LANGUAJE

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 28 de febrero de 2011

Quesada

La quesada es un postre de suave textura, ligero, no empalagoso y muy sencillo de hacer; Aunque su nombre sea quesada es engañoso pues no lleva queso. Es uno de los postres mas emblemáticos de la repostería Cántabra, por lo cual os animo a que la preparéis para degustar su delicioso sabor.


INGREDIENTES:
      - 1/2 Litro de leche entera
      - 1 Palo de canela
      - Cáscara de un limón
      - 1 Yogur natural
      - 2 Huevos
      - 250 gr. Azúcar
      - 150 gr. Harina
      - 100 gr. Mantequilla

PREPARACIÓN:
      Empezamos  poniendo en un cazo la leche, la cáscara de limón y el palo de canela, lo ponemos al fuego y dejamos hervir.


      Cuando haya hervido retiramos el palo de canela, la cáscara de limón  y colamos, seguidamente le añadimos el yogur natural, mezclando hasta que se deshaga. Mientras  se hace lo anterior, en un bol batimos los dos huevos con los 250 gr. de azúcar, cuando lo tengamos bien batido añadimos la harina poco a poco.


Seguimos batiendo hasta que este todo bien mezclado. Seguidamente añadimos la leche con el yogur  y batimos todo (si parece como que esta cortado no importa). A continuación ponemos en el molde que vayamos a utilizar para la tarta, la mantequilla y la introducimos en el horno que tenemos previamente precalentado a 180º.


Dejamos derretir y cuando este se pasa por todo el molde, y el resto se vierte en el bol con todos los ingredientes.


      Mezclamos bien y vertemos todo en el molde, introducimos en el horno a 180º y dejamos cocer aproximadamente 60 minutos.


      Tener en cuenta de que el tiempo es orientativo, por que  todos los hornos no calientan igual, de todas formas tiene que coger un color dorado, y podemos  pinchar con una aguja de punto hasta que esta salga limpia. Veremos que sube pero no os preocupéis cuando se enfría baja.

      Una vez cocida dejamos enfriar y emplatamos.

¡Viva Cantabria!

 

Paté de roquefort

Aquí os dejo esta receta fácil para cuando tengamos que preparar unos canapés, o simplemente para untar en bochadillos. Se llama paté a una masa homogénea y cremosa untable.


INGREDIENTES:
      - 200 ml. Nata liquida
      - 100 gr. Roquefort o queso azúl

PREPARACÓN:
      En un cazo vertemos la nata liquida y el queso troceado.


      Ponemos  a fuego lento, moviendo sin cesar, hasta que quede totalmente el roquefort desecho, una vez liquido y formado una mezcla homogénea, se mantiene en el fuego hasta que espese un poquito, con cuidado de que no se nos queme, tener en cuenta de que cuando enfrié espesa mas. Verter el contenido en un bol o tarro, dejar enfriar y listo.

Podemos hacer canapés, untar en bocadillos etc.


domingo, 27 de febrero de 2011

Hummus (paté de garbanzos)

Esta es una receta muy sencilla, es una especie de crema o pasta de garbanzos mezclado con otros ingredientes. El hummus es ideal para comer con pan de pita, pan tostado o vegetales  crudos como zanahorias, ramas de apio o pimientos rojos cortados en juliana (crujientes).


INGREDIENTES:
      -400 gr. Garbanzos (un bote cocidos)
      - 2 Ajos
      - 6 Cucharadas de aceite de oliva
      - El zumo de un limón
      - 1 Cucharada de tahin (sésamo)
      - Pizca de cominos molido (al gusto)
      - Sal
      - Pimienta blanca molida

PREPARACIÓN:
      Primeramente lavamos los garbanzos y dejamos escurrir bien. Seguidamente en el vaso de la batidora o en un bol ponemos todos los ingredientes.


      Trituramos todo muy bien, hasta con seguir una textura cremosa, para que no quede excesivamente espeso, le podemos echar un poquito de agua, pero sin olvidar de que tiene que quedar bastante espesito, mas que una crema.

