manga podemos utilizar una bolsa de congelados, haciéndole un pequeño agujero en una esquina, o incluso con una cuchara haciendo una pequeña montañita.


       Seguidamente los metemos en el horno que tenemos previamente precalentado a 60º, si es de aire caliente mucho mejor, porque solo es para secarlos. Estarán cuando veamos que forman una corteza por fuera, en ese momento los sacamos del horno. A continuación ponemos en un bol el chocolate en trozos.


      Lo introducimos en el microondas  vigilando mucho que no se nos queme , sacándolo cada 15 o 20 segundos dándole unas vueltas, también lo podemos derretir al baño maría, le añadimos el aceite y mezclamos (este se le añade para que quede mas liquido y la capa de chocolate sea mas fina.


      Seguidamente vamos bañando los merengues con ayuda de una brocha, cubriendo todo de chocolate, podemos poner una rejilla por si escurre algo de chocolate.


      Dejamos que enfrié el chocolate para que se endurezca y listos para saborear.


lunes, 28 de marzo de 2011

Tartaletas de espinacas

Receta fácil con ingredientes que no nos costara ningún trabajo encontrar, en cualquier tienda o grandes superficies, siendo a su vez un plato económico, nutritivo y beneficioso para el organismo.



INGREDIENTES Para 8 tartaletas:
- 600 g espinacas (pueden ser congeladas)
- 4 Huevos
- 8 Obleas (de las empanadillas tamaño grande)
- Puñadito de piñones
- 1 Ajo
- 3 Cucharadas de aceite de oliva
- Sal
- Pimienta
- Chorrito de nata


PREPARACIÓN:
      Empezamos lavando las espinacas y las dejamos escurrir. Mientras tanto ponemos las obleas en unos moldes que nos sirvan para el horno.


     Les ponemos algo de peso para que no suban (yo he utilizado otro molde), pero podemos ponerles unos garbanzos, judias, etc.


      Las metemos en el horno que tenemos previamente precalentado a 180º, unos 10 o 15 minutos hasta que veamos que se doran un poquito.


      Seguidamente ponemos en el fuego una cacerola con el aceite, añadimos el ajo picado junto con los piñones, pochamos un poquito sin que se queme e incorporamos las espinacas, parecerá que no entran en la cacerola, pero veremos que enseguida disminuyen su tamaño, salpimentamos y dejamos reogar todo un poco.


      Seguidamente batimos los huevos añadiéndoles un chorrito de nata, incorporamos las espinacas una vez reogadas, mezclándolas con el huevo.


      Cuando lo tengamos mezclado llenamos con la mezcla las tartaletas.


      Seguidamente las metemos en el horno a 180º aproximadamente 20 minutos, hasta que veamos que esta cuajado pasado este tiempo retiramos del horno y listas para comer. Si nos gusta podemos espolvorear por encima un poquito queso rayado y gratinarlo.

Si utilizamos espinacas congeladas seguimos las indicaciones del embase para descongelarlas.

 

Tiramisú

El tiramisú (del italiano tiramisù) es un postre frío de cuchara que se monta en capas. No existe una receta única de elaboración, sino variantes a partir de una serie de ingredientes base que pueden ser representados por distintos productos. Siendo un postre muy rico y aunque parece una receta complicada, deciros que no lo es.



INGREDIENTES:
- 5 Yemas de huevo
- 60 g Azúcar glas
- ½ Cucharada de esencia de vainilla
- 500 g Queso mascarpone (o en su lugar 200 g queso de untar mas 200 g de nata montada)
- 1 Taza de café expreso (150 ml)
- ½ Taza de licor de café
- Bizcochos de soletilla (un paquete)
- 1 Cucharada de cacao en polvo


PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es poner una cacerola al fuego con agua y dejamos que se vaya calentando. Mientras tanto vamos mezclando en un bol, las yemas con el azúcar y la esencia de vainilla.


      Cuando lo tenemos bien batido ponemos el bol encima de la cacerola con agua, que teníamos en el fuego  y seguimos batiendo al baño maría.


      Si vemos que el agua hierve, la retiramos del fuego y seguimos batiendo hasta conseguir, una crema blanquecina y un poco compacta. Una vez que tenemos la crema la trasladamos a otro bol que no este caliente, agregando el queso mascarpone, removiendo con una espátula de plástico.


      Removemos con suavidad, envolviendo todo para evitar que se baje la mezcla y quede homogénea.


      A continuación mezclamos el café con el licor, disponemos los bizcochos en una fuente y regamos con la mezcla de café y licor. Dejarlos unos minutos en remojo para que queden esponjosos.


      Seguidamente en una fuente  ponemos una capa de bizcochos, cubriéndola con una capa de la crema de mascarpone y  yemas.


      Seguimos con otra de bizcochos y otra de crema, así hasta terminar con la crema.


      Tapamos con un film de plástico y dejamos enfriar en el frigorífico entre 4 o 5 horas.


      Antes de servir quitamos el film y espolvoreamos el cacao en polvo, con ayuda de un colador.


      Solo nos queda partir en porciones con ayuda de una espátula y servir.

Si no nos gusta el alcohol podemos suprimirlo y poner un poco mas de café. También podemos poner otro licor que no sea de café (ron negrita, whisky, coñac, etc.