Al servir se puede adornar con un poco de pimentón dulce (o picante), perejil, semillas de sésamo y un chorrito de aceite de oliva.


Acelgas cremosas a los cuatro quesos

Esta receta es una manera de comer verdura muy sabrosa y sana, que suele gustar a todo el mudo. La acelga es una verdura muy apreciada ya que aporta vitaminas, fibra, ácido fólico y sales minerales con un alto contenido de agua (48%). Las hojas exteriores, que suelen ser las más verdes, son las que contienen mayor cantidad de vitaminas y carotenos.


INGREDIENTES:
      - 1 Kg. Acelgas
      - 1 Cebolla
      - 1 Vaso de leche
      - 3 Cucharadas de mantequilla
      - 1 Cucharada de harina
      - 3 Cucharadas queso rallado (4 quesos)
      - Sal
      - Pimienta blanca molida

PREPARACIÓN:
      Primeramente lavamos las acelgas con agua fría, una vez lavadas  separamos las hojas de las pencas (las pencas es la parte del tallo de la hoja de la acelga), estas las podemos guardar para, empanar, un guiso etc.  Picamos las hojas de las acelgas y cocemos en abundante agua hirviendo durante 5 minutos, una vez cocidas dejamos escurrir bien y reservamos. Seguidamente pelamos y picamos la cebolla finamente, ponemos 2 cucharadas de mantequilla en una sartén y pochamos la cebolla hasta que este transparente, añadimos la harina, damos unas vuelta  e incorporamos la leche, la sal y la pimienta, dejamos cocer unos 5 minutos sin parar de remover.


 
      Seguidamente añadimos las hojas de acelgas que teníamos escurriendo.


      El queso, salpimentamos si fuera necesario, mezclamos y reogamos 2 minutos.


     
      A continuación vertemos todo en una fuente o cazuela que sirva para el horno, ponemos los piñones por encima, la mantequilla restante.


Solo nos queda meter en el horno y gratinar suavemente un poquito. Sacamos del horno con cuidado de no quemarnos y listas para comer.

Buen provecho.




jueves, 24 de febrero de 2011

Espaguetis con salsa de mostaza

Esta receta de espaguetis es rápida  de preparar que nos puede socorrer si tenemos niñ@s en casa y andamos mal de tiempo, pues en poco más de 10 minutos la tenemos lista. Los espaguetis son un tipo de pasta con forma de cuerdas largas y delgadas, si bien es un típico plato de la comida italiana, cuenta la tradición que fueron introducidos en Italia por Marco Polo a su regreso de China.


INGREDIENTES para 4 personas:
      - 400 gr. Espaguetis
      - 200 gr. Tomate frito
      - 250 ml. Nata liquída
      - 2 o 3 Cucharadas de mostaza
      - 1 Cebolla
      - 1 Ajo
      - sal
      - Pimienta molida
      - Aceite de oliva
      - Un poquito de orégano
      - Perejil picado
      -1 hoja de laurel

PREPARACIÓN:
      Lo primero que hacemos es cocer los espaguetis, para ello ponemos en una cacerola abundante agua,  una hoja de laurel, sal y un chorrito de aceite.


      Dejamos cocer hasta que estén al denté, suele ser de 7 a 8 minutos. De todas formas en el embase suele venir el tiempo de cocción. Mientras  tanto vamos preparando nuestra salsa, para ello ponemos en una sartén la cebolla y el ajo muy picado y freímos a fuego lento.


      Cuando lo tengamos pochado añadimos el tomate frito, la nata, la mostaza, y el orégano, salpimentamos al gusto, damos unas vueltas y dejamos reducir todo a fuego lento 3 o 4 minutos.


      Mientras hacemos esto nuestros espaguetis están cocidos, los escurrimos bien emplatamos, y vertemos  un poco de salsa por encima, seguidamente espolvoreamos un poco de perejil picado y listo para llevar a la mesa.

Lo dicho en un abrir y cerrar de ojos, (buen provecho)
  

miércoles, 23 de febrero de 2011

Brazo de gitano de nata

Esta receta no la manda nuestra  amiga Ani, a la cual le estoy muy agradecido por enviarla y compartirla con todos nosotros, esperamos que siga colaborando, GRACIAS ANI. Lo único que yo he hecho ha sido cambiar las cantidades de los ingredientes, y la forma de preparación añadiéndole al bizcocho un toque de licor. Con este postre sorprenderéis a vuestros invitados.

INGREDIENTES:
para el bizcocho:
      - 3 Huevos
      - 100 gr. Harina
      - 100 gr. Azúcar
      - Una pizca de sal
para el relleno:
      - 1 Copita de ron negrita (o cualquier licor que nos guste, coñac, anis etc.)
      - 1 Cucharada de azúcar
      - 500 ml. Nata para montar
      - 100 gr. Azúcar
      - Azúcar glas para adornar

PREPARACIÓN:
      Empezamos la receta separando las yemas de las claras, con unas varillas, batimos las yemas con la mitad de  azúcar (50 gr.), hasta conseguir una crema blanquecina.


      Seguidamente montamos las claras, poniéndoles una pizca de sal, cuando estén semi montadas  añadimos  el resto del azúcar (50 gr.), siguiendo montando hasta que estén a punto de nieve.


      Mezclamos las yemas y las claras con mucho cuidado y de forma envolvente.


      Con la ayuda de un tamiz (colador fino), vamos añadiendo la harina poco a poco, siguiendo mezclando como hemos indicado anterior mente, mezclándolo de esta forma conseguimos que nuestra masa de bizcocho quede esponjosa.


      En una bandeja de horno ponemos papel sulfurizado, si la bandeja de nuestro horno es muy grande, le damos forma al papel dejándolo con unas medidas de 30 x 35, dejando los bordes un poquito altos, para que no se nos salga la masa, untamos el papel con un poquito de mantequilla derretida, para evitar que se pegue el bizcocho.


      Seguidamente vertemos la masa, extendemos un poco, a continuación la metemos en el horno, que tenemos previamente precalentado a 170º, dejamos cocinar unos 15 minutos, pero con mucho cuidado de que no se nos haga mucho.


      Mientras tanto podemos ir montando nuestra nata (tiene que estar fría), para ello la ponemos en un bol y empezamos a batir con las varillas, cuando vaya a estar casi montada añadimos el azúcar, terminando de montar, reservamos en el frigorífico.


      Cuando nuestro bizcocho esta cocinado, lo ponemos sobre un paño húmedo.


      Despegamos con cuidado el papel de horno y enrollamos en el paño, dejándolo hasta que se enfrié.


      Mientras tanto ponemos en un cazito una copita de ron negrita (u otro licor que nos guste), una cucharada de azúcar, poniéndolo al fuego para hacer un almíbar.


      Seguidamente desenrollamos el bizcocho, untamos con ayuda de una brocha el almíbar por todo el, repartimos la nata que tenemos en el frigorífico.


      Enrollamos con cuidado.


      Con esto solo nos queda decorar con un poco de azúcar glas, virutas de chocolate o lo que más nos guste y emplatar ESTA DELICIOSO.


Yo lo he rellenado de nata pero se puede rellenar de cualquier cosa que nos guste, crema, chocolate, etc…(No metas el dedo)

Bernjenas rellenas al microondas

Esta receta es fácil de preparar y sin necesidad de disponer de horno, suelen quedar muy jugosas y ricas, siendo una forma de que los niñ@s coman verdura.  Las berenjenas  son plantas procedentes de la India donde se cultivaron hace mas de 4.000 años, llegando a Europa a través de España, donde la habían llevado los árabes. 