 

domingo, 27 de marzo de 2011

Lasaña de calabacín jamón y queso

Esta es una receta de lasaña muy rica y se la tenemos que agradecer a nuestra amiga Paquita, que ha tenido la gentileza de enviármela para compartirla con todos vosotros  y podamos disfrutar todos de ella. Yo le he hecho un pequeño cambio, el tomate y la bechamel pero manteniendo la base de la receta original. “Muchas gracias Paquita”.



INGREDIENTES para 4 personas:
- 3 Calabacines
- Jamón york  (unos 250 g en lonchas)
- Queso en lonchas (unos 250 g)
- 200 g Tomate frito
- ½ Cebolla
- 5 Cucharadas aceite de oliva
- 300 ml Leche
- 1 Cucharada de harina
- Sal
- Pimienta
- Queso rayado para gratinar (4 quesos)
- Pizca de nuez moscada


PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es lavar los calabacines, los pelamos pero sin quitarles toda la piel, seguidamente los partimos en láminas alargadas de unos 3 o 4 mm de grosor y salpimentamos.


       A continuación  en una bandeja que nos sirva para el horno  extendemos el tomate frito, encima de este ponemos una capa de láminas de calabacín.


      Vamos intercalando capas de  jamón york  y queso entre el calabacín.


       De modo que la serie sea: calabacín, queso, jamón, calabacin, etc. hasta que se acaben los ingredientes, terminando en calabacín.


      Seguidamente metemos la fuente en el horno, que tenemos previamente precalentado a 180º, lo dejamos cocer unos 40 minutos. Mientras tanto vamos haciendo la bechamel, para ello ponemos en una sartén aceite, añadiendo la cebolla  picada finamente y pochamos a fuego lento. Cuando la tenemos pochada añadimos la harina, mezclamos y freímos un poquito pero sin que se queme.


      Vertemos encima la leche, ponemos la pizca de nuez moscada salpimentamos y vamos cocinando sin parar de dar vueltas, con una cuchara de madera (no tienen que quedar grumos) hasta que espesa un poquito. Tener en cuenta que cuando enfría espesa más.


      Cuando haya pasado el tiempo de cocción sacamos la bandeja del horno, cubrimos con la bechamel esparciendo por encima el queso rayado.


      Volvemos a meter en el horno, dejamos gratinar y lista para degustar nuestra rica lasaña. 






 

sábado, 26 de marzo de 2011

Arroz caldoso tierra y mar

El arroz es originario de Oriente, se ha ido extendiendo por todo el mundo hasta llegar a convertirse en un producto de consumo universal. Por su sabor y textura se puede consumir solo o combinarse con una variada gama de productos: carne, pescado, legumbres, verdura, etc. Aquí os dejo esta receta que combina dos productos, verduras y moluscos resultando una mezcla muy agradable.



INGREDIENTES para 4 personas:
-  400 g Arroz
-  250 g Tomates
-  300 g Gambas
-  500 g Almejas
-  500 g Mejillones
-  5 Cucharadas aceite de oliva
-  1 bote pequeño de guisantes (100/ 150 g)
-  1 bote de alcachofas (unos 200 g)
-  1 Cebolla grande
-  1 Ajo
-  1 Cucharada de pimentón
-  1 Hoja de laurel
-  Sal
-  Pimienta
-  Pizca de azúcar
-  Pizca de perejil picado (fresco)


PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es limpiar las almejas y los mejillones, para ello ponemos las almejas en un bol, con un puñadito de sal y las dejamos  un poco mas de ½ hora, para que suelten bien toda la tierra.


      Mientras tanto vamos limpiando los mejillones, lo primero es desechar los que están rotos o abiertos, seguidamente con un cuchillo utilizando la parte que no corta, vamos quitando los crustáceos que vienen pegados, raspamos bien quitándoles también las barbas, lavámos con abundante agua. A continuación aclaramos bien las almejas y las ponemos en una sartén o cazo con un poquito de agua en el fondo. Les añadimos un poquito de sal y tapamos la sartén, dejamos hasta que se abran (4 o 5 minutos).


      Cocemos los mejillones de la misma manera que las almejas.


      A continuación retiramos tanto de las almejas como de los mejillones, la parte de la cáscara que esta vacía, reservando la que contiene el molusco, junto con el caldo de cocerlos. A continuación ponemos el aceite a calentar en una cazuela y, cuando este caliente añadimos la cebolla, que previamente tenemos pelada y picada, dejamos pochar a fuego medio.


      Mientras tanto vamos pelando y picando el ajo  y,  rayando los tomates. Cuando tenemos la cebolla  dorada, añadimos el ajo damos unas vueltas y incorporamos los tomates rayados y una pizca de azúcar para quitarle la acidez, dejando reogar todo unos 10 minutos a fuego bajo.


      Mientras tanto ponemos en un cazo un litro de agua, mas el caldo de cocer los moluscos previamente colado, en total 1,4 litros poco mas o menos, ponemos en el fuego para que se vaya calentando. Cuando tenemos bien rehogado el tomate añadimos la cucharada de pimentón, mezclamos y añadimos las gambas peladas, los mejillones, la hoja de laurel y el arroz, rehogamos todo junto un poquito.


      A continuación vertemos el agua que teniamos calentando, con el caldo de cocer los moluscos salpimentamos, y dejamos cocer 5 minutos a fuego alto. Pasado este tiempo incorporamos los guisantes y las alcachofas, dejando cocer otros 15 minutos, si fuera necesario le añadimos un poquito mas de agua.


      Pasado este tiempo retiramos la cazuela del fuego. Colocamos las almejas por encima espolvoreamos un poquito de perejil y servimos en platos hondos.

Muy fácil y rico.