INGREDIENTES para 4 personas:
      - 2 Berenjenas grandes
      - 350 gr. Carne picada
      - 1 Cebolla
      - 1 Ajo
      - Champiñón (1 bote pequeño)
      - 1 Vaso y 1/2 de leche
      - 1 Vaso de vino blanco
      - 1 Cucharada grande de harina
      - Queso para gratinar (cuatro quesos)
      - Aceite de oliva
      - Mantequilla ( 1 cucharadita de las de café)
      - Pizca nuez moscada
      - Sal
      - Pimienta molida

PREPARACÓN:

      Empezamos limpiando nuestras berenjenas, enteras sin partir y secamos con un paño de cocina,  seguidamente partimos por la mitad longitudinalmente, y con ayuda de un cuchillo hacemos unos cortes.


      Metemos en el microondas a máxima potencia durante 6 minutos, pasado este tiempo sacamos dejamos enfriar y vaciamos, dejando la cáscara como molde o recipiente.


Seguidamente picamos la carne de las berenjenas y reservamos.


      A continuación picamos la cebolla y el ajo muy picadito, en una sartén ponemos un poquito de aceite de oliva y pochamos la cebolla, y el ajo a fuego medio, cuando lo tenemos pochado añadimos el champiñón y la carne de la berenjenas que teníamos reservada, seguimos pochando un poquito y  incorporamos la carne picada, salpimentamos al gusto, le vamos dando vueltas para que se haga todo bien, seguidamente añadimos el vino, dejando reducir a fuego suave hasta que se consuma el vino.


      Mientras tanto preparamos una bechamel ligera, para ello ponemos  en un cazo a fuego suave,  un vaso grande de leche con una nuez de mantequilla, mientras se calienta ponemos  medio vaso  de leche fría, una pizca de nuez moscada, sal  y la harina, removemos para deshacer los grumos,  cuando empiece a hervir la leche que tenemos al fuego,  echamos lo que tenemos en el vaso y removemos hasta que conseguimos la textura deseada.


      Ponemos unas cucharadas de la bechamel en la carne para que  ligue rellenamos las berenjenas que hemos vaciado, con nuestra carne que ya tenemos preparada.


      Cubrimos con bechamel y un poquito de queso rallado.


      Ya solo nos queda poner en el microondas para que gratine, siempre y cuando en nuestro microondas se pueda gratinar, el tiempo que tiene que estar depende mocho de cada microondas, pero cuando estén nos daremos cuenta de que el queso se ha fundido. Si nuestro microondas no vale  utilizaremos el horno a 200º.  Con esto  solo nos queda degustar.

Las podemos tener preparadas de un día para otro, y gratinar en el momento que vayamos a consumir.

lunes, 21 de febrero de 2011

Rosquillas

La receta de estas riquísimas y sabrosas rosquillas, se lo tenemos que agradecer a nuestra amiga Aurora, no es la primera vez que colabora con nosotros, y esperamos que siga dándonos recetas tan ricas como esta (GRACIAS AURORA). A simple vista puede  parecer una receta complicada, pero no lo es.


INGREDIENTES salen unas 40 piezas:
      - 3 Huevos
      - Azúcar (un vaso pequeño, unos 40 gr.)
      - Ralladura de un limón
      - Aceite tostado (cascarón y medio)
      - Anis (medio cascarón)
      - 1 Sobre de lavadura
      - Harina ( unos 300 o 400 gr.)
      - Azúcar para espolvorear y hacer el almíbar
      - Cáscara de limón
      - Cáscara de naranja

PREPARACIÓN:
¡¡Están para mojar!!
      Empezamos esta receta echando en un bol o vaso de  batidora los tres huevos (teniendo cuidado con no romper mucho la cáscara de uno de ellos, pues nos servirá de medida para el resto de ingredientes).


      Una vez hecho esto ponemos un cascaron y medio de aceite de oliva en una sartén, incorporamos la cáscara de naranja y freímos un poquito, con esto conseguimos tostar el aceite, retiramos del fuego y dejamos enfriar un poco.


      Seguidamente incorporamos el azúcar en el bol que tenemos los huevos y batimos con la batidora, incorporamos la ralladura de limón,  batimos incorporamos el aceite que hemos tostado (sin la cáscara de naranja)  batimos, incorporamos medio cascarón de anís dulce y seguimos batiendo. Seguidamente vamos incorporando la harina junto con el sobre de levadura, seguimos batiendo.


      Cuando  veamos que no podemos seguir con el brazo de la batidora. En ese momento enharinamos la mesa de trabajo o la encimera bien limpia, ponemos la masa encima terminando de trabajarla con las manos, añadiendo harina hasta que veamos que no se nos pega, pero con cuidado de que no se nos quede demasiado dura la masa.


      Estiramos con un rodillo de cocina o con una botella bien limpia, con ayuda de un molde redondo o dos vasos de diferente diámetro, vamos haciendo nuestras rosquillas, la masa que nos va quedando la volvemos a estirar para hacer mas rosquillas.


      Seguidamente damos 4 o 5 cortes por cada lado a las rosquillas y las ponemos a freír en una sartén con abundante aceite de oliva, a fuego medio que no este muy fuerte, freímos por ambos lados.


      Una vez fritas ponemos en un cazo un poco de agua, azúcar y la cáscara de limón, ponemos al fuego  dejamos reducir. A continuación pasamos las rosquillas por el almíbar que hemos hecho, las vamos dejando en un plato o fuente, cuando hemos pasado todas por el almíbar, las pasamos por azúcar y listas.


      ¡¡Están para mojar!!

Tarta de espinacas y queso

Esta receta la escuche por la radio, me pareció fácil de preparar, barata y muy buena. A parte de que las espinacas poseen muy pocas calorías, por los cual constituyen un alimento muy bueno para quienes siguen dietas de adelgazamiento. Para los que siguen dieta pueden utilizar queso lait. También deciros que con estos ingredientes sale bastante cantidad, si la queremos mas pequeña, solo tenemos que echar la mitad de ingredientes.


INGREDIENTES para 6 personas:
      - 300 gr. Espinacas frescas (una bolsa)
      - 250 gr. Queso de untar o requesón
      - 400 ml. Nata liquida
      - 1 Puerro
      - 4 Huevos
      - 40 gr. Jamón serrano
      - 1 Lamina de hojaldre
      - Aceite de oliva
      - Sal
      - Pimienta

PREPARACIÓN:
      Lo primero que tenemos que hacer,  es untar el molde de la tarta con mantequilla y espolvorear un poquito de harina. Seguidamente ponemos la lamina de hojaldre en el molde, metemos en el horno que tenemos precalentado previamente a 200º durante  6 o 7 minutos (para evitar de que el hojaldre suba ponemos unos garbanzos, alubias o cualquier cosa que tenga un poquito de peso).


      Seguidamente picamos y lavamos bien el puerro, en una cacerola ponemos un chorrito de aceite y sofreímos el puerro.


      A continuación incorporamos las espinacas (yo he utilizado de las que vienen frescas en bolsa, pero podéis utilizar congeladas bien escurridas).


      Reogamos todo y cuando este ponemos en el vaso de la batidora o en un cazo alto, el sofrito de puerro y espinacas, los huevos, la nata, salpimentamos y trituramos todo muy bien, veremos que nos queda una crema verde, seguidamente añadimos el queso y seguimos triturando hasta que este todo bien mezclado. A continuación partimos el jamón en trocitos muy pequeños, lo esparcimos en la masa de hojaldre, reservando un poquito para poner por encima, seguidamente vertemos todos los ingredientes que tenemos triturados, encima del molde con el hojaldre y el jamón que hemos dejado.


      Horneamos a 160º durante aproximadamente 30 minutos, depende del horno, para saber si esta pinchamos con una aguja o la punta de un cuchillo hasta que nos salga limpio.


      Una vez que este solo nos queda sacar del horno esperar que enfrié un poquito, desmoldar y emplatar.

Se puede comer tanto fría como caliente, esta muy buena si la acompañamos de alioli o salsa de roquefort.